728x90 AdSpace

  • Actualidad

    sábado, 11 de febrero de 2017

    Hace 5000 años los ancestros de los changos ya habrían pescado en alta mar

    Un misterio que podría cambiar la prehistoria del norte de Chile encierra el sitio arqueológico de Copaca 1 (al sur de Tocopilla), que tiene una datación aproximada de 5.000 años antes del presente.
    En la misma época que en oriente surgía el antiguo imperio egipcio, en medio de la aridez extrema del desierto costero, los primeros habitantes de estas tierras habrían tenido la tecnología para navegar mar adentro.

    Un equipo de arqueólogos, liderado por Victoria Castro, investigadora de las universidades de Chile y Alberto Hurtado, encontró un entierro humano, y, junto a los cuerpos, anzuelos y otros objetos para la pesca.

    También halló numerosos restos de mamíferos, aves, moluscos y peces, incluyendo huesos de peces oceánicos como el marlín, el bonito, la cojinova, el tiburón marrajo y la albacora.
    El detalle es que estos peces oceánicos jamás se acercan a las aguas costeras, por lo que la única forma de capturarlos es internarse mar adentro y en una embarcación.

    "Son especies de mar afuera (es decir que no se puede llegar a él nadando) y no se varan como los cetáceos, por lo que es muy poco probable que lleguen a la costa", dice Castro.


    Estructura de piedra en Copaca 1.

    Además, asegura, algunos de estos peces como la albacora o el pez espada, requieren ser cazados con lanza porque son muy grandes.

    Hasta ahora se creía que el conocimiento del arte de la pesca había sido adquirido en forma mucho más tardía, al igual que la fabricación de embarcaciones (alrededor del 1.000 d.C.).
    Pero el análisis antropológico y biológico del principal de los individuos hallados revela que entre las actividades que pudo desarrollar se cuentan el uso de remos, la natación, la pesca, el uso de arpones y la caza submarina.

    Esto último por la presencia de una anomalía ósea en el canal auditivo destinada a proteger al tímpano y que está relacionada con inmersiones prolongadas en agua fría.



    Conchas de erizos

    Se determinó que el individuo analizado es un hombre de entre 35 y 45 años de edad, con una altura promedio de 1,60 metros. Sus restos estaban sobre un piso preparado especialmente para el entierro, con lodo de color ocre y su cráneo estaba rodeado de piedras.

    El esqueleto, todavía articulado casi en su totalidad, fue puesto de espaldas, con las extremidades inferiores separadas y las manos y brazos abiertos. En cada mano tenía una piedra roja plana.
    Las vértebras cervicales (del cuello) fueron retiradas y reemplazadas por dos conchas de erizos. Entre sus piernas estaban los restos de un individuo de sexo indeterminado de 3 a 5 años de edad.
    Bajo él se registraron otros dos entierros también asociados a huesos de animales, moluscos y peces. Debajo de uno de los cráneos había cuatro "espadas" de albacora.

    Esta evidencia de pesca mar adentro no solo tiene que ver con la zona norte, sino abarca todo Chile. "No hay ejemplos semejantes en la zona austral", dice la experta.



    Si se comprueba la hipótesis de que en esa época ya había pesca en mar profundo, sería algo extraordinario, reconoce la arqueóloga, quien ha trabajado en el tema junto a su colega Diego Salazar. 

    "Por ahora son indicios pero ninguna certeza directa".

    Lo clave sería encontrar restos de una embarcación, lo que todavía no han conseguido.
    Eso sí hay evidencia de pinturas rupestres en el sitio de El Médano (al sur de Antofagasta) que muestran embarcaciones y pesca, incluso de cetáceos y tortugas.

    "El problema de la pintura rupestre es que es muy difícil fechar, entonces puede ser de la época que investigamos o muy posterior".

    La prueba concreta más temprana de navegación corresponde a embarcaciones en miniatura en las sepulturas de Arica, pero datan de más o menos del año mil de nuestra era, dice.
    La balsa de cuero de lobos marinos, que los cronistas españoles documentan como el medio de navegación de los nativos de la zona, sería incluso posterior.

    Según Castro, los antiguos habitantes del norte que ella ha estudiado pudieron haber empleado una embarcación de madera o balsa de tres palos. "Es muy difícil datar la madera. Tendría que aparecer en un contexto de excavación".

    Fuente: economiaynegocios.cl | 8 de febrero de 2017
    • Comentarios de la Web
    • Comentarios de Facebook

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

    Item Reviewed: Hace 5000 años los ancestros de los changos ya habrían pescado en alta mar Rating: 5 Reviewed By: Historia y Arqueología
    TOP