728x90 AdSpace

  • Actualidad

    viernes, 23 de febrero de 2018

    Las pinturas rupestres más antiguas del mundo están en España, y casi con certeza fueron realizadas por Neandertales

    La Pasiega (Cantabria), sección C, pared pintada de la cueva. Las líneas rojas verticales y horizontales datan de hace 64.000 años, y casi con certeza fueron pintadas por neandertales. (Imagen: P. Saura)

    En 2012, un grupo de arqueólogos concluyó que cierta serie de pinturas rupestres encontradas en España habían sido pintadas por neandertales, y no por los primeros humanos, como se suponía anteriormente. Otros científicos se quejaron de la metodología usada para la datación de las pinturas y pusieron en duda que los Neandertales tuvieran capacidad para el pensamiento simbólico. Ahora, gracias a una técnica de datación actualizada, los científicos han demostrado una vez más que los Neandertales son la fuente más probable de esas pinturas. ¿Será suficiente para disipar las nociones obsoletas sobre la inteligencia del hombre de Neandertal?

    Científicos de la Universidad de Southampton, el Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva y otras instituciones, demostraron usando la datación de uranio-torio que las antiguas pinturas rupestres localizadas en tres cuevas de España se produjeron hace no menos de 64.000 años. Eso es 20.000 años antes de que los humanos modernos llegaran a Europa, lo que significa que las pinturas probablemente fueron hechas por Neandertales, cuyos antepasados, los Homo erectus, abandonaron África hace 1,81 millones de años. Además, el hallazgo demuestra, quizá de manera concluyente esta vez, que los Neandertales sí tenían capacidad para el pensamiento simbólico, un rasgo cognitivo que antes se consideraba exclusivo del Homo sapiens. La capacidad de representar objetos fuera de la mente, sugiere este estudio, probablemente se transmitió a los Neandertales y a los humanos modernos a partir de un ancestro común.


    Manos estarcidas en Maltravieso (Cáceres) con una antigüedad mínima de 66.000 años. (Imagen: H. Collado).

    Las pinturas rojas y negras, que incluyen representaciones de animales, puntos, figuras geométricas y estarcido de manos, se encuentran en tres cuevas españolas: La Pasiega (Cantabria), Maltravieso (Cáceres) y Ardales (Málaga), a 700 km de distancia entre ellas. Los arqueólogos llevan años estudiando estas pinturas, pero como no se podían fechar con exactitud, muchos simplemente asumieron que los humanos modernos habían sido responsables de su decoración. Los Neandertales, se dice, no eran pensadores sofisticados y carecían de la capacidad para el pensamiento abstracto. De hecho, un estudio que salió a la luz hace solo dos semanas afirmaba que los Neandertales no podían dibujar. El nuevo estudio, publicado hoy en Science, muestra que los Neandertales eran muy capaces de producir arte rupestre y, por consiguiente, tenían capacidad para el comportamiento simbólico.
    La falta de consenso en torno a la fecha de origen tiene mucho que ver con los límites de la técnica tradicionalmente utilizada para el arte rupestre: la datación por radiocarbono.

    “Apenas llevamos datando arte rupestre desde la década de los 90, y eso era siempre con el método de radiocarbono, que solo puede fechar material orgánico, concretamente dibujos de carbón”, explicó a Gizmodo Paul Bahn (izquierda), autor de The First Artists: In Search of the World’s Oldest Art.

    “No podíamos fechar dibujos en materiales de manganeso u ocre inorgánico, ni grabados. Pero el método de datación de la calcita nos permite obtener edades mínimas para estos otros dibujos si tienen algo de calcita formada encima”.

    Bahn, que no participó en el nuevo estudio (pero ha colaborado con uno de sus autores), dice que este nuevo método de datación, llamado datación de uranio-torio, lleva siendo utilizado por los geólogos varias décadas, pero solo en los últimos años ha sido usado por los arqueólogos para obtener fechas de arte rupestre, y con “resultados muy emocionantes”.

    De hecho, la datación del uranio-torio de las muestras de isótopos se considera muy fiable, y se puede usar para determinar la edad de formaciones de carbonato de calcio de hasta medio millón de años. En este caso, los arqueólogos analizaron la carbonita de ocre rojo de los dibujos mediante 60 muestras diferentes de menos de 10 miligramos cada una, y obtuvieron edades mínimas de entre 64.000 y 66.000 años.

