728x90 AdSpace

  • Actualidad

    lunes, 28 de noviembre de 2011

    Arqueólogos desvelan los Misterios de Stonehenge


    Stonehenge en Amesbury, Gran Bretaña. Foto: EPA/ROY KILCULLEN.

    Vía: The Independet | David Claves | 26 de noviembre de 2011 (Traducción: G.C.C.)
    Nuevos y extraordinarios descubrimientos están arrojando nueva luz sobre por qué el más famoso lugar de la antigua Gran Bretaña, Stonehenge, fue construido y cuándo.

    La investigación actual sugiere ahora que Stonehenge podía ya haber sido un importante enclave sagrado por lo menos 500 años antes de que la primera prieda del círculo fuera construida, y que la sacralidad de su ubicación puede haber determinado el diseño de los aspectos claves del paisaje sagrado circundante.

    Es más, la nueva investigación -que se está llevando a cabo por arqueólogos de la Universidad de Birmingham, Bradford y Viena- aumenta enormemente la evidencia que vincula a Stonehenge con las creencias religiosas solares prehistóricas. Aumenta la probabilidad de que el sitio estuviera original y principalmente asociado con el culto al sol.

    Las investigaciones también han permitido a los arqueólogos reconstruir supuestamente el recorrido completo de una posible procesión religiosa, u otro evento ritual, que se sospecha pudo haber tenido lugar cada año al norte de Stonehenge.

    Esa supuesta "procesión" prehistórica religiosa (o, más concretamente, la evidencia que sugiere su ruta) tiene implicaciones para comprender la función religiosa de Stonehenge, e indica que la importancia del lugar que ahora ocupa Stonehenge surgió antes de lo que ya había sido supuesto.



    A la izquierda, el arqueólogo Eamonn Baldwin, de la Universidad de Birmingham. En el centro, el arqueólogo geofísico, Dr. Chris Gaffney, de la Universidad de Bradford, y a la derecha, el profesor Wolfgang Neubauer, director del Instituto Ludwig Boltzmann para la Prospección Arqueológica y Arqueología Virtual de Viena. Foto: Artdaily / Rafael G. Satter , Associated Escritor Prensa
    La nueva evidencia crucial arqueológica fue descubierta durante los trabajos llevados a cabo en torno a Stonehenge, en los cuales los arqueólogos han 'radiografiado' el suelo utilizando un radar de análisis del terreno y otras técnicas de investigación geofísicas. A medida que el equipo arqueológico de Birmingham y Viena estaban utilizando estos sistemas de alta tecnología para cartografiar el interior de un gran recinto prehistórico (el llamado "Cursus") cerca de Stonehenge, descubrieron dos grandes pozos, uno hacia el extremo este del recinto, y el otro más cerca de su extremo occidental.

    Cuando modelaron en su sistema informático las relaciones entre estos pozos del "Cursus" recién descubiertos y Stonehenge, se dieron cuenta de que, mirando desde el llamado "Talón de piedra" de Stonehenge, los pozos estaban alineados con la salida y puesta del sol en el día más largo de la año, en el solsticio de verano. Las posibilidades de que las dos alineaciones fueran una coincidencia son extremadamente bajas.



    Los arqueólogos comenzaron entonces a especular sobre qué tipo de actividad ritual o ceremonial podría haber sido llevada a cabo entre los dos pozos. En muchas áreas del mundo, las antiguas ceremonias religiosas, y otras, a veces inplicaban procesiones ceremoniales alrededor de los perímetros de los monumentos. Por lo tanto, los arqueólogos pensaron que era posible que los celebrantes prehistóricos podrían haber deambulado entre los dos pozos para procesionar alrededor del perímetro del "Cursus".

    Inicialmente esto era una pura especulación, pero luego se dieron cuenta de que había potencialmente una forma de intentar poner a prueba la idea. En el día del solsticio de verano hay de hecho tres alineaciones principales, no sólo la salida y puesta del sol, sino también al mediodía (el punto más alto que el sol alcanza en su ciclo anual). Al mediodía la alineación clave debe estar hacia el sur.

    Una manera de probar la teoria de la 'procesión' (o por lo menos su ruta) consistía para los arqueólogos en demostrar que, en el punto medio de esa ruta, había de hecho una relación especial con Stonehenge (al igual que en los dos pozos había una relación entre el inicio y el punto final de la ruta). El "momento eureka" se produjo cuando los cálculos del ordenador revelaron que el punto medio (el punto del mediodía) de la ruta se alineaba directamente con el centro de Stonehenge, el cual estaba precisamente hacia el sur.



