728x90 AdSpace

  • Actualidad

    viernes, 9 de marzo de 2018

    Las termas romanas de Confluenta (Segovia), entre las mayores del valle del Duero

    Vázquez (centro) con Santiago Martínez y Sara Dueñas, en la presentación de los hallazgos. / Kamarero

    Las termas descubiertas el pasado verano en Confluenta, la ciudad romana ubicada en las inmediaciones del actual pueblo de Duratón, son, por sus dimensiones, “las segundas o las terceras” más grandes del valle del río Duero, un vasto territorio que comprende gran parte del territorio de Castilla y León y el norte de Portugal.

    Así lo explicó ayer el director de las excavaciones, Santiago Martínez Caballero, para el que su envergadura coloca a este complejo monumental “entre las grandes termas públicas conocidas” de la región. Por superficie, las termas más grandes del valle del Duero son las de Asturica Augusta, ciudad romana situada bajo la actual Astorga, en León. Por el segundo lugar ‘pugnan’ Clunia, en las cercanías de Coruña del Conde (Burgos) y Confluenta.

    El hecho de que las termas meridionales de la ciudad segoviana compitan, en cuanto a metros cuadrados construidos, con las de dos ciudades que ejercen de distrito jurídico muestra la relevancia adquirida por Confluenta. En este punto conviene advertir que estas termas del barrio sur no fueron las únicas que existieron en la ciudad romana de Duratón, ya que en el centro de Confluenta aparecieron otras, excavadas primero a finales del siglo XVIII y, más recientemente, en 1949 y 2001.

    El director de la excavación arqueológica muestra los restos de edificios públicos urbanos. / EL NORTE

    De acuerdo a los cálculos realizados por Martínez y su equipo, las termas del barrio sur de Confloenta tendrían “entre 2.200 y 3.000 metros cuadrados”. De esa superficie, en el verano de 2017 los arqueólogos excavaron alrededor de 500 metros cuadrados, lo que supone “cerca de la quinta parte de su superficie”. A pesar de que todavía quedan numerosos misterios por desvelar de este monumental edificio público, los trabajos realizados sí han permitido documentar las estancias características de unas termas romanas.

    En la pasada campaña, el equipo dirigido por Martínez quiso, inicialmente, investigar en el barrio sur de Confluenta, en una zona situada junto a la rampa de acceso a la ciudad utilizada por quienes llegaban desde Segovia y Complutum (Alcalá de Henares). Y allí estaban las termas.


    Tras descubrir una parte de la fachada del edificio, abierto a la calle principal de Confluenta, se exhumaron “estancias típicas de unas termas”, comenzando por un corredor interno de distribución, bajo el cual se situaba una cloaca para evacuar el agua utilizada. En una detallada explicación, Martínez dijo que los arqueólogos han encontrado también una gran estancia pavimentada con un mosaico polícromo, si bien alterado en su parte central. Y también se cree haber hallado los espacios donde se localizaban el frigidarium (baños fríos), tepidarium (baños templados) y caldarium (baños calientes). De igual forma, el director de las excavaciones dijo contar con múltiples indicios para situar un laconicum o sauna en una estancia semicircular aparecida.
    Por otra parte, en las termas del barrio sur de Confluenta se ha documentado el denominado ‘suelo suspendido’ (suspensura), un pavimento sostenido por ladrillo que permite la circulación por su parte inferior de agua caliente.

    En definitiva, en este edificio público de Confluenta están presentes las técnicas constructivas más habituales de los romanos.

    Excavacion de las Termas de Confloenta (Duraton, Segovia). Campaña de 2017.

    Fruto de las excavaciones del pasado verano, los arqueólogos han desenterrado cerca de 3.200 piezas, ahora en proceso de inventario. Por su número, destacan fragmentos cerámicos y de metales. Pero llaman especialmente la atención los mármoles, utilizados para el revestimiento de muros. Hasta la fecha, han aparecido de tres colores diferentes —blanco, amarillo y morado— y, según indicó Martínez, proceden de las canteras de Espejón, no lejanas de la ciudad de Clunia.

    Las investigaciones en curso incluyen, como resulta obligado en toda excavación, trabajos de planimetría y fotogrametría, tendentes a lograr un dibujo lo más fiel posible de lo que fue Confluenta. Pues bien, el uso de fotografía aérea ha permitido a los arqueólogos reconocer, en estas termas del barrio sur, un gran espacio central, de unos 600 metros cuadrados de superficie, que podría ejercer como gimnasio o, simplemente, lugar de paseo. Justo en su centro estaría una piscina, de unos 10 x 18 metros.

    En lo referente a la datación de las termas del barrio sur, Martínez considera que todo apunta a su construcción a finales del siglo I después de Cristo, permaneciendo activas unos dos siglos.


    Excavacion del Foro pecuario.

    De cara a la próxima campaña de verano en Confluenta, para la que se está ultimando la propuesta de intervención arqueológica, los principales objetivos son delimitar los caminos de acceso a las termas y continuar con la exploración del este edificio público.

    Hay trabajo por delante. Faltan por localizar, por ejemplo, los hornos. Y Martínez recordó que la mayoría de las termas están “duplicadas”, esto es, con un espacio exclusivo para hombres y otro para mujeres. “Es muy probable —señaló— que lo que hayamos encontrado hasta ahora sea una parte de una de las alas de las termas, no sabemos si la de los hombres o la de las mujeres”. El trabajo de los arqueólogos acabará resolviendo el enigma. Seguro.

    Fuente: eladelantado.com | 6 de marzo de 2018
    • Comentarios de la Web
    • Comentarios de Facebook

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

    Item Reviewed: Las termas romanas de Confluenta (Segovia), entre las mayores del valle del Duero Rating: 5 Reviewed By: EDN
    TOP