728x90 AdSpace

  • Actualidad

    domingo, 17 de enero de 2021

    La pintura de un jabalí de hace 45.500 años es la obra de arte figurativo más antigua del mundo

    Pintura rupestre de un jabalí verrugoso de Sulawesi de hace al menos 45.500 años en Leang Tedongnge. / Maxime Aubert.

    La cueva de Leang Tedongnge, ubicada en la isla indonesia de Célebes, alberga la obra de arte más antigua del mundo conocida hasta ahora: un jabalí verrugoso de 136 centímetros de largo por 54 de alto pintado hace más de 45.500 años, según revela un artículo publicado este miércoles en la revista Science.

    El lugar donde ha sido hallada esta pintura rupestre, descubierta por el arqueólogo Adam Brumm (izquierda) y un equipo de científicos de la Universidad Griffith (Australia), forma parte de un valle cárstico de piedra claiza que había permanecido inexplorado hasta 2017, pese a que se encuentra muy cerca de Makassar, la ciudad más grande y poblada de la región. Brumm y su grupo fueron los primeros occidentales en visitar la zona: “Los lugareños dicen que antes de nosotros nadie distinto a ellos había entrado a estas cuevas”, cuenta Brumm.

    El jabalí verrugoso, pintado con pigmentos minerales de color rojo, remplazó como la obra de arte más antigua a una escena de caza de hace 43.900 años, también descubierta por Brumm y su equipo en 2019 en una cueva vecina de la misma isla. El artículo revela que, cerca del animal, hay dibujados otros dos cerdos menos completos que parecen enfrentarse.

    “Estos nuevos descubrimientos añaden peso a la opinión de que las primeras tradiciones modernas del arte rupestre probablemente no surgieron en la Europa de la Edad de Hielo, como se creyó durante mucho tiempo, sino en algún momento anterior fuera de esta zona, tal vez en algún lugar de Asia o África, donde nuestra especie evolucionó”, dice Brumm.

    (A) Calco digital del panel de arte rupestre. (B) Cerdo 1. (C) Detalle del área de la cabeza del cerdo 1 [mejorado mediante un programa programa informático 'Decorrelation Stretch (DStretch)'. HC es la cresta de la cabeza; FW, verrugas faciales preorbitarias. El cerdo 1 muestra una característica morfológica no identificada, un par de protuberancias en forma de pezón en la zona inferior del cuello; estos están resaltados por flechas blancas en (C). Créditos de las fotos: AA Oktaviana, ARKENAS / Griffith University.

    Según los investigadores, esta pintura rupestre también proporciona la evidencia más temprana de humanos anatómicamente modernos en la isla de Célebes. “El hallazgo respalda la hipótesis de que las primeras poblaciones de 'Homo sapiens' en asentarse en esta zona de Indonesia crearon representaciones artísticas de animales y escenas narrativas como parte de su cultura”, se lee en el artículo.

    Para determinar la antigüedad de los dibujos, los científicos utilizaron una técnica llamada series de uranio que consiste en no datar la pintura en sí misma, sino los procesos geológicos asociados a la actividad artística. Marcos García-Diez (izquierda), profesor del Departamento de Prehistoria y Arqueología de la Universidad Complutense de Madrid y codescubridor de las pinturas neandertales cántabras explica que, por la circulación del agua, en esas cuevas se forman películas muy finas de calcita sobre las paredes de la roca: “Son esas láminas, que están por encima de la pintura, las que se datan. Por lo tanto, si se sabe cuantos años tiene esa calcita, se puede saber que la pintura estaba allí antes. En este caso, hace más de 45.500 años″.

    García-Diez coincide con Brumm y su equipo en que estos hallazgos están cambiando el paradigma del arte rupestre. “Todo el mundo pensaba que las primeras obras de arte estaban en Europa, pero el descubrimiento de este jabalí confirma que las pinturas figurativas más antiguas y documentadas están al otro lado del mundo, en esas islas de Indonesia”.

    García explica que las pinturas de signos, puntos y líneas que hay en Europa, de hace aproximadamente 60.000 años, no son consideradas arte figurativo y no fueron realizadas por Homo sapiens, sino por una especie anterior. “A diferencia de las de nuestro continente, todo indica que las pinturas descubiertas en Célebes pertenecen a las primeras poblaciones de humanos modernos que probablemente cruzaron esta isla para llegar a Australia hace 65.000 años”, afirma García.

    Izquierda: Leang Tedongnge, explicó el profesor Brumm, se encuentra en un valle que está encerrado por escarpados acantilados de piedra caliza y solo se puede acceder a él por un estrecho pasaje de cueva en la estación seca, ya que el suelo del valle está completamente inundado por la humedad. De hecho, dijo el equipo, la comunidad aislada de Bugis que vive en el valle escondido afirma que nunca antes había sido visitada por occidentales. Derecha: Los científicos descubrieron la obra de arte en la pared trasera de la cueva, colocada a gran altura del suelo.

    Otro aspecto distintivo de estas pinturas es que en ellas no solo está dibujado el contorno como en la mayoría de figuras antiguas, sino que tienen líneas interiores. “No son pinturas de dos dimensiones; están coloreadas, tienen relleno”, dice García. Y continúa: “Con eso, los humanos de la época querían transmitir la idea de que el animal que estaban dibujando tenía masa, volumen, que no era una representación plana”.

    Para el investigador español, la única controversia del hallazgo, que a su juicio no tiene duda en cuanto al método, la calidad de las muestras y el análisis químico, es que los autores del artículo insisten en que el jabalí es parte de una escena narrativa. “El artículo sugiere que, junto a este animal, hay otros dos cerdos menos completos que parecen enfrentarse. A mí esto no me parece que esté tan claro. Es un matiz, una cuestión de interpretación, de cómo leemos las figuras. Creo que es difícil intentar justificar una escena cuando el estado de conservación de las pinturas de los otros jabalíes no es buena. Creo que en vez de una escena, es una fotografía de la realidad, una representación fija”.

    Fuentes: elpais.com | dailymail.co.uk | 13 de enero de 2021

    Esta pintura de cerdo de 45.500 años es el arte animal más antiguo del mundo

    Pintura del cerdo hallada en Leang Tedongnge. Crédito: AA Oktaviana

    Hace unos 45.500 años, en la isla indonesia de Sulawesi, los humanos antiguos se aventuraron en una cueva y dibujaron la forma redondeada de un cerdo nativo, con una espalda erizada y verrugas en la cara. Los arqueólogos creen que este cerdo corpulento marca el dibujo más antiguo de una criatura descubierto hasta ahora en cualquier parte del mundo.

    En un estudio publicado en Science Advances, una imagen del dibujo muestra al animal aparentemente mirando a otros dos cerdos en medio de una pelea. Los contornos de dos manos humanas están colocados cerca de la grupa del cerdo, y un parche erizado en el centro de la mezcla podría insinuar una cuarta criatura.

    La pintura, realizada con trazos de ocre rojo en las paredes interiores de la cueva, fue descubierta en diciembre de 2017 por el arqueólogo local Basran Burhan (izquierda), actualmente estudiante de doctorado de la Universidad Griffith de Australia. Él ha liderado un pequeño equipo para buscar en las cuevas del sur de Sulawesi rastros antiguos de actividad humana cuando descubrió la figura pictórica del cerdo recién descubierto en un sitio conocido como Leang Tedongnge.

    Según Adam Brumm (derecha), primer autor del nuevo estudio y arqueólogo de la Universidad Griffith de Australia, la antigua pintura porcina puede representar los mejores trofeos de caza.

    “Son cerditos muy, muy pequeños, pero estos artistas antiguos los retrataron con una gordura resplandeciente, que imagino que tiene algo que ver con su interés en matar los cerdos más grandes y gordos que pudieran encontrar, que proporcionaran la mayor cantidad de carne y proteínas”, dice.

    Si bien la pintura recién descubierta es el arte más antiguo del mundo que representa una figura, no es necesariamente el arte más antiguo. "Depende de la definición de 'arte' que se utilice", dice el coautor del estudio Maxime Aubert (izquierda), arqueólogo de la Universidad de Griffith. En 2018 se han identificado algunos destellos de creatividad sorprendentemente antiguos, incluido un garabato similar a un hashtag de hace 73.000 años de Sudáfrica que algunos creen que es el dibujo más antiguo conocido.

    Pero las pinturas recién descubiertas se suman a una tradición cada vez más rica de arte rupestre descubierto en toda Indonesia. Solo en Sulawesi, los científicos han identificado imágenes en unas 300 cuevas durante los últimos 70 años. Esto incluye las siguientes pinturas rupestres figurativas más antiguas: una viñeta de al menos 44.000 años de antigüedad que retrata la emoción de una caza antigua en la que humanoides de unos 60 a 120 centímetros de alto persiguen cerdos y parientes diminutos de búfalos de agua.

    La serie de descubrimientos en Indonesia ha comenzado a cambiar el pensamiento de los científicos sobre cuándo, dónde y cómo volaron las primeras chispas de la creatividad humana, dice Aubert, alejándose de la "visión eurocéntrica del mundo" de que la pintura sofisticada comenzó solo cuando llegaron los humanos a Europa.

    (A) Los enclaves de arte rupestre en estudio están todos situados en áreas kársticas de piedra caliza en la península suroeste de la isla. (B) Ubicaciones de las cuevas o refugios de piedra caliza mencionadas en el estudio: 1, Leang Tedongnge; 2, Leang Timpuseng; 3, Leang Barugayya 2; 4, Leang Bulu 'Sipong 4; 5, Gua Uhallie; 6, Leang Balangajia 1; 7, Leang Bulu Bettue; y 8, Leang Burung 2.

    Primeros destellos de arte

    Para determinar cuándo se creó la gran pintura del cerdo, un equipo internacional de investigadores se basó en el uranio radiactivo, que se forma naturalmente en la piedra caliza. A medida que el agua se filtra a través de la cueva, disuelve trozos de piedra caliza y su uranio, depositándolos en láminas delgadas a lo largo de las paredes de la cueva. Dado que el uranio se desintegra en torio a un ritmo conocido, los científicos pueden estimar una edad mínima analizando las cantidades relativas de estos dos elementos.

    Los investigadores utilizaron un pequeño cincel para eliminar un grupo nudoso de minerales depositados en la pata trasera de la figura de cerdo más completa para la datación de uranio-torio, y los resultados indicaron que la pintura tenía al menos 45.500 años. También es posible que las pinturas sean aún más antiguas, ya que este método solo fecha los depósitos minerales en la parte superior del arte y no la pintura en sí.

    Sin una datación adicional de los otros elementos de la escena, los autores aún no pueden confirmar si todo el mural se creó de una vez. Uno de los cerdos parciales está hecho de dos pigmentos de colores diferentes, que los autores señalan que pueden reflejar múltiples períodos de pintura.

    El coautor del estudio, Adhi Agus Oktaviana (derecha), investigador en Pusat Penelitian Arkeologi Nasional, en Yakarta, Indonesia, dice que ha ganado un nuevo respeto por los artistas antiguos al trazar digitalmente fotografías de las figuras para el estudio.

    “Creo que es increíble. Estimo que sabían exactamente cómo usar herramientas para dibujar, cómo administrar la composición de los paneles”, dice Oktaviana, quien también es estudiante de doctorado en la Universidad de Griffith.

    Estos primeros destellos de arte reflejan un cambio vital en la forma en que nuestros antepasados ​​se relacionaron con su entorno y el paisaje circundante, dice April Nowell (izquierda), arqueóloga del Paleolítico en la Universidad de Victoria, en Columbia Británica, y que no formó parte del equipo de estudio. "Estaban imbuyendo su lugar de significado, tal vez con una dimensión simbólica", dice.

    El nuevo estudio de Science Advances también documenta la edad de otra pintura de un cerdo en una cueva cercana, Leang Balangajia 1, descubierta por el equipo en una expedición de 2018 y datada al menos con 32.000 años de antigüedad. La actividad humana en la isla de Sulawesi fue confirmada previamente por la presencia de herramientas utilizadas para el procesamiento de ocre en el sitio cercano Leang Bulu Bettue, enterrado en capas de sedimentos que datan de al menos 40.000 años.

    "Es posible que estuvieran usando ese pigmento para crear arte rupestre, pero no hemos podido establecer la conexión directa entre las herramientas y el arte rupestre en sí", dice Brumm. Aún con todo, con la cantidad de hallazgos de arte rupestre de antigüedad similar en la región, Brumm cree que la conexión es probable.

    (A y B) Cueva Leang Balangajia 1. La cueva está ubicada en la red kárstica superior de una colina de piedra caliza (A); la entrada de la cueva (oculta por una densa vegetación) se muestra en el panorama fotosticado en (B). (C) Plano y sección de Leang Balangajia 1 (la estrella roja muestra la ubicación de la figura del cerdo datada). (D y E) Obra de arte datada: una gran pintura de contorno rojo de un cerdo. (D) Fotografía mejorada mediante un programa informático. (E) Trazado (el sombreado gris indica áreas exfoliadas del panel). La figura del cerdo mide 187 cm de largo y 110 cm de alto. FW, verrugas faciales preorbitarias, una característica diagnósticada en S. celebensis; HC, cresta de la cabeza. Se superponen cuatro plantillas de manos (de color más oscuro) sobre el cerdo. La figura del cerdo muestra una característica morfológica no identificada, un par de protuberancias peludas en forma de pezones en el área inferior del cuello (resaltadas por flechas en D y C). Créditos de las fotos: AA Oktaviana, ARKENAS / Griffith University.

    Cambio de conversaciones

    Hasta hace poco, gran parte de la conversación académica sobre sofisticadas pinturas rupestres se ha centrado en Europa. Las casas de fieras que atraviesan las paredes de la cueva Chauvet-Pont-d'Arc en el sur de Francia datan de aproximadamente 36.000 años. Las manadas de bisontes que bailan en el techo de Altamira, en el norte de España, son de la misma época. Y la multitud de manos extendidas y discos rojos de la cueva del Castillo, también en España, data de hace más de 40.800 años.

    Pero en 2014, un equipo que incluía a Aubert y Brumm cambió el guión cuando anunciaron el descubrimiento de pinturas rupestres en Sulawesi que tenían al menos 39.900 años.

    • Comentarios de la Web
    • Comentarios de Facebook

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

    Item Reviewed: La pintura de un jabalí de hace 45.500 años es la obra de arte figurativo más antigua del mundo Rating: 5 Reviewed By: Aníbal Clemente
    TOP