728x90 AdSpace

  • Actualidad

    viernes, 30 de marzo de 2018

    Descubren 29 huellas humanas, de 13.000 años de antigüedad, frente a la costa canadiense

    Fotografía de una de las huellas encontradas (izquierda) y una versión mejorada digitalmente (derecha). Imagen: Duncan McClaren.

    Hace aproximadamente 13.000 años, dos adultos y un niño pisaron con sus pies descalzos arcilla húmeda cerca de la orilla del agua en una isla de Columbia Británica, Canadá, dejando huellas que aún existen en la actualidad.

    Descubiertas recientemente por un equipo de antropólogos son las huellas humanas conocidas más antiguas de América del Norte, según un nuevo estudio, y proporcionan más evidencia de que los humanos estaban prosperando en la costa del Pacífico de Canadá al final de la última Edad de Hielo, dijo el investigador principal, Duncan McLaren (izquierda), antropólogo del Instituto Hakai y de la Universidad de Victoria, en Canadá.

    Las huellas, 29 en total, estaban tan bien conservadas que McLaren y sus colegas pudieron asignar tamaños modernos de calzado de EE.UU a los individuos prehistóricos: un tamaño 8 de hombre o de mujer joven; un tamaño 1 de niño/a (o el tamaño 3 de una mujer); y un tamaño 8 de mujer o un tamaño 7 de hombre.
    Los investigadores hicieron este notable descubrimiento en la isla Calvert, ubicada frente a la costa occidental de Columbia Británica, a unos 100 kilómetros al norte de la isla de Vancouver.

    Al final de la última Edad de Hielo (hace aproximadamente 11.700 años), la capa de hielo de la Cordillera de América del Norte finalizaba a lo largo de la costa del Pacífico, dejando "refugios" o áreas sin hielo donde las plantas y los animales podían sobrevivir. La isla Calvert estaba directamente en uno de esos refugios, lo que provocó que los investigadores modernos cavaran allí en busca de artefactos. Sin embargo, las excavaciones en tales refugios no siempre son fáciles, ya que hoy en día gran parte de la región está cubierta de una densa selva tropical templada, escriben los investigadores en el estudio.

    Además, la geografía allí fue diferente al final de la última Edad de Hielo, pues una gran parte del agua de la Tierra estaba congelada en enormes glaciares. Esto explica por qué los niveles del mar fueron hasta 3 metros más bajos hace entre 14.000 y 10.000 años en la isla Calvert que lo que ocurre hoy en día, recuerda McLaren.

    Plano con la situación de las huellas halladas. Imagen: Duncan McClaren / PLoS One

    La primera huella

    "Estábamos estudiando esta línea de costa, por debajo de la playa, en la zona intermareal, cuando se descubrió la primera huella", dijo McLaren a Live Science.

    Esto sucedió en 2014, cuando el equipo -que incluía a miembros de la Primera Nación Heiltsuk y de la Primera Nación Wuikinuxv- desenterró una huella humana a unos 60 centímetros por debajo de la superficie de la playa. Dos piezas de madera antigua halladas junto a la huella datan entre 13.300 y 13.000 años atrás, según los análisis de radiocarbono realizados.

    Alentados por ello, los investigadores regresaron a la isla durante las temporadas de excavación de 2015 y 2016, descubriendo finalmente 28 huellas humanas más del mismo período.
    Normalmente, las huellas duran solo un momento, pero en este caso "quedaron impresionadas en una arcilla húmeda que, seguidamente, se endureció y luego se llenó de arena, probablemente arrastrada desde la playa", declara McLaren.

    Los investigadores del estudio Daryl Fedje (izquierda) y Duncan McLaren (derecha) excavando en la isla Calvert, en busca de vestigios humanos. Crédito: Grant Callegari / Instituto Hakai

    No eran de un oso

    Las 29 huellas tienen marcas claras del arco plantar, los dedos y el talón, por lo que los científicos están "seguros de que las dejaron pies humanos", escriben en el estudio. Pero dado que Columbia Británica es hogar de osos, y las patas traseras de los osos pardos y osos grizzly pueden dejar huellas similares a las de un ser humano, tuvieron que hacerse la pregunta: ¿Son estas huellas de oso?
    Un análisis exhaustivo reveló que "no", que no eran huellas de oso, dijeron los investigadores.
    "Las huellas excavadas en la isla Calvert tienen un arco plantar claramente definido, carecen de las características marcas de las garras, no son triangulares en su forma general ..., carecen de un tercer dedo largo, y en general son más estrechas que las de un oso", declaran los investigadores en el estudio. Además, no pudieron encontrar ninguna huella de oso en la zona.

    De hecho, "en general, no existen huellas de ningún tipo en el área que fue excavada", escriben.

    Huella número 22 que muestra el borde de desplazamiento de sedimentos alrededor del extremo distal del pie.

    Navegación prehistórica

    La isla de Calvert era todavía una isla durante la última Edad de Hielo, lo que indica que las personas prehistóricas debieron usar embarcaciones para llegar a ella, afirma McLaren. Es posible que "las huellas fueran dejadas por un grupo de personas que se bajaron de unas embarcaciones y se movieran hacia un área de actividad central más seca, hacia el norte o el noroeste".
    Además, aparte de estas huellas, el equipo no ha podido encontrar ninguna otra evidencia de ocupación humana en el área inmediata.

    Fotografía aérea realizada con un dron que muestra la ubicación de la unidad de excavación donde se encontraron las huellas.

    El sitio documentado más antiguo de personas prehistóricas a lo largo de la costa oeste de América del Norte es Manis Mastodon, en la Península Olímpica del estado de Washington. En Manis Mastodon, los investigadores encontraron una punta de hueso alojada en una costilla de un mastodonte que data de hace unos 13.800 años. El sitio más antiguo conocido de seres humanos en Canadá es más reciente: un grupo de artefactos -incluida un arma de piedra- encontrado en la cueva Charlie Lake, en Columbia Británica, data de hace unos 12.500 años, dijeron los investigadores.

    El nuevo hallazgo es "alentador para futuros investigadores que podrían emplear métodos similares para identificar sitios arqueológicos a lo largo de la costa del Pacífico", dijo Kevin Hatala (izquierda), profesor asistente de Biología en la Universidad Chatham, en Pittsburgh, el cual no participó en el estudio.

    "En última instancia, los datos parecen mostrar evidencia indiscutible de la presencia humana en la costa del Pacífico de Canadá", dijo Hatala a Live Science. "Esto es importante porque los sitios arqueológicos de esta época y lugar han sido bastante raros".

    El estudio fue publicado en online en la revista PLOS ONE.
    Fuente: Live Science | 28 de marzo de 2018
    • Comentarios de la Web
    • Comentarios de Facebook

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

    Item Reviewed: Descubren 29 huellas humanas, de 13.000 años de antigüedad, frente a la costa canadiense Rating: 5 Reviewed By: El Diario de Aníbal
    TOP