728x90 AdSpace

  • Actualidad

    lunes, 17 de septiembre de 2012

    Un curso de arqueología ha permitido descubrir una ciudad islámica

    Capilla revive su pasado.
    Miembros de un curso de arqueología sacan a la luz Kabbal, la ciudad islámica que hubo antes

    Capilla es un pueblo de 190 habitantes con un importante patrimonio ya divulgado, como un conjunto de pinturas rupestres de gran calidad, la ciudad romana de Miróbriga o un castillo. Consciente de estos tesoros, el Ayuntamiento inició a principios de año varias gestiones para seguir investigando y recuperarlos, con la idea de que a medio plazo el turismo cultural pueda ser un revulsivo para su economía local.

    La empresa Baraka Arqueólogos, con profesionales y docentes especializados en el mundo medieval, ha desarrollado una primera campaña de investigación seis semanas de duración que concluyó el pasado día 24 de agosto.

    En ese periodo 12 estudiantes de Historia y Arqueología, procedentes de la Universidad de Extremadura, la Complutense de Madrid, Castilla la Mancha y Santiago de Compostela, han participado en diversas excavaciones y ha sacado a la luz la antigua Kabbal, la ciudad islámica de Capilla, situada antaño en la ladera oeste del cerro del castillo.

    Una calle y dos casas

    De momento, se pueden apreciar una calle y restos de al menos dos viviendas. Una de ellas tenía una escalera con sendos hogares donde cocinar y calentarse que ya pueden verse. Una de las conclusiones es que desde el asedio de Fernando III, que duró 14 semanas en 1226, nadie ha habitado esta ciudad, por lo que su hallazgo supone una magnífica oportunidad para conocer cómo eran las poblaciones extremeñas de principios del siglo XII gracias a las estructuras y a los restos cerámicos y utensilios domésticos encontrados.

    También la excavación en el interior del castillo ha dado sus resultados. Suelos del Bajo Medievo y un sótano son las primeras estructuras aparecidas que serán investigadas a fondo. El edificio tiene su origen en la época islámica y posteriormente pasó a manos de la Orden del Temple y a la de Alcántara. Destaca la fachada sur con tres grandes torres cilíndricas de mampostería y ladrillo, donde se encuentra la entrada principal, que le otorgan al castillo su personalidad.

    Durante el trabajo de campo los estudiantes han recibido formación adicional en topografía (colocando en plano las estructuras descubiertas); en arqueología de la arquitectura (interpretando las fases constructivas del castillo); de dibujo arqueológico de campo (para documentar en plano las estructuras descubiertas); y de trabajo con los materiales hallados, especialmente del estudio y datación de cerámica.

    También se han llevado a cabo diferentes ponencias impartidas por especialistas en el campo de la arqueología y la investigación, como Manuel Retuerce Velasco, profesor de la Complutense y miembro fundador de la Asociación Española de Arqueología Medieval; Eduardo Lillo, Técnico de Patrimonio de la Junta de Castilla La Mancha; y Juan Zozaya Stabel-Hassen, Presidente de la Asociación Española de Arqueología Medieval.

    El pueblo de Capilla ha apostado por la arqueología, por lo que esta campaña puede se la primera de otras venideras debido a las expectativas despertadas en esta primera fase.

    CÓMO LLEGAR

    El acceso al yacimiento puede realizarse fácilmente en coche desde Capilla y hasta la zona de excavación. A partir de ahí, ya a pie y atravesando los dos recintos de murallas urbanas, se alcanza el castillo. El futuro de la fortaleza pasa por un proyecto de reconstrucción de sus estructuras dañadas, aunque aún en pie.

    Vía: www.hoy.es
    • Comentarios de la Web
    • Comentarios de Facebook

    0 comentarios:

    Publicar un comentario en la entrada

    Item Reviewed: Un curso de arqueología ha permitido descubrir una ciudad islámica Rating: 5 Reviewed By: Historia y Arqueología
    TOP