REHA

Red Española de Historia y Arqueología

Para inaugurar mi blog daré pie a una de las épocas mas fascinantes de la prehistoria reciente del Mediterráneo, más objetivamente al mar Egeo, dos culturas ligadas a la leyenda y el mito, precursores del famoso pensamiento y forma de vida occidental de los griegos antiguos: la cultura minoica y micénica

Hasta la época helenística, mito e historia estuvieron, como bien se ha citado antes, íntamente ligados y no se supo establecer una diferencia clara entre ambos.

A mediados del s. XIX, Georges Grote escribió Historia de Grecia, en la que se establecía el inicio de la cultura griega en el 776 a.C., fecha de las primeras Olimpiadas. Se creía que todo lo anterior no podía ser demostrado y , por tanto, quedaba como material mitológico. Sin embargo, a finales del s. XIX, Schliemann y Evans provocaron un regreso de la visión mitológica a parte de la realidad, gracias a los descubrimientos de ciudades que se creían imaginación como Cnosos, Micenas o Troya. Hubo que preguntarse entonces hasta que punto el mito era mito y a partir de que punto se convertía en realidad. 

A mediados del s. XX, Michael Ventris consiguió descifrar el Lineal B, lo que permitió demostrar que estos pueblos antiguos que ocupaban Grecia seguía un sistema de escritura similar al utilizado en Oriente por culturas como la sumeria, asiria, babilónica... Debido a ello se demostró que el origen del pueblo griego no se encontraba en los valientes héroes sino en pueblos orientales.

El mundo minoico:


El interés de Arthur Evans en la isla de Creta se inició tras la compra en el anticuariado una serie de sellos procedentes de la isla. Tras ello, adquirió unos terrenos que comenzó a cavar varios años más tarde (1899), cuando acabó la ocupación de la isla. Encontró el palacio de Cnosos, el cual identificó como el laberinto del mito de Teseo y el Minotauro, atribuyéndoselo al legendario rey Minos (de ahí la nomenclatura que recibe dicha cultura). 

La posición privilegiada de la isla, situada entre Asia, África y Europa, donde habitaban las principales potencia del mundo antiguo, le permitió alcanzar desde una época temprana una gran importancia como queda demostrada en Homero. Durante el milenio II a.C., Creta estableció una red de comercio con los tres continentes, funcionando como foco del mercantilismo e intermediario principal del mediterráneo. Por todo ello, en la cultura cretense encontramos influencias de todas las culturas que se pusieron en contacto con ella de los alrededores. Creta, por tanto, se estableció como una de las primeras potencias del mundo antiguo conocido, basando su gobierno en una talasocracia (del griego Θάλασσα, thalassa, mar; y de κρἀτος, kratos, poder o gobierno) o gobierno autónomo del reino marítimo.

Evans, utilizando la estratigrafía y la cerámica como fósil director, estableció una cronología absoluta compleja comparada con el sistema de datación egipcio a la hora de hacerla. Básicamente se divide en:

  • Minoico Antiguo (I, II, III): 3100 - 2100 a.C.
  • Minoico Medio (IA, IB, II, III) 2100 - 1450 
  • Minoico Reciente (I, II, III) 1450 - 1000

Mediante datación de C14 o datación con otros análisis químico-radioactivos, se han establecido otras cronologías para la historia minoica. Una de las más famosas y didáctica además de la mayoritariamente aceptada por todos los estudiosos es la de Nicolás Platón, que estableció cuatro periodos cronológicos según la evolución del edificio más importante de la sociedad cretense, el centro administrativo, religioso, social y la vivienda del rey: el palacio.

  • Prepalacial: 2600 - 2000
  • Primeros palacios: 2000 - 1700
  • Segundos palacios: 1700 - 1400
  • Postpalacial: 1400 - 1000

Esta evolución fue marcada por un serie de catástrofes naturales que desolaron a cada final del periodo los palacios, levantándose con sus antiguos muros otros nuevos. Dichas catástrofes se debían principalmente a su situación geográfica entre placas tectónicas.

 

Los minoicos, principalmente, eran gentes pacíficas. Las evidencias son: la inexistencia de murallas que rodearan los palacios, por lo que no temían las revueltas sociales; el escaso armamento encontrado, siendo en su mayoría armas de carácter simbólico y de exhibición; la ausencia de temas belicosos en sus frescos y pinturas de palacios a diferencia de sus "colegas" los de micénicos. Sin embargo, según se van alejando los asentamientos y colonias cretenses internándose en territorio hostil, van existiendo más evidencias de muros y defensas menores por posibles temores a piratas y bandidos del Egeo. 

