La gran mancha solar 1302 apunta hacia la Tierra

Si se produce una llamarada de gran magnitud, la magnetosfera del planeta puede ser golpeada fuertemente. Solo nos queda esperar

La gigantesca mancha solar 1302, causante de las llamaradas solares de la última semana, apuntará hoy jueves hacia la Tierra, según ha alertado la web especializada 'Space Weather'. Los expertos señalan que se trata de una jornada "determinante" ya que, si se produce una llamarada de gran magnitud, la magnetosfera del planeta puede ser duramente golpeada. En ese caso, nuestros sistemas de comunicación y navegación por satélite pueden estar en peligro.
En los últimos días las tormentas solares se han sucedido, registrándose algunas de las eyecciones más grandes (de nivel X) saliendo de la super mancha 1302. Concretamente, de esta mancha nació la tormenta solar del pasado 14 de febrero, de magnitud X2, y las registradas hace dos días, una de ellas fue X1.6.
Ahora, 'Space Weather' no descarta que pueda salir una llamarada del tamaño de la propia mancha, y que sería de nivel X40, es decir, la más grande detectada en el actual ciclo solar. Esta teoría se basa en los antecedentes. Así, los expertos han indicado que manchas del tamaño de la 1302 son las que han causado llamaradas de estas magnitudes en el pasado.

A la espera

Ante esta situación, científicos de la NASA y de la Agencia Espacial Europea (ESA) seguirán con detenimiento la trayectoria de la mancha. En el caso de que este jueves no se produzca ninguna eyección la mancha seguirá rotando y apuntará en otra dirección, de manera que ya no chocará directamente con la Tierra. "Sólo se puede esperar" han apuntado los expertos a la web.
La 1302 es una mancha gigante que mide más de 150.000 kilómetros de punta a punta, tan grande que se puede ver con un telescopio de aficionado desde tierra al amanecer o al atardecer. Por supuesto, jamás debe mirarse al Sol sin los equipos adecuados.
El martes pasado, la mancha masiva produjo la última llamarada, originada por el efecto indirecto de las sucesivas eyecciones de masa coronal del Sol de los pasados días. Esta eyección llegó a penetrar la magnetosfera y la atmósfera con efectos geomagnéticos en la localidad noruega de Lofoten, según ha informado el Goddard Space Weather Lab de la NASA.

Arqueólogos hallan los restos de una 'bruja' de 800 años de antigüedad en un yacimiento en Italia

Un grupo de arqueólogos descubrió en Piombino cerca de Lucca, en la céntrica región italiana de Toscana, el esqueleto de una supuesta bruja de 800 años que había sido enterrado con siete clavos en su mandíbula.
Los restos de la mujer se encontraban sin sudario, ni urna. Más clavos se hallaron a su alrededor, muy probablemente porque fueron incrustados en su ropa.

Los investigadores señalan que la presencia de los remaches tendría que ver con la creencia de que impedirían que la mujer pudiera resucitar.
Citado por el diario británico The Daily Mail, el arqueólogo Alfonso Forgione de la Universidad de L'Aquila, quien encabeza el equipo de investigación, señaló que "es un descubrimiento muy inusual y, al mismo tiempo, fascinante. Nunca he visto algo igual. Estoy convencido por los clavos en la mandibula y alrededor del esqueleto de que la mujer era una bruja".

Ritual de "exorcismo"
Los restos de otra mujer fue encontrado cerca del lugar, rodeado de 17 dados. El número 17 es de mala suerte en Italia y en la edad Media, se le prohibía a las mujeres jugar dados.
Los arqueólogos consideran que los entierros de las mujeres podrían haber estado conectados con algún tipo de ritual de exorcismo.

Sin embargo, dado que el lugar del hallazgo es una iglesia abandonada de 800 años persiste la interrogante sobre el motivo por el cual las supuestas brujas fueron enterradas allí.
"La única posible explicación es que quizas ambas mujeres provenían de familias influyentes y no pertenecían a la clase campesina y por sus clases y conexiones fueron enterradas en suelo consagrado", añadió Forgione. Vampiresa
No es la primera vez que se encuentran restos de la época medieval en Italia asociados a creencia sobrenaturales.
Hace dos años el antropólogo y arqueólogo forense Matteo Borrini descubrió los restos de una mujer del siglo XVI con un ladrillo en la boca, en lo que ha sido relacionado con el origen de las leyendas de los vampiros.
El hallazgo fue hecho en la isla de Lazaretto Nuovo en la Laguna de Venecia que data de la época en la que la peste bubónica afectó la ciudad.

Borrini indicó entonces a BBC Mundo que existía la creencia según la cual los cadáveres que presentaran señales de que el muerto se estaba comiendo el sudario con el que había sido inhumado deberían ser tratados como vampiros.
"Sabemos de Phillip Rohr y otros autores que la gente realmente hacía esas cosas (enterrar muertos con ladrillos en la boca) en época de pestes porque pensaban haber encontrado cadáveres con características de vampiros", indicó Borrini.

Vía: http://www.historiayarqueologia.com/

Descubren nuevo dinosaurio de la familia del Velociraptor

Los científicos observan daños en la garra de un nuevo raptor hallado en Estados Unidos

Fósiles hallados recientemente en un rico yacimiento de Utah (EE UU) han permitido identificar un nuevo dinosaurio del mismo grupo del velocirráptor que habitaba el continente de Laramidia (ahora el oeste de América del Norte) en el Cretácico Tardío. El ejemplar hallado muestra una herida antigua en el talón, donde estos dinosaurios tienen una garra que les da la imagen de agresividad por la que son conocidos.

En la pata izquierda del esqueleto hallado los científicos observaron una deformación que pensaron que derivaba de una antigua fractura o mordisco. Para confirmarlo realizaron un estudio con un escáner médico y vieron que el daño se limitaba al dedo del pie que tiene la garra, que sufrió después una infección. Sin embargo, el animal sobrevivió un largo periodo después de la herida. "Se ha pensado que los dinosaurios raptores utilizaban el talón del pie para luchar con miembros de su misma especie o defenderse de ataques", indica Lindsay Zanno, que ha dirigido la investigación, cuyos resultados se publican en Plos One. "Nuestra interpretación apoya la idea de que estos animales utilizaban esa parte de la anatomía de forma arriesgada".
Talos sampsoni es el nombre de este terópodo troóntido. Son dinosaurios con plumas relacionados con las aves actuales, algunos de los cuales pesaban solo 100 gramos. El recién bautizado pesaba unos 38 kilogramos y es el tercer tipo de este grupo hallado en América del Norte. En Asia se han encontrado muchos más, incluidos huevos y embriones, que han servido para confirmar las distintas fases de transición en la evolución de las aves.

El hallazgo se añade a una lista creciente de nuevas especies de dinosaurio, en algunas de las cuales se han conservado tejidos blandos, descubiertas en el extenso parque natural de Escalante, en Utah, creado por el presidente Clinton en 1996, en parte para proteger su patrimonio paleontológico. Los restos ahora estudiados fueron encontrados en 2008 por el estudiante Michael Knell mientras buscaba fósiles de tortugas y van a ser mostrados públicamente en el nuevo Museo de Historia Natural en Salt Lake City.

Vía: http://www.elpais.com/

Los Secretos del Hombre de Hielo

El día 20 de septiembre se cumplió 20 años del descubrimiento en los Alpes italianos de la momia más antigua del mundo. Aseteado a traición, los restos de este cazador de hace 5.000 años todavía guardan algunos secretos.

