728x90 AdSpace

  • Actualidad

    miércoles, 4 de marzo de 2020

    Experimentos cognitivos sobre la evolución del comportamiento simbólico temprano en el 'Homo sapiens'

    Artefactos con grabados simbólicos hallados en los enclaves sudafricanos de Blombos y Diepkloof (PNAS)

    El comportamiento simbólico, como el lenguaje, la contabilidad, la música, el arte y la narrativa, constituye un hito en la evolución cognitiva humana. Pero, ¿cómo, dónde y cuándo evolucionaron estas prácticas complejas? Esta pregunta es muy difícil de abordar; los procesos cognitivos humanos no se fosilizan, lo que hace que sea muy complicado estudiar la vida mental de nuestros antepasados ​​de la Edad de Piedra. Sin embargo, en un nuevo estudio publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS), un equipo interdisciplinario de científicos cognitivos y arqueólogos de Dinamarca, Sudáfrica y Australia, ha asumido el desafío. Para ello utilizaron grabados en nódulos ocres y cáscaras de huevo de avestruz realizados entre hace 109.000 y 52.000 años en una serie de cinco experimentos de ciencias cognitivas a fin de investigar su potencial función simbólica.

    Los grabados se originaron en los enclaves sudafricanos de la Edad de Piedra Media de la Cueva de Blombos y en el refugio rocoso de Diepkloof, y se consideran que son los primeros ejemplos de comportamiento simbólico humano. Se encontraron en diferentes capas de los sedimentos de la cueva, lo que ha permitido reconstruir el tiempo aproximado y el orden en que se produjeron. El científico principal, Kristian Tylén (izquierda), profesor asociado en el Departamento de Lingüística, Ciencia Cognitiva y Semiótica y en el Centro de Mentes Interactivas de la Universidad de Aarhus, Dinamarca, explica:

    "Es notable que tengamos un registro de una práctica de hacer grabados que abarcan más de 40.000 años. Esto nos permite observar cómo los patrones grabados se han desarrollado y refinado gradualmente con el tiempo hasta convertirse en símbolos cada vez más perfeccionados, es decir, en herramientas de la mente humana, de modo similar a la forma en que las tecnologías instrumentales, como las herramientas de piedra, se perfeccionan con el tiempo para hacer su trabajo de manera más eficiente".

    En los experimentos realizados, se les mostró a determinados participantes dichos patrones grabados mientras los investigadores medían sus respuestas en términos de atención visual, reconocimiento, memoria, tiempos de reacción y discriminación de patrones que pertenecen a diferentes puntos en el tiempo. Los experimentos sugieren que durante un período de más de 40.000 años los grabados evolucionaron para captar de modo más efectivo la atención visual humana, a la vez que se hicieron más fáciles de reconocer como hechos por la mano del hombre, más fáciles de recordar y reproducir, además de evolucionar estilísticamnete como elementos específicos de un grupo. Sin embargo, no eran fáciles de discriminar entre sí dentro o entre cada uno de los dos enclaves.
    Así es como estos patrones de la Edad de Piedra han evolucionado durante más de 40.000 años. A la izquierda están los primeros patrones, los cuales tienen aproximadamente 100.000 años, mientras que los de la derecha tienen aproximadamente 60.000 años. Crédito: Kristian Tylén el al. 2020.

    Varios estudios anteriores han presentado especulaciones sobre la posible función simbólica de los grabados de Blombos y Diepkloof. Algunos han sugerido que deberían considerarse como símbolos completamente desarrollados que apuntan a significados distintos, más o menos como si fueran glifos escritos. Sin embargo, esta sugerencia no está respaldada por el presente estudio:
    "Es complejo hacer interpretaciones bien fundamentadas de estos antiguos comportamientos humanos", dice el arqueólogo y coautor Niels N. Johannsen (derecha), profesor asociado en el Departamento de Arqueología y Estudios del Patrimonio y en el Centro de Mentes Interactivas de la Universidad de Aarhus: "Nos ha faltado un enfoque científico más sistemático. La principal ventaja de nuestro procedimiento experimental es que trabajamos directamente con la evidencia arqueológica, midiendo las consecuencias cognitivas de los cambios que han sufrido estos grabados a través del tiempo, y con estos datos, argumentamos, estamos en una mejor posición para comprender la posible función de los grabados realizados por nuestros antepasados ​​hace decenas de miles de años".

    Los hallazgos experimentales sugieren que los grabados de Blombos y Diepkloof fueron creados y refinados con el tiempo para servir a un propósito estético, por ejemplo, como decoraciones. Sin embargo, también desarrollaron elementos estilísticos que podrían haber funcionado para marcar la identidad de un grupo, es decir, podrían ser reconocidos como provenientes de un conjunto de humanos en particular.

    ¿Por qué el hombre de la Edad de Piedra pasó tiempo haciendo patrones como estos? En la imagen un trozo de ocre grabado con un patrón abstracto hallado en la Cueva de Blombos (Sudáfrica) con una antigüedad de 75.000 años.

    Dado que en los experimentos llevados a cabo se hizo uso de participantes actuales, podría surgir la preocupación de que las mediciones realizadas dicen poco sobre los procesos cognitivos que se desarrollaron en las mentes de humanos de la Edad de Piedra hace 100.000 años.
    En tal sentido Kristian Tylén explica:

    "Las investigaciones anteriores se han basado exclusivamente en estudios de artefactos arqueológicos, el tamaño y la forma de los moldes craneales, o en el mapeo de genes. Esta obtención de medidas o datos son muy indirectos de los procesos cognitivos humanos. Si bien nuestro enfoque experimental también es indirecto, en el sentido de que no podemos viajar hacia atrás en el tiempo y registrar de modo efectivo los procesos cognitivos de nuestros antepasados ​​de la Edad de Piedra, se trata de procesos cognitivos básicos involucrados críticamente en el comportamiento simbólico humano".


    Nueve de los casi 300 fragmentos de huevos de avestruz encontrados en Diepkloof (Sudáfrica). Pierre-Jean Texier.

    Por tanto, el estudio realizado puede informar y aportar ideas a las discusiones fundamentales sobre la evolución temprana del comportamiento simbólico humano. A diferencia de las herramientas de piedra, los hallazgos sugieren que los grabados se refinaron gradualmente durante un período de más de 40.000 años hasta convertirse en 'herramientas de la mente', y con una mayor efectividad a medida que sus productores se volvieron más hábiles. En la búsqueda desafiante de comprender la evolución cognitiva humana, el enfoque y los hallazgos del estudio proporcionan nuevas ideas sobre las mentes de nuestros antepasados ​​de la Edad de Piedra que no se pueden lograr a través de los métodos tradicionales de la arqueología y la genética, o solo mediante el trabajo teórico.

    Fuente: eurekAler.org | 19 de febrero de 2020
    • Comentarios de la Web
    • Comentarios de Facebook

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

    Item Reviewed: Experimentos cognitivos sobre la evolución del comportamiento simbólico temprano en el 'Homo sapiens' Rating: 5 Reviewed By: Aníbal Clemente
    TOP