Otra hipótesis que rodea la cultura minoica, es la posible creación de un "perímetro de seguridad" que rodeara la isla con el establecimiento de guarniciones de defensa y colonias situadas en las pequeñas islas de los alrededores por temor a un ataque a Creta. 

El final de la cultura minoica, se debió a una nueva catástrofe natural, esta vez de origen volcánico, pero que de nuevo provenía de las profundidades de la Tierra. En 1967, Spyridon Marinatos halló en la isla de Thera, conocida en la actualidad como Santorini, un emplazamiento minoico. En torno a 1500 a.C. la erupción del volcán conservó los restos intactos al cubrirlos por el material volcánico al igual que ocurrió con Pompeya y Herculano. 

Esta misma explosión originó otra serie de catástrofes naturales como tsunamis y terremotos, que conllevaron a la decadencia del esplendor minoico, ya que tras la explosión y el "microapocalipsis" que se produjo, continuó habiendo lugares habitados. Hay hipótesis que vinculan el mito de la Atlántida con la isla de Thera, algo que no es del todo descabellado, ya que se produjo en la época de las grandes historias y leyendas movidas por los siglos, gracias a la historia oral de los aedos. Como dato curioso, dicha explosión ocultó el Sol durante siete días. Fue documentado en escritos de diversas culturas como la egipcia y de Oriente Próximo, los cuales divisaron la la nube de polvo volcánico. Además, se analizaron restos volcánicos del Santorini en una capa de hielo en Islandia que datan de la fecha del estallido con un margen de error de 150 años.

Debido a las catástrofes, grandes arquitectos, artesanos y otras minorías emigraron a territorio micénico, fomentando y enriqueciendo su cultura. Los micénicos arribaron en Creta, lo que provocó un cambio cultural que se mantendría durante algunos siglos más.

El mundo micénico:

 

 

A raíz del desciframiento del Lineal B por M. Ventriss en la década de 1950 se confirmó lo que ya había afirmado Schliemann en el s. XIX: realmente había existido una civilización con influencias cretenses pero con identidad griega: la civilización micénica. Los textos hallados demuestran la meticulosidad con que se llevaba el control y la contabilidad en el palacio.

El mundo micénico no apareció de la nada, pero tampoco fue producto de la civilización minoica, sino más bien fue producto de un desarrollo en el que poco a poco fueron tomando conciencia e identidad griega, y al contrario de lo que se piensa, tampoco fue una cultura solo guerrera y primitiva, sino que se trató de una cultura de gran desarrollo intelectual como muestran determinadas obras de ingeniería llevadas a cabo.

Debido a que la primera ciudad en excavarse fue Micenas, se pensó que era la capital de un imperio micénico constituido por diversos reinos. Sin embargo, con el descubrimiento de otras ciudades de similar importancia se constató que el mundo micénico estaba formado por una serie de ciudades independientes que aunque compartían cultura y costumbres tenían un área de influencia autónoma.

Las ciudades micénicas no sólo se establecieron por todo el territorio de Grecia, sino que también alcanzaron las costas de Asia Menor e incluso del Levante Mediterráneo.

La sociedad micénica era una sociedad muy violenta, en la que existía un especial gusto por lo bélico. Se trata de una sociedad muy militarizada en cuyas representaciones encontramos numerosas alusiones a la guerra o a la caza. Entre los hallazgos arqueológicos se han encontrado armas de dos tipos: armas sencillas, de uso y armas de exhibición, con incrustaciones y una decoración rica. Además se han encontrado cascos con dientes de jabalí y armaduras hechas de cilindros de bronce (armadura de Dendra a la derecha). Este hecho provoca una gran distancia entre el feliz mundo minoico y el mundo micénico.

Entre los siglos XIV-XIII a.C. se produce el apogeo micénico y su expansión por todo el Mediterráneo. Debido a la desaparición de los minoicos (la competencia), los micénicos se enriquecen gracias a un floreciente comercio: se comercia con los excedentes que se guardan en los almacenes, pero también se produce un comercio exterior consistente en la importación de materias primas y la exportación de manufacturas con Egipto, Oriente, Fenicia... en Ugarit incluso se establece un barrio micénico.

