728x90 AdSpace

  • Actualidad

    lunes, 8 de enero de 2018

    Arqueólogos israelíes encuentran un yacimiento de hace medio millón de años

    Maayan Shemer, de la Autoridad de Antigüedades de Israel, muestra un hacha de mano de hace medio millón de años. Fotografía: Picasa / Israel Antiquities Authority

    El hallazgo de trabajadas herramientas de sílex en el centro de Israel, cerca del pueblo árabe-israelí de Jaljulia, sugiere que las capacidades cognitivas de aquellos homínidos estaban mucho más cerca de las nuestras de lo que hasta ahora se creía.

    "El descubrimiento es increíble, tanto por el estado de preservación de las piezas como por sus implicaciones en nuestra comprensión de esta antigua cultura material", dijo la directora de la excavación, Maayán Shemer, de la Autoridad de Antigüedades de Israel.

    Shemer indica que se aprecia una gran variedad tecnológica en los artefactos encontrados y que las investigaciones, que llevan a cabo conjuntamente con la Universidad de Tel Aviv, ayudarán a entender mejor el período en el que el Homo Erectus habitaba aquellas tierras.

    Puesto que Israel está plagado de restos arqueológicos, cada vez que se emprende una construcción, el terreno es explorado por expertos antes de que se otorguen los permisos, y así fue en este caso también.

    Desde que se iniciaron las excavaciones arqueológicas hace un año se han encontrado cientos de miles de artefactos que, según los investigadores prueban que aquellos primeros seres habían desarrollando patrones de pensamiento modernos, incluso antes de haber evolucionado en humanos más modernos.

    "Este extraordinario yacimiento nos permitirá trazar el comportamiento de nuestros antecesores prehistóricos directos, y reconstruir su estilo de vida y comportamiento en el muy largo viaje de la existencia humana", señaló el director del departamento de arqueología de la Universidad de Tel Aviv, Ran Barkai (izquierda).

    Antes de que se concedan los permisos de construcción de viviendas en la zona, el equipo arqueológico se afana en conseguir todo el material que puede y montañas de sedimentos ya han sido retiradas de esa hectárea de terreno, que fue el banco pantanoso de un río que fluía en lo que hoy es Cisjordania e Israel central.

    "Era el lugar perfecto para los humanos: el agua traía el sílex de las montañas, utilizadas para hacer herramientas allí mismo, y también atraía animales, cazados aquí mismo. Tenían todo lo que la gente prehistórica podía necesitar", explicó Ran Barkai.

    Lena Brailovsky, arqueóloga de la Autoridad de Antigüedades de Israel, muestra algunas de las herramientas de sílex halladas en el sitio prehistórico de Jaljulia. Ariel David.

    Muchos de los artefactos encontrados son hachas de mano hechas de diferentes tipos de sílex que Barkai llama "el cuchillo suizo del paleolítico", utilizados por los humanos prehistóricos durante más de un millón de años sin apenas modificaciones.

    Pero aquí está el problema: mezcladas entre la multitud de hachas, los arqueólogos también encontraron herramientas de sílex producidas utilizando una técnica diferente de tallado, mucho más compleja y reciente en el tiempo.


    El misterio de Levallois

    Las hachas tradicionales se hacen golpeando lentamente un trozo de sílex en la forma deseada, pero las herramientas de Levallois se producen en dos etapas. En primer lugar, el núcleo de pedernal es cuidadosamente recortado en una forma específica, y luego, con un golpe decisivo, con un percutor, se separa una lasca que ostenta la forma y el tamaño de la herramienta deseada.
    "El tallado de estas piezas requiere de un salto conceptual que permite imaginar la herramienta deseada ante de empezar a darle forma", informó el arqueólogo, enfatizando con esto la importancia del hallazgo.

    Esta técnica produce escamas más largas y delgadas, y puede haber sido desarrollada porque los homínidos comenzaron a unir puntas líticas a lanzas de madera, en lugar de simplemente golpear las cosas con sus hachas de mano, especula el arqueólogo.
    Durante mucho tiempo se pensó que la técnica de Levallois se había desarrollado entre los homínidos más avanzados, el Neandertal y el Homo sapiens, y que era el resultado de un salto decisivo en nuestra evolución biológica y tecnológica.

    Pero el yacimiento de Jaljulia es demasiado antiguo como para ser atribuido a humanos anatómicamente más modernos, dice Barkai.
    "Hay una gran discusión sobre la técnica de Levallois, cuándo fue inventada y si existe una conexión entre la evolución física y la evolución tecnológica", dice.

    Foto: Una punta Levallois, de hace medio millón de años, hallada en el lugar. Ariel David.

    Ya en 2014, una investigación publicada en la revista Science se centró en una mezcla de hachas y herramientas Levallois encontradas en un desfiladero de Armenia que data de hace más de 300.000 años. El estudio concluyó que esta coincidencia de herramientas sugiere que tal técnica más avanzada no fue introducida repentinamente por la llegada desde África de un nuevo homínido más inteligente, sino que evolucionó localmente a partir de los métodos anteriores.

    Si se confirma la datación del yacimiento de Jaljulia, se retrasaría el reloj sobre un hito tecnológico clave en nuestra evolución, y en uno que muy probablemente nosotros, los Homo sapiens, no podemos reclamar como propio.

    Las habilidades cognitivas avanzadas requeridas para hacer esas herramientas incluso precederían al uso controlado del fuego, es decir, el fuego que los homínidos encendían por sí mismos en lugar de ayudarse de los incendios provocados por un rayo. Según Barkai, puede haber alguna evidencia de uso esporádico de fuego en Jaljulia, pero la evidencia más temprana de un incendio sostenido y controlado se encontró en la cueva de Qesem, a menos de 10 kilómetros de distancia, pero que data 100.000 años más tarde . (Algunos arqueólogos creen que el control del fuego se logró en Gesher Benot Yaakov, en el norte de Israel, hace unos 800,000 años).

    Maayan Shemer, directora de excavación de la Autoridad de Antigüedades de Israel, señala un hacha de hace medio millón de años. (Samuel Magal, Cortesía de la Autoridad de Antigüedades de Israel).

    Maayan Shemer concluye diciendo que el equipo trabajará con urbanistas para ubicar estratégicamente jardines públicos y otros espacios abiertos en las áreas más prometedoras, con la esperanza de que algún día los investigadores puedan regresar a Jaljulia y renovar sus exploraciones.
    Los arqueólogos cerraron la excavación en diciembre. Se espera que el sitio esté cubierto para que pueda comenzar la construcción en el nuevo vecindario. "Por un lado, es triste enterrar un hallazgo tan importante, por otro, si no hubieran planeado un nuevo vecindario, nunca hubiéramos sabido que estaba aquí", dice Barkai.

    Fuentes: eldiario.es | timesofisrael.com | haaretz.com | 7 de enero de 2018
    • Comentarios de la Web
    • Comentarios de Facebook

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

    Item Reviewed: Arqueólogos israelíes encuentran un yacimiento de hace medio millón de años Rating: 5 Reviewed By: Historia y Arqueología
    TOP