728x90 AdSpace

  • Actualidad

    martes, 30 de agosto de 2016

    Arqueólogos descubren la aguja de coser más antigua del mundo de 50.000 años en la cueva de Denísova (Siberia)

    La cueva Denísova, en las montañas siberianas de Altái, ha dado a los arqueólogos otro hallazgo formidable: una aguja con una antigüedad de 50.000 años y que no fue elaborada por el Homo sapiens, según informa The Siberian Times.

    Durante decenas de miles de años, diferentes especies humanas utilizaron un mismo refugio en Siberia, la cueva bautizada como Denísova. La caverna debe su nombre al ermitaño Denís, que habitó el lugar en el siglo XVIII.

    Los más 'jóvenes' entre estos seres humanos, cuyos restos datan de entre 50.000 e incluso 170.000 años atrás —según varias estimaciones—, forman una especie, o subespecie, diferente tanto de los Homo sapiens como de los Homo neanderthalensis. Recibieron el nombre de 'Homínidos de Denísova', literalmente, los homínidos de la cueva de Denís, en ruso.



    La aguja hallada perteneció a este grupo evolutivo ya que se encontró en la misma capa donde se descubrieron previamente restos óseos de Denisovanos, y fue elaborada con el hueso de un gran pájaro desconocido. La herramienta, de 7,6 centímetros de longitud, resulta una prueba de que los Denísovanos eran más sofisticados de lo que se pensaba hasta el momento.

    "Es la aguja más larga de todas las que se habían hallado previamente en la cueva Denísova. Hemos encontrado otras, pero en unas capas arqueológicas más recientes", precisó el jefe de excavaciones de las cavernas siberianas, el doctor Maxim Kozlikin (abajo).


    El Dr. Maxim Kozlikin, director de las excavaciones en la cueva Denisova. Foto: Vera Salnitskaya.

    Dicha aguja es 10.000 años más antigua que el trozo de brazalete encontrado en 2008 en la misma cueva, una pieza pulida, delicada y de aspecto moderno, hecha de clorita.

    Fue aquí, también en 2008, cuando los científicos rusos descubrieron un fragmento óseo de un dedo perteneciente a una hembra juvenil que se cree vivió hace alrededor de 41.000 años.

    El análisis mostró que era genéticamente distinta de los neandertales y de los humanos modernos. En 2010 el análisis de un molar superior de un adulto joven, que se había encontrado en la cueva diez años antes, mostró que pertenecía igualmente a un Denisovano.

    El profesor Mikhail Shunkov (izquierda), director del Instituto de Arqueología y Etnografía en Novosibirsk, dijo: "Es el hallazgo más singular de esta temporada, incluso se puede calificar de sensacional. Podemos decir con seguridad que Altai fue uno de los centros culturales en el que se formó el ser humano moderno".

    Fuentes: mundo.sputniknews.com | siberiantimes.com | 23 de agosto de 2016
    • Comentarios de la Web
    • Comentarios de Facebook

    0 comentarios:

    Publicar un comentario en la entrada

    Item Reviewed: Arqueólogos descubren la aguja de coser más antigua del mundo de 50.000 años en la cueva de Denísova (Siberia) Rating: 5 Reviewed By: Historia y Arqueología
    TOP