    “Nuestros resultados muestran que las pinturas que datamos son el arte rupestre más antiguo conocido, y fueron creadas al menos 20.000 años antes de que los humanos modernos llegaran a Europa desde África. Por lo tanto, debieron ser pintadas por neandertales”, dice el autor y colíder del estudio Chris Standish (izquierda), arqueólogo de la Universidad de Southampton.

    Un dibujo de 1913 del Panel 78 de La Pasiega (derecha). El escalariforme rojo, o símbolo de la escalera, tiene al menos 64.000 años, pero no se sabe si los animales y otros símbolos se pintaron después.

    Ahora bien, es teóricamente posible que los humanos modernos ya estuvieran en esa zona por aquella época, siendo teóricamente la palabra clave. Nuestra especie, el Homo sapiens, surgió hace 300.000 años y entró en lo que ahora es el Medio Oriente hace 175.,000-200.000 años.

    Pero no existe evidencia arqueológica o paleontológica para apoyar la presencia de humanos modernos en Europa hace 44.000 años, como señala Standish. Por el contrario, sabemos que los Neandertales estuvieron por toda Europa durante ese periodo de la prehistoria. Pero, como ocurrió con el esfuerzo anterior para datar el arte de los Neandertales, es probable que los resultados sean puestos en duda.

    “Todos los métodos de datación están sujetos a error, pero este proyecto ha sido llevado a cabo por los mejores expertos en el tema, por lo que estoy seguro de que sus resultados son válidos y fiables”, dijo Bahn. “Sin embargo, estoy seguro de que serán puestos en duda, como pasó en 2012, por los dinosaurios que se niegan a cambiar sus creencias, y por algunos colegas franceses que rechazan cualquier fecha de arte rupestre antes de la declarada en su cueva de Chauvet (hace alrededor de 36.000 años), lo cual es irremediablemente incorrecto”.

    Que los Neandertales fueran capaces de producir este arte no debería ser una sorpresa. En todo caso, este nuevo estudio es bastante decepcionante en términos de lo que nos dice sobre los Neandertales y de lo que fueron capaces.

    “No hay nada en este artículo que pueda sorprendernos o sorprendernos demasiado”, explicó a Gizmodo Michel Lorblanchet (izquierda), coautor del estudio y Director de Investigación del DNRS en Francia. “El hombre de Neandertal, como el Homo erectus antes que él, usaba pigmentos con frecuencia (el ocre rojo se usó por primera vez hace alrededor de un millón de años). Tenía pinturas corporales, collares, herramientas que son obras de arte [en sí mismas], comenzó a producir esculturas como la máscara de La Roche-Cotard, y ocupó profundas cuevas hace unos 270.000 años. Los neandertales también tenían creencias [espirituales]: enterraban a sus muertos con ofrendas”.


    Lorblanchet dice que “la prehistoria es siempre una batalla contra las viejas ideas” y que su equipo está consiguiendo “establecer poco a poco la idea de que el arte comenzó muy temprano, y que fueron los Neandertales quienes empezaron a pintar en las paredes de las cuevas”.

    Fuente: es.gizmodo.com | 23 de febrero de 2019

    ---------------------------------------------------------------------------------------------------------

    La cueva de Ardales es una de las cunas mundiales del arte rupestre

    Arqueólogos trabajando en la Cueva de Ardales. / F. T.

    Un nuevo análisis de tres cuevas en España revela la primera evidencia importante de que los neandertales, en lugar de los humanos modernos, crearon las pinturas rupestres más antiguas del mundo, entre ellas la cueva malagueña de Ardales.

    El estudio, dirigido por la Universidad de Southampton, en Reino Unido, y el Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva, en Alemania, muestra que las pinturas en tres cuevas en España se crearon hace más de 64.000 años, 20.000 años antes de que los humanos modernos llegaran a Europa.

    Esto significa que el arte rupestre del Paleolítico --incluyendo imágenes de animales, puntos y signos geométricos-- debe haber sido hecho por los Neandertales, una especie 'hermana' del 'Homo sapiens', y los únicos habitantes humanos de Europa en ese momento. También indica que pensaron simbólicamente como los humanos modernos.

