Hallan en Sudáfrica un lecho de dormir elaborado con materia vegetal de hace entre 60.000 y 40.000 años

12:54 0 Comments

Micrografías de los elementos vegetales que componen el lecho de dormir hallado en Border Cave. Christine Sievers. Quaternary Science Reviews, 2021

Un equipo de arqueólogos sudafricanos ha descubierto en Border Cave restos de un lecho de hace entre 60.000 y 40.000 años. Contenía pequeños fragmentos de herramientas de piedra y piezas de ocre, evidencias de que realmente pertenecían a una persona. La investigación ha demostrado que parte de esta antigua cama puede haber sido una estera primitiva. Los resultados del estudio se publican en la revista Quaternary Science Reviews.

Desde la antigüedad, la gente ha hecho 'ropa de cama' con plantas para poder dormir o sentarse en el suelo desnudo. Sin embargo, los materiales orgánicos se conservan extremadamente mal, razón por la cual los científicos paleolíticos solo conocen unos pocos hallazgos al respecto.

En 2020, los arqueólogos sudafricanos encontraron los restos de un... de hace unos 200.000 años. En varios sitios neandertales en el Levante y en España, los científicos han hallado acumulaciones de fitolitos cerca de los hogares prehistóricos, evidencia de que hace unos 70.000-49.000 años se elaboraba regularmente 'ropa de cama' cerca del lugar del fuego.

Ubicación del sitio arqueológico. Christine Sievers

En el noreste de Sudáfrica, no lejos del conjunto de yacimientos denominado 'Cuna de la Humanidad', se encuentra Border Cave, cuyos depósitos contienen evidencias de la presencia de homínidos durante los últimos 200.000 años. Durante los años de excavación del lugar, que comenzaron en la década de 1930, los arqueólogos descubrieron aquí los restos de ocho adultos y un niño que murió a la edad de cuatro a seis meses. Este es uno de los entierros de niños más antiguos de África, con una datación poco fiable de 74.000 años. En 2021 se encontró en la entrada de la cueva de Panga ya Saidi (Kenia) el entierro de un niño de 3 años de hace 78.000 años. Y en 2018 se halló una rica colección de industria lítica, restos vegetales y óseos de fauna, junto con artefactos decorados.

La directora del equipo de arqueólogos, Christine Sievers (izquierda), y sus colegas de la Universidad de Witwatersrand, en Sudáfrica, han llevado a cabo el estudio de los restos del lecho descubierto en Border Cave durante las excavaciones realizadas entre 2015-2019. Observaron que algunos de los sedimentos asociados con este hallazgo se habían excavado anteriormente, por lo que no está conservado completamente. Anteriormente, el lecho probablemente alcanzaba una longitud de unos dos metros.

El análisis de radiocarbono por espectrometría de masas con acelerador y espectroscopia de resonancia paramagnética de electrones mostró que la antigüedad del lecho se situaba entre hace 60.000 y 40.000 años. También encontraron herramientas de piedra que contienen rastros de pegamento hecho de resina de coníferas (Podocarpus). Además, desenterraron los restos de dos niños pequeños, así como un trozo de cera de abejas, hueso procesados y adornos.

Restos del lecho encontrado en Border Cave. Christine Sievers

Los investigadores retiraron los restos de la 'ropa de cama', habiendo hecho previamente un soporte de yeso para su estudio en el laboratorio. Los análisis permitieron saber que dicha 'ropa de cama' estaba formada por restos de plantas monocotiledóneas: tallos, hojas, semillas. Mezclada con ello había también carbón vegetales, fragmentos de artefactos líticos y trozos de ocre. Todo el conjunto yacía sobre cenizas, por lo que los científicos asumieron que, cuando la gente llegó a la cueva, quemaron un lecho antiguo que estaría, muy seguramente, infestado de insectos. O bien lo hicieron cuando se volvió desagradable dormir sobre él mismo.

Los científicos también constataron que parte del lecho estaba formado por plantas herbáceas entrelazadas. Por lo tanto, asumieron con cautela que los individuos que vivían en Border Cave, hace entre 60.000 y 40.000 años, podían hacer una especie de tapiz para dormir con elementos vegetales, tejiéndolos de la misma manera que lo hacían los cazadores-recolectores de Botswana en el pasado reciente. Los arqueólogos recuerdan que los neandertales del yacimiento de Abri du Maras (sur de Francia), hace más de 40.000 años, ya sabían cómo elaborar cuerdas.

Fuentes: nplus1.ru | hromadske.radio | 29 de noviembre de 2021

Aníbal Clemente

Historia y Arqueología. Divulgando la Historia desde 1998. Bienvenidos a la Cultura.

0 comentarios: