728x90 AdSpace

  • Actualidad

    miércoles, 7 de marzo de 2012

    Misteriosa esfera de luz fotografiada en Las Hurdes (Cáceres)

    Un nuevo suceso inexplicable ocurrido en 2005 reabrió el caso de las Misteriosas “Luminarias” de la comarca cacereña de Las Hurdes

    Las Hurdes, comarca situada al norte de la provincia extremeña de Cáceres y lindando con Salamanca, vuelve a ser noticia del misterio.

     Aníbal Clemente / Extremadura Digital
    Una extraña esfera de luz sobrevolaba los cielos de Las Hurdes en la noche del jueves 18 de agosto de 2005 en la carretera dirección a la localidad cacereña de La Pesga entre las 23:30 y 00:30. Las fotografías fueron tomadas desde el móvil de mi propio padre, de ahí el motivo de ésta investigación, que fue distribuidor de hielo de la empresa Hielos Méndez en Montehermoso (Cáceres), donde esa noche efectuaba su ronda para abastecer de cubitos y barras a los bares de la zona con motivo de sus fiestas patronales. El testigo asegura que la luz estaba a unos 10 metros del vehículo cuando se dispuso a fotografiar el objeto luminiscente. La esfera describía extraños movimientos de rotación, alejamiento y aproximación al vehículo con un haz de luz superior a la emitida por los faros del propio vehículo, asegurando que notaba que la luminaria le seguía, como si tuviera cierta inteligencia o consciencia.

    Según el análisis que he realizado de las fotografías (res. 240x320 desde un Sharp GX25) observamos que el objeto parece más lejano de lo que decía el testigo, esto es debido a que el objetivo / lente del móvil es casi milimétrico, la resolución es baja, no se dispone de flash y está tomada desde el interior del vehículo a través del cristal por lo que se pueden observar los reflejos del objeto en las ventanillas o en la luna delantera.
    Claramente se observa a cierta altura (¿distancia de seguridad de la esfera de luz?) una esfera luminiscente de luz blanca muy intensa teniendo en cuenta que se trata de una forma pequeña, observándose también el rastro de luz que deja el movimiento tanto del objeto como del que realizaba las fotografías.
    Según varios testigos y habitantes de pueblos de Las Hurdes coinciden en haber observado una esfera de luz similar a la que ha fotografiado mi padre en las inmediaciones de Pinofranqueado, Cambroncino, La Pesga, Vegas de Coria, Caminomorisco, etc.
    ¿Qué es lo que realmente pueden ser esas esferas de luz o “luminarias”?
    La escritora Eugenia Rico comentaba:
    “Las Hurdes se consideraron durante siglos pobladas por espíritus. Y en documentos antiguos se habla de la fundación de monasterios como el mejor medio de ahuyentarlos. Por este motivo se dice que se construyó, en tierras cercanas, el Monasterio de las Batuecas. Pero los espíritus de los olmos, de los castaños, de las hayas son nuestros amigos. Lo último que quisiéramos es ahuyentarlos. Quizá son ellos los que hacen esta región tan especial. Pasamos La Horcajada y en Ladrillar vemos una cueva excavada en la pizarra, de la que se cuentan muchas historias. Y es que Las Hurdes son tierra de leyendas, Lope de Vega situó aquí una comedia en la que describe a sus habitantes como bárbaros y caníbales. Pero los hurdanos que encontramos son gente muy civilizada y de buen humor que nos cuentan historias de misteriosas luces o luminarias, que flotan sobre los ríos y hacen perecer a los caminantes que las encuentran. Todavía más que el agua, el mito crece abundante en las Hurdes.
    Hay muchas historias de luceros. En una de ellas un mulero se encuentra con una misteriosa luz y muere poco después de unas extrañas fiebres. Otros lugareños hablan de las apariciones de ovnis. Al fin y al cabo hasta no hace tanto tiempo Las Hurdes eran un lugar apartado y remoto, ideal para cualquiera que quisiera visitar este planeta. Se cuenta que un campesino vio una luz triangular y al volverse «oyó como un rechinar de dientes» y vio una figura negra y famélica, cubierta con una especie de capa o sayo. Huyó, pero la figura fue vista en otros lugares. Se organizaron batidas en su busca y en una de éstas, cuando estaban a punto de alcanzarla, se vieron tres luces triangulares en el cielo, a partir de ahí la figura desapareció para siempre.”
    Las extrañas luminarias de Las Hurdes se encuentran muy arraigadas en la tradición popular como describe este cantar de Martilandrán (Cáceres):
    "Ese lucerito madre,
    que va detrás de la luna,
    es el que me acompaña,
    la noche que voy de tuna."