    Publicado este jueves en la revista 'Science', el estudio revela cómo un equipo internacional de científicos utilizó una técnica de vanguardia llamada uranio-torio que data de hace más de 64.000 años para determinar la edad de las pinturas. Hasta ahora, el arte rupestre se ha atribuido por completo a los humanos modernos, ya que los planteamientos de un posible origen neandertal se han visto obstaculizados por técnicas de datación imprecisas.
    Sin embargo, la datación de uranio-torio proporciona resultados mucho más fiables que los métodos como la datación por radiocarbono, que puede dar estimaciones de edad falsas. El método del uranio-torio implica fechar pequeños depósitos de carbonato que se han acumulado en la parte superior de las pinturas rupestres, los cuales contienen rastros de los elementos radiactivos uranio y torio, que indican cuándo se formaron los depósitos y, por lo tanto, dan una edad mínima para lo que se encuentra debajo.

    Los Neandertales, más sofisticados de lo que se creía

    El autor principal del trabajo, el doctor Chris Standish, arqueólogo de la Universidad de Southampton, explica que este descubrimiento es "increíblemente emocionante" y sugiere que los Neandertales eran mucho más sofisticados de lo que se cree popularmente. "Nuestros resultados muestran que las pinturas que datamos son, con mucho, las más antiguas conocidas en el mundo, y fueron creadas al menos 20.000 años antes de que los humanos modernos llegaran a Europa desde África, por lo tanto, deben haber sido pintadas por neandertales".

    Un equipo de investigadores del Reino Unido, Alemania, España y Francia analizó más de 60 muestras de carbonato de tres sitios de cuevas en España: La Pasiega (en Puente Viesgo, Cantabria), Maltravieso (en Cáceres) y Ardales (en Ardales, Málaga). Las tres cuevas contienen pinturas rojas (ocre) o negras de grupos de animales, puntos y signos geométricos, así como estarcidos, huellas de manos y grabados. Según los científicos, la creación del arte debe haber involucrado un comportamiento tan sofisticado como la elección de un lugar, la planificación de la fuente de luz y la mezcla de pigmentos.

    "Poco después del descubrimiento del primero de sus fósiles en el siglo XIX, los Neandertales fueron retratados como brutales e incultos, incapaces de hacer arte y tener comportamiento simbólico, y algunos de estos puntos de vista persisten hoy --explica el codirector del estudio, Alistair Pike (izquierda), profesor de Ciencias Arqueológicas en la Universidad de Southampton--. El tema de cómo se comportaron los neandertales humanos es un tema muy debatido. Nuestros hallazgos contribuirán de manera significativa a ese debate".

    El autor principal, Dirk Hoffmann (derecha), del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva, añade que la cultura material simbólica, una colección de logros culturales e intelectuales transmitidos de generación en generación, hasta ahora, solo se ha atribuido a la especie Homo sapiens.

    "El surgimiento de la cultura material simbólica representa un umbral fundamental en la evolución de la humanidad. Es uno de los principales pilares de lo que nos hace humanos. Los artefactos cuyo valor funcional radica no tanto en su uso práctico sino más bien en su uso simbólico son representantes de los aspectos fundamentales de la cognición humana tal como la conocemos", indica.
    Los primeros artefactos simbólicos, que datan de hace 70.000 años, se han encontrado en África, pero están asociados con los humanos modernos. También se han hallado otros artefactos, como arte rupestre, figuras esculpidas, herramientas de hueso decoradas y joyas en Europa, que datan de hace 40.000 años. Pero los investigadores han concluido que estos artefactos deben haber sido creados por humanos modernos que se estaban extendiendo por toda Europa después de su llegada de África.

    Existe evidencia de que los Neandertales en Europa usaron ornamentación corporal hace unos 40.000 a 45.000 años, pero muchos investigadores han sugerido que esto fue inspirado por los humanos modernos que en ese momento acababan de llegar a Europa.
    "Los Neandertales crearon símbolos significativos en lugares significativos. El arte no es un accidente aislado. Tenemos ejemplos en tres cuevas separadas por 700 kilómetros y evidencia de que fue una tradición longeva. Es muy posible que el arte rupestre similar en otras cuevas en Europa occidental también sea de origen neandertal", concluye el coautor del estudio Paul Pettitt (izquierda), de la Universidad de Durham, Reino Unido.

    Fuente: laopiniondemálaga.es | 22 de febrero de 2018

    ---------------------------------------------------------------------------------------------------------

    Los neandertales también pintaban en cuevas

    Ver vídeo en este enlace.

