728x90 AdSpace

  • Actualidad

    sábado, 1 de octubre de 2016

    Juan Luis Arsuaga: "Hace medio millón de años se comenzó a pensar en la muerte"

    Es doctor en Ciencias Biológicas por la Universidad Complutense de Madrid y catedrático de Paleontología en la Facultad de Ciencias Geológicas de esta misma universidad. Desde julio de 2013 es director científico del Museo de la Evolución Humana de Burgos. El 8 de abril de 1993 fue portada de la revista «Nature» por el artículo sobre el descubrimiento, en 1992, del cráneo humano más completo del registro fósil de la Humanidad, el cráneo número 5, perteneciente a un individuo de Homo heidelbergensis.

    El diseño de la cara es el rasgo más original de nuestra especie. En los monos está muy proyectada hacia adelante, pero luego ha experimentado un retroceso que en el Homo sapiens se traduce en el rostro más pequeño de la evolución humana, según la respuesta de los equipos españoles a la gran pregunta de si somos algo distinto o representamos un gran cambio respecto de lo que había antes.
    Juan Luis Arsuaga (Madrid, 1954), el paleantropólogo que desde 1982 excava los yacimientos pleistocenos de la Sierra de Atapuerca, donde han aparecido restos de hasta cuatro especies de homínidos, explica en esta entrevista con Epipress por dónde van los tiros de los secretos evolutivos de los últimos dos millones de años.

    Las claves del enigma se encuentran en la Gran Dolina del conjunto montañoso burgalés donde ha sido hallado un rostro de más de 900.000 años, estudiado con detenimiento por este catedrático de Paleontología, director científico del Museo de la Evolución Humana de Burgos y Premio Príncipe de Asturias en 1997, hasta concluir que la cara de los hombres modernos, herederos de sus antecesores africanos, se transformó con un único objetivo: el de favorecer la comunicación y distanciarse de los neandertales que aparecieron en Europa y con los que casi seguro convivieron durante una época.
    Arsuaga, que acaba de exponer su versión sobre este asunto en unas jornadas de la Fundación Ramón Areces, subraya que el flamante cambio de era que ha dado paso al Antropoceno responde a un fenómeno global, en gran parte provocado por el hombre, que afecta a toda la biosfera.

    Profesor Arsuaga. ¿Por qué es tan difícil conocer la evolución del hombre?
    Porque hay pocos fósiles y porque es difícil entender las causas de los cambios que se observan en esos fósiles.

    ¿Sabemos cuándo empezó el hombre a preocuparse por la muerte y el más allá?
    Los neandertales entierran a sus muertos pero no tienen objetos de adorno. Hay dos grandes preguntas en el aire de la ciencia universal. La primera es cómo produce el cerebro humano el pensamiento y la otra es cuándo surgió la consciencia en nuestra especie. En esta segunda pregunta hay dos grupos de investigadores. Unos dicen que el lenguaje es exclusivo de nuestra especie y el lenguaje es imprescindible para que haya ritual, transcendencia e ideas colectivas. Pero también hay quien dice, y es lo que yo opino, que ese lenguaje ha ido evolucionando lentamente y que otras especies de menor grado también lo han tenido. Creo que el lenguaje, la trascendencia o la consciencia tienen por lo menos medio millón de años, pero también digo que nuestra especie es la que lo ha desarrollado más.

    ¿Tenían algún significado ritual los enterramientos de los neandertales?
    Enterraban pero se desconoce cuál sería su propósito. Los neandertales ni hacen arte ni llevan adornos claros y el uso de objetos simbólicos sería la prueba definitiva de un propósito en sus enterramientos. En la Sima de los Huesos de los Huesos, en Atapuerca, hace medio millón de años se dio una acumulación de cadáveres e interpretamos que esa acumulación era deliberada y que por lo tanto tiene algo de funerario. Hace medio millón de años es cuando se comenzó a pensar en la muerte.

    ¿Por qué el hombre prehistórico representaba más a los animales que a las personas en sus pinturas?
    Igual existía un tabú o directamente no les interesaba porque si lo que buscaban con esa representación era propiciar la caza no había ningún motivo para representar a una persona. Ellos no pintaban escenas ni contaban historias, hacían animales para tratar de conseguirlos cuando salían a cazar.

    Y en esta evolución se halla el desarrollo de la cara humana. ¿En qué consiste la retracción facial?
    Se trata del retroceso de la cara. La cara de un mono, un chimpancé o un gorila es una cara muy proyectada y en la evolución se produjo un retroceso de esa cara que cada vez tiene menos tamaño, menos dimensión y menos proyección hasta llegar a la cara del homo sapiens que es la cara más pequeña de la historia de la evolución humana.

