728x90 AdSpace

  • Actualidad

    lunes, 3 de abril de 2017

    Un nuevo análisis de ADN muestra la verdadera ruta de los primeros agricultores en Europa hace 8.000 años, corrigiendo teorías anteriores

    Un reciente estudio realizado por expertos de la Universidad de Huddersfield (Inglaterra) refuerza la teoría de que la propagación de la agricultura en Europa fue producto de una migración acontecida desde el Mediterráneo, más concretamente en el Cercano Oriente, hace más de 13.000 años, miles de años antes de lo que se creía hasta ahora.

    Tal proceso ocurrió durante el período glacial tardío e inicialmente los grupos migratorios fueron cazadores-recolectores. Sin embargo, más tarde desarrollaron el conocimiento de la agricultura de las poblaciones recién llegadas desde Oriente Próximo -donde comenzó la agricultura-, y durante el Neolítico, hace unos 8.000 años aproximadamente, comenzaron a asentarse y colonizar otras partes de Europa, llevando sus prácticas agrícolas con ellos.

    La Universidad de Huddersfield es la sede del Grupo de Investigación Arqueogenética, el cual utiliza análisis de ADN para resolver diferentes cuestiones sobre Arqueología, Antropología e Historia. Está dirigido por el profesor Martin Richards (izquierda), y la cuestión de la ascendencia genética de los europeos ha sido una de sus principales áreas de investigación durante muchos años.

    Es el principal autor del artículo que aparece en la revista Proceedings of the Royal Society B. En el mismo se describe cómo los investigadores utilizaron casi 1.500 linajes del genoma mitocondrial para datar la llegada de grupos de personas a distintas regiones de Europa.

    Se descubrió que desde el centro de Europa e Iberia, estos linajes podrían ser rastreados principalmente desde el período Neolítico, pero en el Mediterráneo central y oriental, datan predominantemente mucho antes, en el período glacial tardío.

    Los autores escriben que: “Esto es compatible con un escenario en el que la reserva genética de la Europa mediterránea fue en gran parte al resultado de las expansiones ocurridas durante el periodo glacial tardío procedentes desde Oriente Próximo, lo cual conformó una importante fuente-reserva genética para las posteriores expansiones del Neolítico hacia el resto de Europa”.

    El profesor Richards explicó que él y sus colegas llevaron a cabo la investigación utilizando muestras modernas de ADN, ya que en Italia y Grecia hay una grave escasez de restos óseos pre-neolíticos de los cuales se puedan obtener datos antiguos. El clima cálido en estas zonas del Mediterráneo supone un serio problema para la conservación natural de los fósiles.

    “Como no hemos sido capaces de llenar el vacío de ADN antiguo, hemos sorteado dicho problema mirando el nuestro más moderno. En lugar de datar los linajes de Europa en su conjunto, hemos datado en primer lugar el área mediterránea y hemos visto lo que sucedió, asumiendo que llegaron a esa zona y luego se trasladaron", dijo el profesor Richards.

    Ahora se está a la espera de que sean descubiertas nuevas fuentes de ADN antiguo en Italia y Grecia, y el escenario migratorio señalado pueda ser probado de modo más directo.


    “En el pasado,  recuperar el ADN es bastante difícil en este tipo de entornos, pero a día de hoy, ha habido muchos avances técnicos en la recuperación de ADN antiguo de los últimos años, así que creo que estamos muy cerca de obtenerlo”, De hecho, otro equipo de investigadores ya ha confirmado una de las principales teorías del trabajo que hemos estado realizando hace tan solo una semana, al observar ADN pre-neolítico de Cerdeña.

    La investigación fue llevada a cabo principalmente por la Dra. Joana Pereira como parte de su proyecto de doctorado, supervisado conjuntamente por el profesor Richards y la Dra. Luisa Pereira, del Instituto de Patología Molecular e Inmunología de la Universidad de Oporto, junto con el Dr. Pedro Soares, de la Universidad de Minho, en Portugal. Entre los autores del nuevo artículo - titulado "Reconciling evidence from ancient and contemporary genomes: a major source for the European Neolithic within Mediterranean Europe" - también se incluye a a la Dra. Maria Pala, que es profesora titular de la Universidad de Huddersfield y miembro clave del Grupo de Arqueogenética.

    Fuente: Universidad de Huddersfield | 21 de marzo de 2017
    • Comentarios de la Web
    • Comentarios de Facebook

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

    Item Reviewed: Un nuevo análisis de ADN muestra la verdadera ruta de los primeros agricultores en Europa hace 8.000 años, corrigiendo teorías anteriores Rating: 5 Reviewed By: Historia y Arqueología
    TOP