728x90 AdSpace

  • Actualidad

    miércoles, 30 de noviembre de 2011

    Descubren los restos de un Carro de paseo perteneciente a un posible sucesor de Tutankamón


    Escena pintada en una caja de la tumba de Tutankamón en la que se muestra al faraón en un carro persiguiendo a los nubios. Kenneth Garrett / National Geographic / Getty Images

    Vía: Nature | Jo Marchant | 23 de noviembre de 2011 (Traducción: G.C.C.)

    Arreos de cuero muy bien conservados de un antiguo carro egipcio han sido redescubiertos en un almacén del Museo Egipcio de El Cairo. Los investigadores han dicho que el hallazgo, que incluye arneses intactos, guantes y una caja de arco, es único, y les ayudará a reconstruir la forma en cómo los carros fueron hechos y usados.

    Uno de los dos guantes usados ​​en los antebrazos de los conductores que muestra las marcas de las correas de fijación del mismo. André J. Veldmeijer / SCA / Museo Egipcio de Autoridades

    Los antiguos egipcios usaban carros -generalmente con uno o dos conductores y tirado por dos caballos- para la caza y la guerra, así como en las procesiones. Los mismos se muestran con frecuencia en el antiguo arte egipcio y varios ejemplos de sus marcos de madera han sobrevívido, entre ellos seis carros desmantelados encontrados en la tumba del rey Tutankamón, que datan alrededor de 3.300 años atrás.

    Pero los investigadores sabían poco acerca de los arreos y arneses de cuero utilizados con tales carros, dado que el cuero se descompone rápidamente si algo de humedad está presente. Casi ningún trozo de cuero de los carros de la tumba de Tutankamon ha sobrevivído, aunque algunos fragmentos se conocen de carros encontrados en otras tumbas, tales como la de Yuya y Thuya, los bisabuelos de Tutankamón.


    Parte baja del estuche de un arco con el fondo claramente deteriorado. André J. Veldmeijer/SCA/Egyptian Museum Authorities.



    Parte inferior de un carcaj. Un carcaj se adjuntaba al carro a cada lado. André J. Veldmeijer / SCA / Museo Egipcio de Autoridades

    Tesoro accidental

    En 2008, André Veldmeijer (foto a la izquierda), del Instituto Holandés-Flamenco en El Cairo, y que es un especialista en el estudio de cueros antiguos, vio una fotografía en blanco y negro de algunos arreos intactos de un carro en un libro de 1950 sobre tecnología antigua.

    Dichos arreos de cuero estaban etiquetados como existentes en el Museo Egipcio de El Cairo, pero cuando Veldmeijer preguntó al comisario del mismo, Ibrahim El Gawad, éste dijo que no sabía nada acerca de ellos. Pero, unos meses más tarde, el propio El Gawad encontró tales adornos por accidente, yaciendo olvidados en una serie de cajones en una habitación trasera del museo.

    Veldmejier dijo que El Gawad lo llamó para que viniera al museo y le mostró cada uno de los objetos de cuero. "Es un hermoso hallazgo", declaró. "Lo que había en la fotografía no era ni la mitad de lo que estaba en el museo. Fue asombroso".

    Los objetos de cuero están completos en un 90-95%, según Veldmeijer, e incluyen la cubierta de cuero que cubría el carro de madera, así como arneses, guantes, el estuche de un arco y el carcaj. Desgastadas marcas y detalles de las costuras son todavía visibles, y el intrincado diseño de rojo, verde y blanco -el único ejemplo conocido de este tipo-, está aún brillante después de más de tres milenios.


    Parte del arnés de los caballos, decorado en verde y blanco. André J. Veldmeijer / SCA / Museo Egipcio de Autoridades

    Carro de paseo

    Veldmeijer está trabajando ahora con Salima Ikram (foto a la izquierda), una egiptóloga de la Universidad Americana en El Cairo, para conservar, catalogar y estudiar, los adornos y objetos de cuero como parte del "Proyecto Carro" del Museo Egipcio. Este incluye el intento de abrir las frágiles piezas -puesto que habían sido dobladas para adaptarse a los cajones del museo- y protegerlas con material de ambalar libre de ácido. Ellos informarán de sus primeros resultados en una conferencia que se celebrará en El Cairo el próximo año.


    Cuero que cubría la caja de madera del carro y asegurado con clavos. Esta pieza mide alrededor de 1 por 1,5 metros. André J. Veldmeijer / SCA / Museo Egipcio de Autoridades

    "Los adornos y objetos de cuero deben ayudarnos a entender más sobre la construcción y el uso de los carros, lo que a su vez será importante para nuestro conocimiento de la guerra y el modo de presentarse las élites en el antiguo Egipto", dice Susana Harris (foto a la izquierda), una experta en textiles antiguos y pieles de animales en el Colegio Universitario de Londres. Ella agrega que los resultados también pueden tener implicaciones para el estudio de los carros de otras sociedades en las que no hay ejemplos que hayan sobrevivído. "Por ejemplo, hay carros en las pinturas murales y en la iconografía de los tiempos minoicos de Creta, así como en los tiempos micénicos de Grecia continental, pero no se han conservado carros con restos de cueros en tales lugares", dice ella.

    El proyecto del Museo Egipcio se encuentra en sus primeras etapas, pero los investigadores ya están obteniendo nuevos conocimientos sobre cómo se utilizaban los carros. Por ejemplo, Ikram ha identificado una correa de cuero que ella piensa actuaba como un cinturón de seguridad. "Había que colocarlo alrededor de la cadera del conductor para estabilizarlo y evitar que se cayera", aduce al respecto.


    Resto de una correa ancha decorada que probablemente se colocaba en torno a las caderas del conductor para mantenerlo equilibrado constante en el carro.


    Detalle decorativo del acabado de los cordones que ayudaban a asegurar la cubierta de piel de la estructura de madera del carro. André J. Veldmeijer / SCA / Museo Egipcio de Autoridades

    Veldmeijer también espera identificar el tipo de cuero utilizado, así como estudiar los métodos de costura y procesamiento de la piel, su corte y ensamblado.

    Un misterio aún por resolver es dónde iban los adornos del carro originalmente. Los registros del museo declaran que fueron comprados a un distribuidor de antigüedades griegas llamado Georges Tano en 1932, pero no se sabe dónde se encontraron. Tales piezas de cuero han sobrevivido en buen estado y presumiblemente fueron descubiertas en una tumba, y el estilo sugiere que corresponden a un tiempo cercano al de Tutankamón.

    El Gawad cree que pertenecieron al padre de Tutankamón, el rebelde faraón Akenatón, pero Veldmeijer cree que dantan un poco más tarde, posiblemente a alguno de los sucesores de Tutankamón.
    • Comentarios de la Web
    • Comentarios de Facebook

    0 comentarios:

    Publicar un comentario en la entrada

    Item Reviewed: Descubren los restos de un Carro de paseo perteneciente a un posible sucesor de Tutankamón Rating: 5 Reviewed By: Historia y Arqueología
    TOP