    Al parecer, abundan las narraciones de gente perseguida por estas extrañas luces, en casi cualquier alquería de las Hurdes existe una historia referente al tema. Entre las muchas he elegido la protagonizada por Manuel Guillermo y que tuvo como escenario las postrimerías del pueblo de La Huerta.
    Ocurrió en el año 1950, desconozco el mes, cuando el anteriormente mencionado Manuel Guillermo fue perseguido por una esfera con un pico prominente en su parte superior y emitiendo flashazos de una luz tan potente que se filtraba por todos los rincones de los pinos que jalonan el monte de Horcajo.

    La extraña luz sorteaba uno a uno los recios pinares dirigiéndose hacia el cuerpo de Manuel y lo persiguió durante largo rato. Un vecino de Manuel se lo encontró corriendo ladera abajo y apenas tuvo tiempo de preguntarle. La esfera venía detrás emitiendo un zumbido intenso, a unos dos metros del suelo. Los persiguió hasta un pequeño valle verde bautizado hoy en día como "Peña de la Covella". Después desapareció misteriosamente quedando en el aire un halo azulado. Los dos hombres se quedaron temblorosos intentando explicar lo que acababan de experimentar. Ni los pastos, ni los troncos, ni las ramas de los pinos se habían quemado.
    Otro hecho insólito tuvo lugar en fechas mucho más próximas, en la última semana de julio del año 1982. En el pueblo de El Gasco en pleno mediodía y con un calor extremo, casi la práctica totalidad de los vecinos del pueblo se vieron sorprendidos por un sonido que provenía del cielo. Todos empezaron a mirar hacia arriba y allí vieron una figura redonda de unos dos metros de largo y toda blanca. Aquello iba bajando sobre el pueblo y las gentes se asustaron mucho. Un brillo muy suave salía del interior de aquella cosa. No vieron en momento alguno algo que pudiera parecerse a la puerta o ventanillas de un avión. Pasado un tiempo y tras emitir grandes haces de luz que hacían daño a la vista, la extraña luz desapareció a toda velocidad llevándose tras de ella su misterioso ruído parecido a un "bu, bu, bu". 
    Muchos pastores se han encontrado por la zona de Cambroncino y Caminomorisco objetos parecidos a una hoja de árbol que iban de un lado a otro y emitían una luz iridiscente.


    Otro lugareño de testigo: Carlos Martín Domínguez:
    «Caminaba yo a las tres o cuatro de la mañana por un sendero cerca de donde estamos ahora; venía de visitar a mi novia, que vivía en otro pueblo.
    Esto sucedió allá por el año 1967. Recuerdo que de pronto apareció en el cielo como una estrella grande que iluminó todo. Se veía mejor que de día. Al final se escondió detrás de una montaña a una velocidad increíble; aquello fue muy extraño, todavía hoy no le encuentro explicación».
    En la aldea de La Huerta, también en la región hurdana, Francisco Hernández Martín, músico de 73 años «¿Véis ese cerro de ahí?», dijo señalándolo. «Pues un día, hace ya tiempo, mi hija vio desde el primer piso de esta casa una luz que daba un resplandor enorme.
    Ella me avisó para que yo también pudiera ver aquello. Luego vinieron más vecinos que también fueron testigos. El caso es que la luz pegó un salto y se puso encima de otra montaña; allí estuvo parada bastante tiempo hasta que se quedó medio apagada. Nos cansamos y ya no le hicimos más caso; nos fuimos a la cama».
    De momento todo sigue siendo un misterio, luces que se aproximan a vehículos en movimiento y en la mayoría de las ocasiones se produce de noche. Se pueden exponer diversas teorías de que se pudiera tratar de una ionización de la atmósfera que a la bajada de temperaturas de la noche pudiesen hacer alguna reacción fotocinética o eléctrica impulsada por la brisa, pero esta teoría es poco clara ya que lo extraño es que en ocasiones, el movimiento que describe el objeto luminiscente no va en relación con las variaciones ni direcciones del viento en las ocasiones que se han observado ni están presentes tendidos eléctricos por donde pudiese “deslizarse” dicha luminaria (según testigos presenciales).


    LUCES EN VEGAS DE CORIA
    En varias ocasiones muchos habían sido testigos de luces de color amarillento que volaban en silencio sobre el río mostrando gran luminosidad y cambiando de tamaño.

    Luces como éstas fueron vistas por los testigos en las cercanías de Vegas de Coria.                      


    ¿QUÉ OPINA LA CIENCIA?
    -Teoría de la tensión tectónica:
    Científicos como los geólogos I Galli y David Deveraux, psicólogos como Michael Persinguer e investigadores como Brian Bradley y Paul McCartney abogan por una "novedosa" y poco conocida teoría. El primero de todos ellos fue I.Galli, geólogo que observó el efecto de la radiación sobre el espectro visible en conexión con la actividad sísmica en EE.UU. Sus primeros descubrimientos no tuvieron mucho éxito debido al escepticismo de los científicos de la época. Fue durante el terremoto de Matsuchiro (Japón), cuando se tomaron las primeras fotografías del fenómeno. Incluso en pequeños temblores se pueden producir fenómenos y no es necesario verlos cerca del epicentro, pueden producirse a grandes distancias.

