728x90 AdSpace

  • Actualidad

    miércoles, 17 de junio de 2020

    La muralla de Gengis Kan no era lo que parecía

    Estatua en recuerdo de Genghis Khan (Antiquity)

    Hay una parte de la Gran Muralla china tan alejada del resto que uno casi puede pensar que no forma parte de ella. Esta estructura fortificada, conocida como el muro de Gengis Kan, se sitúa en la zona norte, fuera de los límites del país. Construida en algún momento entre los años 1000 y 1300 d. C., siempre se creyó que había actuado como línea de defensa ante las hordas mongoles. Las últimas investigaciones, sin embargo, parecen descartar este extremo.
    La “línea norte”, como también se la conoce, abarcaba un total de 737 kilómetros a través de la estepa de Mongolia, hogar ancestral de distintas tribus nómadas que se agrupaban bajo el nombre de Xiongnu. Por primera vez, los arqueólogos han podido mapear por completo esta construcción y han determinado que su función principal habría sido vigilar la región del Imperio Kitán, fundado en el 907 por la dinastía Liao, de herencia nómada, y que cayó en 1125 ante los yurchen, una tribu que habitó el territorio donde actualmente se ubica la frontera oriental entre Rusia y China.

    Uso no militar

    “Nuestro análisis del muro sugiere que no fue hecho para defenderse contra grandes ejércitos invasores o incluso contra incursiones nómadas en tierras sedentarias”, afirma el profesor Gideon Shelach-Lavi (izquierda), de la Universidad Hebrea de Jerusalén, autor principal del artículo publicado en la revista Antiquity. “Más bien estaba orientado a controlar los movimientos de las poblaciones nómadas y sus rebaños”, añade.

    Genghis Khan (traducido con mayor precisión como “Chinggis Khan”) nació en 1162 y logró unificar a las tribus nómadas mongoles del norte de Asia, un pueblo guerrero de hábiles jinetes especialistas en el tiro con arco. Cuando Temuyín -que era su verdadero nombre- se alzó con el título de Gran Kan, inició un proceso de expansión que le llevó a dominar el norte de China, Asia Central, Persia o Afganistán.

    Los restos de la muralla y de una estructura cercana (Antiquity)

    Evidentemente, las fechas de construcción de la muralla -que se alzó durante el periodo medieval, entre los siglos XI y XIII- y del auge de Gengis Kan parecen coincidir. Pero los investigadores, tras examinar la ubicación y la forma en que se construyó la muralla, creen que el objetivo de la construcción era poder observar a los nómadas que vivían en la zona norte del territorio Kitán.

    Muchas de las estructuras asociadas al muro no están ubicadas en puntos estratégicos altos, que serían los más adecuados para la defensa militar. El análisis reveló, en cambio, que estaban situadas a altitudes más bajas, probablemente más cerca de las carreteras y otros lugares que ayudarían al control de la población. “Nuestros hallazgos sugieren que la suposición de que todas las murallas son estructuras militares debe ser cuestionada”, indica Shelach-Lavi. ”Necesitamos estudiar cada estructura y su contexto para comprender mejor las razones por las que fueron realizadas”, añade.

    Mapa de Asia oriental y Mongolia durante los siglos XI (A) y XII (B). La línea del muro norte está marcada en negro (Antiquity)

    La famosa Gran Muralla es, en realidad, la suma de múltiples fortificaciones levantadas poco a poco entre los últimos milenios antes de Cristo y el siglo XVII. Una de esas fases de construcción tuvo lugar durante el período medieval e implicó edificar muros que abarcaban un territorio de hasta 6.500 kilómetros de largo.

    Situada principalmente en Mongolia, aunque también tiene algunas partes en Rusia o China, “la línea norte” es la sección más septentrional de la Gran Muralla. Se extiende a través de grandes partes de la estepa, que fue el hogar de las tribus nómadas que habitualmente asaltaban la China imperial.

    Dos estructuras asociadas a la muralla septentrional (Antiquity)

    ”Esta enorme estructura es extremadamente enigmática”, señala Shelach-Lavi. “A pesar de las especulaciones, no está claro cuándo fue construida exactamente, por quién y con qué propósito”. Si realmente fuera una muralla para protegerse de Genghis Khan, su importancia debería estar registrada en los documentos de la época. Pero no es así y, cuando aparece, es en menciones pasajeras.

    Durante la investigación, los arqueólogos identificaron hasta 72 estructuras a lo largo del muro organizadas en pequeños grupos (como si fuera asentamientos), cada uno ubicada aproximadamente a 30 kilómetros de distancia. “Esta consistencia (en la organización) indica que el muro probablemente se construyó en una sola fase” durante el Imperio Kitán, afirman.

    Fuente: lavanguardia.com | 9 de junio de 2020
    • Comentarios de la Web
    • Comentarios de Facebook

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

    Item Reviewed: La muralla de Gengis Kan no era lo que parecía Rating: 5 Reviewed By: Historia y Arqueología
    TOP