728x90 AdSpace

  • Actualidad

    miércoles, 17 de marzo de 2021

    Resuelven otra pieza del desconcertante mecanismo de Anticitera

    Modelo informático de cómo pudo haber funcionado el mecanismo de Anticitera. Fotografía: UCL

    Desde el momento en que se descubrió hace más de un siglo, los estudiosos se han sentido intrigados por el mecanismo de Anticitera (o Antikythera), una calculadora astronómica notable y desconcertante que sobrevive del mundo antiguo.

    El dispositivo manual de 2.000 años de antigüedad mostraba la disposición del universo, prediciendo el movimiento de los cinco planetas conocidos, las fases de la luna y los eclipses solares y lunares. Pero la forma en que se logró estas hazañas tan impresionantes ha resultado endiabladamente difícil de desenredar.

    Ahora, los investigadores del Colegio Universitario de Londres (UCL) creen que han resuelto el misterio, al menos en parte, y se han propuesto reconstruir el dispositivo, con sus ruedas dentadas y todo, para probar si su propuesta funciona. Si pueden construir una réplica con maquinaria moderna, pretenden hacer lo mismo con técnicas de la antigüedad.

    "Creemos que nuestra reconstrucción se ajusta a todas las pruebas que los científicos han obtenido de los restos existentes hasta la fecha", dijo Adam Wojcik (izquierda), científico de materiales del UCL. "Es un avance teórico clave sobre cómo se construyó el cosmos en este mecanismo. Ahora debemos demostrar su viabilidad haciéndolo con técnicas ancestrales. Un desafío particular será el sistema de tubos anidados que llevan las salidas astronómicas".

    Si bien otros académicos han realizado reconstrucciones en el pasado, el hecho de que falten dos tercios del mecanismo provoca que sea difícil saber con certeza cómo funcionó.

    El mecanismo, a menudo descrito como la primera computadora analógica del mundo, fue encontrado por buzos en busca de esponjas en 1901 en medio de un tesoro rescatado de un barco mercante que naufragó en la isla griega de Anticitera. Se cree que el barco se hundió debido a una tormenta en el siglo I a.C., cuando pasaba entre Creta y el Peloponeso en ruta hacia Roma desde Asia Menor.

    Se estima que el mecanismo de Anticitera se remonta aproximadamente al 80 a. C. Fotografía: X-Tek Group / AFP

    Los fragmentos maltrechos de latón corroído apenas se notaron al principio, y décadas de trabajo académico han revelado que el objeto es una obra maestra de la ingeniería mecánica. Originalmente encerrado en una caja de madera de unos 30 centímetros de alto, el mecanismo estaba cubierto de inscripciones, como un manual de usuario incorporado, y contenía más de 30 ruedas dentadas de bronce conectadas a diales y punteros. Se giraba una manija, y los cielos, tal como lo conocían los griegos, se ponían en movimiento.

    Michael Wright (derecha), un ex conservador de ingeniería mecánica en el Museo de Ciencias de Londres, reconstruyó gran parte del funcionamiento del mecanismo y construyó una réplica del mismo, pero los investigadores nunca han tenido una comprensión completa de cómo funcionaba el dispositivo. Sus esfuerzos no han sido ayudados por los restos que sobrevivieron en 82 fragmentos separados, lo que hace que la tarea de reconstruirlo sea equivalente a resolver un rompecabezas en 3D al que le faltan la mayoría de sus piezas.

    En un trabajo publicado en la revista Scientific Reports, el equipo del UCL describe cómo se basaron en el trabajo de Wright y de otros especialistas, así como en las inscripciones del mecanismo y en un método matemático descrito por el antiguo filósofo griego Parménides para elaborar nuevos arreglos de los engranajes que moverían los planetas y otros cuerpos de la manera correcta. La solución permite que casi todas las ruedas dentadas del mecanismo quepan en un espacio de solo 25 mm de profundidad.

    La información que los investigadores encontraron en el mecanismo de Anticitera sobre los eclipses es sorprendentemente detallada.

    Su modelo recrea cada engranaje y dial giratorio para mostrar cómo los planetas, el Sol y la Luna se mueven a través del Zodíaco (el antiguo mapa de las estrellas) en la cara frontal y las fases de la Luna y los eclipses en la parte posterior.

    Según el equipo, el mecanismo puede haber mostrado el movimiento del Sol, la Luna y los planetas Mercurio, Venus, Marte, Júpiter y Saturno en anillos concéntricos. Debido a que el dispositivo asumió que el Sol y los planetas giraban alrededor de la Tierra, sus trayectorias eran mucho más difíciles de reproducir con ruedas dentadas que si el Sol estuviera en el centro. Otro cambio que proponen los científicos es un aguja de doble punta que llaman "Mano de dragón" la cual indica cuándo se producirán los eclipses.

    Los investigadores creen que el trabajo realizado los acerca a una verdadera comprensión de cómo el dispositivo Anticitera mostraba los cielos, pero no está todavía claro si el diseño es el correcto o si se podría haber construido (tal cual se ha hecho de modo informático) con técnicas de fabricación antiguas. Los anillos concéntricos que componen la pantalla tendrían que girar sobre un conjunto de ejes huecos anidados, pero sin un torno para dar forma al metal, no está claro cómo los antiguos griegos habrían fabricado tales componentes.

    Modelo informático de los engranajes del mecanismo. Cada engranaje del mecanismo traza el movimiento de un cuerpo celeste. Crédito de la imagen: Tony Freeth / UCL

    “Los tubos concéntricos en el núcleo del planetario son donde mi fe en la tecnología griega flaquea, y donde el modelo también podría fallar”, dijo Wojcik. "Los tornos serían la solución hoy, pero no podemos asumir que los griegos los tenían para el metal".

    Si el modelo funciona o no, quedarán más misterios. No está claro, además, si el mecanismo de Anticitera era un juguete, una herramienta de enseñanza o tenía algún otro propósito. Y si los antiguos griegos eran capaces de tales dispositivos mecánicos, ¿qué más hicieron con el conocimiento que tenían?

    "Aunque el metal es precioso y, por lo tanto, se habría reciclado, es extraño que no se haya encontrado ni desenterrado nada remotamente similar", dijo Wojcik. "Si tenían la tecnología para hacer el mecanismo de Anticitera, ¿por qué no emplearon esta tecnología para diseñar otras máquinas, como relojes?"

    Fuentes: theguardian.com | bbc.com | milenio.com | 12 de marzo de 2021

    • Comentarios de la Web
    • Comentarios de Facebook

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

    Item Reviewed: Resuelven otra pieza del desconcertante mecanismo de Anticitera Rating: 5 Reviewed By: Aníbal Clemente
    TOP