Sin embargo, para llevar a cabo esta expansión mediterránea se utilizaron métodos tales como la piratería y el pillaje.

Mito y realidad de la Guerra de Troya:

Parece ser que la Guerra de Troya pudo producirse como consecuencia de una coalición micénica en busca de tesoros, como ocurría en muchas ocasiones. Según Blegen, el estrato VIIa de la ciudad de Ilión es el que coincide con la etapa de apogeo de los palacios, sin embargo, no puede demostrarse 100%. Otra de las posibles causas de la guerra podría ser el rapto de una mujer para utilizarla como esclava, ya que era otro tópico de una época en la que se sucedían estas escenas de pillaje como narra Heródoto en su Historia . Otra posibilidad sería la de la creación de una historia llena de imaginación a partir de varios de estos sucesos, como las guerras de pillaje, los raptos de mujeres para usarlas como esclavas... en un escenario histórico en el que se encuentra una potencia hegemónica (Micenas y su mundo) y una ciudad emergente y rica (Troya) y con una gran heroización de los personajes locales. En cualquier caso, y aunque quizás nunca se aclare el misterio de la Guerra de Troya, lo que sí que está claro es la cantidad de conflictos acontecidos en esa época en los que Micenas era uno de los implicados.

Final de la cultura micénica: En torno al 1300 a.C. se produce la misteriosa desaparición del mundo micénico. Por motivos diversos se produce una serie de destrucciones en cadena a lo largo de todo el Mediterráneo. Hay varias teorías e hipótesis las cuales, es probable, que se dieran simultáneamente:

  • La posibilidad de las invasiones dorias parece poco probable, ya que no hay una simultaneidad que permita explicar esta oleada de destrucciones, las ciudades micénicas tenían unas buenas defensas ante cualquier posible ataque y no hay huellas arqueológicas que demuestren los ataques dorios.
  • Otra de las hipótesis son los ataques de los denominados Pueblos del Mar. Sin embargo, sus ataques puntuales sobre Oriente, Egipto y Anatolia no parecen ser las causas de la desaparición de una civilización al completo.
  • También hay quien apuesta por un desastre natural, sin embargo, esto no explica por qué se abandonan regiones enteras y no zonas en concreto; y en caso de haber ocurrido éste estaría recogido en las crónicas de Oriente.
  • Asimismo, pudo tratarse de una lucha de clases interna, de las sociedades más bajas contra las élites.

Hasta aquí, mi post sobre estas fascinantes culturas. Téngase claro que he dejado muchísima cantidad de información que en su mayoría no he podido completar por las horas que son ya. Iré editando durante estas semanas para ir completando el post. Bienvenidas sean las sugerencias sobre todo lo que se pueda añadir y os interese saber, correcciones por si hay erratas o inexactitudes en el texto, etc. 

La intención de este post es acercar a la gente a una época anterior a la clasicista y helenística griega y ayudar en cualquier caso a estudiantes que necesiten completar apuntes o a la gente para su interés propio y por saber un poco más. 

Gracias de antemano y un saludo a todos!

 

Visitas: 5353

Etiquetas: Creta, Egeo, Peloponeso, historia, micenico, minoico, prehistoria

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de REHA para añadir comentarios!

Participar en REHA

Comentario por Paco Aceitero Sac el julio 26, 2012 a las 11:59pm

Muy interesante el artículo. Ya es hora de que se hable de los pelasgos y de la diosa...

AVISO IMPORTANTE

Por motivos de trabajo, el editor de la REHA no antenderá peticiones, dudas o sugerencias en privado.
Se recomienda usar el Foro o en su caso el Blog.
Gracias por vuestra comprensión.

Destacamos

Suscríbete a la REHA

Introduce tu Correo Electrónico y suscríbete a las Noticias de la Red Española de Historia y Arqueología:

Cortesía de FeedBurner

Apoya a la REHA

Apadrina a la Red Española de Historia y Arqueología
Apadrina a la REHA
Ayuda a la Red Española de Historia y Arqueología a través de Paypal.

Estadísticas

Top de Historia Webring
Join | Ring Hub | Random | Prev | Next

© 2014   Creado por Aníbal Clemente Cristóbal.

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio