728x90 AdSpace

  • Actualidad

    sábado, 5 de octubre de 2019

    Humanos y grandes carnívoros competían por vivir en el complejo de cuevas de Denisova

    Los estudios microscópicos de sedimentos en el complejo de cuevas de Denisova incluyen excrementos fósiles dejados por animales depredadores como hienas y lobos. Crédito: Dr. Mike Morley, Universidad de Flinders

    Excrementos de animales fósiles, el carbón de leña de antiguos incendios y fragmentos de huesos están depositados en el suelo de uno de los sitios de la evolución humana más importantes del mundo, según revela una nueva investigación.

    La evidencia más reciente en el sur de Siberia muestra que los grandes carnívoros que vivían en cuevas alguna vez dominaron el paisaje, compitiendo durante más de 300.000 años con poblaciones humanas antiguas por un espacio privilegiado en refugios de cuevas.


    Un equipo de científicos rusos y australianos ha utilizado técnicas geoarqueológicas modernas para descubrir nuevos detalles de la vida cotidiana en el famoso complejo de cuevas de Denisova en las montañas Altai de Siberia.

    Los grandes carnívoros como la hiena, los lobos e incluso los osos y al menos tres grupos humanos nómadas tempranos (homínidos) -denisovanos, neandertales y los primeros Homo sapiens- usaron este famoso sitio arqueológico, dicen los investigadores en un nuevo estudio publicado en la revista Scientific Reports en el que examina los detritus depositados en el complejo de la cueva durante miles de años.

    "Estos grupos de homínidos y grandes carnívoros como las hienas y los lobos dejaron una gran cantidad de rastros microscópicos que iluminan el uso de la cueva en los últimos tres ciclos glaciales-interglaciales", dice el Dr. Mike Morley (izquierda), investigador principal del Futuro ARC de la Universidad de Flinders.

    "Nuestros resultados complementan el trabajo previo de algunos de nuestros colegas en el lugar que ha identificado ADN antiguo en la misma tierra perteneciente a los neandertales y a un grupo humano previamente desconocido, los denisovanos, así como a una amplia gama de otros animales".

    Pero ahora parece que fueron los animales los que más predominaron en el espacio de la cueva en aquel entonces.

    Los estudios microscópicos de 3-4 metros de sedimentos en la red de cuevas incluyen excrementos fósiles dejados por animales depredadores como hienas, lobos y posiblemente osos, muchos de ellos inmortalizados en el antiguo arte rupestre antes de extinguirse en gran parte de Eurasia.
    A partir del examen micromorfológico del detritus encontrado en el complejo de cuevas de Denisova, el equipo descubrió indicios sobre el uso de la misma, incluido el uso del fuego por parte de los antiguos humanos y la presencia de otros animales.

    Perfiles de sedimentos que muestran una galería de excrementos fósiles en Denisova, incluyendo hiena, lobo y otros no identificados. Crédito: Dr. Mike Morley, Universidad de Flinders.

    El estudio de los bloques de sedimentos intactos recogidos en el lugar ha arrojado información que no era evidente a simple vista o que fue extraída de estudios anteriores de ADN antiguo, de herramientas de piedra o restos de animales y plantas.

    El coautor de la nueva investigación, el profesor distinguido Richard (Bert) Roberts (izquierda), de la Universidad de Wollongong, dice que el estudio es muy significativo, dado que muestra cuánto se puede lograr tamizando material sedimentario utilizando microscopía avanzada y otros métodos de ciencia arqueológica para encontrar nuevas y críticas evidencias sobre la vida humana y no humana en la Tierra.

    "Al utilizar el análisis microscópico nuestro último estudio muestra visitas esporádicas de homínidos ilustradas por rastros de uso del fuego, tales como fragmentos minúsculos, pero también un uso continuado del sitio por carnívoros que habitan en cuevas, como hienas y lobos", dice el profesor Roberts.

    "Los excrementos fósiles (coprolitos) indican la presencia persistente de animales de cuevas, los cuales es muy poco probable que hayan convivido con los humanos que también usaban este lugar como refugio".


    El Dr. Mike Morley, investigador de la Universidad de Flinders, toma muestras del complejo de cuevas de Denisova. Crédito: Dr. Paul Goldbert, Universidad de Wollongong.

    Esto implica que los grupos de humanos antiguos probablemente iban y venían durante episodios de corta duración, y en todas las otras ocasiones el complejo de cuevas estaba ocupado por grandes depredadores.

    Este enclave siberiano llegó a la fama hace más de una década con el descubrimiento de los restos fósiles de un grupo humano previamente desconocido, denominado denisovanos por el nombre local del complejo de cuevas.
    En un giro sorprendente, el reciente descubrimiento de un fragmento de hueso en los sedimentos de este lugar mostró que una adolescente nació de una madre neandertal y un padre denisovano hace más de 90.000 años.

    Los denisovanos y los neandertales habitaron partes de Eurasia hasta hace unos 50.000 a 40.000 años, cuando fueron reemplazados por humanos modernos (Homo sapiens).

    Fuente: phys.org | 26 de septiembre de 2019
    • Comentarios de la Web
    • Comentarios de Facebook

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

    Item Reviewed: Humanos y grandes carnívoros competían por vivir en el complejo de cuevas de Denisova Rating: 5 Reviewed By: Aníbal Clemente
    TOP