    Un dibujo en forma de escalera, una pintura de manos en negativo, y restos de tinta roja decorando una estalagmitas - todo ello en tres cuevas en España- son las muestras de pintura rupestre más antiguas conocidas hasta ahora, según una nueva datación que se acaba de publicar en la revista 'Science'. La edad estimada de estas pinturas implica que sus autores solo pudieron ser Neandertales: se fechan en hace 65.000 años, 25.000 antes de la llegada estimada de los primeros Homo sapiens a Europa. El hallazgo sería la primera prueba contundente de que los Neandertales también tenían pensamiento simbólico. Este no sería una exclusiva de nuestra especie (Homo Sapiens): al contrario, habría surgido mucho antes, posiblemente en el ancestro común de Neandertales y Homo sapiens.

    El hallazgo se sustenta en una variante de una técnica de datación clásica, el método de uranio-torio. Los autores la afinaron para aplicarla a muestras muy pequeñas, sacadas de las diminutas concreciones de calcita depositadas encima de la pintura por la caída del agua. Al estimar la edad de la calcita, se aseguran de que el dibujo subyacente debe ser más antiguo que esa edad. Los autores argumentan que su margen de error es suficientemente pequeño para excluir que la datación se solape con la presencia de Homo sapiens.

    “Esto va a ser un cambio de paradigma en la interpretación de la pintura rupestre: ¿todas las pinturas rupestres son de humanos modernos, o pueden ser más antiguas de lo que creíamos?”, afirma Palmira Saladié (izquierda), investigadora del Institut Català de Paleoecologia Humana i Evolució Social (IPHES) de Tarragona, no implicada en el trabajo. En efecto, algunas de las pinturas analizadas se conocían desde hace un siglo y se habían atribuido por defecto a sapiens.

    “Es un hito: se habían propuesto manifestaciones artísticas en Neandertales, pero nunca se habían argumentado de manera tan contundente”, afirma Antonio Rosas (derecha), investigador del Museo Nacional de Ciencias Naturales del CSIC, tampoco implicado en el trabajo.

    Las fechas de esos hallazgos se solapaban a veces con la llegada de los humanos modernos (como se le suele llamar al Homo Sapiens) a Europa, hace 40.000 años. Sin embargo, antes de esa fecha no hay ni un solo resto de sapiens en Europa, mientras hay trazas de Neandertales en todos los sitios. Lo lógico es suponer que ellos sean los autores de pinturas de hace 65.000 años.

    Pinturas en la cueva de La Pasiega / P. SAURA

    Escaleras y manos

    En la cueva La Pasiega (Cantabria), se ve un motivo en forma de escalera (los animales que aparecen junto con ese no han sido fechados y podrían ser posteriores). “La escalera es un símbolo, un signo: no representa nada que se pueda reconocer por experiencia, el mensaje es el resultado de una convención social”, explica el paleoantropólogo João Zilhão (izquierda), investigador ICREA (Institució Catalana de Recerca i Estudis Avançats) en la Universitat de Barcelona, que ha participado en la datación.

    Lo mismo valdría por las tres manos pintadas en negativo (stencil) en la cueva de Maltravieso (Extremadura) y por las estalagmitas pintadas de rojo en la cueva de Ardales (Andalucía). “No veo que puedan tener ningún uso que no sea artístico”, afirma Zilhão.
    Las implicaciones son mayores. “Ponemos fin a 160 años de controversia sobre si los Neandertales tenían una inteligencia igual a las nuestra, o si eran una gente bastante más tonta y por esto se extinguieron: los Neandertales están dentro de lo que cabría esperar para un Homo sapiens de esa época”, afirma el investigador.

    “Ya no queda ninguna calidad básica humana que no tuvieran los Neandertales: la barrera del simbolismo era la última cota de humanidad que hasta ahora no habían alcanzado”, agrega Rosas.
    “El registro [arqueológico] ya nos estaba indicando que los Neandertales se parecían mucho a nosotros a nivel conductual. Probablemente también tenían un lenguaje complejo. Lo que más me sorprende son los parecidos a las pinturas de sapiens del paleolítico superior”, afirma Saladié.
    La afinidad entre Homo sapiens y Neandertales sugiere que el simbolismo podría haber aparecido mucho antes de lo que se piensa. Posiblemente, ambos linajes lo heredaron de su ancestro común. La inteligencia e incluso el lenguaje podría tener incluso 400.000 años, concluye Zilhão.

