728x90 AdSpace

  • Actualidad

    viernes, 4 de mayo de 2018

    Hace 700.000 años ya había ocupación humana en las islas Filipinas

    Los investigadores encontraron un yacimiento de hace 700.000 años en la isla filipina de Luzón, donde homínidos desconocidos masacraron a un rinoceronte. Para evitar dañar los huesos, el equipo de arqueólogos los desenterró solo con palos de bambú. FOTOGRAFÍA DE THOMAS INGICCO

    A lo largo del Cuaternario, Filipinas estaba formada por un grupo de islas separadas del continente por profundos brazos de mar. La presencia humana más antigua documentada hasta hoy en este archiélago se remontaba a hace 67.000 años y se atribuía a un Homo aff. sapiens.

    Sin embargo, un equipo internacional de prehistoriadores, dirigido por Thomas Ingicco (izquierda), investigador del Museo Nacional de Historia Natural de París (Francia), en colaboración con el Museo Nacional de Filipinas, acaba de hallar evidencias de la presencia humana en el yacimiento de Kalinga, excavado desde 2014, hace unos 709.000 años. Esta antigüedad se ha obtenido mediante diversos métodos físico-químicos (resonancia del espín electrónico, desequilibrios en las familias del argón y el uranio, paleomagnetismo). El descubrimiento muestra que la primera ocupación es en realidad diez veces más antigua de lo que se pensaba hasta el momento.

    Las excavaciones arqueológicas proporcionaron restos de fauna, incluyendo varano, tortuga, ciervo de Filipinas, Stegodon (un primo del elefante) y una especie de rinoceronte (Rhinoceros philippinensis) que se extinguió en este país hace al menos 100.000 años.
    De este último animal se ha identificado un esqueleto casi completo encontrado en asociación con docenas de herramientas líticas talladas sobre yunque. Su carcasa muestra marcas de corte en las costillas y en las extremidades, así como de percusión en los huesos de una de las extremidades anteriores, resultado de la actividad antrópica y demuestran que estos animales fueron consumidos por los homínidos. Gema Chacón (derecha), investigadora especialista en tecnología lítica del Institut Català de Paleoecologia Humana i Evolució Social (IPHES), ha participado en el estudio del conjunto lítico del yacimiento.

    ¿Cómo llegaron los homínidos a las islas?

    Todos estos descubrimientos arqueológicos constituyen una evidencia de la presencia humana muy antigua en la isla de Luzón, y cambian el conocimiento previamente establecido. Igualmente, plantean nuevas preguntas sobre los modos de colonización del sudeste asiático insular por parte de los homínidos.

    Mientras que se sabe que los herbívoros pueden nadar largas distancias, y por lo tanto pudieron llegar a las Filipinas durante los períodos de bajo nivel del mar, esta hipótesis no es concebible para los humanos. ¿Un homínido, incluso anterior al Homo sapiens, podría dominar ya algún modo de navegación? O, por el contrario, ¿esta colonización sucedió accidentalmente por medio de viajes involuntarios sobre lenguas de tierra arrancadas de la costa después de un tsunami, un fenómeno raro, pero bien documentado?
    Las excavaciones arqueológicas del sitio de Kalinga han sido financiadas principalmente por el Ministère de l’Europe et des Affaires Etrangères, National Geographic, LabEx BCDiv y la Société des Amis du Musée de l’Homme.

    Fuente: SINC | 2 de mayo de 2018
    ---------------------------------------------------------------------------------------------------------------

    Filipinas: herramientas de piedra de hace 700.000 años apuntan a un pariente humano misterioso

    Las herramientas de piedra halladas en Filipinas son anteriores a la llegada de los humanos modernos a las islas en aproximadamente 700.000 años, pero los investigadores no están seguros de quién las hizo.

    Los relucientes artefactos, revelados el miércoles en Nature, fueron abandonados en la llanura aluvial de un río en la isla de Luzón junto al cadáver descuartizado de un rinoceronte. Los antiguos fabricantes de herramientas estaban claramente pescando. Dos de los huesos del rinoceronte están destrozados, como si alguien estuviera tratando de obtener y comer la médula de dentro. Las marcas de corte dejadas por las hojas de piedra cruzan las costillas y el tobillo del rinoceronte, una clara señal de que alguien usó herramientas para despojar al cadáver de la carne.

