728x90 AdSpace

  • Actualidad

    sábado, 18 de enero de 2020

    ¿Cómo afectó la peste a la Edad del Bronce en Europa?

    A principios de la Edad del Bronce, hubo una introducción genética diferente en Europa cuyo origen los expertos en ADN antiguo están tratando de explicar. Crédito: geograph / David Dixon, licenciado bajo CC BY-SA 2.0

    Europa cambió drásticamente durante la Edad del Bronce, con enormes cambios de población generalmente atribuidos al surgimiento de nuevas tecnologías en metales, al comercio y al cambio climático. Pero los científicos creen que puede haber habido otra razón para esta agitación social: la peste, posiblemente debida a los caballos recién domesticados.

    La peste siempre ha estado vinculada a la Peste Negra, la cual aniquiló una parte importante de la población europea en la Edad Media. Probablemente se originó en las llanuras de Asia Central, pero la peste no era una novedad. Se ha descubierto en los últimos años restos óseos de la Edad del Bronce, que datan de 3000 a.C., que contienen ADN de la bacteria de la peste: Yersinia pestis .
    Los inicios de Edad del Bronce fue una época de cambios. La gente en Europa comenzó a fundir cobre y estaño para fabricar artículos y armas de bronce, al tiempo que el pastoreo de cabras, vacas y ovejas se intensificó. Los arqueólogos también han observado variaciones en las prácticas funerarias, desde tumbas comunales a individuales, y túmulos para las élites. Las primeras ciudades, tal como Uruk, en la actual Irak, surgieron con hogares que albergaban a decenas de miles de residentes hacia 2900 a.C.

    Así mismo, se han visto cambios sorprendentes en la población humana al comienzo de la Edad del Bronce en Europa. El análisis de ADN antiguo ha revelado que hubo mezcla ya desde el Neolítico entre los cazadores-recolectores y los primeros agricultores residentes. Luego, bastante rápido, hubo una aportación de nuevo ADN. Parece que las tres cuartas partes de la composición genética de las personas de la Edad del Bronce temprana fluyó desde áreas de la estepa oriental, en la actual Rusia.

    Esto indica que hubo un rápido flujo de población, ya fuera mediante un reemplazo o una migración masiva. "Durante la emergente Edad del Bronce, vemos una renovación genética, que hemos acuñado de "ascendencia esteparia" , dice el profesor Wolfgang Haak (izquierda), experto en ADN antiguo en el Instituto Max Planck para la Ciencia de la Historia Humana, en Jena, Alemania. "Vemos este perfil genético diferente antes y después, pero no podemos explicar cómo se produjo".

    El profesor Haak está llevando a cabo la secuención de hasta 1.000 individuos en el giro crítico de los siglos IV y III a .C., a fin de obtener una imagen más clara de lo que sucedió, como parte de un proyecto llamado PALEoRIDER .

    Dientes

    Estudios recientes han demostrado que el ADN de la peste se puede detectar en la pulpa de las piezas dentales de los primeros esqueletos de la Edad del Bronce en Europa. Hasta el 8% alberga lo que probablemente fue la bacteria que causó su muerte. Este porcentaje es probablemente una baja estimación debido a casos perdidos, pero sugiere que una epidemia de peste se extendió por toda Europa durante la Edad del Bronce.
    El profesor Haak está tratando de resolver el enigma de los trastornos de salud a principios de la Edad del Bronce para comprender cómo las interacciones humanas causaron la propagación de la peste y deducir qué papel jugó, si es que tuvo alguno, la bacteria Yersinia pestis en las actividades humanas y migraciones habidas.

    Modelo de dispersión propuesto de la bacteria Yersinia pestis durante el Neolítico y Edad del Bronce.

    "Los primeros centros urbanos como Uruk, en Mesopotoamia, eran (probablemente) un caldo de cultivo y un refugio para los patógenos", dice Haak. "Además, los primeros agricultores intensificaron el contacto con los animales domesticados, los cuales a menudo vivían cerca o incluso bajo el mismo techo".

    Esto provocó las condiciones ideales para que los microbios saltaran de los animales a las personas. Una posibilidad es que los pastores desarrollaran, en un principio, cierta tolerancia a las enfermedades de los animales que vivían con ellos, pero luego llevaron los microbios hacia el oeste, hacia áreas donde eran letales para otros habitantes.
    "La gente se estaba uniendo, y tal vez este trastorno genético que vemos después sea el resultado de olas pandémicas que se extendieron por Europa y despoblaron paisajes que luego se llenaron de colonos de manera oportunista", afirma el profesor Haak. Esto es similar a cómo sufrieron los pueblos de las Américas cuando se vieron expuestos a enfermedades del Viejo Mundo como la viruela.

