728x90 AdSpace

  • Actualidad

    sábado, 3 de septiembre de 2016

    Arqueólogos descubren una fábrica de jarras de piedra de más de 2.000 años de antigüedad en Galilea (Israel)

    En una cueva de piedra caliza a mitad de camino entre Nazaret y el pueblo bíblico de Caná, los arqueólogos desenterraron recientemente un taller del siglo I d.C. que producía vasos de piedra similares a aquellos que contenían el agua que Jesús transformó en vino.

    Varios cuencos y copas de piedra en diversas fases de ejecución fueron encontrados en las entrañas de la cueva, sugiriendo que la cueva puede haber sido el hogar de una activa fábrica de productos de piedra. El sitio, conocido hoy en día como Einot Amitai, es el primer sitio de fabricación de gres de su tipo encontrado en la Galilea de la Época del Segundo Templo, dijeron los investigadores.

    Aunque evidencias de producción de vasos de piedra caliza han sido descubiertas en otros sitios en Galilea, solamente en Einot Amitai los arqueólogos han hallado una cantera y un taller donde eran realizados.


    La cueva fue encontrada en el 2001 cuando los residentes del pueblo cercano estaban nivelando una parcela de tierra y emergió la caverna. Un estudio limitado del sitio indicó que podía haber estado involucrada en la producción de productos de piedra caliza, pero los arqueólogos solo lanzaron una excavación más completa este agosto.

    Los vasos de piedra caliza se volvieron populares en Judea a mediados del siglo II a.C., y permanecieron en uso durante el período Romano. Los arqueólogos de la Universidad de Ariel y de la Universidad de Malta quienes llevaron a cabo la excavación buscaron determinar si la producción de vasos de piedra continuó en la Galilea después de la Segunda Revuelta Judía contra Roma en el 135 d.C.

    Fragmentos de cuencos, platos y copas hechas de piedra han sido encontrados en asentamientos judíos a través de Judea, pero muy pocos aparecieron en contextos no judíos del período, sugiriendo una posible motivación religiosa para su uso, dijo Yonatan Adler (izquierda) de la Universidad de Ariel, un experto en la antigua ley ritual judía quien dirigió la excavación.

    Durante los siglos I a.C. y I d.C., varias corrientes del judaísmo llegaron a estar obsesionadas con la noción de la pureza ritual. A diferencia de la cerámica, la piedra no podía absorber la impureza ritual, haciéndola un material ideal para utensilios de cocina.

    “Algunos recipientes desempeñaron un papel integral en las vidas religiosas diarias de los judíos durante este período”, argumentó Adler. Quizás debido a que la piedra no estaba entre los materiales mencionados en los códigos de pureza de Levíticos fue considerada una excepción. De cualquier manera, “Fue una clase de 'Edad de Piedra' judía”, dijo en una declaración publicada por la universidad.


    Otros eruditos argumentan que la popularidad de los recipientes de piedra durante el período estaba limitada a "un deseo de reforzar su propia identidad", eligiendo productos locales simples por sobre los lujosos productos importados, escribió en el 2015 Zeev Weiss, de la Universidad Hebrea.


    Las tinajas de piedra se mencionan en el Nuevo Testamento, cuando el Libro de Juan relata que en la boda en Caná “Estaban ahí seis jarras de agua hechas de piedra para los ritos judíos de purificación, cada una conteniendo veinte o treinta galones”.

    Todos sabemos lo que Jesús hizo con el agua. Pero lo que Adler sugiere es que “es ciertamente posible -quizás incluso probable- que grandes contenedores de piedra del tipo mencionado en la historia de la Boda de Caná pueden haber sido producidos localmente en la Galilea en una cueva similar a la que nosotros estamos ahora excavando”. El pueblo moderno de Kafr Kanna, a solo una milla al norte de la cueva, está identificado con la Caná bíblica, después de todo.

    Por ahora las excavaciones de la cueva solamente han producido jarros y cuencos pequeños de piedra, nada del tamaño mencionado en el Libro de Juan.

    “Fragmentos de tinajas grandes no han sido desenterrados”, dijo cautelosamente el Dr. Dennis Mizzi (izquierda), de la Universidad de Malta, en una declaración.
    Los arqueólogos planean excavaciones adicionales el próximo verano.

    Fuente: :diariojudio.com | 31 de agosto de 2016
    (Traducción por el Consulado General H. de Guayaquil)
    • Comentarios de la Web
    • Comentarios de Facebook

    0 comentarios:

    Publicar un comentario en la entrada

    Item Reviewed: Arqueólogos descubren una fábrica de jarras de piedra de más de 2.000 años de antigüedad en Galilea (Israel) Rating: 5 Reviewed By: Historia y Arqueología
    TOP