Ötzi, el «hombre de hielo» que sobrevivió a su destino
AFP
Recreación de Ötzi
Sabemos muchas cosas sobre él, aunque vivió hace unos 5.300 años y, como es lógico, jamás pudo escribir su historia. El hielo lo hizo por él. Ötzi era un cazador prehistórico, tal vez también pastor y pescador, que falleció desangrado a una edad estimada de 45 años después de que una flecha atravesara su cuerpo por la espalda, y, de remate, recibiera un fuerte golpetazo en la cabeza. Así se quedó, tendido en el hielo, a 3.210 metros de altitud en el glacial italiano Schnal Valle, en los Alpes orientales, donde fue descubierto por un matrimonio alemán tal día como hoy, 19 de septiembre, hace ahora 20 años. Ötzi es la momia humana más antigua del mundo y ha acaparado la atención de cientos de investigadores. Puede que solo fuera un simple arquero, pero su historia, con un crimen a traición como final, es apasionante.
De Ötzi, como habíamos comenzado estas líneas, sabemos muchas cosas. Incluso que tenía la tripa llena cuando murió (de cabra salvaje). Su aspecto físico fue recreado este mismo año por los hermanos Alfonso y Adrie Kennis, artistas holandeses especializados en paleontología que también han dado forma a los homínidos de Atapuerca. Para su propósito utilizaron tomografías, infrarrojos e imágenes en 3D. Por ellos sabemos que tenía los ojos marrones y hundidos y un rostro delgado surcado de arrugas que le hacía parecer un anciano. Era poca cosa. Pesaba 45 kilos y no superaba el 1,60 de altura.

Tres heridas en su cuerpo

Ötzi, el «hombre de hielo», como se le conoce, fue descubierto por el matrimonio alemán Simon cuando hacía una excursión por la zona. Al principio, pensaron que el cadáver pertenecía a un hombre actual, que había salido a la luz al derretirse el glaciar. La policía italiana también tuvo esa primera impresión -no eran pocos los montañeros que sufrían accidentes-, pero pronto se sucedieron las sorpresas. Los forenses descubrieron que Ötzi había vivido en la Edad de Cobre, hace más de 5.000 años. El hallazgo de la momia se convirtió en un acontecimiento mundial. Era algo sensacional. El proceso de momificación natural había permitido conservar el cuerpo en unas condiciones maravillosas para la investigación científica.
Ötzi, el «hombre de hielo» que sobrevivió a su destino
Archivo
La momia, muy bien conservada
Los científicos que analizaron a la momia encontraron tres heridas en su cuerpo excelentemente conservado: una flecha incrustada en la axila izquierda, un golpe en la espalda propinado con un objeto afilado y un corte en la mano derecha. Estaba vestido con pieles de cabra, botas y de piel de oso y ciervo rellenas de hierba y un gorro de oso. Además, llevaba atada a su cintura una bolsa con yesca y pirita para hacer fuego. Junto a su cadáver apareció un hacha de cobre, flechas y un arco de madera, entre otros enseres. Probablemente huía en el momento en que le llegó la muerte.

Ötzi también ha sido motivo de disputas. Durante años, Austria e Italia pelearon por la momia (había aparecido cerca de la frontera alemana), pero finalmente recibió la «nacionalidad» italiana. En 1998, la momia fue trasladada de Innsbruck a Bolzano, donde reposa en un congelador del Museo Arqueológico, a menos de seis grados Celsius. Aún más tiempo duró el proceso entre Italia y los descubridores alemanes, que pedían algo más que un reconocimiento financiero. La disputa jurídica terminó hace dos años después de que el matrimonio alemán se llevara una recompensa de más de 150.000 euros.
Pero no todo se sabe del hombre de hielo y todavía algunos misterios se ciernen sobre la momia. ¿De quién huía? ¿Quién cometió este crimen primitivo? ¿Tuvo descendientes? ¿Sufría enfermedades que también padece el hombre actual? Los científicos han descifrado el 95% de su ADN y es posible que pronto puedan responder a algunas de estas preguntas.

Evolucionismo frente al Creacionismo en el Reino Unido

  • Richard Dawkins y Sir David Attenborough encabezan un escrito en el que muestran su preocupación por que se llegue a enseñar el creacionismo como una ciencia.
  • El creacionismo sostiene que el hombre y la Tierra fueron creados por Dios en seis días, y niega la Teoría de la Evolución de Darwin .
Un grupo de 30 científicos británicos, entre ellos Richard Dawkins y Sir David Attenborough, ha firmado una petición al gobierno de David Cameron para combatir el creacionismo en las aulas.
El gobierno laborista anterior había publicado una guía para las escuelas que indica que el creacionismo no debería enseñarse a los alumnos, pero ni el último gabinete de Gordon Brown ni el actual gabinete conservador han cimentado la orientación en la ley.

La creencia religiosa de que la humanidad, la vida y la Tierra fueron creados por Dios en seis días, ha encendido la controversia debido a su creciente popularidad.
Queremos poner de relieve la debilidad científica del neodarwinismo
La petición dice que las teorías del creacionismo y el 'diseño inteligente' no son teorías científicas, pero son retratados de esa manera por los "fundamentalistas religiosos" que tratan de que sus opiniones sean promovidas en las escuelas financiadas con fondos públicos.

También reclama la enseñanza de la Teoría de la Evolución, tanto en Primaria cono en Secundaria y en todas las escuelas. La idea popularizada por Charles Darwin afirma que todas las cosas vivientes se desarrollaron a partir de organismos primitivos a través de un proceso de selección natural.
El grupo de científicos firmantes asegura que organizaciones tales como Truht in Science (Verdad en la Ciencia) están alentando a los docentes a incorporar el 'diseño inteligente', una variante del creacionismo, en sus enseñanzas en las escuelas. Para combatir esto, proponen la introducción de una "guía de orientaciones exigibles que impida en centros de enseñanza sostenidos con fondos públicos que se presenten como científicas estas teorías.

Verdad en la Ciencia ha negado las acusaciones. "Queremos poner de relieve la debilidad científica del neodarwinismo y fomentar un enfoque más crítico de la enseñanza de la evolución en las escuelas y universidades", dijo en un comunicado esta organización.
El Gobierno ha dicho que no aceptará ninguna propuesta de academia o escuela privada encaminada a la enseñanza del creacionismo en el currículo científico o como alternativa a las teorías científicas aceptadas.

Vía: http://www.20minutos.es/

Lucha titánica entre un cocodrilo gigante y la serpiente más grande del mundo

Parece una escena sacada de una película de monstruos, pero los paleontólogos creen que ocurrió en los ríos de Colombia hace 60 millones de años

Parece una escena sacada de una película de monstruos de serie B, pero los paleontólogos creen que podría haber ocurrido en los ríos de Colombia hace 60 millones de años. Esta era la tierra de Titanoboa, la serpiente más grande del mundo, una gigantesca criatura de unos trece metros de largo -como un autobús-, y 1,25 toneladas de peso cuyos restos fosilizados aparecieron hace cuatro años en El Cerrejón, una de las mayores minas de carbón a cielo abierto del mundo. Pero este tremendo animal tenía compañía. Y era peligrosa. Investigadores de la Universidad de Florida publican en la revista Palaeontology el descubrimiento en la misma zona de una especie extinta, un pariente de los cocodrilos modernos de unos 6 metros de longitud que podría haber entablado cruentas batallas con Titanoboa. El hallazgo permitirá a los científicos conocer mejor la diversidad biológica en los antiguos ecosistemas de selva tropical.
Este viejo familiar de los cocodrilos, bautizado como Acherontisuchus guajiraensis por el río Acheron de la mitología griega, que es «el río del dolor», ya que vivía en un ancho río que desembocaba en el Caribe, tenía un hocico largo, estrecho y lleno de dientes puntiagudos, lo que indica una especialización en la caza de peces. De hecho, es el primer animal terrestre del Paleoceno, época inmediatamente posterior a la extinción masiva del final del Cretácico -que marca la desaparición de los dinosaurios-, especializado en comer pescado, lo que significa que competía con Titanoboa por la comida, una rivalidad que podría haberles llevado a brutales enfrentamientos. «Con seguridad, los ejemplares más jóvenes corrían riesgos con Titanoboa, pero los más grandes podrían haber sido demasiado para la serpiente», explica Alex Hasting, principal autor del estudio.

