728x90 AdSpace

  • Actualidad

    miércoles, 22 de julio de 2020

    Un nuevo estudio muestra que el clima fue un factor clave que impactó en el movimiento de los primeros agricultores en Europa

    Los cuatro ejes principales de expansión de la migración neolítica con fechas clave señaladas. Las líneas azul, morado, naranja y verde representan el eje mediterráneo, centroeuropeo, escandinavo y del noreste de Europa, respectivamente.

    La investigación, una colaboración entre la Universidad de Roehampton, la Universidad de Cambridge y varias otras instituciones, combinó datos arqueológicos con reconstrucciones paleoclimáticas para mostrar por primera vez que el clima impactó drásticamente en la migración de personas hacia Europa, causando una dramática desaceleración entre 6.100 a.C. y 4.500 a. C.

    El equipo de investigación, liderado por la Dra. Lia Betti (izquierda), profesora titular de la Universidad de Roehampton, reunió una gran base de datos de las primeras fechas de llegada de los agricultores neolíticos en todo el continente europeo y llevó a cabo un estudio de la velocidad de su migración en relación con las reconstrucciones climáticas de la época. También se volvieron a analizar datos de ADN antiguos para comprender la interacción entre los primeros agricultores y los cazadores-recolectores locales.
    En su estudio, descubrieron que la migración comenzó rápidamente desde el sudeste de Europa, con los granjeros neolíticos expulsando a la población existente de cazadores-recolectores. Esta circunstancia se demuestra por la escasa mezcla de ADN que se observa en los dos grupos. A medida que los agricultores avanzaban hacia el norte, el clima se volvió menos adecuado para los tipos de cultivos que habían traído consigo. Su ritmo de movimiento disminuyó, con lo que comenzó a cambiar la forma en que interactuaban con los cazadores-recolectores locales, lo que se puede verificar al observarse una mayor mezcla genética entre los dos grupos.
    Eje específico de la velocidad de expansión y condiciones climáticas. a) Distancia acumulada cubierta en cada eje de expansión. Las líneas azul, morada, naranja y verde representan los ejes Mediterráneo, Europa Central, Escandinavia y noreste de Europa, respectivamente. La desaceleración se destaca mediante una línea negra. b) Los ejes de expansión, con sus respectivas ralentizaciones, superpuestos en un mapa de Días de Incremento Térmico hacia 5.500 a. C. c) Días de Incremento Térmico experimentados a lo largo de cada eje de expansión.

    Para probar que el clima fue el factor clave que causó la desaceleración de la migración, el equipo de investigación elaboró una reconstrucción paleoclimática del periodo considerado, a fin de calcular el número de Growing Degree Days (GDD)-Días de Incremento Térmico para las áreas en que los agricultores se asentaron durante su expansión. Los GDD se usan comúnmente en la agricultura como la medida del calor disponible en un año para que crezcan los cultivos.

    La expansión migratoria se desaceleró a lo largo de diferentes rutas de migración cada vez que los primeros agricultores llegaban a regiones donde la cantidad de GDD era menor que la requerida para el conjunto de sus cultivos originales. Esta conclusión pudo ser respaldada por el hecho de que la única ruta en la que no se encuentra una ralentización de la expansión fue a lo largo del Mediterráneo, lo que sugiere que aquellos que se movieron a lo largo de ese camino pudieron continuar desarrollándose y creciendo rápidamente gracias a un clima cálido favorable.
    Ejes de expansión y temperatura media en verano. a) Los ejes de expansión superpuestos en un mapa de días de temperatura media de verano en torno a 5.500 a. C. b), Temperatura media de verano experimentada a lo largo de cada eje de expansión. Las líneas azul, morado, naranja y verde representan los ejes Mediterráneo, noreste de Europa, Europa central y Escandinavia, respectivamente. La desaceleración se resalta con una línea negra.
    Ejes de expansión y temperatura media en invierno. a, Los ejes de expansión superpuestos en un mapa de días de temperatura media invernal en torno a 5.500 a. C. b), Temperatura media de invierno experimentada a lo largo de cada eje de expansión. Las líneas azul, morado, naranja y verde representan los ejes Mediterráneo, noreste de Europa, Europa central y Escandinavia, respectivamente.

    Al comparar datos antiguos de ADN de cazadores-recolectores locales y primeros agricultores,
    los investigadores también pudieron comprobar que las condiciones climáticas desafiantes para la
    agricultura en el norte de Europa condujeron a relaciones más estrechas entre los dos grupos y a
    una mayor mezcla genética. Los intercambios de bienes y el conocimiento sobre la caza local pudieron haber permitido que estos primeros agricultores persistieran en tales regiones a pesar de los bajos rendimientos de los cultivos.

    La investigación muestra cómo el clima ha impactado significativamente en la migración de personas desde el comienzo de nuestra historia. La idoneidad climática de los lugares para vivir y establecerse desempeña un papel clave en la determinación de dónde pueden prosperar diferentes grupos humanos, y cambiar, a su vez, la genética de continentes enteros.
    Ejes de expansión y precipitaciones del mes más seco. a) Los ejes de expansión superpuestos en un mapa de precipitaciones en los días más secos del mes en torno a 5.500 a.C. b) Precipitaciones del mes más seco experimentado a lo largo de cada eje de expansión. Las líneas azul, morado, naranja y verde representan los ejes Mediterráneo, noreste de Europa, Europa central y Escandinavia, respectivamente.. La desaceleración se resalta con una línea negra.

    La Dra. Lia Betti, dijo: "Este estudio ha requerido una gran cantidad de trabajo para examinar cientos de artículos arqueológicos, libros e informes en diferentes idiomas y construir un modelo detallado de la expansión de la agricultura en Europa. Estamos muy orgullosos de que nuestra base de datos pueda ahora estar disponible para la comunidad científica y el público, lo que facilitará futuras investigaciones. También hemos creado nuevos métodos para identificar las principales rutas de las migraciones humanas del pasado y determinar si el clima tuvo un impacto significativo, lo cual esperamos nos permita investigar las razones que hay detrás de las olas prehistóricas de migración en otras áreas del mundo".

    Fuente: University of Roehampton | 14 de julio de 2020
    • Comentarios de la Web
    • Comentarios de Facebook

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

    Item Reviewed: Un nuevo estudio muestra que el clima fue un factor clave que impactó en el movimiento de los primeros agricultores en Europa Rating: 5 Reviewed By: Aníbal Clemente
    TOP