728x90 AdSpace

  • Actualidad

    viernes, 27 de noviembre de 2015

    Científicos descubren que un cuarto grupo poblacional, de ascendencia europea, se originó en el Cáucaso

    De los dientes molares de este esqueleto, que data de hace casi 10.000 años y hallado en el abrigo rocoso de Kotias Klde, en Georgia occidental, se extrajo ADN para el estudio llevado a cabo. Crédito: Eppie Jones

    La primera secuenciación de genomas antiguos extraídos de restos humanos que datan del Paleolítico Superior tardío, hace más de 13.000 años, ha revelado una -hasta ahora desconocida- "cuarta rama" de los ancestros europeos.

    Este nuevo linaje proviene de poblaciones de cazadores-recolectores que se separaron de los cazadores-recolectores del oeste poco después de la expansión que supuso la salida de África ('out of Africa') del Homo sapiens, hace unos 45.000 años, y pasó a instalarse en la región del Cáucaso, en el sur de Rusia, en la actual Georgia.

    En tal región, estos cazadores-recolectores se establecieron durante milenios, quedando cada vez más aislados hasta que la Edad de Hielo culminó con el último 'Máximo Glacial', hace unos 25.000 años, es decir, resistieron en ese relativo refugio de las montañas del Cáucaso hasta que el eventual deshielo les permitió moverse y entrar en contacto con otras poblaciones, probablemente situadas más hacia el este.

    Semejante circunstancia provocó una mezcla genética que dio como resultado la cultura Yamna, esto es, pastores a caballo de las estepas que se extendieron por Europa occidental hace unos 5.000 años (de los cuales podría decirse que anuncian el comienzo de la Edad de Bronce al traer consigo las habilidades de la metalurgia y la cría de animales), junto con la rama de los cazadores-recolectores de ADN ancestral (presente en casi todas las poblaciones del continente europeo).

    La investigación fue realizada por un equipo internacional dirigido por científicos de la Universidad de Cambridge, el Trinity College de Dublín y el University College de Dublín. Los resultados se han publicado en la revista Nature Communications.

    "La cuestión de dónde provienen la cultura Yamna ha sido un misterio hasta ahora", dijo uno de los principales autores, el Dr. Andrea Manica (izquierda), del Departamento de Zoología de la Universidad de Cambridge. "Ahora podemos responder que, tal como hemos encontrado, su genética es una mezcla de los cazadores-recolectores del este de Europa y de la población de cazadores-recolectores embolsada en el Cáucaso, los cuales se habían curtido durante la última Edad de Hielo en aparente aislamiento. Este embolsamiento poblacional del Cáucaso es la cuarta rama importante de la antigua ascendencia europea, y de la que no fuimos conscientes hasta ahora", dijo.

    El profesor Daniel Bradley (derecha), jefe del equipo del Trinity College, dijo: "Esta es una nueva pieza importante en el rompecabezas de la ascendencia humana, cuya influencia está presente en casi todas las poblaciones del continente europeo, y mucho más allá".

    Anteriormente, los antiguos genomas de Eurasia habían revelado tres poblaciones ancestrales que habían contribuido a la estirpe de los europeos contemporáneos en diversos grados, sostiene Manica.
    Tras la expansión "fuera de África" (out of Africa), algunas poblaciones de cazadores-recolectores emigraron al noroeste, y con el tiempo colonizaron gran parte de Europa, desde España hasta Hungría, mientras que otras poblaciones se establecieron en todo el Mediterráneo oriental y en el Levante, donde pudieron desarrollar la agricultura hace unos 10.000 años. Estos primeros agricultores luego se expandieron y colonizaron Europa.

    Por último, en el inicio de la Edad de Bronce, hace alrededor de 5.000 años, hubo una ola de migración del centro de Eurasia hacia Europa occidental protagonizada por la cultura Yamna.

    Foto: Cráneo de un individuo Yamna, de la región de Samara (Rusia), coloreado con ocre rojo.