Supervivientes de la extinción

La nueva especie es un dirosáurido, comúnmente considerado un reptil del océano, pero los restos de nuevos especímenes adultos desafían las teorías anteriores de que estos animales solo entraban en ambientes de agua dulce como crías antes de volver al mar. Los fósiles demuestran que los dirosáuridos jugaron un importante papel en la zona.
Lo mismo que extinguió a los dinosaurios acabó con la mayoría de los cocodrilos que vivían en la época, pero los dirosáuridos, procedentes originalmente de África hace 75 millones de años y que cruzaron el Atlántico hasta llegar a Sudamérica, fueron uno de los pocos grupos que consiguieron salvarse. Para los investigadores, conocer cómo estos antiguos cocodrilos se desenvolvieron en esas áreas selváticas, donde la temperatura era más alta que la actual, y se arreglaron para sobrevivir a algunas catástrofes en las que otras especies sucumbieron supone encontrar claves que pueden ser importantes en el futuro. «Nos estamos enfrentando a algunos cambios ecológicos graves. Muchos de ellos tienen que ver con el clima. Si queremos entender cómo los seres vivos responderán a los cambios en el clima, tenemos que entender cómo lo hicieron en el pasado», señala el profesor de paleontología Christopher Brochu.

El otro enemigo de Titanoboa

Aparecen nuevas pinturas en Çatalhöyük (Turquía)


Refugio del yacimiento de Çatalhöyük. Fotos: Jason Quinlan

Un par de refugios de la era espacial sobresalen en los campos de remolacha y cebada de la llanura de Konya, y son la primera visión del Proyecto de Investigación Çatalhöyük, donde los arqueólogos están excavando una aldea neolítica de 9.000 años de antigüedad.
Los expertos, armados con escalpelos, raspan con cautela las micro-capas de yeso de una pared espesa excavada el mes pasado, a fin de sacar a la luz lo que el director del proyecto, el arqueólogo británico Ian Hodder (foto a la izquierda), calificó de "muy emocionante" y "particularmente interesante" pintura con rojos intensos y naranjas rojizos, los cuales se piensa están hechos de ocre rojo y cinabrio.

"Estamos quitando muchas, muchas capas de yeso. Tenemos un programa donde un equipo conjunto de conservadores turcos y británicos tratan de sacarlas una por una, por lo que es una labor extremadamente lenta", dijo el Dr. Hodder esta semana por teléfono.

"Me llamaron desde donde ellos estaban trabajando, porque vieron un poco de pintura. El modelo inicialmente no parecía mucho: a menudo encontramos sólo pequeñas motas de pintura o una pared pintada toda de rojo. Pero esta vez, gradualmente, resultó que se trataba de una pintura completa, y la mejor preservada que yo haya visto en Çatalhöyük , con colores maravillosamente frescos, brillantes y con líneas muy ordenadas".


Foto: La pared hallada con pinturas geométricas de color ocre.


El anuncio del descubrimiento se difundió rápidamente a través del equipo internacional en el recinto, a medida que más pintura quedaba expuesta.

"Es, de lejos, la pintura más intrincada y elaborada que hemos encontrado durante las excavaciones desde mediados de los años 90", manifestó el Dr. Hodder. "Hemos estado esperando bastante tiempo para obtener algo así tan elaborado".

Sin embargo, las pinturas de la Edad de Piedra no vienen con etiquetas explicando lo que son.

"Un aspecto interesante de algunas de las pinturas de Çatalhöyük es que son muy enigmáticas y llenas de ambigüedad, muy difíciles de interpretar", advirtió el Dr. Hodder.

"Las dos propuestas principales por las que este nuevo descubrimiento puede aparecer son que el mismo es simplemente un diseño geométrico, cuyo significado no está claro. Otra alternativa es que no es sólo un diseño geométrico, sino que es una representación de ladrillos, una especie de estructura", tal vez un primitivo plan inicial de algún tipo.

Las casas eran "un símbolo social muy importante y un foco de vida en Çatalhöyük", recordó. "Tal vez estaban tratando de diseñar la relación entre ellos y las casas, pero no es fácil establecer el sentido del diseño. Tenemos que trabajar más sobre ello".

Çatalhöyük -donde la gente ocupaba casas de adobe desde el 7400 a. C. al 6000 a. C., aproximadamente- está a 60 kilómetros al sureste de Konya, en el centro de Turquía. La zona está salpicada de montículos suavemente crecientes que ocultan las antiguas raíces de urbanización y que atraen a los arqueólogos de todo el mundo.

Un equipo internacional de 22 países trabajó en el yacimiento este año, dirigidos por expertos de la Universidad de Stanford, en California, y del Colegio Universitario de Londres, en Gran Bretaña, y con el respaldo de patrocinadores como Boeing, Shell y el banco turco Yapi Kredi.


Foto

El área fue excavada por primera vez en 1960 por otro británico, James Mellaart, ahora con 85 años de edad, quien estableció que había sido el hogar de una cultura avanzada de gentes evolucionando desde un estilo de vida nómada de cazadores-recolectores a un estilo de vida agrícola más estable.

Sus casas eran uniformemente rectangulares, a las que entraban por agujeros en las azoteas en lugar de hacerlo por puertas delanteras. Cada una tenía un horno y una chimenea, además de plataformas que parecen haber sido utilizadas para dormir. Cuando se necesitaba una casa nueva se construía sobre la anterior. Las casas también servían como cementerios: los muertos eran enterrados bajo el suelo.


Foto: Un enterramiento en el suelo de una de las viviendas

Otro hallazgo de este verano fue una hilera de 11 huellas de manos dentro de una casa y sobre una plataforma funeraria. Otro más fue el descubrimiento de la cabeza de un becerro que había sido pintada de rojo e instalada en una casa sobre una plataforma que cubre nueve entierros.


Foto: Hilera de manos en color ocre


Foto

"Un tipo de patrón que hemos observado es que las pinturas parecen concentrarse en torno a plataformas de entierro", dijo el Dr. Hodder. "No entendemos realmente cuál es la relación. ¿Es una manera de comunicarse con los muertos? Otra idea sería que las pinturas están ahí para proteger a las personas de los muertos, o para proteger a los muertos de la gente".

Durante más de 1.400 años 16 capas de viviendas fueron formándose, correspondiendo a cada una hasta 8.000 personas. El equipo del Dr. Hodder ha excavado a través de las 16 capas hasta llegar a un lago de la era del Pleistoceno.
"Desde el comienzo de las excavaciones hasta la fecha hemos encontrado que todas las casas se construyeron unas encima de las otras", afirma Shahina Farid (foto a la izquierda), directora del proyecto de campo del Colegio Universitario de Londres. "No hay calles o callejones. Era una población muy densa. Sin embargo, una gran cantidad de actividades tenían lugar en las azoteas, al igual que los desplazamientos, los cuales se realizaban sobre el nivel de los techos. Y entre los grupos de casas había zonas abiertas donde tiraban la basura. Luego están aquellas áreas que son las más ricas para nosotros, porque realmente mantienen sus casas muy limpias".

