728x90 AdSpace

  • Actualidad

    jueves, 25 de abril de 2019

    Reconstruyen en 3D la cabeza de un perro de hace 4.500 años

    Arqueólogos, científicos y artistas visuales escoceses lograron reconstruir con alta exactitud cómo podría haber lucido un perro que habitó la Tierra hace 4.500 años. De acuerdo con los expertos, el animal habría sido domesticado por los humanos en ese tiempo, tenía características de lobo y el tamaño de un gran collie.

    El trabajo fue desarrollado en conjunto por profesionales del centro Historic Environment Scotland (HES) y la Universidad de Dundee, quienes tardaron cerca de un año en configurar una imagen en 3D del animal. El proyecto estuvo basado en los hallazgos que realizaron arqueólogos en una zona de Escocia llamada Cuween Hill, una tumba donde hace más de un siglo fueron descubiertos cráneos de 23 perros que habitaron el lugar.

    Tumba de Cuween Hill.


    Si bien estos restos pertenecían a caninos del pasado, las tumbas donde fueron encontrados eran usadas para el entierro de humanos en Gran Bretaña, lo que hace suponer que existieron lazos cercanos entre ambos.

    Según al diario inglés The Guardian, se cree que estos animales habitaron el Archipiélago de Orkney (Escocia) hace 5.000 años. En ese tiempo, ellos habrían sido reconocidos como cazadores de ciervos y aves, para el posterior consumo humano.

    Amy Thornton (izquierda), antropóloga forense de la Universidad de Dundee, indicó que llegar a un modelo en 3D tomó años de estudio para el equipo, porque la técnica usada supuso recolectar datos que no existían en un comienzo.

    “Esta reconstrucción ha sido un proyecto particularmente interesante, ya que es la primera vez que empleamos métodos forenses de reconstrucción facial humana en un cráneo animal”, explicó. "Tal tarea implicó su propio conjunto de desafíos, ya que hay muchos menos datos existentes relacionados con las profundidades promedio de los tejidos en cráneos caninos en comparación con los humanos".
    “La reconstrucción se creó originalmente en arcilla utilizando métodos tradicionales, con una impresión en 3D del cráneo de Cuween Hill como base para construir la anatomía. La escultura completa se fundió en silicona y se terminó con el abrigo de piel que se asemejaba a un lobo gris europeo, según lo aconsejado por expertos. El modelo resultante nos da una visión fascinante de este animal antiguo", adujo.

    Por otro lado, Alison Sheridan (derecha), investigadora del HES, indicó que esta reconstrucción puede dar más pistas para conocer cómo fue la actividad humana y animal que se dio en el Archipiélago de Orkney, donde también se han encontrado otras tumbas con restos fósiles de aves, ciervos y felinos.

    “Quizás las personas que vivían en el área en ese momento se consideraban ‘la comunidad del perro', debido a que las bases de sus actividades pudieron estar ligadas con este animal”, indicó. "La gente ha especulado sobre si el hecho de que haya tantos perros en una tumba, que es algo muy, muy inusual, sugiere que hubo algún tipo de aspecto totémico". Ella dijo que los grupos que vivían alrededor de las otras tumbas descubiertas pudieron haberse identificado con otras especies animales.

    "Por alguna razón, muchas generaciones después de la construcción de estas tumbas, las personas han tenido una asociación especial con diferentes tipos de animales".
    Para Seridan, además, esto además podría significar que el perro ya había sido domesticado por el hombre en el Neolítico, aunque aún faltan muchas investigaciones por realizar.

    Steve Farrar, el gerente de interpretación de HES, dijo que el perro había sido reconstruido como parte de un intento de revivir las historias que están detrás de la gran cantidad de monumentos neolíticos de Orkney y de quienes los construyeron. Se cree que la expansión de la construcción de monumentos en Orkney durante el período neolítico ha sido enormemente influyente en las comunidades de Gran Bretaña e Irlanda y más allá.


    "Si bien anteriormente se han hecho reconstrucciones de personas de la era neolítica, no sabemos de ningún intento anterior de reconstruir un animal de forma forense a partir de este momento", dijo Farrar.

    "Mirar a este perro nos ayuda a relacionarnos mejor con las personas que cuidaron y veneraron a estos animales, personas cuyo ingenio y sofisticación hicieron de Orkney un lugar muy importante en el Neolítico y que nos han dejado un rico legado de monumentos hasta hoy", concluye.
    Cabe señalar que este cráneo 3D fue expuesto por primera vez el pasado fin de semana en el Festival de Ciencia de Edimburgo, y, a fin de año, se exhibirá en Orkney.

    Fuentes: biobiochile.cl | theguardian.com | smithsonianmag.com | sci-news.com | 23 de abril de 2019
    • Comentarios de la Web
    • Comentarios de Facebook

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

    Item Reviewed: Reconstruyen en 3D la cabeza de un perro de hace 4.500 años Rating: 5 Reviewed By: Aníbal Clemente
    TOP