    Plantilla de mano GS3b en la cueva Maltravieso (edad mínima 66.700 años). Izquierda: Foto original. El recuadro muestra dónde se tomaron muestras del carbonato superpuesto. Derecha: La misma imagen después de la aplicación del software DStretch para mejorar el contraste del color.

    ¿Misma especie, cara distinta?

    Las pinturas atribuidas a nuestros primos evolutivos replantean si son una especie distinta o no. La atribución de unas pinturas rupestres a Neandertales lleva a una conclusión atrevida, según el paleoantropólogo João Zilhão. “Los neandertales también son Homo sapiens. Hay que acabar con esa dicotomía. Son como una raza distinta, pero humanos como nosotros”, afirma.
    “No llegaría a decir eso -replica la paleoantropóloga Palmira Saladié-, pero es cierto que hay evidencias de descendencia fértil después del apareamiento: quizás habría que hablar de subesepecies”.

    “Yo pienso que son especies distintas, con diferencias anatómicas y trayectorias evolutivas diferenciadas. Lo interesante es que ambas especies tengan capacidades humanas. ¿Dónde radican entonces las diferencias? Probablemente no las detectamos en el registro fósil”, afirma Rosas.

    Los nuevos hallazgos modificarían la narración de la evolución humana. Hasta ahora, se creía que el simbolismo apareció en África, como rasgo característico del Homo Sapiens, que lo trajo a Europa con su migración. “Esas supuestas capacidades nuevas no lo eran. No es cierto que hubiera una supremacía de los antepasados africanos”, afirma Zilhão.
    El investigador cuestiona incluso que la humanidad actual descienda de ese pequeño grupo. “Tenemos que pensar en una sola especie, con flujo genético entre continentes. A día de hoy cada individuo tiene un 2% o 4% de genoma de origen neandertal, y no todos lo mismo. Hay un 40-50% de lo específico de los neandertal que sigue en nosotros”, argumenta.

    Cortina de espeleotemas en la sección II-A-3 en la cueva de Ardales con pigmento rojo, pintada antes al menos 65.500 años. Izquierda: Serie de cortinas con pintura roja en la parte superior, parcialmente cubiertas, con crecimiento posterior de espeleotemas. El rectángulo blanco describe el área que se muestra a la derecha. Derecha: Detalle de la cortina 8. El cuadrado negro indica dónde se tomaron muestras del carbonato que cubre la pintura roja.

    Un tocador neandertal

    Una cueva en Murcia guardaba ornamentos y pigmentos corporales de hace 120.000 años. Las conchas horadadas y los pigmentos hallados debajo de una costra de calcita en la cueva de los Aviones, en Murcia, pertenecieron a Neandertales. Lo afirma un trabajo publicado en 'Science Advances' en paralelo con otro, publicado en 'Science', sobre pinturas rupestres de nuestro primo evolutivo.

    Conchas utilizadas por los Neandertales en la cueva de los Aviones /JOAO ZILHAO
    En ambas publicaciones, las conclusiones se basan en un sistema de datación de la calcita depositada por el agua encima de los hallazgos. En el caso de las conchas, la edad estaría entre 115.000 y 120.000 años.

    “Son los adornos corporales en concha más antiguos que se conocen, más que los atribuidos a humanos anatómicamente modernos en África y en Próximo Oriente”, afirma Josefina Zapata (izquierda), investigadora de la Universidad de Murcia y coautora del trabajo. “Y además, eran de Neandertales: la fecha de 115.000 años está muy distanciada de la llegada del humano moderno a Europa”, añade.
    Hay evidencia de collares decorados más antiguos, como unos grabados atribuidos al Homo erectus, hechos en una almeja de río en Java hace 400.000 años. El conjunto de estas evidencias sugiere que el pensamiento simbólico sería mucho más antiguo de lo que se pensaba. En particular, que no sería algo exclusivo del Homo Sapiens.

    “Los Neandertales han mostrado varios tipos de manifestaciones simbólicas: también utilizaban colgantes realizados a partir de dientes o huesos modificados de animales”, añade Zapata.

    Fuente: elperiodico.com | 23 de febrero de 2018
    • Comentarios de la Web
    • Comentarios de Facebook

    1 comentarios:

    1. Ô simplemente el hombre moderno es mas antiguo de lo que se cree! ... esperando....

      ResponderEliminar

    Item Reviewed: Las pinturas rupestres más antiguas del mundo están en España, y casi con certeza fueron realizadas por Neandertales Rating: 5 Reviewed By: El Diario de Aníbal
    TOP