Para la señora Farid, descifrar lo inescrutable es parte del atractivo.

"La arqueología siempre atrae a la gente, porque es como armar un rompecabezas juntos", dijo durante una entrevista en el yacimiento "Y es un rompecabezas que nunca, nunca, se completa. Siempre van a faltar piezas, y luego está esa sensación de asombro: que hay cosas que hacemos hoy en día y que la gente estaba realizando hace 9.000 años. Usted no puede dejar de impresionarse por eso".

"Estamos tratando de comprender por qué eligieron este lugar para vivir. Nos fijamos en lo que llamamos su arte. ¿Por qué estaban tan interesados en los toros? ¿Por qué usaron ciertos diseños geométricos? ¿Cuáles eran sus actividades diarias y cuáles fueron las actividades rituales? Tratamos de definir todo esto. ¿Estamos observando los inicios de la religión? ¿Y qué es todo este simbolismo que alude acerca de los inicios de la civilización?".


Foto: Cuernos de toro dentro de una vivienda de Çatalhöyük

Si suena un poco como a trabajo detectivesco, es que lo es. El equipo tiene incluso un experto forense en incendios trabajando en el lugar.

"La arqueología es un poco como C.S.I.", dijo Farid, refiriéndose a la serie de televisión Crime Scene Investigatión. "Hay ciertas cosas que sabemos que sucedieron. Una pared es una pared. Pero alguien puede llegar y decir ¿por qué cree usted que eso es una pared? Y usted la mira y piensa, bueno, es de ladrillos de barro y es una pared. Alguna vez, en el futuro, alguien comenzará a cuestionar por qué interpretamos algo como una pared. Pero, por ahora, sólo podemos interpretar basándonos en los datos que tenemos a mano".

El Dr. Hodder, ahora en Stanford, ha estado investigando en Çatalhöyük desde 1993 con un permiso de 25 años otorgado por el Ministerio de Cultura y Turismo, y bajo los auspicios del Instituto Británico de Arqueología de Ankara. La directora asistente del proyecto es Serap Özdöl, de la Universidad Egea de Izmir. Oficialmente, su objetivo es triple: excavar el yacimiento, conservarlo junto con sus hallazgos y presentarlo al público.


Foto

El terreno deberá estar listo para nuevos descubrimientos en los próximos años. "Sólo hemos excavado el 4 por ciento de Çatalhöyük", dijo el Dr. Hodder. "Lo que hemos hecho es como excavar una parte muy pequeña de Nueva York y luego inferir de ello cómo fue la vida".

De un tercio a la mitad de las personas que excavan en el yacimiento son de Turquía, dijo. "Yo lo veo, cada vez más, como un proyecto turco y esperamos que se entregue, finalmente, a un equipo turco".

Conseguir la involucración de la comunidad local es clave para preservar el trabajo realizado durante las últimas décadas en Çatalhöyük. El año pasado, 15.000 personas visitaron el yacimiento.

Mientras que el centro de visitantes está abierto todo el año y contiene réplicas de los hallazgos de la excavación, las principales reliquias se muestran en el Museo de la Civilización de Anatolia, en Ankara, y en el Museo Arqueológico de Konya.


Foto: Escolares visitando el yacimiento.

Muchos de los visitantes son niños en edad escolar. "Ellos tienen un gran día aquí", dijo Farid, la directora de campo. "Y como dice Gulay Sert, que es quien dirige nuestro proyecto de escuela de verano, si uno de estos niños crece hasta convertirse en un ingeniero civil, y ve que la carretera que construye se corta por culpa de un montículo y se detiene a pensar 'Esto es algo arqueológico', y decide rodear el montículo, entonces nuestro trabajo ha sido eficaz".

De hecho, fue un viaje de estudios el que estableció en la Sra. Farid el camino de su carrera profesional en la polvorienta Anatolia.

"Fueron los egipcios", dijo ella, recordando su introducción en "Los tesoros de Tutankamón" en el Museo Británico en 1972. "Sí, fue la emoción del descubrimiento. Pero ahora no es el descubrimiento aquello que me emociona. La gente siempre pregunta cuál es la cosa mejor que has desenterrado? Y no lo sé, porque no es una cosa, sino que es la historia. Es la historia que va con ella lo que me apasiona. Eso es lo que tenemos que enseñar a la gente también. Un tesoro es un tesoro, pero sin una historia es la mitad de lo que vale".


Foto: Vista panorámica del entorno de Çatalhöyük. Al fondo, a la derecha, el refugio del yacimiento.

Vía: The New York Times | Susanne Fowler

Arqueólogos descubren petroglifos en Alaska de 2.000 años de antigüedad


Vía: La Gran Época.com | Ignacio Lo Bello | 17 de septiembre de 2011

El arquélogo Scot Shirar de la Universidad del Museo de Alaska del Norte descubrió diminutos discos de arcilla y petroglifos, que datan probablemente de hace 2.000 años, durante sus recientes investigaciones en el lago de Feriak, informó la Universidad la pasada semana

La expedición estaba estudiando tres viviendas prehistóricas descubiertas previamente este verano en dicha región de la Reserva Noatak de Alaska.

Se iniciaron las excavaciones en dos sitios en forma planificada por niveles y se descubrieron de inmediato cuatro pequeños discos de arcilla decorados, los primeros de este tipo encontrados en Alaska.


"El primero de ellos parece ser una pequeña piedra con algunas marcas de arañazos en ella", dijo Shirar.

"Estamos muy ilusionados desde que nos encontramos con la segunda arcilla y con grabados más complicados en ella. Fue entonces cuando nos dimos cuenta de que había algo único”, declaró el arqueólogo.

Para descubrir estos discos manufacturados abrieron solo una pequeña parte de la tierra, por lo que los investigadores advierten que seguramente algo único se encontrará en dicha zona al continuar con la búsqueda.





En el sur de Alaska y el suroeste de los Estados Unidos se puede encontrar otro tipo de arte rupestre y prehistórico, pero es muy raro verlo en las regiones del Norte, aclaran. La directora del Museo de Alaska de Norte se unió a la expedición y expresó su emoción al poder salir de sus sótanos -habitual lugar de trabajo- para poder pasar unas semanas en esta nueva búsqueda.

Explicó que su curiosidad era saber cómo se sentían en su vida diaria en ese lugar cuando tenían por comida solo el "Caribú (mámífero característico del Norte) a diario", y si estaban agradecidos de tenerlo....

"Me hice muchas peguntas sobre ellos y creo que enloquecí a los arqueólogos al hacerlas", dijo Mareca Guthrie. Otra de las investigaciones que debe desarrollarse es la medición del radiocarbono encontrado en los pozos que se excavan, en las muestras de huesos de animales y otras materias orgánicas que puedan hallar, con lo que determinarán las fechas probables de su época de vida.


Mareca Guthrie señala el dibujo de una casa en el Lago Feniak. (Foto: Scott Shirar)

Lo más probable, expresaron, es que serían de hace unos dos mil años o de algún momento de la prehistoria tardía. Se desconoce aún el significado de los petroglifos y de los tallados encontrados, pero tienen claro que para quien los fabricó tenían un significado preciso. Se estima además que son parte de un rico legado espiritual.

