728x90 AdSpace

  • Actualidad

    viernes, 23 de diciembre de 2011

    Ninguna tecnología puede explicar el Misterio de la Sábana Santa de Turín

    La Agencia Nacional para las Nuevas Tecnologías, la Energía y el Desarrollo Económico Sostenible italiana (ENEA) ha realizado un estudio durante los últimos cinco años para intentar reproducir la Sábana Santa, que se encuentra custodiada en Turín.

    Los científicos han corroborado en su intento por realizar una copia que no se trata de una falsificación, como aseguran algunos, sino que el sudario es real.

    Los investigadores sólo consiguieron imitar el efecto de la tela, aplicando en el lino láseres ultra violeta de alta intensidad y abrasando el material. Comprobaron que presenta unas características físicas y químicas tan peculiares que actualmente hacen imposible obtener en el laboratorio una coloración idéntica en todos sus componentes. Por lo tanto, se deshecha la teoría de que un falsificador medieval fue el autor de la reliquia.

    Los resultados del informe de ENEA indican que “esta incapacidad de repetir (y por lo tanto de falsificar) la imagen de la Sábana Santa impide formular una hipótesis fehaciente respecto al mecanismo de formación de la impresión. De hecho, al día de hoy la ciencia todavía no está en condiciones de explicar de qué modo se ha formado la imagen corpórea en el Santo Sudario. Los científicos se lamentan de la imposibilidad de realizar mediciones directas en la tela de la Sábana Santa y en parte podría ser una justificación. De hecho, el último análisis experimental in situ de las propiedades físicas y químicas de la imagen corpórea del Sudario fue efectuado en 1978 por un grupo de 31 científicos en nombre de la Shroud of Turin Research Project, Inc. (STURP)”.

    “Los científicos han usado instrumentos de vanguardia, puestos a su disposición por diversas casas productoras, cuyo valor comercial alcanza los dos millones y medio de dólares. Han efectuado numerosas mediciones no destructivas de espectroscopia infrarroja, visible y ultravioleta, de fluorescencia de rayos X, de termografía y pirólisis, de espectrometría de masa, de análisis micro Raman, fotografía en transmisión, microsocopía, extracción de fibrillas y test microquímicos", continúan las conclusiones del estudio.

    “Las implicaciones son... que la imagen se formó por una explosión de energía ultravioleta tan intensa, que sólo puede ser sobrenatural. No creo que se haya hecho nada igual”, asegura a The Independent Luigi Garlaschelli, profesor de química en la Universidad de Pavía.
    El Dr. Paolo Di Lazzaro, investigador principal, asegura que “si sus resultados van a suscitar algún tipo de debate filosófico o teológico, es cuestión de los expertos y de la conciencia de cada persona”.

    Vía: www.elconfidencial.com

    MÁS INFORMACIÓN:

    “La Sábana Santa es auténtica”, aseguran científicos italianos El tono exacto, la textura y la profundidad de las huellas en la tela sólo se podrían producir con la ayuda de rayos láser ultravioleta, una tecnología que claramente no estaba disponible en la época medieval.
    Científicos italianos, han realizado una serie de experimentos avanzados que, según ellos, muestran que las marcas de la Sábana Santa o Sudario de Turín, supuestamente dejados por el cuerpo de Cristo, no podría haber sido falsificada con la tecnología que estaba disponible en aquella época medieval, el diario The Telegraph de Inglaterra.

    La investigación será un regalo de Navidad para los creyentes del sudario, sin embargo, los escépticos han planteado que desde hace mucho el sudario es una falsificación medieval, y las pruebas de radiocarbono realizadas por laboratorios de Oxford, Zúrich y Arizona en 1988 parecían respaldar la teoría y que datan entre 1260 a 1390.

    Sin embargo, esas pruebas fueron a su vez disputadas sobre las bases que estaban sesgadas por la contaminación por fibras de tela que se utiliza para reparar la reliquia cuando fue dañado por un incendio en la Edad Media.

    El nuevo estudio es la última pieza fascinante de un rompecabezas que ha desconcertado a los científicos durante siglos y ha generado toda una industria de investigación, libros y documentales.
    “La imagen doble (frontal y posterior) de un hombre flagelado y crucificado, apenas visible en la tela de lino de la Sábana Santa de Turín, tiene muchas características físicas y químicas que son tan particulares que las manchas … es imposible de obtener en un laboratorio”, han concluido los expertos de la Agencia Nacional para las Nuevas Tecnologías, la Energía y el Desarrollo Económico Sostenible italiana (ENEA).

    Los científicos identificaron los procesos físicos y químicos capaces de generar un color similar a la imagen de la Sábana Santa”. Llegaron a la conclusión de que el tono exacto, la textura y la profundidad de las huellas en la tela sólo se podrían producir con la ayuda de rayos láser ultravioleta, una tecnología que claramente no estaba disponible en la época medieval.

    Así que llegaron a la conclusión de que la imagen icónica del hombre de la barba, debe haber sido creado por “alguna forma de energía electromagnética (como un destello de luz en la longitud de onda corta)”.

    A pesar de que no llegó a ofrecer una explicación no-científica sobre ese fenómeno, sus resultados serán adoptados por aquellos que creen que las marcas de la Sábana Santa fueron creadas milagrosamente en el momento de la resurrección de Cristo.

    “No estamos al final, estamos componiendo las fascinantes piezas de un rompecabezas científico y complejo”, escribió el equipo en su informe.

    El profesor Paolo Di Lazzaro, jefe del equipo, dijo: “Esperamos que nuestros resultados pueden abrir un debate filosófico y teológico, pero vamos a salir de las conclusiones de los expertos, y en última instancia a la conciencia de los individuos”.

    La conclusión es que las marcas no fueron hechas por pinturas, pigmentos o tintes y que la imagen no era “el producto de un artista”, pero al mismo tiempo no pudieron ser explicados por la ciencia moderna.

    “No hay métodos químicos o físicos conocidos que pueden dar cuenta de la totalidad de la imagen, ni ninguna combinación de circunstancias físicas, químicas, biológicas o médicas para explicar la imagen adecuada”.

    El equipo de EE.UU. que ayuda esta investigación que incluía a físicos nucleares, químicos térmicos, biofísicos y patólogos forenses – concluyó: “La imagen es un misterio.” Uno de los mayores objetos de veneración del cristianismo, la cubierta parece mostrar la huella de un hombre con el pelo largo y barba, cuyo cuerpo tiene heridas consistentes de haber sido crucificado.

    Nuevo estudio científico afirma que Santo Sudario de Turín no es una falsificación
    Expertos italianos concluyeron que es imposible reproducir la imagen del manto con la actual tecnología.

    por Patricio Lazcano
    www.latercera.com

    En 1978, un grupo de 31 científicos aglutinados en el proyecto STuRP, siglas en inglés del Proyecto de Investigación del Santo Sudario, realizaron exhaustivas pruebas al manto que la fe cristiana asegura estampó la figura de Jesús luego de ser cubierto con él tras su crucifixión.

    El equipo concluyó que la imagen en la tela es el cuerpo de un hombre flagelado y no una recreación artística, y certificaron la presencia de sangre. Por primera vez, la ciencia respaldaba la autenticidad del Manto Sagrado.

    Sin embargo, otro proyecto de 1988 dio resultados diametralmente opuestos. Sometido a radiocarbono, la U. de Oxford (Gran Bretaña), la U. de Arizona (EE.UU.) y el Instituto de Tecnología de Suiza concluyeron que el lino era de la Edad Media. La tela era ahora, según la ciencia, una falsificación.

    Pero esta vez la ciencia vuelve a apoyar a la tradición católica: la tela es la reproducción de un cuerpo estampado en el lino por una fuente lumínica imposible de reproducir por la ciencia humana. Así lo concluyó la Agencia Nacional para las Nuevas Tecnologías, la Energía y el Desarrollo Económico Sostenible (Enea), en Italia, que realizó un estudio de cinco años para reproducir artificialmente la imagen en la Sábana Santa.

    Los expertos intentaron replicar la impresión del Sudario usando rayos láser ultravioleta de alta intensidad, pero sólo consiguieron una mediocre réplica.

    "Los resultados muestran que una ráfaga corta e intensa de la radiación UV dio color a la sábana y reprodujo las características peculiares de la imagen corporal en el sudario de Turín", dijeron los científicos en su informe, añadiendo que no existe ningún aparato capaz de generar una radiación de tal potencia.

    "La imagen debe, por tanto, haber sido creada por algún tipo de energía electromagnética (como un destello de luz en longitudes de onda corta)", añade el documento dado a conocer la semana pasada, desechando la teoría de una falsificación medieval.

    Procesos verificables
    Para Paolo di Lazzaro, quien dirigió el estudio, "cuando uno habla de un destello de luz capaz de dar color a una pieza de lino en la misma forma que el sudario, la discusión inevitablemente cae en el terreno de los milagros", dijo citado en el diario Daily Mail.
    "Pero como científicos, sólo estábamos preocupados de los procesos científicos verificables. Nuestros resultados ahora abrirán un debate filosófico y teológico".

    Los resultados del informe de Enea indican, además, que "el Sudario se remonta al siglo I, es decir, no es medieval. También hemos comprobado la total ausencia de pigmento, o sea, es posible decir que no fue hecho por la mano del hombre. Todos los fragmentos que hemos hallado son de origen orgánico", dice el documento, que incluso habla de "sangre".
    La comisión de investigación resumió en su informe final que "en la Biblia está escrito que Jesucristo estuvo en el Sudario 40 horas. La investigación puso de manifiesto que el cuerpo estuvo en el tejido exactamente 40 horas. Es posible decir que el Sudario es auténtico en un 95%".

    Los científicos italianos también declararon que no se conformarán con los resultados obtenidos y continuarán su investigación y los experimentos para obtener más precisiones del origen de la tela.

    Controversial tela

    El Sudario de Turín es una tela de lino de 436 cm de largo por 113 cm de ancho, que se encuentra en la Catedral de San Juan Bautista, en Turín , Italia. También conocida como la Sábana Santa o Santo Sudario, la tela muestra la imagen de un hombre con heridas propias de una crucifixión.

    NOTICIA RELACIONADA:


    Encuentran acta de defunción de Jesucristo en Santo Sudario de Turín
    La historiadora e investigadora del Archivo Secreto Vaticano, Barbara Frale, dio a conocer un estudio en el cual afirma haber descubierto inscripciones en la Sábana Santa de Turín, correspondientes al “acta de defunción” de Jesucristo.

    Según la investigadora, en la sábana hay rastros de frases escritas en griego, arameo y latín, que se refieren a la muerte de un personaje llamado Jesús Nazareno.

    Pero eso no es todo. El descubrimiento, realizado a través de un análisis informático de fotografías, que Frale le realizó al sudario, reveló, además, la fecha de la muerte, el motivo de la condena y la fecha en la que se podía entregar el cuerpo a la familia.

    En una entrevista, concedida al diario La Nación, la historiadora explicó que la hora novena era la hora en la que termina el día para los hebreos, mientras que el año 16 de Tiberio corresponde al año 30 d.C.

    “(I)esou(s) Nnazarennos (o)pse kia(tho) in nece(m) pz(o). Traducción: “Jesús Nazareno depuesto a la hora novena. Condenado a muerte en el año 16 de Tiberius”.

    Según dijo, estas palabras fueron escritas en un papiro con el objetivo de identificar el cadáver, ya que en aquella época el primer año los restos tenían que permanecer en la fosa común y después, los familiares podían pedir el cuerpo para ser enterrado en el sepulcro familiar.

    Para la investigadora, las letras permanecieron varios siglos sobre el manto y esto explicaría el motivo por el cual se llegaron a calcar suavemente en la sábana de lino. Ya en 1978 un grupo de expertos descubrieron palabras en la sábana, pero no lograron descifrarlas.

    Tras las declaraciones de Barbara Frale, otros científicos y estudiosos de la Sábana Santa han puesto mencionado que las pruebas son falsas.
    El sitio theage.com.au, publica que Antonio Lombatti, un historiador de la Iglesia que ha escrito libros sobre la Sábana Santa, rechazó esta información y las calificó como producto de la imaginación: “La gente trabaja con fotos granulosas y creo que ve cosas”… “Todo es el resultado de la imaginación y software de computadora”.

    Además Lombatti, mencionó que las víctimas de la pena más cruel utilizada por los romanos, por lo general se dejaban en la cruz o eran echadas en un tiradero para añadir un efecto disuasorio a la ejecución, lo cual echa a bajo la teoría de Frale, en la que menciona que eran puestos en la fosa común y después de 12 entregados a sus familiares… “el mensaje era que ni siquiera tendrían una tumba para llorar”, explicó.

    Fuente: http://de10.com.mx

    VIDEO:
    • Comentarios de la Web
    • Comentarios de Facebook

    0 comentarios:

    Publicar un comentario en la entrada

    Item Reviewed: Ninguna tecnología puede explicar el Misterio de la Sábana Santa de Turín Rating: 5 Reviewed By: Historia y Arqueología
    TOP