728x90 AdSpace

  • Actualidad

    lunes, 28 de noviembre de 2016

    Pasmo en la Generalitat: la bandera de Cataluña hasta el siglo XX no era la senyera



    Cae otro mito nacionalista. Hasta el siglo XX la bandera de San Jorge era la que representaba al Principado.

    El nacionalisme s’ho inventa tot.
    El 11 de septiembre de 1714 la cuatribarrada no salía por ningún lado, y otra bandera representaba a Cataluña. Así lo explica Francisco de Castellví, capitán de la Coronela en las fechas del asedio tan mitificado por el nacionalismo:
    “Mandó  el duque que los conselleres entregasen todas las banderas de la Coronela, en número de 42, y la tan nombrada bandera de Santa Eulalia. (…) El día 15 fueron entregadas todas las banderas de los gremios y la antiquísima bandera de Santa Eulalia, que tantas veces había pasado el mar con los barceloneses a diferentes expediciones, como refieren las historias. El mismo día entregaron los diputados la bandera de San Jorge, que es la que representaba el Principado. Esparcida la noticia en la ciudad, se conocía la tristeza de todos los semblantes (…) se advirtió más sentimiento que en haber quedado la ciudad superada por la fuerza”(Francisco Castellví: Narraciones históricas, tomo IV, p.312).
    El historiador Jordi Canal, natural de Olot, explica en su exitoso libro Historia mínima de Cataluña (2015) que la cuatribarrada sólo era una señal familiar de los condes, y que ni Barcelona la adoptó como emblema oficial:
    “El blasón era un emblema familiar o dinástico, no territorial. (…) Pujades, a principios del siglo XVII, hacía mención de los 4 palos como ‘armas o insignias de nuestros invictos condes de Barcelona’. Coexistió con otros, como la bandera de San Jorge -una cruz griega roja sobre fondo blanco o plateado-, que fue adoptada como propia por las instituciones barcelonesas o por la Diputación del General. (…) En el siglo XIX, con el hambre de pasado que implicó la Renaixença, las 4 barras constituían, fundamentalmente, un recuerdo histórico. No fue hasta la década de 1880 cuando adquirieron un tono reivindicativo. El surgimiento del nacionalismo, a fines de la centuria, intensificó esta tendencia. Otras opciones quedaron por el camino, en especial la cruz de San Jorge. El éxito de los impulsores fue trocar un emblema partidario en el de un territorio y una comunidad. En el siglo XX la insignia de las 4 barras se convierte en la bandera de Cataluña” (p.42).
    Pues ya lo ven: la senyera es un blasón de una casa condal que los catalanes no utilizaron nunca para representarles como conjunto, hasta que el nacionalismo lo escogió como emblema ideológico a finales del siglo XIX.
    Dolça i fabricada Catalunya…

    • Comentarios de la Web
    • Comentarios de Facebook

    1 comentarios:

    1. OH NOOOOO no jodas!!!! que tremenda nioticia!!! Catalunya independentista esta perdida!!!!!
      Yodo esta perdido. huyamos!!!!!

      JA, ja ja... de vedad cees que eso es una noticia? o qiu eeso va a mermar en algo el moderno nacionalismo catalan?

      Hay cada iluso que flipas!

      Por cierto, animate a aplicar este asunto a toda bandera y simbolo de cualquier pais y ya veas como alucinas en colorines...

      ResponderEliminar

    Item Reviewed: Pasmo en la Generalitat: la bandera de Cataluña hasta el siglo XX no era la senyera Rating: 5 Reviewed By: NEVILLE RESISTE A LA PLAGA
    TOP