Descubren el origen de la Venus de Willendorf de 30.000 años de antigüedad

20:47 , 0 Comments

La Venus original de Willendorf. Izquierda: vista lateral. Arriba a la derecha: cavidades hemisféricas en la pierna derecha. Abajo a la derecha: orificio existente agrandado para formar el ombligo. Crédito: Kern, A. y Antl-Weiser, W. Venus. Editon-Lammerhuber, 2008.

La figura de la Venus de Willendorf (Austria), de casi 11 cm de altura, es uno de los ejemplos más importantes del arte temprano en Europa. Está hecha de una roca llamada oolito, la cual no se encuentra en Willendorf o sus alrededores.

Ahora, un equipo de investigación dirigido por el antropólogo Gerhard Weber (izquierda), de la Universidad de Viena, y los dos geólogos Alexander Lukeneder y Mathias Harzhauser, así como la prehistoriadora Walpurga Antl-Weiser, del Museo de Historia Natural de Viena, han descubierto, con la ayuda de micro-tomografías de alta resolución, que el material con el que se talló esta Venus probablemente provenga del norte de Italia. Este resultado arroja nueva luz sobre la notable movilidad de los primeros humanos modernos al sur y al norte de los Alpes. La investigación llevada a cabo ha sido publicada en Scientific Reports.

La Venus de Willendorf no solo es especial en cuanto a su diseño, sino también en cuanto a su material. Mientras que otras figurillas paleolíticas de Venus suelen estar hechas de marfil o hueso, o de diferentes tipos de piedra, en esta en concreto se utilizó oolito, lo que es único en este tipo de objetos.

La estatuilla, encontrada en Wachau en 1908 y expuesta en el Museo de Historia Natural de Viena hasta el presente, solo había sido examinada en su parte externa. Ahora, más de 100 años después, el antropólogo Gerhard Weber ha utilizado un nuevo método para examinar su interior: la micro-tomografía computarizada. Durante varios pases, los científicos obtuvieron imágenes con una resolución de hasta 11,5 micrómetros, una calidad que de otro modo solo se ve bajo un microscopio. La primera idea que se obtiene es: "La Venus no se ve uniforme por dentro, en absoluto".

Junto con los dos geólogos Alexander Lukeneder y Mathias Harzhauser, del Museo de Historia Natural de Viena, los cuales habían trabajado previamente con oolitos, el equipo obtuvo muestras comparativas de Austria y otras zonas de Europa y las evaluó. Fue un proyecto complejo: se obtuvieron muestras de este tipo de roca desde Francia hasta el este de Ucrania, desde Alemania hasta Sicilia, y luego aserradas y examinadas bajo un microscopio. El equipo contó con el apoyo del estado de Baja Austria, quien proporcionó los fondos para llevar a término los análisis, los cuales consumieron mucho tiempo.

Imágenes derivadas de escaneos de tomografía micro-computarizada de la Venus de Willendorf. Izquierda: bivalvo segmentado (Oxytomidae) que estaba ubicado en el lado derecho de la cabeza de Venus; resolución de escaneo 11,5 μm; los rasgos característicos son el umbo y las alas. Medio: Representación virtual de volumen de la estatuilla; seis concreciones de limonita incrustadas: cuello derecho (naranja), cuello izquierdo (azul), pecho izquierdo (rojo), vientre izquierdo (amarillo), cadera izquierda (verde), pierna izquierda (morado); tres fragmentos de moluscos: cabeza de bivalvo derecha (azul, solo 2,5 mm de largo; consulte la línea blanca de la etiqueta "Bivalvo" para ver la posición), concha en medio del pecho (naranja), concha en pierna izquierda (turquesa). Derecha: Rebanada única de μCT que muestra la porosidad y las capas de oolito; observe la densidad relativa de la concreción de limonita; resolución de escaneo 53 μm. Crédito: Gerhard Weber, Universidad de Viena.

El interior también proporciona información sobre el exterior

Los datos tomográficos de la Venus de Willendorf mostraron que los sedimentos de que está hecha se depositaron en rocas en diferentes densidades y tamaños. En medio de los mismos también había pequeños restos de conchas y seis granos más grandes y densos de tipo limonitas. Esto último explica las previamente misteriosas cavidades hemisféricas en la superficie de la estatuilla con el mismo diámetro: "Las limonitas duras probablemente brotaron cuando el creador de la Venus la estaba tallando", explica Weber. "En el caso del ombligo, aparentemente, lo convirtió en una virtud por necesidad".

Otro hallazgo: el oolito de la Venus de Willendorf es poroso, dado que los núcleos de los millones de glóbulos de oolito que la componen se habían disuelto. Esta es una buena razón de por qué el ingenioso escultor eligió este material hace 30.000 años, ya que es mucho más fácil trabajar con él. Los científicos también identificaron un pequeño resto de un caparazón de solo 2,5 milímetros de largo, y lo fecharon en el período Jurásico. Esto descartó todos los demás depósitos potenciales de sedimentos de rocas de la era geológica del Mioceno, que es muy posterior, tales como los que se encuentran en la cercana Cuenca de Viena.

Mapa de las localidades de oolito muestreadas (en negro); los dos lugares de origen más probables, Sega di Ala e Isjum A, están indicados en rojo. Los enclaves arqueológicos de Willendorf, Brillenhöhle, Hohle Fels, Kostenki y Gagarino se muestran en verde. El modelo de elevación digital se creó con ArcGIS 10.4 y se obtuvo de la base de datos WorldClim. https://desktop.arcgis.com/de/arcmap/10.4/get-started/setup/arcgis-...

Un largo camino para ese período

El equipo de investigación también analizó los tamaños de grano de las otras muestras recogidas. Cientos, a veces incluso miles, de granos fueron marcados y medidos con programas de procesamiento de imágenes o incluso manualmente. Ninguna de las muestras recogidas dentro de un radio de 200 kilómetros a partir del enclave de Willendorf coincidía ni remotamente con la Venus. El análisis finalmente ofreció el resultado de que las muestras recogidas en un lugar en el norte de Italia, cerca del lago de Garda, eran estadísticamente indistinguibles de las características que ostenta la Venus de Willendorf. Esto es notable porque significa que la misma (o al menos su material) comenzó un viaje desde desde el sur de los Alpes hasta la zona del Danubio al norte de los Alpes.

"La gente perteneciente al Gravetiense, tal como se denomina la cultura de herramientas líticas de la época, buscaba y habitaba los lugares más favorables. Cuando cambiaba el clima o la situación de las presas de caza, se desplazaban, preferiblemente a lo largo de los ríos", explica Gerhard Weber. Tal viaje podría haber supuesto varias generaciones.

Una de las dos rutas posibles de sur a norte conduciría alrededor de los Alpes y luego hacia la llanura panónica y fue descrita en simulaciones de ordenador por otros investigadores hace unos años. La otra forma de llegar desde el lago de Garda a Wachau sería a través de los Alpes. No está claro si esto fue posible hace más de 30.000 años debido al deterioro del clima que comenzó en ese momento. Esta sería una variante bastante improbable si ya había glaciares continuos en ese momento. Sin embargo, el camino de 730 km a lo largo del Etsch, el Inn y el Danubio siempre estuvo por debajo de los 1.000 metros sobre el nivel del mar, con la excepción de 35 km en el lago Reschen.

Rutas tentativas de migración desde el norte de Italia hasta la Baja Austria. El camino amarillo se dibuja después de las simulaciones de ordenador. El hipotético camino azul desde Sega di Ala (norte de Italia) hasta Willendorf (Baja Austria), a través de los Alpes, sigue los principales ríos Etsch, Inn y Danubio. Sega di Ala se encuentra cerca del importante yacimiento paleolítico de Grotta di Fumane. Willendorf está ubicado cerca de un grupo de enclaves paleolíticos de diferentes épocas en la Baja Austria (p. ej., Krems-Hundssteig, Krems-Wachtberg, Aggsbach, Gudenushöhle, Kamegg, Stratzing). Creado con Google Earth Data SIO, NOAA, US Navy, NGA, GEBCO, Google Earth versión 7.3, Image Landsat/Copernicus, http://www.earth.google.com [14/12/2015].

Conexión posible, pero menos probable, con el este de Ucrania

Las estadísticas apuntan claramente al norte de Italia como el origen del oolito con que está compuesta la Venus de Willendorf. Sin embargo, hay otro lugar interesante para el origen de la roca. Está en el este de Ucrania, a más de 1.600 kilómetros de distancia lineal de Willendorf. Las muestras allí no encajan tan claramente como las recogidas en Italia, pero son mejor que todo el resto de las muestras. Hay una conexión interesante aquí: se encontraron figuras de Venus en las cercanías del sur de Rusia, las cuales, aunque son algo más recientes, se parecen mucho a las Venus encontradas en Austria. Los resultados genéticos también muestran que las gentes de Europa Central y del Este estaban conectadas entre sí en ese momento.

La apasionante historia de la Venus de Willendorf podría continuar. Hasta ahora, solo unos pocos estudios sistemáticos se han ocupado de la existencia de humanos primitivos en este período de tiempo en la región alpina y de su movilidad. El famoso "Ötzi", por ejemplo, solo entró en juego mucho más tarde, es decir, hace 5.300 años. "Queremos utilizar los resultados de la Venus de Willendorf y nuestra nueva red de investigación en Viena sobre 'Evolución Humana y Ciencias Arqueológicas', en cooperación con la antropología, la arqueología y otras disciplinas, para aclarar aún más la el desarrollo de la prehostoria en la región alpina", concluye Weber.

Fuente: phys.org | 28 de febrero de 2022

Aníbal Clemente

Historia y Arqueología. Divulgando la Historia desde 1998. Bienvenidos a la Cultura.

0 comentarios: