728x90 AdSpace

  • Actualidad

    viernes, 7 de agosto de 2020

    Las diferencias de clases se remontan a hace más de 6.500 años

    Uno de los esqueletos encontrados, con un objeto de cobre cerca del pecho (Antiquity)

    Hace más de 6.500 años, en lo que ahora es el centro-norte de Polonia, los ricos ya comían mejor que los pobres. Cuando aún no había dinero, ni un sistema económico basado en el papel moneda, ni impuestos ni tan siquiera capital, los humanos ya eran incapaces de compartir sus posesiones, por más humildes que fueran.
    Alrededor del 4.600 a. C., algunos de los individuos enterrados en un cementerio neolítico de Osłonki fueron sepultados junto con los primeros artefactos de cobre conocidos del norte de Europa. Un grupo internacional de arqueólogos se cuestionó si, por aquel entonces, la riqueza era algo que se demostraba en el tránsito hacia el otro mundo o si también tenía incidencia en la vida de las personas.

    Según explican en un artículo pulicado en la revista Antiquity, el análisis de la dieta de esos humanos confirmó que aquellos que poseían estos artefactos de cobre -alrededor de una cuarta parte de los enterrados en el lugar- probablemente disfrutaban de un mayor acceso a pastos de ganado de alta calidad, lo que evidenciaría una clara diferencia de clases en plena prehistoria.

    Alrededor de una cuarta parte de los enterrados en Osłonki poseían artefactos de cobre (Antiquity)

    Las desigualdades sociales son un hecho que los investigadores tiene bien estudiado en distintos periodos de la historia. Pero nunca antes se había demostrado esta situación en pleno Neolítico. En la necrópolis de Polonia, algunas hipótesis apuntaban que las tumbas ricas podían reflejar donaciones funerarias hechas por la comunidad a miembros destacados del grupo, lo que no se traduciría en una riqueza individual en vida.

    Por eso el equipo liderado por la doctora Chelsea Budd (izquierda), de la Universidad de Umeå (Suecia) examinó isótopos estables -elementos químicos (los más comunes son el carbono y el nitrógeno) incorporados en el esqueleto que varían si cambiamos nuestra dieta- de diferentes entierros en Osłonki. ”Al principio solo queríamos descubrir qué alimentos comían para poder comprender el desarrollo de la agricultura en la Europa prehistórica temprana”, reconoce Budd.


    Los resultados obtenidos, sin embargo, revelaron detalles mucho más trascendentales. “La presencia de objetos de cobre en algunas tumbas, un material exótico que habría sido importado desde una gran distancia, está relacionado con las diferencias en las dietas durante la vida de estas personas”, añade el profesor Peter Bogucki (derecha), de la Universidad de Princeton.
    Los isótopos indican que las personas más ricas probablemente tuvieron un mayor acceso al ganado de pasturas de alta calidad. Además, como la tierra agrícola a menudo se hereda, aumenta la posibilidad de que esta desigualdad sea multigeneracional. La teoría de los arqueólogos es que estas clases sociales más altas podrían ser descendientes de los primeros humanos que llegaron amOsłonki y que se habrían repartido los mejores pastos.

    ”Estamos presenciando la aparición de la desigualdad social y económica en las primeras comunidades prehistóricas, entre los ‘que tienen’ y los que ‘no tienen’, en un momento mucho más temprano de lo que pensábamos. Muchos de los valiosos artículos funerarios llegaron procedentes de lugares situados a cientos de kilómetros de distancia, en el centro-sur de Europa, lo que indica que esta riqueza agrícola se tradujo en mayores oportunidades comerciales y más posesiones materiales también”, asume Chelsea Budd.

    Las personas enterradas pertenecían a la cultura Brześć Kujawski (Antiquity)

    La asentamiento de Osłonki, erigido por un grupo agricultores conocido como Brześć Kujawski, estuvo activo alrededor de 200 años, tiempo durante el cual hubo un aumento de los conflicto violentos con otras comunidades, lo que requirió la construcción de una muralla defensiva y una zanja. Alrededor del 4.400 a. C., el lugar fue abandonado, junto con muchos otros en la región.
    El colapso de esta cultura, que desarrolló grandes asentamientos agrícolas y levantó unas características casas largas con planos trapezoidales, ocurrió paralelamente con el fin de las rutas comerciales que introducían artículos de valor en el norte de Europa, entre los que destacaban los adornos de cobre que no se volvieron a ver en la zona durante un milenio.

    Fuentes: lavanguardia.com | newscientist.om | 5 de agosto de 2020
    • Comentarios de la Web
    • Comentarios de Facebook

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

    Item Reviewed: Las diferencias de clases se remontan a hace más de 6.500 años Rating: 5 Reviewed By: Aníbal Clemente
    TOP