728x90 AdSpace

  • Actualidad

    jueves, 19 de mayo de 2011

    La radiación cósmica: ¿qué papel hecho a lo paranormal?

    “La inteligencia consiste no sólo en el conocimiento, sino también en la destreza de aplicar los conocimientos a la práctica.” Aristóteles

    Introducción

    Los que verdaderamente están comprometido en el estudio e investigación seria de la Parapsicología, para encontrar respuestas convincentes a la causa que producen los diferentes fenómenos paranormales, hay que tener en cuenta la influencia de los rayos cósmicos y todas las radiaciones que provienen del exterior y que continuamente nos están bombardeando y que de alguna manera repercute en nuestro comportamiento, donde posiblemente da paso a que se manifiesten los fenómenos paranormales.

    ¿Quién podría negar momentáneamente, lo que Uri Geller, por ejemplo, provoque la alteración de sus estados de conciencia, como consecuencia de un tipo de energía que sea motivada por la incidencia de algunas de estas radiaciones. Justamente, para motivar a los interesados ​​en la parapsicología seria, es que se ha elaborado este artículo, que no pretende ser totalmente original dado a la necesidad de considerar algunos conceptos que grandes científicos han venido utilizando en sus investigaciones.

    Hay el antecedente que los rayos cósmicos fueron originalmente descubierto en los comienzos del siglo XX, cuando los científicos estaban experimentando con rayos X, descargas eléctricas a través de los gases y radiactividad, para ello se valieron de instrumentos capaces de revelar la presencia de partículas emitidas por núcleos que sufren desintegración radiactiva. Los instrumentos revelaron la presencia de partículas que provenían de alguna fuente débil radiactiva y supusieron momentáneamente que podían provenir de la Tierra a través de las rocas, pero luego se descubrió que su procedencia era exterior, extraterrestre, y por ello se llamó cósmicas

    Uno de los instrumentos de medida que se usó fue el electroscopio de láminas de oro, en las que aparecen fuerzas de repulsión que las separan, justamente en cargar eléctricamente. La magnitud de separación está regida por la cantidad de carga eléctrica que recibe el electroscopio, Las láminas de oro del instrumento están normalmente aisladas para que no se pierda la carga eléctrica. Pero, si se coloca el instrumento en la trayectoria de un haz de rayos x, o de alguna fuente radiactiva, las dos láminas del electroscopio vuelven a unirse rápidamente, debido a que la radiación ha ionizado al aire de las proximidades de la lámina, separando las cargas positivas de las negativas, permitiendo que el aire conduzca la electricidad contenida en ellas, dejando sin carga. Ahora bien, cuando no actúan las radiaciones, el aire pasa a comportarse como un excelente aislante eléctrico, aunque no tan perfecto, por la sencilla razón de que las láminas ya perdieron su carga gradualmente, llegando a juntar. Ante este hecho, fue que los científicos comenzaron a preocuparse de encontrar cuál era la causa que se juntaran creyendo que podía ser debido a una radiación ambiental. Y tal como se señaló, la descubrieron el exterior en 1910, enviando a la atmósfera el electroscopio de de láminas en globo de sonda. No fue hasta el 1912, que descubrieron que la radiación aumentaba su intensidad con la altura, ya que las láminas se juntaban rápidamente a medida que la altura se incrementaba. Con la ayuda de estos globos se pudo establecer por ejemplo, que cuando estaban entre los 25 a 30 kilómetros de altura, la radiación aumentaba, no así a los 40, donde disminuía. Más allá de esta altura, la radiación permanecía constante.
    Por otra parte, se descubrió también, que la intensidad de radiación cósmica, al nivel del mar, variaba con la latitud. La radiación media junto al suelo es alrededor del 10% más intensa cerca de los polos que en el ecuador. Posiblemente debido a que en el ecuador, los rayos serán desviados por el campo magnético terrestre y este hecho implica que deben ser capaces de comportarse como imanes, lo que equivalen a que son partículas impregnadas de movimientos ii por el lado en que eran desviadas , es por lo que se supo que debían tener cargas positivas.

    Sin duda, el descubrimiento de la composición de los rayos cósmicos y sobre todo, de la radiación, es muy interesante, dado a que nos indican que no son más que antiguos átomos de la materia del Universo, que al haber perdido los electrones que rodeaban el núcleo, han sido acelerados por alguna manera que se desconoce y que son proyectados en todas las direcciones del espacio y algunas de ellas llegan a nosotros. Lo que si es cierto, es, que toda la radiación cósmica varía muy poco del día a la noche, lo que parece ser estrellas que estallan de nebulosas donde la materia está moviéndose y rodeada de campos magnéticos, de la supernovas. Lo que si podemos decir, es que la inmensa mayoría se produce en fuente exteriores al sistema solar. Existe el antecedente más de que algunos rayos cósmicos procedentes del Sol, tienen sus orígenes en fenómenos de excitación de la capa que lo rodea (fotosfera), siendo la mayor parte protones y electrones. Justamente, los electrones son los que al llegar a la Tierra provocan al golpear la atmósfera, las conocidas aureolas boreales. Ante esta evidencia surge la interrogante ¿No podrán estos electrones fueron los originadotes también los fenómenos paranormales?. Pienso que al menos deben ser considerados.
    Justamente esta zona es la conocida como cinturón de Van Allen y rodea completamente nuestro planeta a lo largo del ecuador. Sólo algunos rayos altamente cargados puede atravesarlos. No será que gracias a, este cinturón que cierra mucha energía especial capaz de activar en estas zonas los fenómenos paranormales, con sus radiaciones nos podrían ayudar a explicar la entrada de los Ovnis en esta zona.
    Los rayos cósmicos y toda su gama de radiaciones es muy importante dentro del estudio de los fenómenos paranormales, al menos de ser considerado, especialmente cuando este cinturón de Van Allen, deja pasar las radiaciones e inciden en nosotros. Surgen las preguntas sobre este tema ¿Qué es lo que realmente se produce al llegar estos rayos a nuestro organismo? Qué energía se desencadena y puedan dar origen a fenómenos aparentemente paranormales? Considero que si merece estudiar y no tomarse a la carrera esta posición, sobre todo cuando se dan una gran gama de fenómenos y como en el caso de Uri Geller, todo lo concerniente a la teletransportación, por ejemplo.

    Ingeniero, docente. Sociedad Chilena de Parapsicología
    • Comentarios de la Web
    • Comentarios de Facebook

    0 comentarios:

    Publicar un comentario en la entrada

    Item Reviewed: La radiación cósmica: ¿qué papel hecho a lo paranormal? Rating: 5 Reviewed By: Historia y Arqueología
    TOP