728x90 AdSpace

  • Actualidad

    viernes, 16 de noviembre de 2012

    Lujo y mucha cerveza en la Edad del Hierro en Europa

    Si querías salir adelante en la Edad de Hierro en la Europa Central debías utilizar una estrategia que aún funciona en la actualidad, vestirse para impresionar y hacer fiestas con barra libre de alcohol.

    La gente celta pre-romana practicó lo que la arqueóloga Bettina Arnold llama ‘festines competitivos’ en los que la gente con un nivel social y un estatus político trataban de superarse en festines los unos a los otros.
     
    Los objetos recuperados de dos túmulos celtas de 2.600 años de antigüedad en el suroeste de Alemania, incluyendo objetos para el adorno personal y vasos para el alcohol, dan una idea de cómo vivían esas personas en tiempos en los que no hay registros escritos.
    Ese fue el objetivo del proyecto de la investigación durante más de 10 años, dice Arnold, profesora de antropología de la Universidad de Wisconsin-Milwaukee y co-directora de una excavación en el castro de Heuneburg en el estado alemán de Baden-Wurttemberg. El trabajo fue financiado en parte por la Sociedad National Geographic y Arnold colaboró con la Oficina Estatal de Monumentos en Tübingen, Alemania.
     
    De hecho, basándose en los vasos para beber hallados en tumbas cercanas al asentamiento del castro y otros objetos importados, los arqueólogos han concluido que los celtas europeos tuvieron comercio a lo largo del Mediterráneo.
     
    ¿Elaboración de cerveza o hidromiel?
    La cerveza fue la bebida de los bárbaros, mientras que el vino era más para la élite, especialmente si vivías cerca de una ruta comercial”, dice Kevin Cullen, un arqueólogo asociado al proyecto de Discovery World en Milwaukee y un ex-estudiante de doctorado de Arnold.
     
    Las uvas aún no habían sido introducidas en Europa central, por lo que la importación de vino de uva mostraba un mayor estatus social. Los celtas también hicieron su vino con base en miel, o hidromiel, aderezado con hierbas y flores, que habría sido más caro que la cerveza pero menos que el vino de uva.
     
    También hicieron una cerveza de trigo o lúpulo de cebada que podía ser mezclada con el hidromiel o consumido solo, pero tenía que ser consumido poco después de haberse elaborado. ‘Keltenbräu’ es un ejemplo de cerveza. Habría sido una cerveza oscura, tostada con un sabor ahumado.
    Para la clase alta, la cantidad de alcohol consumido era tan importante como la calidad. Arnold ha encontrado por lo menos un caldero completamente intacto que se utilizaba para hervir las bebidas alcohólicas en una de las tumbas de Heuneburg.
     
    Pero es difícil la recuperación de nueve cuernos usados para beber, incluyendo uno que contenía 10 litros, en una tumba de un jefe cerca de Hochdorf en 1970.
     
    Junto con su afición al alcohol, según los griegos y romanos la población celta de este periodo se favorecía con adornos llamativos, telas brillantes y de rayas, dice Arnold. La demanda es difícil de comprobar debido a que la ropa y el cuero son perecederos.
    Los montículos de Heuneburg muestran evidencia de ambos, a pesar de que no hay restos óseos por la acidez del suelo. Pero el grupo de arqueólogos ha sido capaz de reconstruir elementos de vestidos y ornamentación usando nueva tecnología.
     
    En lugar de intentar excavar los restos frágiles de metal como horquillas, joyas, armas y broches de la ropa, Arnold y sus colegas han encerrado bloques de tierra que contienen bloques de yeso para a continuación poner los bloques a través de una tomografía computarizada o CT.
    Encontramos cinturones de cuero fabulosos en algunas de las tumbas de las mujeres con un alto estatus, junto con miles de pequeñas grapas de bronce unidas al cuero que tuvieron que llevar horas de elaboración”, dice. “Yo las llamo las chicas motoristas Harley-Davison de la Edad de Hierro”. Las imágenes muestran los finos detalles y los arqueólogos han teorizado que algunos de los objetos no eran simplemente por moda.
     
    Puedes saber si era hombre, mujer, un niño, casado, si tenía un cierto rol en la sociedad y mucho más, gracias a lo que vestían”.
     
    Los pasadores que sujetaban el veo en la cabeza de una mujer, por ejemplo, también aparecen como símbolo de su estado civil y tal vez de la maternidad. Otro adorno específico del género, como pulseras usadas en el brazo izquierdo encontradas en las tumbas de los hombres, pero pulseras usadas en ambos brazos y gargantillas sólo fueron encontradas en las tumbas de las mujeres.
     
    Sorprendentemente, fueron las inclemencias del metal en contacto con el lino y el algodón en las tumbas lo que les ha permitido conservarse. Trozos de tela pegados al metal permitieron a los arqueólogos utilizar la inspección microscópica para recrear los colores y los patrones utilizados.
    Cuando en realidad puedes reconstruir el vestuario”, dice Arnold, “de repente todas esas personas están ahí, en tres dimensiones. Tienen cara. Casi puede decirse que tienen personalidades”.
     
    • Comentarios de la Web
    • Comentarios de Facebook

    0 comentarios:

    Publicar un comentario en la entrada

    Item Reviewed: Lujo y mucha cerveza en la Edad del Hierro en Europa Rating: 5 Reviewed By: Historia y Arqueología
    TOP