728x90 AdSpace

  • Actualidad

    viernes, 8 de diciembre de 2017

    Revisando la historia de la dispersión de los humanos modernos en Eurasia

    Mapa de sitios y rutas migratorias que se han asociado con humanos modernos que se dispersaron por Asia durante el Pleistoceno tardío. © Bae et al. 2017. Sobre el origen de los humanos modernos: perspectivas asiáticas. Ciencia. Imagen de: Katerina Douka y Michelle O'Reilly

    Una revisión de investigaciones recientes sobre las dispersiones de los primeros humanos modernos de África a Asia por investigadores del Instituto Max Planck para la Ciencia de la Historia Humana y la Universidad de Hawai'i en Manoa confirma que la visión tradicional de una única dispersión de humanos anatómicamente modernos fuera de África hace unos 60.000 años ya no se puede ver como una historia completa. El análisis, publicado en la revista Science, repasa la gran cantidad de nuevos descubrimientos que se han realizado en Asia durante la última década, los cuales fueron posibles gracias a los avances tecnológicos y a colaboraciones interdisciplinarias, y muestran que el Homo sapiens llegó a partes distantes del continente asiático, así como también cerca de Oceanía, mucho antes de lo que se pensaba. Además, la evidencia de que los humanos modernos se mezclaron con otros homínidos ya presentes en Asia, como los neandertales y los denisovanos, complica la historia evolutiva de nuestra especie.

    Nuevo modelo: múltiples dispersiones de humanos modernos fuera de África, comenzaron hace 120.000 años

    Los autores reunieron los hallazgos de múltiples estudios recientes para refinar la imagen de las dispersiones humanas fuera de África y hacia Asia. Mientras que los científicos alguna vez pensaron que los humanos dejaron África en una sola ola de migración hace unos 60.000 años, estudios recientes han identificado fósiles humanos modernos en lugares lejanos de Asia que son potencialmente mucho más antiguos. Por ejemplo, restos de Homo sapiens se han encontrado en múltiples sitios del sur y centro de China que datan de hace entre 70.000 y 120.000 años. Hallazgos adicionales indican que los humanos modernos llegaron al sudeste de Asia y Australia antes de hace 60.000 años.

    Sin embargo, otros estudios recientes confirman que todas las poblaciones no africanas actuales se separaron de una sola población ancestral en África hace aproximadamente 60.000 años. Esto podría indicar que hubo dispersiones múltiples y más pequeñas de humanos fuera de África desde hace 120.000 años, seguidos de una gran dispersión hace 60.000 años. Si bien la dispersión reciente contribuyó con la mayor parte de la composición genética de los no africanos actuales, las dispersiones anteriores aún son evidentes.

    "Las dispersiones iniciales fuera de África antes de hace 60,000 años eran probables por pequeños grupos de recolectores, y al menos algunas de estas dispersiones iniciales dejaron rastros genéticos de bajo nivel en las poblaciones humanas modernas. Más tarde, un evento importante "fuera de África" ​​probablemente ocurrió hace unos 60,000 años o más tarde", explica Michael Petraglia (izquierda), del Instituto Max Planck para la Ciencia de la Historia Humana.

    Múltiples eventos de cruzamiento

    Investigaciones genéticas recientes han resuelto la cuestión de si los humanos modernos se cruzaron o no con otros homínidos antiguos. Definitivamente lo hicieron. Los humanos modernos se mezclaron no solo con los neandertales, sino también con nuestros parientes recientemente descubiertos, los denisovanos, así como con una población no identificada actualmente de homínidos premodernos. Una estimación es que todos los no-africanos actuales tienen un 1-4% de herencia neandertal, mientras que otro grupo ha estimado que los melanesios modernos tienen un promedio del 5% del patrimonio denisovano. En total, ahora está claro que los humanos modernos, los neandertales, los denisovanos y quizás otros grupos de hominidos, probablemente se superpusieron en el tiempo y el espacio en Asia, y ciertamente tuvieron muchos ejemplos de interacción.

    La creciente evidencia de interacciones sugiere que la difusión de la cultura material también es más complicada de lo que se pensaba anteriormente. "De hecho, lo que estamos viendo en el registro del comportamiento es que la propagación de los llamados comportamientos humanos modernos no se produjo en un simple proceso de transgresión temporal de oeste a este. Por el contrario, la variación ecológica debe considerarse en concierto con la variación de comportamiento entre las diferentes poblaciones de homínidos presentes en Asia durante el Pleistoceno tardío", explica Christopher Bae (derecha), de la Universidad de Hawai'i en Manoa.

    A la luz de estos nuevos descubrimientos, nuestra comprensión de los movimientos humanos en todo el Viejo Mundo se ha vuelto mucho más compleja, y aún quedan muchas preguntas por hacer. Los autores abogan por el desarrollo de modelos más complicados de dispersión humana y por llevar a cabo nuevas investigaciones en muchas áreas de Asia donde hasta ahora no se ha realizado ninguna. Además, será importante revisar los materiales recopilados antes del desarrollo de los métodos analíticos modernos, para ver qué más se puede aprender de ellos.

    "Afortunadamente ha habido un número cada vez mayor de programas de investigación multidisciplinarios promovidos en Asia en las últimas décadas. La información que se proporciona está ayudando a llenar los vacíos en los registros evolutivos", afirma Katerina Douka (izquierda), también del Instituto Max Planck.
    "Es un momento emocionante para participar en proyectos de investigación interdisciplinares en toda Asia", agrega Bae.

    Fuente: Max Planck Institute | 7 de diciembre de 2017
    • Comentarios de la Web
    • Comentarios de Facebook

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

    Item Reviewed: Revisando la historia de la dispersión de los humanos modernos en Eurasia Rating: 5 Reviewed By: La Crónica Nacional
    TOP