728x90 AdSpace

  • Actualidad

    viernes, 23 de marzo de 2012

    Interrogantes y polémicas salpican el final del asesino de Toulouse

    Los franceses se han despertado esta mañana con varios interrogantes en su cabeza y un cierto halo de polémica tras la muerte, ayer, del yihadista de Toulouse, Mohamed Merah, a manos de la policía.
    Éstas son algunas de las cuestiones a las que ya están teniendo que responder desde primera hora de hoy los miembros del Gobierno galo y que airean las páginas de los periódicos más reputados del Hexágono:

    ¿Por qué no se detuvo antes a Mohamed Merah?

    El asesino de siete personas en 10 días en Francia no era un desconocido para las autoridades galas. Estuvo formándose en el terror en Afganistán y Pakistán, ingresó y se escapó de una cárcel afgana, estaba en la 'lista negra' del FBI, hasta la policía local de Toulouse estaba al tanto de su peligroso recorrido...
    Cuando los periodistas preguntaron sobre ello al ministro del Interior Claude Guéant el pasado miércoles, éste respondió abiertamente: "Si empezamos a realizar este tipo de arrestos convertiremos a Francia en un Estado policial".
    Esta misma mañana, el primer ministro francés, François Fillon, ha insistido: "No existía ningún elemento que permitiera claramente detener a Mohamed Merah [antes de cometer sus crímenes]. En un país como el nuestro no se puede arrestar a nadie sin que éste haya cometido un delito. Vivimos en un Estado de derecho".

    ¿Por qué un cuerpo de élite no logró capturar vivo a Merah?

    Ésa era la consigna dada por el presidente francés, Nicolas Sarkozy: "Capturarle vivo". Sin embargo, el cerco al ciudadano galo de origen argelino se complicó y, tras 32 delicadas horas, los miembros del cuerpo de elite de las fuerzas de seguridad (RAID) acabaron con su vida: un disparo en la cabeza efectuado por un francotirador.
    En las páginas del reputado diario 'Le Monde' se puede leer hoy cómo un experto se pregunta por el increíble "fracaso" de los RAID (especializados en tomas de rehenes desde 1985). Christian Prouteau, el fundador del Grupo de Intervención de la Gendarmería Nacional (GIGN), cuestiona: "¿Cómo la mejor unidad de la policía no tuvo éxito en arrestar a un hombre solo?". Y él mismo aporta respuestas que, a su juicio, habrían permitido capturar a Merah: "Esperar a que saliese y acorralarlo", "arrojarle gas lacrimógeno"...

    ¿Por qué se tardó 32 horas en lanzar el asalto?

    Christophe Caupenne, antiguo jefe negociador de los RAID, alega en las páginas de 'Le Figaro' que esperar hasta las 32 horas se debió al efecto "psicológico" que ese periodo de tiempo tiene sobre el 'villano' en cuestión y que ayuda a los agentes a saber más del estado emocional del individuo.

    ¿Qué sabían los RAID sobre el estado psicológico de Merah?

    Según explican también varios especialistas, la unidad de élite sabía mucho y nada a la vez. Las iniciales horas de conversación entre el joven de 23 años y el negociador permitieron saber algo sobre su personalidad, así como lo que pudieron captar las cámaras con infrarrojos en referencia a los movimientos que hacía el 'asesino de la moto' dentro de su apartamento. Incluso se cree que los agentes lograron introducir microcámaras por varios orificios de la casa del yihadista.
    Pero luego, el miércoles por la noche, vino el silencio. Merah dejó de hablar e incluso de moverse. "No se sabía incluso si dormía", ha reconocido un especialista. ¿Le mantendría la adrenalina despierto? En todo caso, finalmente, se le encontró en el cuarto de baño, donde había estado dentro de la bañera con los pies metidos en agua. Desde allí, empezó a atacar a los agentes y acabó saltando por una ventana y recibiendo el impacto de un francotirador.

    ¿Qué han dicho los especialistas de esta operación?

    La primera reacción, ayer, tras la muerte de Merah, fue que el yihadista había conseguido lo que buscaba: "un suicidio agresivo". Muchos no dudaron en criticar el "fracaso" de 'los hombres de negro' (como se conoce también a los RAID), tanto por la muerte del perseguido como por haber utilizado, por ejemplo, demasiadas granadas tanto para romper ventanas como para aturdirle. "Al final, el combatiente furioso consiguió lo que quería", decía un miembro del mencionado GIGN. "No", replicaba otro, "quería morir matando y lo máximo que consiguió fue heridos [cinco policías]". Lo que sí ha recibido sin embargo aplausos ha sido la gestión del caso del yihadista por parte del Gobierno francés.

    Vía: www.elmundo.es
    • Comentarios de la Web
    • Comentarios de Facebook

    0 comentarios:

    Publicar un comentario en la entrada

    Item Reviewed: Interrogantes y polémicas salpican el final del asesino de Toulouse Rating: 5 Reviewed By: Historia y Arqueología
    TOP