    Foto: Interpretación posible a la luz de la información del post: la chincheta amarilla señala la ubicación (aproximadamente) de uno de los hoyos encontrados, en concreto el de la zona este del "Cursus". La línea morada indica la alineación del hoyo con el círculo megalítico de Stonhenge en el solsticio de verano (otra línea morada saldría hacia la izquierda, con similar inclinación, desde el círculo de Stonehenge hacia la zona oeste del "Cursus", donde se halla el otro hoyo o fosa). La línea verde vertical señala la alineación del punto medio del "Cursus" con el círculo de Stonehenge al mediodía del solsticio de verano.
    Esta toma de conciencia de que el sol se cierne sobre el sitio de Stonehenge en su punto más alto del año parece haber sido de gran importancia para los hombres prehistóricos. En sí mismo tiene un potencial significado, ya que sugiere que la asociación del lugar con la veneración del sol era tal vez incluso mayor de lo que se creía.

    Pero el descubrimiento de las fosas o pozos del "Cursus", el descubrimiento de las alineaciones solares, y la supuesta 'procesión' de la ruta, revelan también algo más, algo que podría posiblemente cambiar la cronología aceptada del paisaje de Stonehenge.

    Durante décadas, la arqueología moderna ha sostenido que Stonehenge llegó relativamente tarde a la zona, y que el otro gran monumento en el paisaje -el "Cursus"- lo precedió en 500 años.ç

    Sin embargo, la implicación de las nuevas evidencias es que, en cierto sentido, la historia pudo haber sido al revés, es decir, que el sitio de Stonehenge estaba consagrado antes de que el "Cursus" fuera construido, dice el arqueólogo de Birmingham, el Dr. Henry Chapman (foto a la izquierda), quien ha estado modelando las alineaciones computarizadas en las reconstrucciones del paisaje de Stonehenge.


    El argumento para esto es simple, pero convincente. Porque la alineación 'sur' del mediodía en el punto medio de la ruta de 'procesión' no podría ocurrir si el propio "Cursus" tenía diferentes dimensiones. El diseño que ese monumento ostenta ha sido concebido específicamente para lograr la alineación del punto medio con el centro de Stonehenge.

    Es más, si esto es así, la posición del "Talón de piedra" de Stonehenge tenía que haber sido de importancia ritual antes de que las fosas del Cursus fueron excavadas (debido a que sus alineaciones son percibidas especialmente desde el "Talón de Piedra").

    Esos dos hechos, tomados en conjunto, implican, por lo tanto, que el lugar que más tarde ocuparon las piedras de Stonehenge era ya sagrado antes de que se iniciara la construcción del "Cursus". A menos que la alineación del mediodía sea una pura coincidencia (lo que es poco probable), ello implicaría que el estado sagrado del sitio de Stonehenge es, por lo menos, 500 años más antiguo de lo que se pensaba anteriormente, un hecho que plantea una intrigante posibilidad.

    Hace 45 años los arqueólogos encontraron un enclave ritual Mesolítico, datado en el 8000 a.C., en lo que hoy es parque de estacionamiento de coches de Stonehenge. La diferencia de cinco mil años entre este enclave sagrado Mesolítico y Stonehenge mismo significaba que la mayoría de los arqueólogos creían que la continuidad "sagrada" del espacio entre los dos enclaves era intrínsecamente improbable. Pero, con los nuevos descubrimientos, el intervalo de tiempo se ha reducido potencialmente. De hecho, no se sabe por cuánto tiempo el sitio de Stonehenge estuvo consagrado antes de la construcción del "Cursus". Por lo tanto, las tradiciones a muy largo plazo de la sacralidad geográfica, en relación a los monumentos antiguos mejor conocidos en Gran Bretaña y el mundo, pueden tener que ser consideradas ahora.

    La supervisión del área de Stonehenge por la Universidad de Birmingham -la más grande de su tipo jamás realizada en cualquier parte del mundo- tomará otros dos años más para completarse, dice el profesor Vince Gaffney (foto a la izquierda) director del proyecto.

    Virtualmente cada metro cuadrado de una zona de cinco millas cuadradas alrededor del más famoso monumento prehistórico del mundo será examinado geofísicamente a una profundidad de hasta dos metros, dice.

    Es esperable que decenas, posiblemente cientos, de espacios desconocidos se descubran como resultado de la operación.

    Los descubrimientos en curso en el sagrado paisaje prehistórico de Stonehenge -realizados por los arqueólogos de Birmingham y colegas del Instituto Ludwig Boltzmann de la Universidad de Viena- se espera que transformen la comprensión de los investigadores sobre los orígenes del famoso monumento, su historia y significado.
    • Comentarios de la Web
    • Comentarios de Facebook

    0 comentarios:

    Publicar un comentario en la entrada

    Item Reviewed: Arqueólogos desvelan los Misterios de Stonehenge Rating: 5 Reviewed By: Historia y Arqueología
    TOP