    ¿Por qué la retracción facial separa al Homo sapiens de los demás parientes fósiles?
    Esta es una conclusión a la que hemos llegado los equipos españoles que trabajamos en Atapuerca tras hacernos las siguientes preguntas: ¿Es la cara del Homo sapiens una variante menor de la cara, por ejemplo de los neandertales u otras especies fósiles? ¿Somos algo distinto a otras cosas que han existido o representamos un gran cambio?

    ¿Cuál es en definitiva el grado de originalidad de nuestra especie?
    El diseño de la cara, y yo lo aplico a todo el cuerpo, es muy original y diferente a las anteriores.

    ¿A qué responde la originalidad de esa evolución?
    Nuestra cara está diseñada para la expresión, para la comunicación. La cara de los neandertales tiene que ver con la masticación, con su uso como una herramienta, y nuestra cara se explica como una herramienta para la comunicación y el lenguaje corporal.

    Profesor. ¿En qué nos diferenciamos los humanos modernos de los humanos arcaicos?
    En muchas cosas: desde el parto hasta la locomoción, pero me parece fundamental insistir en la evolución de la cara humana y de su expresividad como factor determinante en esa diferenciación entre, por ejemplo, los neandertales y el Homo sapiens.

    Por cierto, parece que el Homo sapiens procede de África, pero no está tan claro que el continente africano haya sido el origen del hombre. ¿Cómo han evolucionado las investigaciones al respecto?
    África es el origen del hombre sin ningún lugar a dudas porque es donde nacen la mayoría de las especies humanas. Los neandertales, por ejemplo, son una especie europea, pero el Homo sapiens y la mayoría de los primeros homínidos proceden de África.

    ¿Dónde habría surgido entonces el Homo georgicus?
    Es una especie en origen africana pero que se encuentra a las puertas de Europa, en Georgia. Es una especie muy importante para los que trabajamos en la Europa más occidental porque nos habla de los primeros seres que están a punto de entrar en Europa. Podrían ser los primeros europeos.

    ¿Qué nos enseña hoy el hallazgo del Homo antecessor en Atapuerca?
    Del Homo antecesor conocemos unas partes mejor que otras y yo vuelvo a centrarme en la cara, la parte más frágil del esqueleto, la que menos se conserva. De esos huesos tenemos pocos, pero los que hemos encontrado nos dicen que tenían una cara sorprendentemente moderna. El ejemplar que conocemos mejor es el de un antecesor de 900.000 años con rasgos de su especie pero ya con una evolución que quizás sea el origen de la cara moderna.

    ¿Cómo pudieron llegar los hombres a la isla de Flores, en Indonesia, hace 800.000 años si no eran capaces de construir barcos o balsas para el transporte?
    Pues lo tuvieron que hacer navegando, no hay otra explicación.

    ¿Quiénes eran esos homínidos que vivieron en Flores hace 18.000 años y que al parecer no eran de nuestra especie?
    De nuestra especie no eran seguro, eran hobbits porque eran muy pequeños, poco más grandes que un chimpancé, de un metro de estatura y con un cerebro muy pequeño, como el del chimpancé.

    ¿Cómo se explica entonces que pudiesen construir balsas y navegar hasta la isla de Flores?
    Se está investigando, pero una posible explicación es que los que llegaron a la isla de Flores eran de la especie Homo erectus, una especie más antigua de nuestra estatura, que se hicieron enanos en la isla. Eso es algo que pasa con frecuencia en las islas con los animales. A ese fenómeno se le conoce como enanismo insular. En las islas pasan cosas muy extrañas porque son territorios pequeños con menos recursos y eso hace que sea una ventaja el ser pequeño. Hay hasta elefantes enanos en algunas islas. Otras veces sucede lo contrario, que animales pequeños se hacen grandes. Puede ser que cuando llegaron los primeros ejemplares a la isla de Flores no fueran enanos.

    ¿Qué nos ha enseñado la cueva del Sidrón (Asturias) de la posible convivencia del Homo sapiens con los neandertales?
    Sobre la convivencia no nos ha enseñado tanto porque en el Sidrón solo hay neandertales de los que se ha sacado ADN que nos permite conocer mejor a esa población. Pero la posible convivencia entre el Homo sapiens y el neandertal es una de las grandes historias de la paleantropología para saber qué pasó y se sabrá pronto pero necesitamos aún más información para determinar con certeza esa coexistencia.

    ¿Tenemos genes de los neandertales?
    Sin duda. Los humanos modernos heredamos entre el 2 y el 4 por ciento de nuestro ADN de los neandertales. Ese porcentaje, aunque parezca pequeño, no está nada mal.