Descubierto el primer planeta con dos soles

Descubierto por la nave Kepler de la NASA, orbita un par de estrellas a 200 años luz de la Tierra

El observatorio espacial Kepler de la NASA ha descubierto, a 200 años luz de distancia de la Tierra, un planeta que, aunque frío y gaseoso en vez de un tórrido desierto, es lo más parecido al mundo ficticio Tatooine, el hogar del joven Skywalker, que los astrónomos han encontrado jamás. Como ocurre en StarWars, el nuevo Kepler-16b también tiene dos soles, con la diferencia de que los suyos son absolutamente reales. Se trata del primer planeta circumbinario -que orbita no una, sino dos estrellas- cuya existencia ha podido ser confirmada por los científicos.

«Una vez más, encontramos que nuestro Sistema Solar es solo un ejemplo de la variedad de sistemas planetarios que la naturaleza puede crear», afirma Josh Carter, del Centro Harvard-Smithsoniano de Astrofísica (CfA). Antes de que Kepler-16b apareciera en escena, otros planetas habían sido sospechosos de ser iluminados por dos soles, pero su tránsito nunca había sido detectado.
Dar con Kepler-16b no fue nada fácil. Según relatan en la revista Science, los astrónomos se dieron cuenta de la presencia de las dos estrellas porque se eclipsaban la una a la otra periódicamente. Un primer eclipse sucedía cuando la estrella más grande estaba parcialmente bloqueada por la pequeña y el segundo se producía cuando la pequeña quedaba completamente bloqueada por la grande. Sin embargo, observaron que el brillo del sistema disminuía sin un motivo aparente en intervalos irregulares, cuando no tocaba. Esto les hizo pensar que había un tercer objeto en discordia que, al pasar por delante, se delataba. Como las estrellas se encontraban en diferentes posiciones en su órbita cada vez que el tercer cuerpo hacía aparición, los investigadores dedujeron que el extraño compañero daba vueltas alrededor no de una, sino de las dos estrellas.

Cada 229 días

Las dos estrellas se orbitan entre sí cada 41 días a una distancia media de 21 millones de millas, mientras que el planeta Kepler 16-b las orbita cada 229 días a 65 millones de millas (similar en número de días a la órbita de Venus). El nuevo mundo es parecido a Saturno tanto en tamaño como en masa y, posiblemente, es bastante frío, con una temperatura en la superficie que oscila entre -100 y -150 grados Fahrenheit, ya que sus dos soles son considerablemente más pequeños y fríos que el nuestro. Es muy difícil que reúna condiciones para la vida, pero su hallazgo demuestra la diversidad de planetas en nuestra galaxia.
«Este descubrimiento es asombroso», afirma Alan Boss, investigador del Instituto Carnegie para la Ciencia. «Una vez más, lo que antes solo era ciencia ficción se ha convertido en realidad».

Vía: http://www.abc.es/

VIDEO:

Plumas de dinosaurio conservadas en ámbar

Fragmento aislado de una pluma conservada en ámbar (de la colección de plumas de dinosaurios y de aves primitivas de Alberta, Canadá), en la que la distribución de pigmentos sugiere un color gris o negro.- SCIENCE / AAAS

Los especímenes dan nuevas pistas sobre el aspecto que tendrían algunos de esos animales de hace entre 70 y 85 millones de años

ALICIA RIVERA
Los huesos de dinosaurios abundan en el registro fósil mundial, pero mucho más escasa es la información directa del plumaje que cubría el cuerpo de muchos de ellos. De ahí la importancia de un tesoro descubierto ahora de plumas de dinosaurios y de aves conservadas en ámbar, procedente de Alberta (Canadá), y con una antigüedad comprendida entre 70 y 85 millones de años (los dinosaurios se extinguieron hace 65 millones). El hallazgo ofrece una oportunidad única para los científicos de conocer la estructura e incluso el aspecto cromático de aquellos dinosaurios, que tendrían plumaje de colores difusos (marrones, grisáceos, negros...) similares a aves actuales, con plumas moteadas y translucidas.Además del interés que tiene la coloración de los dinosaurios, el hallazgo del ámbar de Alberta, permite a los investigadores examinar la morfología y la función de sus plumas, así como conocer mejor su evolución. "El plumaje especializado para el vuelo y para la natación subacuática había evolucionado ya en la aves del Cretácico superior", escriben Ryan C. McKellar (Universidad de Alberta) y sus colegas en la revista Science.

Estos científicos han descubierto 11 especímenes de plumas o protoplumas en el análisis de más de 4.000 piezas de ámbar recuperadas en la zona del lago Grassy (Alberta) que forman parte de las colecciones del Museo Royal Tyrell de Paleontología y de la Universidad de Alberta. Los especímenes abarcan cuatro fases distintas de evolución de las plumas, incluidos filamentos similares a las protoplumas de dinosaurios no avianos que se desconocen en las aves modernas, a la vez que plumas ya mucho más complejas y parecidas a las actuales. Pero McKellar y sus colegas reconocen que no hay posibilidad de asociar los fragmentos conservados en ámbar con especies concretas de dinosaurios o de aves, ni siquiera pueden determinar qué plumas son de unos o de otras, aunque identifican claramente filamentos y estructuras que son muy similares a las improntas descubiertas en fósiles de dinosaurios de otros yacimientos.

En un análisis del descubrimiento, el especialista Mark A. Norell (Museo Americano de Historia Natural, Nueva York) recuerda que en los últimos años se está avanzando mucho en la investigación del color de los dinosaurios, incluso con análisis de fósiles, si están excepcionalmente bien conservados, porque en algunos casos es posible identificar la forma de las células de pigmento que se pueden comparar con las de animales actuales.

Vía: http://www.elpais.com/

Arqueólogos hallan un collar de 25.000 años de antigüedad

Un equipo de arqueólogos ha encontrado en el yacimiento de Irikaitz, en la localidad guipuzcoana de Cestona, un collar del Paleolítico Superior con más de 25.000 años de antigüedad.

Utilizado por el hombre de Cromagnon, es el abalorio más antiguo encontrado en la Península Ibérica en un yacimiento al aire libre. Los investigadores aseguran que además del uso decorativo, el collar se empleaba para afilar flechas o rascadores. En España habrá unas veinte joyas de esa misma época, sobre todo elaboradas con conchas y dientes de animales, pero siempre han aparecido en cuevas o grutas.

Una explicación científica para las experiencias cercanas a la muerte

Los túneles y las luces blancas, lejos de ser vivencias paranormales, aparecen como jugarretas del cerebro y el flujo sanguíneo ante la enfermedad o el miedo extremo

Algunos de aquellos que han estado a punto de dejar este mundo o que incluso han pasado por una muerte clínica y han sobrevivido relatan una serie de experiencias comunes que la fantasía y la irresistible atracción por lo paranormal se han encargado de popularizar. Sentir que el alma abandona el cuerpo, ver pasar tu vida ante tus ojos y descubrir una luz cegadora al final de un túnel son algunas de las vivencias más repetidas, pero, ¿ocurren de verdad? Lejos de aceptar la idea de que se trata de algo paranormal, la ciencia ha encontrado una explicación neurológica en la que no caben los fantasmas ni el más allá. Se trata de una jugarreta del cerebro durante un suceso traumático, en el que está involucrado un funcionamiento anormal de la dopamina y del flujo sanguíneo.
Un 3% de los ciudadanos americanos dicen haber tenido una experiencia cercana a la muerte. Sin tener en cuenta a quien miente, exagera, se engaña a sí mismo en una profecía autocumplida o ha tenido una ensoñación, parecen muchos para sentir todos lo mismo. Además, los mismos testimonios de desprenderse del cuerpo y alcanzar un estado de plenitud, paz y amor se repiten por todo el mundo desde que se tiene memoria. La nueva investigación, llevada a cabo por científicos de las universidades de Cambridge y Edimburgo y publicada en la revista científica Trends in Cognitive Sciences, sugiere que, como era de esperar, muchos de estos fenómenos pueden explicarse biológicamente. Además, algunas personas que creen haberlos vivido ni siquiera estaban en peligro de muerte, aunque ellas creyeran que sí.
Por ejemplo, según explican los investigadores a Scientific American, la sensación de estar muerto no se limita a las experiencias cercanas a la muerte. Los pacientes con el síndrome de Cotard o del «cadáver ambulante» tienen la ilusión de que han fallecido después de un trauma muy fuerte o en etapas muy avanzadas de algunas enfermedades, debido a cambios en la corteza parietal y prefrontal, la primera relacionada con los procesos de atención y la segunda con los delirios observados en males psiquiátricos como la esquizofrenia.

