728x90 AdSpace

  • Actualidad

    miércoles, 8 de agosto de 2012

    El Curiosity ya está buscando evidencias de vida en Marte

    Tanto si fue habitable como si no, conocer la historia del Planeta rojo nos permitirá saber más sobre la evolución de la vida en la Tierra

    Vía:www.abc.es
    Entre las preguntas más importantes que se plantea la Humanidad en nuestra época, está el futuro de nuestro planeta y el de la vida en él. En pocas palabras: el futuro de nuestra especie y lo que la soporta. Lo que nos permite sobrevivir. Ambos involucran el futuro de los Humanos. Con este telón de fondo se desarrolla nuestra exploración de Marte. Conocer si la vida existe en otros lugares del Universo o si su presencia en nuestro planeta es un accidente, han sido cuestiones seculares. Ahora nos encontramos en un momento en que la Ciencia y la Tecnologia, unidas, nos pueden dar respuestas científicas a estas preguntas. Respuestas repetibles (como las 800 veces que ya se ha detectado el bosón de Higgs) y que nos permitan progresar de una forma científica, racional y colectiva a bordo de la nave espacial que es el planeta Tierra. Nave en la que vamos todos: desde los seres humanos a las bacterias mas “sencillas”.
    Los científicos han estado preocupados desde hace mas de un siglo por contrastar la evolución de nuestro planeta con la de otros objetos planetarios en nuestro entorno para tratar de conocer y entender el origen y evolución de la vida. Desde mediados de los años 60 del siglo pasado nos interesa y preocupe de manera muy directa la potencial presencia de la vida actual o pasada en Marte, el planeta mas parecido a la Tierra en nuestro Sistema Solar. Así, a mediados de los años 90 hubo anuncios (incorrectos) acerca de “vida” en un meteorito de origen marciano que impulso de manera espectacular el interés en estos temas por una parte mas amplia de la comunidad científica que la que hasta entonces se interesaba en la explotación planetaria.
    Con este crecimiento en el tamaño y la consecuente ampliación de la comunidad científica vinieron nuevos objetivos e ideas que se incorporaron a las agendas de las agencias espaciales. En este contexto encontraron eco en la reestructuración que NASA tuvo que hacer tras los fracasos en 1999 de sus misiones Mars Polar Lander y Mars Climate Orbiter.
    NASA prendió rápido y para el año 2000 ya tenía una nueva estrategia para la exploración de Marte. Se conoce con el nombre “Seguir el rastro del agua”, y tenía varias misiones programadas. La ultima de ellas es MSL, cuyo robot móvil, “Curiosity” ha llegado esta mañana (hora española) a la superficie de Marte. Si todo sale como deseamos y se espera, la misión y la ciencia que generará nos darán información para determinar cuál fue el potencial biológico del lugar donde se ha posado, el cráter Gale.
    Entre la base y la parte de arriba del “cerro” central de Gale se encuentran expuestos sedimentos que nos permitirán estudiar ese potencial a lo largo de mas de 3.000 millones de años de la historia de Marte. Seremos capaces de caracterizar la evolución física de Marte. Además de esto seremos capaces de decir mucho más sobre si esa evolución pudo ser compatible con la habitabilidad del Planeta rojo.

    Evolución de la vida

    En pocas palabras, tendremos datos para entender si en el pasado pudo existir vida en condiciones muy primitivas y comprender qué pudo ocurrir con ella, pues hoy no se ven rastros aparentes de la misma en su superficie. Estos nuevos conocimientos, junto con los que ahora tenemos sobre la presencia de océanos en la superficie de Marte hace miles de millones de años, y que hemos obtenido en los últimos años gracias a misiones anteriores, que incluyen la Mars Express de la ESA, nos permitirán ampliar de forma muy importante lo que sabemos acerca del origen y evolución de la vida en nuestro planeta. Este conocimiento es importante para la gestión de nuestro planeta en las condiciones actuales.
    El robot móvil Curiosity mira al futuro y lleva instrumentación que nos permitirá entender no solo la evolución física del planeta vecino a lo largo de su historia, sino también preparar el terreno para informar su explotación futura. Tanto si fue habitable como si no lo fue. Ambas posibilidades son importantes para informar la evolución de la vida en la Tierra: la que ha tenido hasta ahora y los escenarios que podría seguir en el futuro … este el Hombre o no.
    El futuro de la exploración internacional de Marte que iluminara MSL pasa por el desarrollo de misión ExoMars de ESA y por una colaboración internacional para la misión Mars Sample Return, cuyo objetivo es traer rocas de Marte a la Tierra para un análisis exhaustivo en laboratorios terrestres. Ambas misiones se beneficiaran de forma no trivial con lo que se aprenda de Curiosity.

    Participación española

    Nuestro país esta presente en los esfuerzos que han conducido a MSL y la búsqueda de un sitio para la participación internacional desde finales de los anos 90. Aunque se han tardado 14 anos en llegar hasta donde nos encontramos hoy, la industria y la ciencia españolas se encuentran representadas por una espectacular antena de alta ganancia (la HGA de MSL) y una estación medio-ambiental (el REMS de MSL) diseñados y construidos en Espana en estrecha colaboración entre nuestros científicos, técnicos y gestores de la I+D+i y que se ha extendido durante todo este tiempo. El resultado es infraestructura “Made in Spain” a bordo de misiones de NASA a la superficie de Marte. Algo que en esta ocasión solo pueden decir los EE.UU., Canada, Rusia y España, aunque otros países como Finlandia o Francia han contribuido también de forma importante. En estos momentos de crisis nos muestran a todos lo que los españoles podemos hacer cuando nos lo proponemos.

    Juan Pérez-Mercader es actualmente Senior Research Fellow en Earth and Planetary Science y en la Origins of Life Initiative de la Universidad de Harvard, y Profesor de Investigación del CSIC en Excedencia. Fundador e impulsor principal del Centro de Astrobiología, fue su primer director desde 1999 hasta 2008. Ha sido el arquitecto e impulsor principal de la participación española en la exploración de Marte en la misión MSL de la NASA y en el “Beagle-II” de la ESA.

     

    • Comentarios de la Web
    • Comentarios de Facebook

    0 comentarios:

    Publicar un comentario en la entrada

    Item Reviewed: El Curiosity ya está buscando evidencias de vida en Marte Rating: 5 Reviewed By: Historia y Arqueología
    TOP