    Foto: artefactos líticos procedentes de Kalinga, Filipinas.

    Pero la antigüedad de los restos los hace especialmente notables: los huesos tallados probablemente tengan entre 631.000 y 777.000 años, con la mejor estimación de los investigadores llegando a los 709,000 años. La investigación, parcialmente financiada por National Geographic Society, devuelve la ocupación de Filipinas al origen conocido de nuestra especie, Homo sapiens. La siguiente evidencia más temprana de los homínidos filipinos proviene de la cueva del Callao, en Luzón, en la forma de un hueso del pie de 67.000 años de antigüedad (abajo).

    Foto: Muestra del hueso del pie del denominado "Hombre de Callao", de 67.000 años de antigüedad.

    "Fue sorprendente encontrar un pueblo tan antiguo en Filipinas", dice el principal autor del estudio, Thomas Ingicco , arqueólogo del Museo Nacional de Historia Natural de Francia. Si bien los investigadores no saben qué primo arcaico nuestro asesinó al rinoceronte, el hallazgo probablemente causará revuelo entre las personas que estudian la historia humana en el Pacífico Sur, especialmente aquellos que se preguntan qué tan temprano llegaron los homínidos a Filipinas en primer lugar.

    "Creo que el hallazgo es bastante espectacular", dice Michael Petraglia (derecha), un paleoantropólogo del Instituto Max Planck para la Ciencia de la Historia Humana, que no participó en el trabajo. "Si bien hubo homínidos tempranos en lugares como Filipinas, hasta ahora no había ninguna buena evidencia".

    Dataciones fiables

    Varias de las islas habitables a través del Pacífico Sur han sido rodeadas por franjas de océano abierto, por lo que se pensó que los parientes antiguos de los humanos no podrían haber llegado a ellas sin saber cómo navegar.
    Pero como dice el refrán, la vida encuentra un camino. En 2004, los investigadores dieron a conocer al Homo floresiensis, el cual vivió en la aislada isla de Flores durante cientos de miles de años. En 2016, los investigadores también encontraron herramientas de piedra en Sulawesi, una isla al norte de Flores. Como National Geographic informó en ese momento, las herramientas de Sulawesi datan de al menos 118.000 años atrás, o unos 60.000 años antes de que llegaran los primeros humanos anatómicamente modernos.

    Foto: Herramientas de piedra descubiertas en un yacimiento cerca de Talepu, en Sulawesi. ERICK SETIABUDI.

    "Es muy, muy emocionante, ahora se está volviendo cada vez más claro que las formas antiguas de los homínidos podían realizar importantes travesías marítimas en aguas profundas", dice Adam Brumm (izquierda), un paleoantropólogo de la Universidad Griffith que estudia al Homo floresiensis.


    En busca de sitios similares, Ingicco y el biólogo holandés John de Vos (derecha) fueron a Kalinga, un sitio al norte de Luzón con una reputación de proporcionar huesos antiguos. Los investigadores habían encontrado huesos de animales y herramientas de piedra allí desde la década de 1950, pero esos restos diseminados no podían datarse. Para demostrar que los antiguos homínidos habían vivido en Kalinga, John de Vos e Ingicco necesitaban encontrar artefactos que aún estaban enterrados.

    En 2014, el equipo cavó un pozo de prueba en Kalinga a unos dos metros y medio de profundidad. Casi de inmediato, los investigadores comenzaron a encontrar huesos que pertenecían a un rinoceronte extinto hace tiempo. Pronto descubrieron esqueleto entero, así como herramientas de piedra dejadas por sus carniceros.

    Restos óseos de un rinoceronte en Kalinga, en la isla filipina de Luzón, con muestras de haber sido quebrados para acceder al tuétano.

    Para obtener un rango de antigüedad del yacimiento, el equipo midió los sedimentos y los dientes del rinoceronte para ver cuánta radiación habían absorbido de modo natural con el tiempo. Además, midieron el contenido de uranio de uno de los dientes del rinoceronte, ya que ese elemento se descompone como un reloj en torio. En el barro alrededor de los huesos del rinoceronte también encontraron una mota de vidrio derretido debido a un impacto de un asteroide de hace aproximadamente 781.000 años.