    ¿Cuándo dejó el hombre de ser vegetariano y comenzó a comer productos de origen animal?
    La evolución lo que hace es experimentar y hay experimentos que funcionan y tiran para adelante. El contexto en el que aparece el consumo de carne en la evolución humana está vinculado a un cambio climático y ecológico. Los chimpancés viven en un mundo de selva tropical húmeda, así que su suerte evolutiva está ligada a la del ecosistema. Su alimentación es casi exclusivamente vegetariana. Hay un momento en el que se produjo un cambio en el clima y una expansión de los ecosistemas más secos y abiertos y los chimpancés y gorilas no se adaptaron a eso, pero los homínidos sí. Uno de los experimentos que hizo la evolución es el de los parántropos o cascanueces, que tienen un enorme aparato masticador para consumir productos que abundan en las sabanas con una alimentación vegetariana. Pero la evolución también hizo el experimento de consumir carne de forma un poco imprevista porque se desarrolló en un grupo que en principio no era cazador, pero que le fue bien y ahí seguimos.

    ¿Hemos aumentado el tamaño de nuestro cerebro a costa de disminuir el volumen de nuestro aparato digestivo?
    Son hechos que están relacionados sin duda. Nuestro tubo digestivo se ha reducido con el cambio de dieta y eso ha liberado recursos energéticos para invertir en otros órganos y en otras funciones y el cerebro, que es un órgano muy caro energéticamente, se ha beneficiado de esa evolución.

    ¿Transmitimos a nuestros hijos las habilidades que ganamos a lo largo de la vida?
    Por vía genética, no. Los genes con los que nacemos no se modifican.

    ¿Es falsa la teoría de la herencia darwiniana?
    La que es falsa es de Lamarck. Darwin tampoco tenía una teoría de la herencia acertada pero era más correcta que la de Lamarck. Al menos era más compatible con la genética. El darwinismo moderno es la fusión de lo que decía Darwin con la genética moderna.

    ¿Responde la evolución a un diseño o es fruto del azar y la necesidad?
    Si por azar se entiende que no tiene explicación, no. Porque tiene explicación, pero esa explicación no son más que las leyes de la naturaleza. La evolución no estaba predeterminada de antemano ni tenía que ocurrir necesariamente por eso tampoco se puede hablar de un diseño.

    ¿De dónde surge esa capacidad tecnológica nuestra que nos distingue de las demás especies?
    Surge del cerebro. Hay algunos animales que tienen la capacidad de utilizar objetos pero a otra escala menor. Esa capacidad que tenemos nosotros es parte de nuestra especialización en el uso de herramientas para suplir nuestras carencias. No se puede ser un cazador si no tienes armas para matar y unos dientes adecuados para cortar la carne.

    ¿Es un peligro para la humanidad nuestro mundo feliz, basado en el consumo?
    A mí me parece que sí y me acuerdo con esta pregunta de Un mundo feliz, de Aldous Huxley. La versión más refinada del capitalismo consiste en que la gente sea esclava feliz pensando que son ricos, libres, autónomos y felices. En la antigüedad eran conscientes de que eran esclavos y tenían una existencia triste. Huxley dice que el futuro se presenta con una sociedad llena de esclavos convencidos de que son libres. No sé si eso pone en riesgo al homo sapiens como especie pero es un mundo que a mí no me agrada.

    ¿En qué fase estamos de la aventura humana?
    En la aventura como especie deberíamos estar ya a punto de dar el salto al mundo exterior y de abandonar la Tierra. Por ese lado no vamos tan deprisa como se esperaba, pero estamos en un momento decisivo porque ya hemos adquirido la capacidad de manipular el genoma. La especie ha conseguido el control absoluto sobre su evolución.

    ¿Qué significado tiene que según acabamos de enterarnos hayamos dejado el Holoceno en 1950 para entrar en el Antropoceno?
    En términos científicos se puede discutir si el impacto humano es suficiente como para que pueda ser reconocido en la Tierra. Estos cambios de periodos geológicos tienen que reflejarse en el sedimento de la Tierra. Nosotros hemos extinguido muchas especies, hemos provocado muchos cambios climáticos pero no sabemos si se puede comparar con otros cambios catastróficos que han marcado cambios de eras en el pasado. Lo que sí está claro es que es un cambio significativo que espero que sirva para llamar la atención de lo que estamos maltratando al planeta. Ese cambio de era, el Antropoceno, lo que implica es que se ha producido un fenómeno global que afecta a toda la biosfera y que ha sido, sobre todo, por culpa del hombre. Nunca se había dado una aceleración similar.
    • Comentarios de la Web
    • Comentarios de Facebook

    0 comentarios:

    Publicar un comentario en la entrada

    Item Reviewed: Juan Luis Arsuaga: "Hace medio millón de años se comenzó a pensar en la muerte" Rating: 5 Reviewed By: Historia y Arqueología
    TOP