Se trata de la tercera excavación que realiza en el oppidum Sierra Boyera -las dos anteriores estuvieron dirigidas por Araceli Cristo Ropero-, que cuenta con la peculiaridad de que se encuentra sumergido durante gran parte del año. Ello ha motivado que los trabajos hayan durado únicamente 25 días, desde finales de diciembre hasta principios del pasado mes de enero, cuando la borrasca Filomena provocó la crecida de las aguas.

Foto: Lugar de investigacion en el 'oppidum' de Sierra Boyera (Córdoba).

A partir de estos momentos «el siguiente paso es la renovación de los permisos para poder continuar excavando, debido a que estamos en un asentamiento de producción minero-metalúrgica y la intención es completar los estudios para comprender la evolución de la minería, desde la protohistoria, a la llegada de Roma, que además significaría la puesta en valor y el reafirmar la actividad minera en la zona».

De la financiación se han encargado el Ayuntamiento de Belmez, el departamento de Prehistoria y Arqueología de la UGR y el proyecto Metal y Ámbar 2. Pablo González agradece la colaboración del museo belmezano, la EPS de Belmez, de Jóvenes Investigadores sobre Temas Andaluces y «todos los belmezanos y personas involucradas en este proyecto».

Fuente: diariodecordoba.com | 22 de noviembre de 2021