728x90 AdSpace

  • Actualidad

    sábado, 21 de noviembre de 2020

    Una inscripción recién restaurada y traducida en Bulgaria muestra la corrupción del emperador romano Septimio Severo

    Un equipo de arqueólogos reparó en los restos pétreos de una estela de casi 2000 años de antigüedad y encontró un mensaje que revela la corrupción de un emperador romano.

    El estudio de la inscripción indica que es copia de una carta enviada por el emperador romano Septimio Severo (emperador de 193 a 211) y su hijo co-emperador Caracalla (co-emperador de 198-211, y emperador por derecho propio de 211-217), a los habitantes de la ciudad romana de Nicopolis ad Istrum en la que les agradecen una "donación" de 700.000 denarios.

    La inscripción que transmite un sentido de corrupción política en el Imperio Romano es del año en que Septimio Severo convirtió a su hijo Caracalla en co-emperador.

    La antigua ciudad de Nicopolis ad Istrum, cuyo nombre significa "Ciudad de la victoria en el río Danubio", se encuentra a 18 kilómetros al noroeste de la ciudad de Veliko Tarnovo en Bulgaria. Fue fundada en el año 102 d.C. por el emperador romano Trajano para honrar sus victorias sobre los dacios, tribus tracias que habitaban al norte del Danubio.

    La inscripción fue descubierta en 1923 por los primeros arqueólogos que exploraron las ruinas de la ciudad romana. Sin embargo, el texto inscrito en 37 líneas en griego antiguo fue leído y traducido de manera reciente, y su contenido ha sido ahora revelado al público por primera vez.

    La enorme estela, de tres metros de altura y dos toneladas de peso, estaba rota en cuatro piezas grandes y varias más pequeñas, todas con rastros de fuego, y, desde su descubrimiento, los fragmentos fueron conservados en el Museo Regional de Historia de Veliko Tarnovo.

    El profesor Nikolay Sharankov, de la Universidad de Sofía, experto en latín y griego antiguo, fue el responsable de la traducción del texto. El académico explicó que el "soborno" en cuestión fue una "donación" de 700.000 denarios, la moneda de plata romana estándar hasta la segunda mitad del siglo III d.C., la cual pagaron los habitantes de la ciudad al emperador Septimio Severo después de acceder al poder. "Esta suma sería, al valor de hoy, de varios millones de euros. Es precisamente un soborno", afirma el experto.

    El epigrafista y experto en griego antiguo y latín, Nikolay Sharankov, muestra el panel de información que contiene las traducciones en búlgaro e inglés de la inscripción. Foto: Museo Regional de Historia de Veliko Tarnovo.

    "La inscripción dice: 'Acepté este dinero dado por personas bien intencionadas'. Es decir, el emperador no lo aceptó como un soborno, sino como un regalo", afirma Sharankov, y subraya la hábil redacción utilizada por Septimio Severo al respecto en esta carta imperial.

    "Los residentes de la ciudad hicieron el pago del soborno, llamado donación, al emperador, con el fin de comprar sus favores. Esto era necesario porque la ciudad había apoyado a uno de sus rivales por el título imperial en 193 d.C., año en que cinco hombres reclamaron dicho título después del asesinato del emperador Cómodo en 192 d.C.", manifiesta Sharankov.

    Esos cinco hombres eran Pertinax, Didio Juliano, Pescenio Níger, Clodio Albino y Septimio Severo. Según los investigadores, hay razones para creer que los residentes de Nicopolis ad Istrum habían apoyado a Pertinax.

    Además de la nota de "agradecimiento", la carta imperial contiene una "mentira política" explícita. "En su carta sobre la aceptación de la 'donación' de los residentes de la ciudad, Septimio Severo se presenta como el heredero del emperador Marco Aurelio (emperador de 161-180 d.C.), a pesar de que su ascendencia era del norte de África y no tenía nada que ver con la dinastía Nerva-Antonina (96-192 d.C.) de Marco Aurelio", agrega el experto.

    Septimio Severo, quien dio comienzo a la dinastía Severa (193-235 d.C.), nació en la ciudad de Leptis Magna, en la actual Libia. "De esta manera, a través de la mentira política, hace descender su linaje desde el emperador Trajano (98-117 d.C.) con el fin de legitimarse ante el pueblo", explica Sharankov.

    El director del Museo Veliko Tarnovo, Ivan Tsarov (a la derecha), en la inauguración de la estela restaurada explica a los invitados el significado e importancia de la misma Foto: Museo Regional de Historia de Veliko Tarnovo

    Las autoridades del Museo Regional de Historia pusieron la inscripción en el lugar original donde se encontraba en la antigüedad. De esta manera, esperan que los turistas que visiten el parque arqueológico de Veliko Tarnovo, puedan admirarla.

    "Espero que esta inscripción genere un interés adicional, dado que hay muy pocas cartas imperiales romanas que hayan sobrevivído hasta el día de hoy", afirma Ivan Tsarov, Director del Museo Regional de Historia de Veliko Tarnovo e investigador de Nicopolis ad Istrum.

    Fuentes: lanacion.com.ar| archaeologyinbulgaria.com | 18 de noviembre de 2020

    • Comentarios de la Web
    • Comentarios de Facebook

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

    Item Reviewed: Una inscripción recién restaurada y traducida en Bulgaria muestra la corrupción del emperador romano Septimio Severo Rating: 5 Reviewed By: Aníbal Clemente
    TOP