728x90 AdSpace

  • Actualidad

    viernes, 29 de septiembre de 2017

    El enterramiento en tumba o cueva implicaba grandes diferencias sociales en el Neolítico

    Fosa megalítica (Chabola de la Hechicera) y en el fondo, la cordillera de Cantabria, donde se ubican las cuevas incluidas en el estudio / Teresa Fernández Crespo (UPV/EHU)

    Un análisis isotópico de restos hallados en tumbas y cuevas megalíticas de España apunta a que existían grandes diferencias en la forma de vida de las personas enterradas en cuevas o fosas monumentales durante el Neolítico, según un estudio publicado en la revista PLOS ONE por Teresa Fernández Crespo (derecha y Rick Schulting izquierda), de las universidades del País Vasco y Oxford (Reino Unido).

    Además, el trabajo ofrece nuevas perspectivas sobre la relación entre estos enterramientos y el estilo de vida, la dieta, la subsistencia y la aparición de la desigualdad socioeconómica en este periodo en Europa Occidental.

    "Utilizando análisis de isótopos estables de carbono y nitrógeno de restos humanos y animales, nuestra investigación ha identificado distinciones significativas entre las personas enterradas en cuevas y tumbas megalíticas del Neolítico Tardío en el centro-norte de España", dice Fernández Crespo, autora principal del estudio. "Esto implica que, a pesar de vivir en estrecha proximidad, estas comunidades tenían vidas distintas que implicaban una división del paisaje", añade.
    Investigaciones anteriores sobre las prácticas funerarias del Neolítico en Europa Occidental habían revelado variaciones en la ubicación y el tratamiento de los entierros, pero su significado era difícil de interpretar.

    Para estudiar más a fondo las implicaciones de las diferentes prácticas de enterramiento dentro de una misma ubicación y período de tiempo, los autores analizaron las mediciones de isótopos de carbono y nitrógeno de colágeno óseo de 166 individuos. Lo llevaron a cabo en una serie de monumentos mortuorios y cuevas estrechamente contemporáneas del Neolítico Tardío (3.500 a 2.900 a.C.), situados de forma muy próxima en el centro-norte de España, como la Chabola de la Hechicera del País Vasco.

    El análisis isotópico de estas fosas y cuevas megalíticas sugiere una dieta en su mayoría constituida por trigo y cebada, así como el consumo de una cantidad sustancial de proteínas de ganado vacuno y ovino. Además, el trabajo apunta diferencias muy significativas de isótopos de carbono entre personas enterradas en los dos tipos de yacimientos funerarios.

    “Estas divergencias parecen estar correlacionadas con la elevación del terreno, temperatura y precipitación, lo que implica que el uso de la tierra se repartía a una escala sorprendentemente local”, señala el trabajo.

    Mapa de la región de Rioja Alavesa donde se muestra la ubicación de los sitios de enterramento estudiados.

    ¿Diferentes clases sociales o distintos modos de vida?

    Los autores proponen dos posibles explicaciones. La primera es que esta división de la tierra podría indicar diferentes clases socioeconómicas dentro de una misma comunidad. Las clases inferiores estarían enterradas en cuevas con acceso restringido a los recursos agrícolas. Los individuos de mayor rango en la comunidad serían enterrados en fosas monumentales cuya construcción implica una considerable inversión de mano de obra.

    Alternativamente, también consideran la posibilidad de que esta división del paisaje pueda involucrar a diferentes poblaciones, con prácticas funerarias distintas y con economías de subsistencia que divergían en algún aspecto.

    Futuras investigaciones sobre la dentina –tejido intermedio blando– y el esmalte irán enfocadas a identificar la edad en la que aparecieron las diferencias isotópicas y los diferentes patrones de movilidad y uso del paisaje en esta área.

    Fuente: SINC | 27 de septiembre de 2017
    • Comentarios de la Web
    • Comentarios de Facebook

    1 comentarios:

    1. Lo que sabemos de la vida campesina y agraria de la edad media esta, si no hay cuerpos militarizados nobiliarios presentes, desarrollan sistemas de ayuda mutua y comunalidad. En la prehistoria podemos ver comunidades agricolas junto con grupos militarizados, recolectores junto a sedentarios. Cada grupo tiene sus fromas propias de organizacion.
      La mas pacifica y comunalista es al campesina sin duda, y por mor de su forma de vida la ayuda mutua desarrolla dichos valores comunales.

      ResponderEliminar

    Item Reviewed: El enterramiento en tumba o cueva implicaba grandes diferencias sociales en el Neolítico Rating: 5 Reviewed By: Crónica Nacional
    TOP