    Según estos estudios científicos, en lugares montañosos y escarpados de todo el planeta y desde hace miles de años se han visto luces que surcaban el cielo y que luego misteriosamente desaparecían. En España las llamamos "luminarias" y podrían estar producidas por estos movimientos sísmicos o de placas tectónicas en grandes cimas montañosas, quedando estos avistamientos arraigados en las culturas y el folklore popular como fenómenos producidos por demonios, espíritus o seres de otros planetas, cuando realmente su causa es mucho más real y cercana. Estas luces han aparecido de forma más frecuente en la zona norte española, sobre todo en Galicia (donde existe una tradición muy antigua sobre estas luces) y País Vasco (región de numerosísimos avistamientos). Otro lugar donde se aparecen constantemente estas luces es la región de Las Hurdes, sin olvidarnos de las luces de El Pardal en Albacete. 

    Foto: Michael Persinguer
    Fue curioso cuando Michael Persinguer, un psicólogo, decidió indicar sobre un mapa los últimos avistamientos ovnis conocidos en su país (Canadá), tras esto hizo lo mismo con los últimos movimientos sísmicos y terremotos en la zona y se dio cuenta que ¡casualidad! coincidían en gran medida. 

    ¿Y cómo se producen estos fenómenos?
    Según la teoría de la tensión tectónica, las luces extrañas son formas de luz visible emitida por campos de tensión de rocas sometidas a una gran presión sísmica, relacionada con la piezoelectricidad, o sea, cargas eléctricas generadas cuando formaciones de rocas cristalinas, como el cuarzo, son sometidas a gran presión. En ese momento la presión produce una "columna eléctrica" que se extiende hacia la atmósfera y que, al ionizar los gases, crea una forma luminosa en el cielo. Si esta columna se mueve a lo largo de la falla, la forma luminosa se movería también, creando la sensación de que un cuerpo sólido vuela en el aire. 

    Incluso estos fenómenos han sido reproducidos en laboratorio por el doctor Brian Bradley que demostró que las piedras sometidas a presión pueden producir efectos luminosos. Viendo a cámara lenta la película en la que se aplastan unas piedras en laboratorio podemos observar la formación de estas luces volantes e incluso en experimentos efectuados bajo el agua por David Deveraux han producido similares efectos luminosos. 

    Hay que señalar que las nubes luminosas producidas con este procedimiento son altamente peligrosas, podrían causar enfermedades, náuseas, ataques de epilepsia y en algún caso la muerte por electrocución.
    Como opinión personal, debo decir que jamás dudaría de la experiencia sufrida por mi propio padre ante éste caso. De toda la vida, se que ha sido siempre una persona muy escéptica, incluso más que yo. Conociéndolo como le conozco, sin duda, este es uno de los casos de “Luminarias Hurdanas” más fotografiadas de los que he podido encontrar y es todo un privilegio poder contar con ellas y poder exponerlo ante todos vosotros.
    Por suerte, he podido recorrer personalmente la zona y sus habitantes siguen recordando y narrando éstos hechos que un día aterrorizaron a muchísimos hurdanos.
    Investigando este caso, no he llegado a una conclusión clara para determinar de qué se trata éste fenómeno desconocido o no investigado demasiado a fondo por la Ciencia actual.
    Para mí, la teoría de la tensión tectónica podría ser un factor que explicaría el surgimiento de “las luces”, pero no explica por qué dichas luminarias poseen esa capacidad de seguimiento “inteligente” hacia los lugareños o vehículos, quizás nos quede aún mucho por investigar y aprender sobre este tipo de fenómenos geológicos o atmosféricos.
    No sé exactamente que puede llegar a ser ni puedo aventurar que se trate de un caso OVNI o que tenga relación con fenómenos paranormales, pero lo que sí es seguro, es que se trata de un misterio que lleva muchísimos años rondando por las tierras de Las Hurdes y que va más allá de la pura leyenda.

    TODAS LAS FOTOGRAFÍAS DEL FENÓMENO:


    Según el testigo y como se puede apreciar el la fotografía sobre éstas lineas, en un momento dado, la luz se intensifica hasta alcanzar una claridad similar a la luz diurna solar. El momento duró unos 10 segundos.


    Las fotografías fueron extraídas directamente por Aníbal Clemente a través del puerto infrarrojos del móvil al PC.


    Una publicación de Aníbal Clemente Cristóbal para la Revista de Extremadura Digital.
    • Comentarios de la Web
    • Comentarios de Facebook

    0 comentarios:

    Publicar un comentario en la entrada

    Item Reviewed: Misteriosa esfera de luz fotografiada en Las Hurdes (Cáceres) Rating: 5 Reviewed By: Historia y Arqueología
    TOP