728x90 AdSpace

Historia y Arqueología Televisión

  • Actualidad

    viernes, 3 de marzo de 2017

    Arqueólogos descubren un antiguo palacio asirio desconocido bajo la «tumba de Jonás» arrasada por Daesh

    Esculturas asirias que representan una semi-diosa, que rocía «agua de la vida» para proteger a los humanos.

    Los arqueólogos que documentan la destrucción de Daesh del santuario de Nabi Yunes en Irak han descubierto de forma inesperada restos de un antiguo palacio asirio desconocido hasta ahora.

    El santuario, que se levantaba sobre la supuesta tumba del profeta Jonás, fue dinamitado con explosivos detonados por los yihadistas de Daesh poco después de que ocuparan Mosul en junio de 2014. Tropas iraquíes recuperaron el pasado enero este lugar de peregrinación, reverenciado por musulmanes, cristianos y judíos. Desde entonces se ha podido documentar el extenso daño al patrimonio ocasionado por los yihadistas.

    Los arqueólogos locales han descubierto que Daesh excavó profundos túneles bajo el santuario demolido, llegando hasta los restos de un palacio hasta ahora desconocido, según han señalado a The Telegraph.

    En uno de esos túneles, la arqueóloga iraquí Layla Salih (izquierda) descubrió una inscripción cuneiforme de mármol del rey Asarhaddon, que cree que se remonta al imperio asirio.

    Aunque el nombre del rey no es visible en la losa cuneiforme, las frases de la inscripción serían una descripción de su reinado, en particular de su reconstrucción de Babilonia después de que su padre Sennacherib destruyera la ciudad, señala el diario británico.
    El palacio fue construido por Sennacherib, renovado y ampliado por Asarhaddon (681-669 a.C), y renovado de nuevo por Asurbanipal (669-627 a.C.), aunque fue destruido en parte durante el saqueo de Nínive en el año 612 a.C.

    En otra parte del túnel descubrieron unas esculturas de piedra de una demi-diosa asiria, que rocía «agua de la vida» a los hombres.

    «Nunca he visto algo así en piedra en este tamaño tan grande», señala a The Telegraph la profesora Eleanor Robson (derecha), presidenta del Instituto Británico para el Estudio de Irak. A su juicio, podrían haber decorado estancias femeninas del palacio. «Los objetos no coinciden con descripciones de lo que pensábamos que estaba allá abajo, así que la destrucción de Daesh nos ha llevado realmente a un hallazgo fantástico», añade Robson.

    «Hay una gran cantidad de historia allá abajo, no sólo piedras ornamentales. Es una oportunidad para finalmente conocer cómo era un palacio del primer gran imperio del mundo, en su periodo de mayor éxito», añade.
    El lugar fue excavado en 1852 y posteriormente revisado por el departamento iraquí de antigüedades en la década de 1950, pero no se llegó hasta el palacio.

    La arqueóloga Layla Salih, ex comisaria del museo de Mosul, cree que Daesh pudo haber saqueado cientos de objetos antes de que las fuerzas iraquíes recuperaran el lado este de la ciudad.

    «Solo puedo imaginar cuánto descubrió Daesh antes de que llegáramos aquí», dijo al Telegraph por teléfono desde Mosul. «Creemos que tomaron muchos de objetos, tales como cerámica y piezas más pequeñas, para su venta. Pero lo que dejaron será estudiado y añadirá mucho a nuestro conocimiento de la época», añade.

    Según la arqueóloga, los túneles no fueron construidos profesionalmente, por lo que podrían colapsar «dentro de semanas», enterrando y destruyendo potencialmente los nuevos hallazgos. Expertos del Instituto Británico para el Estudio de Irak están ofreciendo ayuda a los arqueólogos locales para proteger y documentar el sitio.

    Una inscripción cuneiforme del rey Asarhadón se cree que data del imperio asirio en 672 a.C. CRÉDITO: JÉRÉMY ANDRÉ

    Los túneles descubiertos son la primera evidencia de que Daesh los emplea en su búsqueda de antigüedades para saquear. Ya en la Conferencia para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural en las Zonas Liberadas de Irak, que concluyó el pasado 24 de febrero en la sede de la Unesco en París, el viceministro de cultura, antigüedades y turismo de Irak, Qais Rasheed, advirtió de que en Mosul y otros lugares los yihadistas.

    «Debemos detener el tráfico de antigüedades iraquíes y cortar de raíz los ingresos monetarios de Daesh», añadió por su parte el ministro de Educación de Irak, Mohammad Iqbal Omar.
    Según los datos aportados Qais Rasheed, los yihadistan han causado importantes daños a sitios arqueológicos de importancia mundial, destruyendo hasta el 70% de Nínive y el 80% de Nimrud. Los daños, según la Unesco, son aún más graves de lo que se temía.

    Fuente: ABC.es| 28 de febrero de 2017
    • Comentarios de la Web
    • Comentarios de Facebook

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

    Item Reviewed: Arqueólogos descubren un antiguo palacio asirio desconocido bajo la «tumba de Jonás» arrasada por Daesh Rating: 5 Reviewed By: Historia y Arqueología
    TOP