728x90 AdSpace

  • Actualidad

    jueves, 25 de febrero de 2021

    Grabados de animales en un bastón de 15.000 años: el misterio en una cueva del País Vasco

    Dibujos del bastón encontrado en la cueva de Aizkoltxo (Guipúzcoa). UPV.

    Un grupo de arqueólogos de la Universidad del País Vasco, junto con la asociación científica Munibe Arkeologia Taldea, han hecho un descubrimiento que ha provocado muchas dudas sobre cuál era su uso práctico. Se trata de un bastón fabricado con asta de ciervo y decorado con animales dibujados, además de contener diversos agujeros.

    Este bastón ha sido encontrado en la cueva de Aizkoltxo (Mendaro, Guipúzcoa), y se calcula que tiene en torno a 15.000 años. Esto se remonta a la época de los cazadores recolectores que vivían en torno al mar Cantábrico y, a pesar de que se han encontrado cerca de 400 bastones como este en la zona francesa de Aquitania, este es el primero que se descubre en la península ibérica. Quizá lo más llamativo es que no todos ellos estaban agujereados, tan solo una docena de ellos.

    Entrada de la cueva de Aizkoltxo.

    El estudio llamado 'Un bastón multiperforado de la ocupación del Magdaleniense Final d... ha dado a conocer este descubrimiento y ahora se encuentra buscando un posible uso práctico, a pesar de que a lo largo de las investigaciones se ha dado con hasta 40 utilidades que podrían cuadrar con la época, que van desde una herramienta para perfeccionar las flechas a un símbolo tribal importante.

    El lugar donde ha sido encontrado este objeto es una cueva situada en la ladera suroeste de la colina de Aizkoltxo. Es un yacimiento del Paleolítico Superior que se lleva explorando desde 1909, aunque los primeros descubrimientos reseñables no se hicieron hasta 1927. Además, el bastón no ha sido lo único que han hallado este grupo de arqueólogos, también han exhumado los restos de un enterramiento del Calcolítico (3.000 a.C.), lo que supone una mezcla entre instrumentos líticos y óseos del Magdaleniense Superior-Final (16.500-13.300 a.C.), periodo a la que pertenece el bastón.

    Fotografías del bastón encontrado en la cueva de Aizkoltxo (Guipúzcoa). UPV

    La aparición de furtivos aceleró todo el proceso

    Al ser una cueva donde viven multitud de especies marinas, algunos cazadores furtivos entraron en el interior de la cueva y provocaron importantes destrozos. Por ello, cuando los arqueólogos se percataron en 2003, aceleraron las labores de exploración del terreno, conocedores de que podían volver los cazadores. Así, estuvieron entre 2006 y 2019 con la zona intervenida y realizando labores de búsqueda.

    Las cuevas eran lugares donde muchas culturas antiguas enterraban a sus muertos, por lo que se pueden encontrar restos de épocas totalmente diferentes unos encima de otros, lo que dificulta las labores de investigación, pero gracias a ello se ha podido conocer que hay restos con una diferencia de 10.000 años entre sí.

    En el informe presentado por los arqueólogos, señalan algunas de las evidencias que deja este bastón encontrado en la península: “Este excepcional objeto, junto a otros de similares características, corrobora las estrechas relaciones entre los grupos que ocuparon los yacimientos de la cornisa Cantábrica, el golfo de Vizcaya, el Pirineo Occidental y Central e, incluso, el departamento de Dordoña (Francia)”.

    Fotografías y dibujos del bastón encontrado en la cueva de Aizkoltxo (Guipúzcoa9. upv.

    En busca de una utilidad que encaje con la época

    Tras el descubrimiento, la mayor incógnita que se plantean ahora los investigadores es para qué utilizaban este bastón y por qué algunos están agujereados y otros no. Por el momento no pueden descartar nada y barajan diversas opciones: enderezadores de lanzas y flechas, tensores, picos de tiendas, soportes de armas, herramientas para la fabricación de cesterías o símbolos de prestigio son algunas de ellas.

    Sin embargo, sí se conoce el material con el que están hechos y el proceso que siguieron para hacerlos. En primer lugar, alisaron la pieza mediante la fricción con minerales de hierro, después, se aserró el asta y se grabaron las figuras de animales, utilizando diferentes grosores para darle detalles al bastón y que ocupando todo el espacio disponible.

    En cuanto a las figuras representadas, también existen dudas entre los expertos. Se puede observar que hay dos muy similares que pueden ser cualquier tipo de ser vivo entre potros, burros salvajes o incluso conejos, algo que sería muy extraño teniendo en cuenta que es un animal que nunca aparece en las representaciones del Paleolítico Superior.

    Así, el informe concluye afirmando que “el bastón multiperforado de la cueva de Aizkoltxo es excepcional desde los puntos de vista del soporte, la decoración y la información que aporta acerca de las sociedades cazadoras-recolectoras que los fabricaron”, pero admite que todavía desconocen para qué eran utilizados.

    Fuente: 20minutos.es | 24 de febrero de 2021

    • Comentarios de la Web
    • Comentarios de Facebook

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

    Item Reviewed: Grabados de animales en un bastón de 15.000 años: el misterio en una cueva del País Vasco Rating: 5 Reviewed By: Aníbal Clemente
    TOP