728x90 AdSpace

  • Actualidad

    jueves, 1 de septiembre de 2016

    Concluye la campaña de excavaciones en el yacimiento de la sima de la Cueva del Ángel (Córdoba)

    Trabajos de arqueología en el interior de la Cueva del Ángel en Lucena, Córdoba - J. M. G.

    Ha concluido la campaña de excavaciones en la Cueva y la Sima del Ángel, en la que han venido trabajando a lo largo de los últimos 30 días más de 40 investigadores procedentes de distintas universidades y países del mundo. La campaña ha venido marcada por el retraso en el inicio de las prospecciones sobre el terreno, debido a la tardanza con la que se recibió la autorización de la Consejería de Cultura de la Junta, solicitada en el pasado mes de mayo, lo que obligó al equipo dirigido por Cecilio Barroso a dedicar el primero de los dos meses de trabajo programados a tareas de estudio y catalogación de materiales de anteriores campañas en el complejo educativo de Los Santos.


    Foto: Cecilio Barroso (segundo por la derecha) junto con otros investigadores y miembros de la fundación Cueva y Sima del Ángel y el edil de Cultura, Manuel Lara (derecha) - J. M.

    El otro aspecto a destacar es la dureza de las condiciones de trabajo en las que ha debido desenvolverse el grupo de investigadores, tanto en la«covacha» exterior como posteriormente, en el interior de la cavidad. Barroso señala al respecto que «de cara al próximo año será necesario utilizar medios mecánicos para poder proseguir, así como la redacción de un estudio previo que garantice la estabilidad de la estructura». Respecto a la sima, el director del equipo indica que «prácticamente se ha trabajado como en una mina».

    Cecilio Barroso indica que «garantizar la seguridad de los miembros del equipo ha sido una prioridad en todo momento». A la zona de excavación se accede con un equipo de espeleología. A ello se ha sumado este año el uso de mascarillas por el equipo de excavación para evitar cualquier posible contaminación de los restos extraídos, en los que se pretende seguir buscando ADN.

    Solo ha sido posible alcanzar dos de los cuatro metros de profundidad a los que se pretendía llegar, pero son dos metros de estratigrafía cargada de historia. No han cesado de aparecer restos óseos humanos y de pequeños animales y restos cerámicos con más de 5.000 años de antigüedad, que nos sitúan entre el Calcolítico y el Neolítico, correspondientes a la última fase de presencia humana en la cueva, lejos aún de etapas más tempranas en la evolución humana que el equipo está seguro de que se encuentran aún bajo la tierra del interior de la sima y que nos acercarían a los primeros preneandertales.

    Fuente: ABC.es | 25 de agosto de 2016
    ---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

    Un relato de medio millón de años

    Fuente: eldiariodecordoba.es | 7 de agosto de 2016

    En la falda de la Sierra de Aras, a las plantas de María Santísima de Araceli y en pleno Parque Natural de las Sierras Subbéticas, se sitúa uno de los yacimientos arqueológicos más antiguos descubiertos en toda Europa. Con una antigüedad que supera los 500.000 años, la cueva y sima del Ángel es reconocida hoy en día por la comunidad internacional como un auténtico tesoro de nuestros antepasados que sitúa a Lucena en el centro de la investigación prehistórica y la asemeja, incluso, al reconocido yacimiento de Atapuerca.

    Fue en 1995 cuando el doctor en Prehistoria, Cecilio Barroso (izquierda) descubrió el yacimiento movido por la Asociación Torre del Moral que, tras los hallazgos producidos en los 60 y 70 del pasado siglo gracias a un particular que descubrió huesos y piedra trabajada en la zona, decidieron buscar esta cueva hasta que finalmente la hallaron.

    El yacimiento lo comprenden una zona al aire libre, donde se han encontrado restos que van desde los 220.000 a los 400.000 años de antigüedad; una covacha, donde se han hallado restos humanos del Pleistoceno que podrían superar el medio millón de años, y la sima del Ángel que, con cien metros de profundidad, conecta directamente con la covacha y donde los antiguos hombres de deshacían de sus cadáveres. Precisamente en esta zona, en 2008, el Ayuntamiento de Lucena creó un túnel para hacerla accesible a los visitantes y facilitar las tareas de investigación.



    En 2013, se hallaron en la sima 500 restos humanos y, gracias a las últimas investigaciones, se ha descubierto ADN humano de Homo sapiens sapiens de hace 7.000 años, conservado en excelentes condiciones por la temperatura constante a la que se ha mantenido este enclave cuyo microclima especial ha permitido que las proteínas no se destruyan. Cecilio Barroso explicó a El Día que se han enviado dos muestras dentales a la Universidad de Harvard, así como seis muestras a la Universidad de Ferrara, y en seis de ellas "tenemos presencia de ADN antiguo".

    Tras este descubrimiento, se abre ahora una nueva línea de investigación junto al Instituto Biomédico Maimónides de Córdoba, además de varias universidades, para estudiar enfermedades genéticas o el sistema inmunológico, un proyecto "de enorme relevancia mundial". En estos 21 años de trabajo, en los que como apuntó Barroso "las vicisitudes han sido muchas" -desde el bloqueo por parte de la Administración en las excavaciones que en esta edición han comenzado incluso con un mes de retraso hasta "la incredulidad de expertos sobre la existencia de restos en este yacimiento"-, este museo vivo de la Prehistoria ha sido excavado hasta en seis ocasiones, mientras que en los restantes años se ha procedido a la investigación hallando más de 100.000 restos paleontológicos, líticos y humanos del Neolítico, Calcolítico y Paleolítico, muchos de los cuales aún se encuentran sin analizar a tratarse de un proceso lento y minucioso.


    Tomografía de un fémur pre-neandertal encontrado en la Cueva del Ángel

    Entre las conclusiones alcanzadas, se sabe ahora que "nuestros antepasados trabajaban la piel y por tanto no iban desnudos, que tenían un acceso restringido a la caza por la forma en que consumían y fracturaban los huesos hasta el extremo, debido a que no les era posible comer todos los días, o que tenían una dieta vegetal, gracias a los huesos de aceituna y acebuche encontrados o los cereales de trigo salvaje y semillas de guisante recolectadas en la zona", detalla Barroso.

    También entre los hallazgos, destacan las cenizas de un hogar de hace 300.000 años de 2,60 metros, cuando el más alto encontrado hasta la fecha tenía sólo 30 centímetros. "Esto hace que esta cueva sea única en el mundo y que este yacimiento sea nombrado a buen seguro, en un futuro, Patrimonio de la Humanidad porque no existe nada parecido", asegura.

    Investigadores y alumnos del Museo Nacional de Historia Natural de Francia, del Instituto de Paleontología Humana de París, de diversos laboratorios de Niza, de la Universidad de Oxford, de Londres, el Instituto Tecnológico de Milán o de universidades de Italia, Texas, Australia, Inglaterra, Alemania, Filipinas, Hispanoamérica, Mexico, Argentina, Chile, Venezuela, el Norte de África y España han pasado por la ciudad lucentina para analizar esta cueva. En la actualidad, parte de los restos encontrados se pueden contemplar en el Museo Arqueológico y Etnológico de Lucena ubicado en el Castillo del Moral, donde existe una exposición permanente, o en el Centro de Interpretación de la Ciudad situado en el palacio de los Condes de Santa Ana.


    Foto: Herramientas líticas halladas en la Cueva del Ángel

    Por delante quedan las excavaciones que durante todo agosto continuarán a manos de un grupo de 80 alumnos, con la posibilidad de realizar otras actuaciones en épocas festivas como Navidad o Semana Santa, y las intervenciones pendientes a realizar por parte de la Administración para hacer más accesible la cueva. Las únicas ayudas públicas con las que cuenta este proyecto, cuyo centro de estudios se ubica en la antigua estación de tren de Lucena, con una capacidad ya superada, es la ayuda anual del Consistorio lucentino de 30.000 euros, al margen de determinadas subvenciones específicas y de inversión privada.

    Para el director de Fundación Instituto de Investigación de Prehistoria y Evolución Humana que se encarga, "esto es más que recolectar las piezas encontradas, catalogarlas y ponerlas en una vitrina". "La arqueología -reflexiona- es el medio que nosotros utilizamos para estudiar el hombre como parte de la naturaleza. El hombre es un animal más que tiene que sobrevivir y reproducirse, y la naturaleza es la que incide en su carácter y en su adaptación". Desde la Fundación reclaman la necesidad de "mayor apoyo económico" e insisten en que los restos encontrados "no pueden ser despojados de Lucena", en relación a la posible salida hacia Córdoba para su inventariado sin un protocolo de actuación que obligue a devolverlos a la ciudad.

    • Comentarios de la Web
    • Comentarios de Facebook

    0 comentarios:

    Publicar un comentario en la entrada

    Item Reviewed: Concluye la campaña de excavaciones en el yacimiento de la sima de la Cueva del Ángel (Córdoba) Rating: 5 Reviewed By: Historia y Arqueología
    TOP