    "Hoy en día, es necesario que pruebe varios métodos para fijar las fechas, porque en el pasado, ha habido tantas fechas que han demostrado ser poco confiables", dice el coautor del estudio Gerrit van den Bergh (izquierda), sedimentólogo de la Universidad de Wollongong.

    Los sospechosos inusuales

    La lista de posibles fabricantes de herramientas incluye a los Denisovanos, un linaje fantasma de homininos conocidos por su ADN y un puñado de fósiles de Siberia. El principal candidato, sin embargo, es el homínido Homo erectus, ya que definitivamente se abrió paso en el sudeste asiático. La isla indonesia de Java tiene fósiles de Homo erectus que tienen más de 700.000 años de antigüedad.
    El equipo de Ingicco sugiere que los carniceros pueden haber sido la versión de Luzon de Homo floresiensis, el cual puede haber descendido de una población de Homo erectus que terminó en la isla de Flores. Durante milenios, el Homo erectus pudo haber evolucionado para vivir de manera eficiente, en una isla libre de depredadores, reduciendo su propio tamaño, en un proceso llamado enanismo isleño.

    En 2010, un equipo dirigido por Armand Mijares (derecha), arqueólogo de Diliman de la Universidad de Filipinas, encontró el hueso del pie de la cueva Callao, que tiene medidas que se superponen tanto con humanos modernos como con Homo floresiensis. ¿Era estos homínidos de Luzón hobbit (Homo floresiensis), descendientes de los Homo erectus náufragos que llegaron cientos de miles de años antes? Es muy pronto para decirlo.
    "No tenemos información sobre 600.000 años de prehistoria, así que hay que investigar más", dice Petraglia.

    ¿Cabalgando sobre la tormenta?

    Quienes fueran los antepasados ​​de los fabricantes de esas herramientas pudieron haber tomado una de las dos rutas de migración hacia Filipinas, según el equipo de Ingicco: una ruta que va de oeste a este desde Borneo a Palawan, o una ruta que va de norte a sur desde China y Taiwán. Pero es una pregunta abierta cómo estos homínidos pudieron cruzar el océano abierto.

    Es tentador pensar que nuestros primos extintos usaron botes rudimentarios: cuando las noticias de la Cueva del Callao aparecieron en 2010, algunos expertos atribuyeron su presencia a antiguos navegantes. Pero la idea todavía se considera descabellada. Los rinocerontes y las criaturas similares a elefantes también llegaron a Luzón, y claramente no construyeron barcos.

    Tal vez los animales grandes y los ancestros de los carniceros viajaron accidentalmente a Luzón sobre masas flotantes de barro y plantas acuáticas arrancadas de las costas por grandes tormentas. Los tsunamis regionales también pueden haber llevado a algún aterrado Homo erectus por el mar. ¿Cómo se aferraron a los restos flotantes? Es posible que fueran saltando inadvertidamente de isla en isla.

    "La dispersión del Homo erectus por el mar es accidental; no hay un 'destino manifiesto', no hay una trama", dice Russell Ciochon (izquierda), un paleoantropólogo de la Universidad de Iowa en Iowa City.
    También hay preguntas pendientes sobre lo que sucedió entonces, y si los descendientes de estos primeros homínidos hicieron contacto con los primeros humanos modernos que llegaron a Luzón: "¿Nuestra especie se encontró cara a cara con estas criaturas? ¿Cuál fue la naturaleza de ese contacto?", se pregunta Brumm.

    Estas y otras preguntas aún no se pueden responder, pero los investigadores dicen que el estudio de la historia humana en Luzón, y el Pacífico en su conjunto, está apenas comenzando.

    Fuente: National Geographic | 2 de mayo de 2018
    • Comentarios de la Web
    • Comentarios de Facebook

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

    Item Reviewed: Hace 700.000 años ya había ocupación humana en las islas Filipinas Rating: 5 Reviewed By: Crónica Nacional
    TOP