    Sin embargo, la secuenciación de ADN antiguo (recuperado de dos enterramientos individuales en Georgia occidental, uno de más de 13.000 años y el otro de casi 10.000 años) ha permitido a los científicos saber que la cultura Yamna debía la mitad de su ascendencia a esta cuarta rama
    de cazadores-recolectores hasta ahora desconocidos y genéticamente distintos.

    Al leer el ADN, los investigadores fueron capaces de mostrar que el linaje de esta cuarta rama de cazadores-recolectores del Cáucaso se separó de los cazadores-recolectores occidentales justo después de que los humanos anatómicamente modernos entraran en Europa procedentes de África.
    El genoma de los cazadores-recolectores del Cáucaso mostró una mezcla continua con los antepasados de los primeros agricultores de la zona de Levante, lo cual -dice Manica- tiene sentido, dada la relativa proximidad. Sin embargo, esta relación termina hace unos 25.000 años, justo antes de que se produzca el Máximo Glacial de la Edad de Hielo.

    En este punto, las poblaciones de cazadores-recolectores del Cáucaso se contraen hasta homogeneizar sus genes, un signo de la hibridación entre aquellos que tienen un ADN cada vez más similar. Esta situación no cambió durante miles de años, ya que esta poblacion se mantiene en aparente aislamiento en el refugio de las montañas (posiblemente separada de otras grandes poblaciones ancestrales durante unos 15.000 años) hasta que las migraciones comenzaron de nuevo, una vez que el Máximo Glacial comienza a retroceder y la cultura Yamna finalmente emerge.

    "Sabíamos que la cultura Yamna tenía este gran componente genético que no podíamos ubicar, y ahora ya podemos ver que pertenecía a este antiguo linaje escondido en el Cáucaso durante la última Edad de hielo", dijo Manica.

    Y, aunque la ascendencia de los cazadores-recolectores del Cáucaso fue finalmente llevada al oeste por la cultura Yamna, los investigadores encontraron también que tuvo una influencia significativa más al este. Una parte de esta población debió haber emigrado hacia el sur de Asia en algún momento, dice Eppie Jones (derecha), una estudiante de doctorado en el Trinity College, quien es la primer firmante del artículo de investigación.

    "India es una mezcla completa de los componentes genéticos de Asia y Europa. Los ancestros de los cazadores-recolectores del Cáucaso son el mejor exponente que hemos encontrado para el componente genético europeo hallado en las poblaciones indias de la actualidad", dijo Jones. Los investigadores dicen que esta línea de ascendencia pudo haber desembocado en la región con los portadores de lenguas indoarias.

    Foto: Una vista desde la cueva Satsurblia en Georgia occidental, donde se descubrió un hueso humano que data de hace más de 13.000 años.

    Ron Pinhasi (izquierda), autor principal del University College de Dublín. "La región del Cáucaso se asienta casi en una encrucijada de masas de tierras euroasiáticas, con rutas de migración muy sensibles tanto al oeste como al este, y sus alrededores".
    El carácter generalizado de la ascendencia de los cazadores-recolectores del Cáucaso, después de su largo aislamiento, tiene sentido geográfico, dice el profesor

    Y agregó: "La secuenciación de los genomas de esta región clave tendrá un importante impacto en los campos de la paleogenómica y la evolución humana en Eurasia, ya que tiende un puente sobre un notable hueco geográfico en nuestro conocimiento".

    David Lordkipanidze (derecha), director del Museo Nacional de Georgia y coautor del artículo, dijo: "Esta es la primera secuencia genética de Georgia, y estoy seguro de que pronto obtendremos más información paleogenética de nuestras ricas colecciones de fósiles".
    • Comentarios de la Web
    • Comentarios de Facebook

    0 comentarios:

    Publicar un comentario en la entrada

    Item Reviewed: Científicos descubren que un cuarto grupo poblacional, de ascendencia europea, se originó en el Cáucaso Rating: 5 Reviewed By: Historia y Arqueología
    TOP