728x90 AdSpace

  • Actualidad

    lunes, 25 de julio de 2011

    LAS CANTERAS DEL “CULO DEL MUNDO”


    FIGURA 1: PANORÁMICA DE "LAS CONTIENDAS"

    Según la vigésima segunda edición del Diccionario de la Lengua Española, “el culo del mundo” es una expresión coloquial cuyo significado es “lugar muy lejano”.

    Sin embargo, “Culo del Mundo” es, además de lo dicho, un topónimo que se corresponde con un pago situado a unos 15 Km al este de la ciudad de Zamora, en el extremo más oriental del municipio zamorano de Madridanos,  (ver cartografía adjunta). Inmediatamente al norte de dicho pago se extiende otro paraje denominado “Las Contiendas” que, según unas investigaciones sobre la red viaria del occidente de la Meseta Septentrional durante la Edad Antigua que venimos realizando durante los últimos años, tuvo una gran relevancia histórica, a pesar de haber pasado prácticamente desapercibido hasta la fecha.

    MAPA 1: PLANIMETRÍA DE LA ZONA. 1º EDICIÓN DEL MTN 1/50.000 (1908).

    En el pago de “Las Contiendas-Mata El Hombre” situado a caballo entre los términos municipales de  Villalazán, Toro y Madridanos, se localizarían, según nuestros datos, las impresionantes, sobrecogedoras y hasta ahora olvidadas canteras de OCELO DVRI, la gran civitas romana del occidente del Duero antecedente urbano inmediato de Zamora, capital de la primitiva Extremadura leonesa.

    MAPA 2: SALIDA SIG DEL AREA DONDE SE LOCALIZAN LAS CANTERAS (BASE BTN 1/25.000).

    Una de las principales acepciones del verbo latino contendo es "tirar" - "lanzar" - "arrojar".  El topónimo “contiendas”, en nuestra opinión, ha preservado un significado olvidado por la memoria colectiva de la población local actual, claramente relacionado por las actividades extractivas iniciadas en la zona por los romanos hace dos milenios, ya que este tipo de canteras se trabajaba desgajando grandes bloques de arenisca por medio de la excavación de galerías que servían para perfilar los módulos a seccionar (ver Figura 2 y recuadro de la Figura 1). Estos bloques o módulos se liberaban mediante la introducción de cuñas, y eran posteriormente transportados a los talleres donde se labraba la piedra o, directamente, troceados a pie de cantera.


    FIGURA 2: EXTRACCIÓN Y TRABAJOS EN LA CANTERA (Fuente: ANTONELLI, 2003, 276).

    Las canteras de “Las Contiendas” habrían suministrado la piedra arenisca utilizada para edificar OCELO DVRI, que se ubicó en el entorno del yacimiento de El Alba y aledaños, así como para cimentar los tramos inmediatos a la civitas de todas las calzadas que en ella confluían.

    Según nuestra teoría, mucha de la piedra labrada que conformó los edificios de OCELO DVRI habría sido trasladada en la Alta Edad Media y siglos posteriores al actual emplazamiento de Zamora, donde habría sido reutilizada para construir una parte significativa de sus numerosas iglesias románicas (más de una veintena), así como de sus murallas, sus puentes, su castillo y otros edificios nobiliarios, lo que desvelaría el motivo por el que el emplazamiento de OCELO DVRI se ha mantenido en el misterio desde hace siglos. Parte de los sillares y otros elementos constructivos de los edificios de la ciudad ha sido reutilizado por los paisanos de Villalazán, Madridanos y otras localidades próximas para construir parcialmente sus casas, y en ellas pueden contemplarse todavía. 

    Versión final de una comunicación que presentamos el pasado año en el X Congreso Internacional de Caminería Hispánica, cuyo borrador ya fue hecho público en esta web hace algunas semanas, para ampliar esta información a todos los posibles interesados en el tema, y promover el inicio de un posible debate sobre la cuestión.

    Las Canteras del "Culo del Mundo". Revisión 16/01/2012

    * Mapas del "post" elaborados a partir de información original propiedad del Instituto Geográfico Nacional. (IGN).

    Por José Luis Vicente González
    • Comentarios de la Web
    • Comentarios de Facebook

    0 comentarios:

    Publicar un comentario en la entrada

    Item Reviewed: LAS CANTERAS DEL “CULO DEL MUNDO” Rating: 5 Reviewed By: Historia y Arqueología
    TOP