728x90 AdSpace

  • Actualidad

    martes, 20 de noviembre de 2018

    Hallan en el este de Francia muestras de arte parietal de hace unos 12.000 años

    Arqueólogos de la Universidad de Tübingen han descubierto en dos cuevas francesas arte mural prehistórico. Las pinturas y grabados fueron creados hace al menos 12.000 años, cuando los humanos anatómicamente modernos realizaron imágenes de un tipo de ciervo prehistórico y una silueta de la cabeza de un caballo.

    El grupo de investigadores, dirigido por el profesor de Prehistoria y Ecología Cuaternaria, Harald Floss (izquierda), trabajó con colegas españoles para datar las imágenes artísticas utilizando métodos nuevos y complejos. Los arqueólogos de Tübingen han estado investigando el período Paleolítico en el este de Francia durante más de veinte años, centrándose en el sur de Borgoña, una región en la que es probable que haya habido encuentros entre los neandertales y los humanos modernos.

    Las cuevas se hallan en la comunidad de Rully, en el Departamento de Saône-et-Loire. "Debido a que la frecuencia de los enclaves paleolíticos es aquí particularmente alta, los investigadores han sospechado durante algún tiempo que podía haber una cueva con pinturas en ella", dice Floss. "Y, por primera vez en 150 años de investigación prehistórica en esta región, se ha podido demostrar que los tempranos humanos modernos entraron en las Grottes d'Agneux para crear imágenes artísticas, entre ellas un ciervo prehistórico y un caballo, mediante la utilización de herramientas líticas y material pictórico", agrega Floss.

    Arriba: grabado de un reno prehistórico con otros grabados superpuestos de los siglos XVI al XIX hallado en la cueva de Agneux II, Rully, Saône-et-Loire, Francia. Abajo: el ciervo resaltado para su mejor apreciación.

    Los investigadores trabajaron con el experto en arte rupestre prehistórico, Juan Ruiz, de la Universidad de Cuenca, para analizar las paredes de las cuevas utilizando modernas técnicas de exploración debido a que las imágenes habían sido cubiertas con grafitis realizados durante los siglos XVI al XIX. Los arqueólogos utilizaron programas informáticos especiales de procesamiento de imágenes a fin de poder reconstruir las obras originales que estaban debajo de las capas de grafitis. También compilaron muchas fotos individuales en una documentación fotogramétrica de las obras para darles un aspecto más tridimensional.

    Mediante el método de datación del carbono-14, los arqueólogos pudieron datar el carbón vegetal encontrado en la cueva -y utilizado en la creación de las imágenes artísticas- con una antigüedad de 12.000 años, esto es, correspondiente al período del Paleolítico Superior. Este método mide cuánto tiempo ha transcurrido a partir de la descomposición radioactiva del isótopo C14 originalmente presente en la madera antigua. Las autoridades francesas inspeccionaron el arte rupestre hallado y han confirmado su interés en planear una mayor investigación al respecto.

    Dibujo de una cabeza de caballo en la cueva de Agneux I, Rully, Saône-et-Loire, Francia. Abajo a la derech la imagen en tamaño grande.

    Al mismo tiempo, los arqueólogos de la Universidad de Tübingen en el Departamento de Saône-et-Loire están tratando de investigar la fase de transición desde los últimos neandertales hasta los primeros humanos anatómicamente modernos en Europa. En la cueva de Verpillière I, en Germolles, encontraron signos de la última cultura neandertal (Châtelperroniense), y en Saint-Martin-sous-Montaigu, hallaron un complejo campo de caza del Paleolítico Superior de hace unos 25.000 años. En este sentido, pudieron demostrar que los primeros humanos modernos de la cultura Auriñaciense se habían establecido en la región. "Los primeros humanos modernos se guiaban por los cursos de los ríos a medida que se extendían por todo el continente", dice Harald Floss. “Es posible que hayan migrado a esta zona desde el este, a través del Danubio y desde el sur a través del Ródano. Nuestros datos sugieren que los neandertales y los primeros humanos modernos pudieron haberse encontrado aquí, en el este de Francia", concluye.

    Fuente: Universidad de Tübingen | 14 de noviembre de 2018
    • Comentarios de la Web
    • Comentarios de Facebook

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

    Item Reviewed: Hallan en el este de Francia muestras de arte parietal de hace unos 12.000 años Rating: 5 Reviewed By: El Diario de Aníbal
    TOP