728x90 AdSpace

  • Actualidad

    domingo, 4 de septiembre de 2016

    El análisis de la placa dental de los cazadores-recolectores del Mesolítico en los Balcanes arroja nueva luz sobre su dieta


    Primer plano de restos humanos de Vlasac, Serbia. Imagen: Dušan Boric

    El estudio de la acumulación de sales sobre la superficie dental en restos de habitantes de los Balcanes, ha dado pruebas de consumo de cereales hace 6.600 años, casi 500 años antes de lo pensado.

    Los restos corresponden a individuos del Mesolítico Tardio hallados en el yacimiento de Vlasac, en las Gargantas del Danubio, ubicadas en el centro de los Balcanes.

    El equipo de investigadores dirigido por Emanuela Cristiani (izquierda), del Instituto McDonald de Investigaciones Arqueológicas de la Universidad de Cambridge, utilizó la microscopía polarizada para estudiar micro-fósiles atrapados en el cálculo dental (antigua placa dental calcificada) de 9 individuos que datan del Mesolítico Tardío (c. 6600 -6450 aC) y la etapa de transición del Mesolítico-Neolítico (c. 6.200 a 5.900 aC). Los restos fueron recuperados en las excavaciones de 2006 a 2009 por Dušan Boric, de la Universidad de Cardiff.

    "La deposición de la placa mineralizada termina con la muerte del individuo, con lo que el cálculo dental revela la única información sobre las preferencias dietéticas y el estilo de vida de los humanos del Mesolítico", dijo Cristiani. A su juicio, el resultado de la investigación "tiene un significado tremendo, ya que desafía la visión de la neolitización en Europa".

    "Microfósiles atrapados en el cálculo dental son una prueba en vivo de que los alimentos vegetales fueron la principal fuente de energía dentro de la dieta de los recolectores del Mesolítico. Pero lo más significativo es que revelan que las plantas domesticadas fueron introducidas en los Balcanes independientemente del resto de novedades neolíticas tales como animales domesticados y herramientas, que acompañan a la llegada de las comunidades agrícolas en la zona".


    Cálculos conservados en los dientes de los yacimientos de Vlasac y Lepenski Vir. Imagen cortesía de E. Cristiani.


    Distintos gránulos de almidón atrapados en los cálculos dentales analizados.

    Aunque los investigadores coinciden en que la dieta del Mesolítico en la Garganta del Danubio se basó principalmente en los recursos terrestres o fluviales ricos en proteínas, el equipo encontró que los gránulos de almidón que se conservan en los cálculos dentales de los restos de Vlasac eran consistentes con las especies domésticas, como el trigo (monococcum Triticum, Triticum dicoccum) y cebada (Hordeum distichon), los cuales son también los principales cultivos que se encuentran entre las comunidades del Neolítico antiguo de Europa sudeste. Las especies domésticas fueron consumidas junto con otras especies salvajes como Aveneae (avena), Fabaeae (guisantes y frijoles) y Paniceae (pastos).

    Estos gránulos de almidón conservados proporcionan la primera evidencia directa de que los cereales domésticos ya eran consumidos por los recolectores en el interior de los Balcanes hacia el año 6600 a.C. Su introducción en las sociedades del Mesolítico fue probablemente facilitado por las redes sociales entre recolectores locales y las primeras comunidades neolíticas.

    Anita Radini, de la Universidad de York añadió: "En los Balcanes centrales, la familiaridad en el forrajeo de gramíneas Cerealia domésticadas desde alrededor de 6500 a. C., si no antes, podría haber facilitado la rápida adopción de prácticas agrícolas más adelante".


    Excavación de restos humanos en Vlasac, Serbia. Image: Dušan Boric.

    Fuentes consultadas: lavanguardia.com | University of Cambridge | 31 de agosto de 2016
    • Comentarios de la Web
    • Comentarios de Facebook

    0 comentarios:

    Publicar un comentario en la entrada

    Item Reviewed: El análisis de la placa dental de los cazadores-recolectores del Mesolítico en los Balcanes arroja nueva luz sobre su dieta Rating: 5 Reviewed By: Historia y Arqueología
    TOP