728x90 AdSpace

  • Actualidad

    jueves, 15 de mayo de 2008

    La exposición 'Tesoros Sumergidos de Egipto' descubre estatuas de dioses, esfinges, estelas y joyas rescatadas del mar

    Por primera vez, unas 500 piezas –sólo una parte infinitesimal de los descubrimientos arqueológicos submarinos hallados desde 1996 por Franck Goddio y su equipo en la bahía de Abukir y en el puerto de Alejandría- serán visitadas por el público español. Entre ellas está la estatua más alta de Hapi, dios de la crecida del Nilo –símbolo de fertilidad y abundancia- hasta ahora descubierta en Egipto.

    Con unos 2000 años de antigüedad, rivaliza con las colosales esculturas de granito rosa de un rey y una reina, con más de cinco metros de altura, cada una. Entre los testimonios de la riqueza de esta civilización de entramados culturales hallamos también: una cabeza del dios Serapis, con reminiscencias de Zeus y de Osiris; estatuas de Osiris, joyería y monedas de oro; cerámica, en parte intacta; una esfinge con los rasgos de Nectanebo; y – hLos hallazgos representan una hazaña arqueológica “equiparable al descubrimiento de Pompeya” según Gereon Sievernich, director del Martin- Gropius-Bau de Berlín, donde la exposición fue presentada entre mayo y septiembre. Decenas de miles de horas de exploración y buceo fueron necesarias para descubrir los antiguos yacimientos sumergidos de Alejandría, Heraclion y Canopo, perdidos bajo el mar como consecuencia de los desastres naturales. “Fuimos explorando electrónicamente tanto en el yacimiento del Portus Magnus, en Alejandría, como en la bahía de Abukir” explica Franck Goddio, fundador y presidente del Institut Européen d’Archéologie Sous-Marine (IEASM). Usando sofisticada tecnología geofísica, que incluye un magnetómetro nuclear de resonancia magnética diseñado por la Commissariat à l’Énergie Atomique (CEA), el equipo de Franck Goddio ha logrado restaurar “una realidad topográfica e incluso física” para estas legendarias ciudades, hasta ahora sumergidas. Ahora sabemos que el antiguo puerto de Alejandría ocupaba unas 600 hectáreas; que la ciudad de Heraclion, descubierta a 7 kilómetros de la actual costa, tenía más de un kilómetro cuadrado de área; y que la parte Este sumergida de Canopo ocupaba 25 hectáreas. Otro misterio ha sido también resuelto: Heraclion (en griego) y Tonis (en egipcio) fueron, de hecho, la misma y única ciudad. Esto ha sido revelado por las inscripciones jeroglíficas de una estela de granito negro, hallada intacta en el yacimiento de Heraclion. “El área del puerto de Alejandría muestra la inteligencia, la destreza en ingeniería y el sentido artístico de la gente de la época,” añade el arqueólogo submarino Goddio. Rememorando 1500 años de la historia del antiguo Egipto, desde el 700 a.C. hasta el 800 d.C., la exposición abarca los periodos de las últimas dinastías faraónicas, de las Épocas Ptolemaica, Romana, Bizantina e inicios de la Islámica. Comenzó el 16 de abril en el Antiguo Matadero de Legazpi, de Madrid. Los restos descubiertos por un equipo de casi 50 personas entre arqueólogos, expertos, ingenieros electrónicos y buzos, fueron restaurados y conservados en Alejandría, antes de ser transportados por mar y aire – algunas piezas a bordo de un Airbus Beluga – a Europa. Cuando regresen a su tierra natal, Franck Goddio confía “en que se puedan agrupar en un único lugar, y ser exhibidos al público egipcio”. En la segunda mitad del siglo VII una mezcla de fenómenos naturales produjo que los lugares arqueológicos en cuestión se sumergieran. Durante siglos estos lugares eternos han reposado en el fondo del océano a orillas de Alejandría y en la bahía de Abukir. Los tesoros sumergidos permanecieron en el fondo del mar, cubiertos por sedimentos llevados por el Nilo y protegidos por los revestimientos que éstos formaron sobre ellos. En 1992 el Instituto Europeo de Arqueología Submarina (IEASM) comenzó a realizar excavaciones submarinas bajo la supervisión de Franck Goddio, conjuntamente con el Consejo Superior de Antigüedades de Egipto. Los hallazgos fueron increíblemente prolíficos y de un valor superior a lo imaginable. Las cerca de quinientas piezas que componen la exposición Tesoros Sumergidos de Egipto son sólo una mínima parte del total, pero aún así, se revelan aquí quince siglos de historia, que nos invitan a un viaje asombroso y nos sumergen en una parte del antiguo Egipto que estuvo en contacto con el mundo mediterráneo de los griegos, romanos y bizantinos, antes de la conquista árabe final. Esta extraordinaria colección, nunca vista anteriormente, es ahora propiedad del Estado egipcio. Un acuerdo firmado por las autoridades de Egipto y el IEASM ha permitido que, durante un periodo de dos años, estas piezas puedan viajar y mostrarse en exposiciones; primero en Berlín y Bonn, durante algunos meses en París, en la nave del Grand Palais y ahora en Madrid, en el antiguo Matadero de Legazpi.
    FICHA TÉCNICA
    Exposición “Tesoros Sumergidos de Egipto” 16 abril- 28 de septiembre de 2008 Antiguo Matadero de Legazpi Madrid Paseo de la Chopera, 10- Entrada por la Casa del Reloj Metro Legapzi (Línea 3) Horario de apertura: De lunes a domingo de 10 de la mañana a 10 de la noche. Información: http://www.tesoros-sumergidos-egipto.es/ asta ahora única en su género- un naos con un calendario egipcio inscrito.
    Nota: la Exposición estará hasta el 28 de septiembre de 2008.
    • Comentarios de la Web
    • Comentarios de Facebook

    0 comentarios:

    Publicar un comentario en la entrada

    Item Reviewed: La exposición 'Tesoros Sumergidos de Egipto' descubre estatuas de dioses, esfinges, estelas y joyas rescatadas del mar Rating: 5 Reviewed By: Hannibal Clemente Cristóbal
    TOP