Por encima del cuerpo

Las experiencias extracorpóreas, la sensación de dejar el propio cuerpo y flotar sobre el mismo en la habitación, son comunes al despertar o cuando se tiene una parálisis del sueño, en la que uno se siente paralizado al mismo tiempo que es consciente del mundo exterior. Un estudio de 2005, dice Scientific American, encontró que estas experiencias pueden inducirse artificialmente estimulando áreas concretas del cerebro. En cuanto a la revisión de la propia vida, el culpable puede ser una región cerebral que libera noradrenalina, una hormona del estrés que se libera sin control durante un trauma.
Los investigadores creen que algunos medicamentos y drogas, como la ketamina, pueden desencadenar euforia, experiencias extracorpóreas y alucinaciones. Esta ketamina afecta al sistema opioide del cerebro, que puede activarse de forma natural cuando los animales son atacados. Un gran trauma lo provocaría en el ser humano. Y sobre el famoso túnel de luz, puede suceder que el flujo sanguíneo y de oxígeno se agote en el ojo, algo que podría producirse ante una situación extrema cercana a la muerte.

El acelerador de partículas podría estar listo en 2012

Los científicos europeos creen que en 2012 podrán descifrar, al fin, la masa de las partículas más pequeñas del microcosmos - Están analizando billones de datos ya registrados
El gran acelerador de partículas (LHC) de Ginebra está funcionando al pleno rendimiento previsto (para su primera fase) y sus mayores detectores han acumulado ya los datos de más de 70 billones de choques de protones. El complejo científico, diseñado para averiguar cómo se hace la materia a la escala más pequeña jamás alcanzada, está operando sin parar desde marzo de 2010 y miles de físicos llevan meses analizando los datos de los experimentos con total dedicación e intensidad. ¿Han descubierto ya algo realmente importante? "La física de partículas exige paciencia porque los procesos nuevos son poco corrientes y, para encontrarlos, hace falta tomar muchos datos", responde Rolf Heuer, director del Laboratorio Europeo de Física de Partículas (CERN), junto a Ginebra.

Indicios, rumores de buenos resultados y expectativas, además de mucho entusiasmo y algún jarro de agua fría, se suceden estos meses en torno al LHC, en el CERN y en todo el mundo, dado el alcance internacional del proyecto. Pero de la nueva partícula elemental, el llamado bosón de Higgs, que sería clave en las teorías del universo subatómico y que tanto se aireó en la inauguración del acelerador, no hay un rastro definitivo.

"En menos de un año y medio, el LHC ha hecho un barrido completo de toda la física de partículas que conocemos, ha entrado en territorio ignoto y ha empezado a explorarlo", explica Sergio Bertolucci, director científico del CERN. "Los próximos meses van a ser cruciales".
La verdad es que este verano se ha creado bastante expectación sobre un posible avance significativo que tal vez podría desembocar en un hallazgo importante a finales de año. Pero los resultados de los experimentos del LHC presentados en una conferencia celebrada a finales de agosto de Bombay (India), han desinflado un poco las esperanzas: al acumular y analizar más datos se han desvanecido los indicios que apuntaban hacia la identificación de Higgs, la partícula que ayudaría a explicar el origen de la masa de las demás partículas, algo que la teoría actual del microcosmos no logra hacer.

"Creo que para finales de 2012 el LHC sería capaz de cerrar la cuestión acerca de la existencia o no del bosón de Higgs", dice Fabiola Gianotti, líder de Atlas, uno de los grandes detectores del acelerador. "No sabemos si puede ser antes, depende de la masa de esa partícula (si es que existe)", añade. De hecho, ya se ha avanzado mucho en la cacería y se va estrechando el cerco a la hipotética presa, ya que se empiezan a descartar valores de la masa en los que seguramente no está.

"Es emocionante ver a miles de investigadores trabajando juntos con único objetivo, literalmente desvelar algunos secretos del universo", comenta Heuer a EL PAÍS, acerca del ambiente que ahora se vice en el CERN. "Estos científicos compiten de manera muy constructiva y colaborando al mismo tiempo".
Conviene repasar cómo funciona el LHC -que costó alrededor de 3.000 millones de euros- y qué experimentos se hacen para descubrir las nuevas partículas. Si un átomo se entiende vulgarmente como el no va más de la pequeñez, hay que tener en cuenta que la física de partícula se mueve a escala mucho menor. Si un átomo tuviera el tamaño de una catedral (su corteza exterior de electrones), el núcleo atómico sería una mosca volando dentro, recuerda una habitual comparación de escala que hacen los científicos. Y los físicos del CERN (y de otros laboratorios en diferentes países) están mirando no dentro del núcleo/mosca, sino dentro del mismo, en decir sus constituyentes fundamentales.

El LHC acelera hasta casi la velocidad de la luz protones, es decir, átomos de hidrógeno a los que se han arrancado los electrones. Billones de esas partículas -aceleradas y obligadas a viajar en haces finísimos por el tubo de alto vacío de 27 kilómetros de acelerador- se hacen chocar en el centro de los gigantescos detectores que registran las consecuencias de las colisiones, es decir, las nuevas partículas que se crean.
"Hoy en día, para ver un mero en el Mediterráneo, hay que bucear bastante profundo, y para ver un mero de mayor peso, más profundo aún", dice el físico teórico Álvaro de Rújula. "Algo parecido pasa si uno busca partículas elementales de masa más y más elevada: para crearlas en colisiones de otras partículas, como protones, son necesarios aceleradores (de protones) de mayor y mayor energía. En el caso de las partículas -no de los meros- se trata de la ley natural y bien conocida E= mc2 [la archifamosa ecuación de Einstein que relaciona masa y energía]. La energía de una colisión frontal de protones puede transmutarse en la masa de partículas creadas en ella y cuanto mayor es la energía de las colisiones, mayor es el rango de masas de partículas hipotéticas que uno puede explorar, creándolas y detectándolas".

En el LHC se producen millones de esas colisiones en las que se crean partículas, y muchas de ellas se desintegran casi inmediatamente formando otras. Por sus trayectorias y propiedades registradas en los detectores, los físicos las identifican y pueden deducir qué leyes las rigen. Pero la mayoría son terreno muy trillado ya, nada nuevo, y solo muy excepcionalmente puede surgir una nueva partícula, por lo que los expertos necesitan cantidades ingentes de datos para cazar algo y, más aún, para estar seguros de lo que han cazado. De ahí que a casi nadie extrañe la tardanza en surgir los descubrimientos en el LHC. "Las partículas que están ahora en lo alto de la lista de las más buscadas son las de Higgs y las llamadas supersimétricas", continúa De Rújula. "El papel de Higgs es generar la masa de todas las demás partículas que tienen masa".
El Higgs es un mecanismo complicado de explicar para profanos, pero los físicos hacen intentos -algunos eficaces- para hacerse entender. Uno de esos intentos lo recoge el también físico teórico del CERN, Gian Francesco Giudice, en su libro A Zeptospace Odyssey. La idea es que existe algo por ahora desconocido que se llama campo de Higgs y que las partículas que tienen masa la adquieren precisamente al interaccionar con ese algo. Giudice recurre al símil del agua en la que nadan delfines y se bañan hipopótamos: para las partículas que no tienen masa, como el fotón, el agua es totalmente transparente, como si no existiera; las que tienen masa, pero poca, se deslizan fácilmente sin apenas interactuar con el líquido, como los defines; y las más masivas, como los hipopótamos, se mueven sumergidos con con dificultad. "La masa de una partícula elemental es una medida de la fuerza de su interacción con el campo de Higgs", señala Guidice. Y el campo de Higgs se expresa, en determinadas condiciones, como una partícula nueva, el famoso bosón. ¿Por qué podría surgir precisamente en el LHC?

"La teoría que predice la existencia del Higgs (el modelo estándar) deja de ser autoconsistente si su masa es superior a un cierto valor máximo, y los protones que el LHC acelera y hace colisionar tienen energía más que suficiente para producir partículas de Higgs incluso si tienen la masa máxima. Por eso, si el LHC no lo encuentra es que la hipótesis de su existencia es falsa", explica De Rújula.
Los dos grandes experimentos del LHC, el Atlas y el CMS, podrían tener ya algún indicio. Pero "es demasiado prematuro abrir el champán porque puede tratarse de fluctuaciones de los datos, aunque el ritmo al que el LHC y los experimentos están aumentando sus datos, permitirá extraer conclusiones firmes pronto", comenta Bertolucci.

"Como ya hemos excluido en los experimentos una región extensa de posible masa del Higgs, ahora podemos concentrar nuestros esfuerzos en las regiones de masa donde estamos viendo intrigantes fluctuaciones", añade Guido Tonelli, líder de CMS, advirtiendo de que esas señales todavía podrían ser algo así como ruido de fondo del experimento.
Además del Higgs, muchas esperanzas se han puesto en las partículas supersimétricas (o SUSY), predichas por nuevas teorías que engloban el modelo estándar, llevándolo mucho más lejos, pero aún pendientes de resultados experimentales que indiquen si son reales o meras especulaciones. Incluso algunos pensaban que las SUSY podrían aparecer pronto en el LHC, pero, por ahora no hay ni rastro de ellas. "Hay gente que se ha deprimido porque se están excluyendo las SUSY, pero debería ser todo lo contrario: estamos confirmando que la naturaleza es mucho más sutil que las cosas obvias", dice Maria Spiropulu, física de Caltech (EE UU) y del CERN.

"El papel de las partículas supersimétricas no es fácil de explicar", apunta De Rújula. "Digamos que su existencia contribuiría a la elegancia de las leyes de la naturaleza (que siempre la tienen, quién sabe por qué). Pero para estas partículas no existe un intervalo estricto de masas en el que necesariamente tengan que existir [a diferencia del caso de Higgs]. Asi que si el LHC no las encuentra, caben dos posibilidades: que no existan... o que necesitemos para descubrirlas un colisionador de mayor energía que el LHC".
"Las predicciones de un próximo descubrimiento de las SUSY en los datos del LHC se basaban en modelos muy simples y los estudios hasta ahora han excluido algunos de esos modelos", apunta Tonelli. "Pero el trabajo sigue y hay mucho espacio para sorpresas". Su colega Gianotti también deja la puerta abierta: "No hay que olvidar que el LHC alcanzará su potencia completa de descubrimiento cuando alcance la energía de 14 TeV [el doble de la actual, prevista para 2014] y hayamos registrado cien veces más datos que los que tenemos ahora".
Por supuesto, lo que todos los físicos esperan con auténtico interés es lo imprevisto, que puede ser el mayor descubrimiento.

El dilema de Shakespeare y la partícula de Higgs

Tanto se ha dicho que el LHC se ha hecho para descubrir la partícula de Higgs que, si se encuentra, su representación por ordenador estará en todas las portadas de los medios de comunicación, desbordará Internet y dará a los políticos de los países que financian el acelerador la ocasión de hacer grandiosas declaraciones. Si no aparece, muchos proclamarán el fracaso del colosal experimento.
Pero no de esta manera funciona la ciencia. En lo que a la partícula de Higgs se refiere, el objetivo del LHC es comprobar si existe o no esa partícula predicha por la teoría actual. Si no existe, los científicos tendrán que corregirla, o rechazarla y proponer otra, pero, en cualquier caso, los resultados del LHC, con Higgs o sin él, hablarán de la naturaleza, de cómo está hecho el universo.
"El campo de Higgs sería un descubrimiento emocionante: habríamos hallado el último pilar del modelo estándar, es decir, cómo obtienen su masa las partículas elementales", dice Rolf Heuer, director del CERN. Pero también "excluirlo sería un descubrimiento interesante", añade, "porque significaría que el modelo estándar, que ha resistido tan bien durante décadas a tantos experimentos de precisión, ¡sería incorrecto! Sería el primer agujero real en esta teoría y tendríamos el reto en el LHC de encontrar otro mecanismo que hiciera el trabajo del Higgs".
En términos llanos lo explica el físico teórico Álvaro de Rújula: "Supongamos que uno busca en casa un determinado paraguas y no lo encuentra; no tiene nada de raro porque puede haberlo perdido quién sabe dónde. Pero si lo que uno no encuentra es la ropa interior que se puso ayer, las posibles interpretaciones son muchísimo más interesantes". De Rújula aclara que "la casa es el LHC, el paraguas es la supersimetría y la pieza de ropa interior, la partícula de Higgs. Habría que ser muy optimista para tomarse en serio las concretas teorías supersimétricas actuales... que implicarían que el paraguas estuviese en casa y fuese fácil encontrarlo. El campo de Higgs, para que cumpla su papel, tiene que estar en la casa y el LHC tiene que encontrarlo. Si no se consigue, la alternativa es fascinante: ¿Qué fue de esa ropa interior o que es lo que la sustituye?".
También Fabiola Gianotti, líder del experimento Atlas, habla del no descubrimiento del Higgs: "Sería tan importante y emocionante -tal vez más- como encontrarlo. Si no existe, tiene que haber alguna otra partícula o mecanismo que juegue su papel y eso supondría una revolución de nuestro pensamiento actual".
Los físicos saben dónde buscar, están estrechando el cerco con el LHC y el director del CERN resume: "Confío en que hacia finales de 2012 tendremos respuesta al dilema de Shakespeare para la partícula del Higgs: ser o no ser".

Vía: http://www.elpais.com/

Dos astrónomos mueren investigando al cometa Elenin

Hay quienes sospechan que fueron asesinados.

CALIFORNIA, Estados Unidos.- Brian Marsden Geoffrey y Allan Rex Sandage murieron con cinco días de diferencia. Curiosamente, ambos se encontraban investigando el cometa Elenin y sus posibles implicancias. Tanto el primero como el segundo, falleció por una encefalomielitis aguda. Sus pares sospechan que pudieron haber sido asesinados.

Algunos aventurados aseguran que la extraña enfermedad puede ser rápidamente inoculada con un arma de aerosol, a menudo utilizada por la CIA (Centro de Inteligencia Americana). Las razones de su deceso habían permanecido ocultas desde el año pasado.

Los astronomos, según cuentan sus allegados, estaban amenazados por el gobierno de Estados Unidos por sus avances investigativos respecto al cometa Elenin y su afán por hacer pública la información. Será por eso que, días después, la NASA salió al cruce dando a conocer "oficialmente" la trayectoria del cuerpo espacial. Esta, sin embargo, sería falsa.

Geoffrey, nació el 5 de agosto de 1937 y murió el 18 de noviembre de 2010. Fué un astrónomo americano-británico, en 1978 fue director del Centro de Planetas Menores ubicado en Cambrigde, Massachusetts. El Centro de Planetas Menores, bajo los auspicios de la Unión Astronómica Internacional es el organismo oficial responsable de recoger los datos de observación de planetas pequeños y los cometas, el cálculo de sus orbitas y la publicación de esta información.

Sandage nacido el 28 de junio de 1926 en Iowa City, Iowa. Murió en California el 13 de noviembre de 2010. Fue uno de los mas grandes astrónomos estadounidenses contemporaneos. Nacido en una familia judia se convirtio al final al cristianismo. Trabajaba en el Observatorio Monte Palomar. El Observatorio es propiedad del insituto tecnólogico de California. Uno de sus programas mas importantes, NEAR (Seguimiento de objetos cercanos a la Tierra) fue galardonado.
Vía: http://elintransigente.com/

Arqueólogos descubren nueva tumba romano-tracia en una aldea búlgara con un valioso ajuar


El arqueólogo Deyan Dichev limpiando recipientes de bronce. FOTOS: Rumiana Toneva


Un equipo de arqueólogos ha informado de hallazgos significativos en un túmulo funerario de la época romana de Tracia, cerca de la localidad búlgara de Borissovo.

Los hallazgos de la tumba, que se estima datan de los siglos I y II d. C., y se cree que han sido de un rico noble, incluyen una serie de artefactos que los arqueólogos dicen fueron colocados allí para servir al ocupante en el más allá.

Estos son un objeto muy raro para la época, una mesa potátil, una gran bandeja circular elegantemente decorada, una taza para beber de una forma especial que los arqueólogos llaman, en broma, copa de champán. Esta última pieza, según la arqueólogo Daniela Agre (foto a la Izquierda), del Instituto Nacional de Arqueología y del Museo de la Academia Búlgara de Ciencias, no tiene equivalente entre los hallazgos anteriores en el país.

El equipo también encontró elementos decorativos de un carro funerario, a pesar de que cazadores de tesoros ilegales habían previamente excavado y destruido casi completamente dicho carro, según informa el popular diario búlgaro 24 Chassa.

La decoración del carro incluye cuatro águilas cuyas alas se entrelazan con cabezas de dragones. Cada cabeza de águila es diferente y totalmente decorada, las cuales también incluyen otros elementos, sirviendo como "rostro" del vehículo.

Foto: Cabeza de dragón que entrelaza con la del águila
Otros hallazgos incluyen pequeños recipientes en los que se ponían lágrimas de vidrio de los dolientes.

Muy cerca de la fosa de entierro, el equipo encontró un gran altar cuadrado, construido con grandes piedras y cubierto con cuatro recipientes planos de arcilla, donde se dejaba comida para los muertos como parte de los ritos funerarios.
Tal como se refleja en 24 Chassa, Daniela Agre dijo que este hallazgo era excepcional. "Éstábamos al corriente de estas prácticas de enterramiento, pero esta es la primera vez, con el hallazgo del altar, que lo vemos en una tumba romana de Tracia".


Foto: Captura de vídeo del altar hallado cerca de la tumba

Foto: Vista general de la tumba

Foto: Un recipiente de bronceAl lado había una pira en la que los animales fueron sacrificados y luego enterrados. Estaba sembrado de huesos, carbón vegetal y cerámicas rotas.
[Nota: El diario búlgaro 24 Chassa informa que también se encontró un cofre de tocador decorado con bustos de bronce de ménades y sátiros.]

Foto: Iquierda: cabeza de una ménade. Derecha: busto de un sátiro
El sitio está cerca del lugar donde en 2008 el mismo equipo encontró un único carro funerario, el mejor conservado, en semejantes hallazgos, de su clase, según Agre. En ese momento, el equipo lo describió como "el Mercedes de la antigüedad".

Foto: Carro funerario hallado en 2008 en el mismo lugar de Borissovo.
Los análisis de los contenidos de los recipientes encontrados en el yacimiento demostraron que contenían vino importado de lugares tan lejanos como el sur de Italia.

Daniela Agre dijo que el yacimiento, donde hasta el momento se han econtrado siete tumbas con objetos de valor, puede haber sido un cementerio familiar de una rica e influyente familia en la región de Tracia. En las proximidades había tres casas de ricos terratenientes, aristócratas tracios.

Vídeo-entrevista con la profesora Daniela Agre sobre las excavacion...

Vía: The Sofia Echo

Los internautas pueden ayudar a descifrar antiguos papiros griegos‎

 
Papiro número 5072. (Foto: Egypt Exploration Society and Imaging Papyri Project, Oxford)

Un proyecto para descifrar ciertos papiros del Antiguo Egipto se valdrá de las tareas de ayuda que vía internet puedan prestar las personas interesadas. No es necesario que los voluntarios tengan conocimientos de griego antiguo (la lengua en que están escritos estos papiros) ni que dominen otras especialidades propias de arqueólogos o historiadores.

El singular proyecto lo han lanzado la Universidad de Oxford y la Sociedad de Exploración de Egipto (la célebre entidad británica fundada en 1882), con la colaboración de la Universidad de Minnesota.

Otro aspecto interesante es que para descifrar los papiros se usará también una herramienta de análisis empleada en la astrofísica. Lucy Fortson, profesora de física y astronomía, dirigirá el equipo de la Universidad de Minnesota.

El proyecto de colaboración, llamado Ancient Lives (Vidas Antiguas) (Ancientlives.org), está poniendo online cientos de miles de imágenes de fragmentos de papiros escritos en griego. La colección, conocida como Los Papiros de Oxirrinco, fue desenterrada hace más de cien años, pero los arqueólogos y los expertos en culturas antiguas sólo han logrado hasta ahora transcribir un pequeño porcentaje de estos fragmentos de escritos.

Fortson compara la dificultad del trabajo con tener las piezas de miles de rompecabezas mezcladas todas juntas en una gran caja, e intentar armar los rompecabezas. Es una tarea ingente.

Debido a la gran cantidad de imágenes a examinar meticulosamente, los investigadores necesitan voluntarios del público que las revisen y cataloguen, o transcriban el texto usando una interfaz web sencilla, que muestra tanto textos conocidos como desconocidos. No se necesita tener conocimientos de griego antiguo.

Los miembros del público podrán ayudar al sistema a "leer" los textos. Lo harán localizando la ubicación de letras del griego antiguo e identificándolas por su similitud de forma con las letras de referencia. De ese modo, se ayudará a confeccionar cadenas de letras. Esto permitirá que los algoritmos para ordenador aprendan a traducir y reconocer los distintos caracteres.

Utilizando una interfaz de ordenador desarrollada originalmente para el proyecto de colaboración pública Zooniverse (una iniciativa en la que la gente puede ayudar a los astrónomos a identificar las formas de las galaxias), los voluntarios podrán hacer clic en sitios donde piensen que podría estar una letra. Estos datos deberían servir para entrenar debidamente a los algoritmos, a fin de que mejoren su capacidad para traducir los textos.

Más información (en inglés) sobre el proyecto Ancient Lives y sobre cómo colaborar, aquí.
Vía: http://noticiasdelaciencia.com/