728x90 AdSpace

  • Actualidad

    miércoles, 30 de mayo de 2012

    20 años y un premio perdido.

    El municipio pacense de Alange se ha enterado veinte años después de que sus termas romanas, uno de los principales reclamos de su conocido balneario, fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco el 8 de diciembre de 1993, incluido en el Conjunto Arqueológico de Mérida.



    Así lo ha indicado a Efe su alcalde, Juan Pulido (PSOE), que ha mostrado su sorpresa "y algo de indignación" por esta noticia que se ha conocido después de que ayer el Consorcio de la Ciudad Monumental de Mérida aprobase una modificación, a instancia de la UNESCO, sobre la lista de elementos incluidos dentro del Conjunto Arqueológico de Mérida, entre los que aparecen las termas.
    Sin embargo, este hecho "ha permanecido todo estos años en un cajón", según ha reconocido hoy a Efe Pulido, que, no obstante, no piensa pedir responsabilidades sino intentar sacar a partir de ahora el máximo provecho turístico a este galardón.
    "No voy a entrar en de quien fue la culpa o que ocurrió para que no se nos informase", ha señalado a Efe el alcalde de Alange, que lleva en el cargo desde 1999 "y nunca he tenido conocimiento de esta declaración", lo mismo que la empresa encargada de la gestión del balneario.

    'Un premio que uno se encuentra'

    Juan Pulido, que ha calificado este conocimiento como "un premio que uno se encuentra", ha explicado que han celebrado una reunión en el Ayuntamiento y con la empresa mixta encargada de la gestión del balneario para estudiar que acciones llevar a cabo para intentar rentabilizar este nuevo reconocimiento.
    El alcalde de Alange, que ya ha anunciado la preparación de un "acto de proclamación" de la declaración aunque sea 20 años después, tampoco descarta contactos con el Ayuntamiento de Mérida con el fin de que las termas romanas puedan ser incluidas en la promoción que se haga del Conjunto Arqueológico de la capital extremeña.
    El Gobierno extremeño ha hecho pública una nota en la que reitera que las termas de Alange forman parte del conjunto arqueológico emeritense, declarado Patrimonio de la Humanidad en 1993 en Cartagena de Indias (Colombia).

    Confusión de décadas

    El Ejecutivo señala que "desde el primer momento, porque así venía recogido en el expediente, la UNESCO contó con la lista de todos los elementos que reconocía como Patrimonio de la Humanidad dentro del Conjunto Arqueológico de Mérida, una lista que ha sido modificada ahora, pero con el único objeto de unir algunos elementos que son colindantes bajo una misma numeración.
    "Por tanto -añade la nota- no se ha producido ninguna modificación en los enclaves declarados Patrimonio de la Humanidad hace 19 años, dentro de los cuales siempre han estado incluidas las termas romanas de Alange", y recuerda que en aquella época estas termas formaban parte del término municipal de Augusta Emerita y del excelente sistema vinculado a los usos del agua que poseía.
    Las termas romanas son el monumento por antonomasia de Alange, que ya existían en época de Trajano y Adriano, en el siglo III d.C., cuyas aguas son de tipo medicinal. Se encuentran al pie del Cerro de la Mesilla y el Gobierno de la República lo declaró en el siglo pasado Monumento Nacional.

    Fuente El mundo.es y Wikipedia. 

    • Comentarios de la Web
    • Comentarios de Facebook

    0 comentarios:

    Publicar un comentario en la entrada

    Item Reviewed: 20 años y un premio perdido. Rating: 5 Reviewed By: Historia y Arqueología
    TOP