    El profesor Haak está tratando de probar esta hipótesis mediante el estudio de genes inmunes en el ADN humano antiguo para deducir si algunas poblaciones mostraron una mayor resistencia a enfermedades como la peste.

    Es probable que ciudades de la Edad del Bronce, como la sumeria Ur, en Mesopotamia, hayan sido caldo de cultivo para la peste. Crédito: Aziz1005, licenciado bajo CC BY 4.0

    Caballos

    El profesor Haak también está intentando detectar ADN de la peste en cientos de esqueletos del Neolítico tardío y la Edad del Bronce temprana. Hasta ahora, la evidencia de peste en una docena de esqueletos apunta a una pequeña variabilidad entre las cepas de Yersinia pestis en tales restos, lo que sugiere que esta plaga se extendió rápidamente por todo el continente. Su velocidad pudo deberse a otro avance humano de este momento: la domesticación de los caballos salvajes, los cuales pudieron haber llevado la enfermedad a Europa.

    "Vemos que el cambio de caballos locales salvajes a caballos domesticados ocurrió rápidamente al comienzo de la Edad del Bronce", dice el Dr. Tomasz Suchan (izquierda), genetista de la Universidad Paul Sabatier, en Toulouse, Francia, quien está utilizando ADN de caballos antiguos para estudiar los orígenes de nuestros equinos modernos como parte de su proyecto EARLYRIDERS.

    Con los caballos las personas podían viajar mucho más rápido, al tiempo que los mismos transformaron el comercio, el movimiento, la migración y la guerra. "La domesticación de los caballos permitió por primera vez el movimiento de personas a larga distancia", precisa el Dr. Suchan.
    Esto pudo haber significado que los jinetes que transportan la bacteria de la peste la hubieran diseminado, sin saberlo, por toda Europa. Sin embargo, el Dr. Suchan está examinando restos de caballos en busca de ADN antiguo para investigar otra hipótesis más sorprendente: que los caballos podrían haber sido los portadores.

    "Presumimos que el rápido movimiento de personas montando a caballo influyó, a su vez, en la rápida propagación de la bacteria Yersinia pestis, o que los caballos la transportaban y fueron una fuente de la enfermedad", afirma.
    Si bien todavía no hay evidencia de esto, el Dr. Suchan y sus colegas están desarrollando formas de detectar cantidades minúsculas de ADN de la peste en caballos antiguos a fin de descubrir si estaban infectados, pues se sabe que los caballos albergan algunas especies de Yersinia pestis. También se sabe que esta bacteria durante la Edad del Bronce no se adaptó a la vida dentro del organismo de las pulgas, por lo que probablemente no se transmitió a través de las pulgas de roedores, tal como sucedió con la peste bubónica medieval.

    "Era más una enfermedad respiratoria (peste neumónica) que se contagiaba al toser o estornudar. La gente necesitaba estar en contacto cercano para que se produjera el contagio”, especifica el profesor Haak. El Dr. Suchan también está investigando si la domesticación pudo haber afectado a los caballos con una mayor carga de enfermedades al estar expuestos, a su vez, a enfermedades humanas.
    El profesor Haak es de mente abierta sobre las causas de enfermedad en la población de Europa durante la Edad del Bronce. "Tenemos una lista de candidatos para el cribado genético, así que no solo hay que tener en cuenta la bacteria Yersinia pestis", dijo, mientras menciona a la viruela, la tuberculosis, así como otras enfermedades potencialmente devastadoras de la época. Él sospecha que la imagen está mezclada en diferentes regiones, con factores climáticos importantes en algunas áreas de Europa, enfermedades en otras y, a veces, conquistas violentas o asentamientos pacíficos de tierras ya despobladas debido a enfermedades, conflictos o hambrunas.

    Fuente: phys.org | 3 de diciembre de 2019
    • Comentarios de la Web
    • Comentarios de Facebook

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

    Item Reviewed: ¿Cómo afectó la peste a la Edad del Bronce en Europa? Rating: 5 Reviewed By: Aníbal Clemente
    TOP