728x90 AdSpace

  • Actualidad

    martes, 2 de marzo de 2021

    'Ardipithecus ramidus', de hace 4.4 millones de años, podría revelar cómo los primeros humanos comenzaron a caminar erguidos

    Los restos del esqueleto de Ardipithecus ramidus (conocido como Ardi). A la derecha, una reproducción del mismo.

    El experto en evolución Charles Darwin y otros reconocieron una estrecha relación evolutiva entre humanos, chimpancés y gorilas en función de sus anatomías compartidas, lo que planteó algunas preguntas importantes: ¿cómo se relacionan los humanos con otros primates y exactamente cómo se movían los primeros humanos? La investigación realizada por un profesor de la Universidad Texas A&M puede proporcionar algunas respuestas.

    Thomas Cody Prang (izquierda), profesor asistente de antropología, y sus colegas examinaron los restos esqueléticos de Ardipithecus ramidus ("Ardi"), los cuales datan hace 4,4 millones de años y se conservan en Etiopía.

    Una de las manos de Ardi está excepcionalmente bien conservada, por lo que los investigadores compararon su forma con las manos de cientos de otros especímenes que representan a humanos, simios y monos recientes (medidas obtenidas a partir de los restos óseos en colecciones de museos de todo el mundo) con el fin de hacer comparaciones sobre el tipo de comportamiento locomotor utilizado por los primeros homínidos.

    Los resultados, publicado en la revista Science Advances, han proporcionado pistas sobre cómo los primeros humanos comenzaron a caminar erguidos y a realizar movimientos similares a los que realizan todos los seres humanos en la actualidad.

    "La forma de los huesos refleja la adaptación a hábitos o estilos de vida particulares, por ejemplo, el movimiento de los primates, y al establecer conexiones entre la forma y el comportamiento de los huesos entre las formas vivas, podemos hacer inferencias sobre la conducta de especies extintas, como Ardi, a la cual no podemos observar directamente", dice Prang.

    Además, hemos encontrado evidencia de un gran 'salto' evolutivo entre el tipo de mano representada por Ardi y todas las manos de homínidos posteriores, incluida la de la especie de Lucy (un famoso esqueleto de 'Australopithecus afarensis' bien conservado, de hace 3,2 millones de años, y que se encuentró en la misma zona). Este 'salto evolutivo' ocurrió en un momento crítico, cuando los homínidos estaban evolucionando hacia una forma más humana de caminar erguido, al tiempo que se produce la evidencia más temprana de la fabricación de herramientas de piedra y el uso de las mismas para descuartizar animales".

    La evolución de las manos y los pies de los homínidos refleja un cambio evolutivo hacia capacidades de manipulación mejoradas y bipedalismo obligado, respectivamente. Las manos parciales, los pies parciales y los ejemplos de herramientas de piedra se representan aquí y se complementan con referencias a muestras más fragmentarias que conservan anatomías funcionalmente relevantes. Barras grises, bipedalismo facultativo; barras negras, bipedalismo obligado; barra roja, tiempo aproximado del supuesto cambio evolutivo del homínido.

    Prang dijo que el hecho de que Ardi represente una fase anterior de la historia evolutiva humana es importante, puesto que, potencialmente, arroja luz sobre el tipo de antepasado a partir del cual evolucionaron los humanos y los chimpancés.

    "Nuestro estudio apoya una idea clásica propuesta por primera vez por Charles Darwin en 1871 -cuando no tenía fósiles para estudiar ni comprensión de la genética- de que el uso de las manos y las extremidades superiores para la manipulación apareció en los primeros parientes humanos en relación con la marcha erguida", dice Prang. "La evolución de las manos y los pies de los homínidos probablemente ocurrió de manera correlacionada".

    Dado que Ardi es una especie muy antigua, podría conservar las características esqueléticas que estaban presentes en el último ancestro común de los humanos y los chimpancés. Si esto es cierto, ellos podría ayudar a los investigadores a ubicar el origen del linaje humano -además de caminar erguido- con una luz más clara.

    "Potencialmente nos acerca un paso más hacia una explicación sobre cómo y por qué los homínidos desarrollaron nuestra forma de caminar erguido", subraya Prang.

    También mantiene que el gran cambio en la anatomía de la mano entre Ardi y todos los homínidos posteriores ocurre en un momento que se puede situar aproximadamente entre 4,4 y 3,3 millones de años, coincidiendo con la evidencia más temprana de la pérdida del dedo gordo separado del pie. Este hecho también coincide con las herramientas de piedra más antiguas que se conocen y los fósiles de animales que ostentan marcas de cortes realizados con tales herramientas.

    Todo ello parece marcar un cambio importante en el estilo de vida y el comportamiento de los parientes humanos dentro de ese período de tiempo considerado.

    "Proponemos que este conjunto de evidencias implicó la evolución de una marcha erguida más avanzada, lo que permitió, además, que las manos fueran modificadas por el proceso evolutivo con el fin de mejorar la manipulación manual de las herramientas de piedra", concluye Prang.

    Fuente: phys.org | 25 de febrero de 2021

    • Comentarios de la Web
    • Comentarios de Facebook

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

    Item Reviewed: 'Ardipithecus ramidus', de hace 4.4 millones de años, podría revelar cómo los primeros humanos comenzaron a caminar erguidos Rating: 5 Reviewed By: Aníbal Clemente
    TOP