728x90 AdSpace

  • Actualidad

    martes, 3 de enero de 2017

    REAL MONASTERIO DE SANTA MARIA DE GUADALUPE

    Claustro del Monasterio de Guadalupe

    Narciso Casas -  Profesor de Arte y Escritor
     
    El Monasterio está situado en la localidad de Guadalupe, en la provincia de Cáceres. En su interior se aprecia diversos estilos entre ellos: gótico, mudéjar, renacentista, barroco y neoclásico,  desde el siglo XIII hasta el XVIII. Se sitúa en la comarca de Las Villuercas con partido judicial en Logrosán. Considerado como uno de los mayores símbolos de Extremadura, y la imagen de la Virgen de Guadalupe, patrona de esta región.

    El Santuario comenzó  su andadura a finales del siglo XIII, siendo inicialmente una pequeña ermita humilde, custodiada en sus primeros años por el sacerdote Pedro García (1330), a la que sustituyó la denominada segunda iglesia a finales del siglo XIV. El rey Alfonso XI de Castilla, que le gustaba cazar por estas sierras, visitó Guadalupe en el año 1335, contemplando el estado ruinoso de la primitiva ermita ordenó las gestiones para proceder a su restauración.

    A raíz de la victoria obtenida en la batalla del Salado, el rey Alfonso XI visitó de nuevo el lugar para ofrecer a la Virgen de Guadalupe su agradecimiento, y mandó construir una iglesia en el lugar donde ya había una modesta ermita. Así se convirtió en el protector del primer santuario dedicada a esta virgen. 

    En 1389 pasó a ser monasterio, según una real provisión expedida por el rey Juan I de Castilla. Fue hijo de Enrique II de Castilla. Sus nuevos moradores fueron los monjes de la Orden Jerónima, una comunidad procedentes del Monasterio de San Bartolomé de Lupiana municipio en la provincia de Guadalajara.

    Como distinciones destacables la concesión del distintivo Real por concesión de Alfonso XI de Castilla en 1340. Pontificio por concesión de Pío XII en 1955, Monumento Nacional  condición de Basílica, en 1879 y Patrimonio de la Humanidad” por la Unesco en 1993.

    Además la imagen de Santa María de Guadalupe ostenta el título de Reina de las Españas o de la Hispanidad” otorgado por el rey Alfonso XIII en 1928 y Patrona de Extremadura en 1907. El Papa Juan Pablo II, que llegó a Guadalupe el día 4 de noviembre de 1982.

    Según fray Diego de Ecija, el origen fue una capilla que se levantó a raíz de la aparición de la imagen a un pastor. En 1743, el monje llamado Francisco de San José puso nombre al pastor llamado Gil Cordero de Santa María, uno de los primeros pobladores del lugar.   

    Se hicieron las ampliaciones bajo la supervisión de Toribio Fernández Mena que era el procurador del cardenal Pedro Gómez Barroso de Sotomayor, este  fue consejero del rey Alfonso XI de Castilla, prior de Sevilla, nombrado obispo de Cartagena en 1326. Al año siguiente el papa Juan XXII segundo papa del pontificado de Aviñón, le ordenó cardenal de La Basílica de Santa Práxedes de Roma.

    La existencia de este Monasterio y Santuario está estrechamente unidos al origen de la imagen de Santa María de Guadalupe, muerto San Lucas, la imagen fue enterrada junto a él y trasladada junto a sus restos desde Acaya (Asía Menor) hasta Constantinopla en el siglo IV. Desde allí el cardenal Gregorio la llevó a Roma (582), siendo elegido papa en el año 590 con el nombre de Gregorio Magno. Se convierte este papa en el principal devoto de la imagen esta se trasladó desde Roma a Sevilla, pues el papa se la regaló al arzobispo de la ciudad hispalense, San Leandro, en cuya iglesia principal comenzó a venerarse hasta el comienzo de la invasión árabe (711).

    Hacia el año 714 huyendo de esta invasión unos clérigos que huían de Sevilla de la llevaron consigo y algunas reliquias de santos, escondiéndolos en los márgenes del río, donde fue hallada por un pastor llamado Gil Cordero. Andaba el pastor varios días buscando una vaca extraviada y la encontró muerta. Al tratar de aprovechar la piel y hacerle en el pecho la señal de la cruz el animal se levantó y en ese momento se le apareció la Virgen que le habló, ordenando la tarea de excavar en aquel mismo lugar para encontrar su imagen y posteriormente edificar una ermita que se convertiría en Monasterio y Santuario.

    Pedro Gómez Barroso murió en Aviñón en 1345 y el rey presentó a su sucesor Toribio Fernández de Mena. El prior Toribio murió en 1367 y fue enterrado en la iglesia de Guadalupe. Le sucedió Diego Fernández cuyo mandato coincidió con el reinado de Enrique II y de Juan I. A Diego Fernández le sucedió Juan Serrano en 1383, que fue el último de los priores seculares.

    El santuario creció en importancia, especialmente por la devoción a la Virgen de Guadalupe muy extendida por todo el reino. A ella acudían peregrinos de distintas procedencias. Para facilitar el acceso a los viajeros que llegaban desde el norte, el arzobispo de Toledo Pedro Tenorio procedía de una familia gallega instalada en Toledo mandó construir en 1383 un puente sobre el río Tajo. En su entorno se fue formando una villa. El Puente del Arzobispo es una localidad de la provincia de Toledo.

    1394, Benedicto XIII de Aviñon entregó la bula (his quae pro utilitate) confirmando la transformación del santuario de Guadalupe en monasterio. Los monjes jerónimos fueron durante 463 años los gobernantes absolutos. A lo largo de los siglos el conjunto monástico fue creciendo y haciéndose grandioso, con una extensión de alrededor de 22000 metros  cuadrados.

    La Virgen de Guadalupe, devoción que se extendió por toda la península e islas Canarias y que fue extensible a Hispanoamérica a partir del Descubrimiento de América. Es histórica y conocida la relación que tuvo este monasterio con los Reyes Católicos y Cristóbal Colón. Los reyes recibieron aquí a Colón en 1486 y 1489, en 1492 tras la conquista de Granada vinieron a este lugar en busca de paz y descanso. 

    En 1493 volvió Colón a Guadalupe en cumplimiento de la promesa escrita en su diario de a bordo para dar las gracias por el descubrimiento de América. El 18 de septiembre de 1835, siendo prior fray Cenón de Garbayuela, el monasterio dejó de pertenecer a la orden jerónima para convertir su iglesia en parroquia secular dependiente de la archidiócesis de Toledo.

    Su primer párroco fue el ex prior fray Cenón que se mantuvo desde (1835-1856). Los años que siguieron a la exclaustración hasta 1908 las dependencias de los monjes sufrieron abandono, pillaje y ruina.

    La Iglesia de Guadalupe ha sido edificada tres veces a lo largo de su historia. Se compone de tres naves, crucero y cabecera, de cruz latina y ábside poligonal. Destacan sus bóvedas de crucería. La nave central queda iluminada por los grandes ventanales góticos. El sagrario, situado en la parte inferior del retablo, fue escritorio del rey Felipe II, realizado en madera de cedro con aplicaciones de bronce.



    El Retablo mayor del templo

    Es una obra extraordinaria, trazado por Juan Gómez de Mora y ejecutada por Juan Bautista Montenegro, con esculturas de Giraldo de Merlo, Jorge Manuel Theotocópuli y Juan Muñoz. Los lienzos son de Vicente Carducho y Eugenio Cajés, con dorados de Gaspar Cerezo y Gonzalo Marín.

    El Claustro mudéjar

    Es uno de los mejores de su estilo, construido entre 1389 y 1405. Se compone de dos plantas de forma rectangular, con unos 40 metros de lado y doble número de arcos en el cuerpo alto con respecto al bajo. Destaca en el claustro el templete realizado con barro cocido y ladrillo aplantillado, decorado con azulejos y yeserías

    Claustro Gótico

    Denominado también claustro de la enfermería o de la botica, actualmente utilizado dentro de las instalaciones de la Hospedería del Monasterio, es una obra mixta, de estilo mudéjar, gótico y clásico. Planta rectangular y fábrica de ladrillo, con seis arcos en los lados este y oeste, y cinco en el lado norte. Se compone de tres pisos.

    Sacristía

    Es una de las joyas arquitectónicas y artísticas del monasterio. Construida entre 1638 y 1647, por el arquitecto fray Alonso de San José, con planta amplia y rectangular de 17,65 x 7,70 metros, cubierta con bóveda de medio cañón con lunetos dividida en cinco tramos por arcos fajones.

    Camarín de la Virgen

    Construcción barroca, denominada como la antesala del cielo este espacio se configura como un espacio íntimo de estilo rococó, de planta octogonal con dos cuerpos: el camarín propiamente dicho, de planta central de líneas mixtas, con cúpula semiesférica abierta con linterna y cupulín superior,  y una estancia inferior denominada Panteón o Capilla de los Siete Altares del siglo XVII. El Camarín fue obra del maestro Francisco Rodríguez Romero, la cual finalizó en 1696.

    Pinturas murales, esculturas y lienzos de una gran calidad. Destacan los lienzos de Luca Giordano, las pinturas murales de Francesco Leonardoni, las pinturas al temple de Pedro José de Uceda, las esculturas de las ocho mujeres fuertes de la Biblia, realizadas por  Marcelino Roldán.

    En este singular espacio existen un total de trece lienzos, pintados en el propio Monasterio por pintores anónimos hacia 1740, con temática específicas sobre la historia de la imagen de Santa María de Guadalupe.


    Realezas sepultadas en el Monasterio de Guadalupe

    ·         Enrique IV de Castilla (1425-1474), rey de Castilla. Algunos historiadores le llamaron despectivamente el Impotente. Hijo de Juan II de Castilla y de María de Aragón, reina de Castilla. también llamada María de Trastámara, fue infanta de Aragón.

    ·         María de Aragón (1403-1445), primera esposa de Juan II de Castilla y madre de Enrique IV de Castilla.

    ·         Dionisio de Portugal (1354-1397), señor de Cifuentes hijo de Pedro I de Portugal y de Inés de Castro. Noble gallega perteneciente a la poderosa Casa de Castro.

    ·         Juana Enríquez de Castilla, hija natural de Enrique II de Castilla y de Juana, señora de Cifuentes. Contrajo matrimonio con el infante Dionisio de Portugal, hijo de Pedro I de Portugal y de Inés de Castro.



    MUSEOS DEL MONASTERIO

    El museo de Bordados 

    En la parte poniente del claustro se encuentra en una nave de unos 240 metros cuadrados. Fue inaugurado en 1928 en presencia del rey Alfonso XIII. Allí se exponen ornamentos sagrados y otras telas dedicadas al culto que fueron fabricados en los talleres de bordadura del monasterio, por monjes y seglares, desde el siglo XIV. Esta colección es en parte procedente de donaciones. Fray Gonzalo, monje muerto en 1425, es el primer bordador cuyo nombre figura en los archivos.

    Museo de Pintura y Escultura

    El museo del monasterio, cuenta con obras de Juan de Flandes, Zurbarán, Goya, Juan Correa de Vivar, Nicolás Francés, Egas Cueman, Pedro de Mena y El Greco entre otros.



    PERSONAJES PEREGRINOS ILUSTRES QUE HAN VISITADO GUADALUPE

    El santuario y monasterio de Guadalupe, con sus más de siete siglos de fe, devoción mariana y cultura, ha sido por méritos propios uno de los destinos preferidos de un buen número de peregrinos, viajeros, visitantes, turistas e ilustres personajes de la historia de España desde el siglo XIV y hasta la actualidad.

    ·         Alfonso XI, la totalidad de los reyes de Castilla tenían por tradición acudir a este lugar. Comienzan las peregrinaciones reales a este santuario con Alfonso XI, quien tras la batalla del Salado viene a Guadalupe el 25 de diciembre de 1340 para dar gracias a la Virgen.

    ·         Juan II de Castilla hace lo propio en el año 1430, acompañado Álvaro de Luna y de Juan II de Aragón y I de Navarra, grandes devotos de la imagen de Las Villuercas.

    ·         Enrique IV en 1464 su hermana Isabel y Alfonso V de Portugal se encontraron en el Monasterio, para intentar casar a la futura reina. Los restos de Enrique IV fallecido en 1474 y de su madre, la reina Doña María de Aragón reposan entre estos muros.

    ·         Los Reyes Católicos. Isabel ordenó que su testamento se custodiase por los monjes, como así fue. Aquí en Guadalupe, también se dispusieron las órdenes que Cristóbal Colón necesitaba para emprender el viaje hacia la conquista de América.

    ·         El emperador Carlos V pasó también por Guadalupe la semana Santa de 1525, acompañado de su hermana, la reina de Francia doña Leonor, Infanta de Castilla y otros altos personajes de la Corte Imperial.

    ·         Felipe II estuvo en Guadalupe por primera vez el 18 de enero de 1570, cuando iba camino de Córdoba y acompañado por sus sobrinos hijos de su hermana. El rey de Portugal, don Sebastián y su tío Felipe II también se encontraron en Guadalupe en las navidades de 1576.

    ·         Felipe III hizo lo propio en cuatro ocasiones (1605, 1618 y doblemente en 1619 y Felipe IV y su hijo natural, Juan José de Austria, también contemplaron las maravillas artísticas de este lugar.

    ·         Alfonso XIII que estuvo por primera vez en Guadalupe en diciembre de 1926 siendo el primer Borbón en visitar el monasterio. También fue, junto con el Cardenal Segura, el encargado de coronar a la Virgen de Guadalupe como reina de la Hispanidad, el 12 de octubre de 1928.

    ·         Juan Carlos I ha visitado varias veces Guadalupe: Como príncipe en 1961 y 1965; como rey en 1977 con la reina Sofía de Grecia, en 1978 con su esposa y sus hijos, el príncipe don Felipe y las Infantas Elena y Cristina y en 1990. El 19 de junio de 1992, doña Sofía vino para presidir la Conferencia de Ministros Iberoamericanos de Educación, visita que también hizo en solitario en el año 2003.

    ·         Los Reyes de Bélgica, en 1994  don Alberto II y su esposa doña Paola hacen lo propio acompañando a los monarcas. Los príncipes de Asturias, Felipe y Leticia también estuvieron en diciembre de 2004.

    ·         Miguel de Cervantes, tras su liberación del cautiverio de Argel quiso acercarse a este santo lugar para ofrecer a la Virgen las cadenas del cautiverio. Lo hizo en el año 1580, época en la que la basílica tenía un espacio para los grilletes liberados..

    ·         Miguel de Unamuno, llega a Guadalupe en junio de 1908, publicando tres años más tarde los recuerdos del viaje en su libro por Tierras de España y Portugal.

    ·         También hay documentación que acredita que también estuvieron en Guadalupe Iñigo López de Mendoza, (Marqués de Santillana), Luis de Góngora, Félix Lope de Vega Carpio, Vicente Barrantes Moreno, Antonio Reyes Huertas, Rafael Alberti, José María Pemán y muchos/as otros.

    ·         El almirante Cristóbal Colón estuvo muy ligado a los Reyes Católicos y por ello, tuvo presencia en Guadalupe en cuatro ocasiones con motivo de su conquista.

    ·         Hernán Cortes, también pasó por Guadalupe en 1528, dando gracias a la Virgen por salvarle la vida ante la picadura de un alacrán, tal y como nos relata Bernal Díaz del Castillo.

    ·         Vicente Ferrer dominico valenciano. Cuando nació Vicente terminaba de sufrir la Peste Negra. El día 29 de junio de 1455 tras votarlo en el consejo de cardenales, Calixto III anunció la canonización de Vicente Ferrer. Este peregrinó a este monasterio a finales del siglo XIV.

    ·         Los hermanos portugueses, San Amadeo de Saboya y Santa Beatriz de Silva.

    ·         San Juan de Ávila, San Juan de Dios y San Juan de Ribera, pasaron por este santuario allá por el siglo XV.

    ·         Santa Teresa de Jesús peregrinó al santuario en 1548 para encomendar su reforma del Carmelo a la Morenita de Las Villuercas.

    ·         San Francisco de Borja (1554) y San Pedro de Alcántara.

    ·         San Antonio María Claret, en 1867 estuvo dos días en Guadalupe.



    Narciso Casas - Profesor de Arte y Escritor.

    Fuente: Mi libro titulado Patrimonio Mundial Cultural de la Humanidad en España.

    ISBN: 978-84-686-7933-4


    http://pinturascreadaspornarcisocasas.blogspot.com.es/
    • Comentarios de la Web
    • Comentarios de Facebook

    0 comentarios:

    Publicar un comentario en la entrada

    Item Reviewed: REAL MONASTERIO DE SANTA MARIA DE GUADALUPE Rating: 5 Reviewed By: Historia y Arqueología
    TOP