728x90 AdSpace

  • Actualidad

    domingo, 15 de enero de 2017

    En la Cova Eirós (Lugo) 'vivió' la transición de los neandertales al hombre moderno

    El conselleiro de Cultura y Educación de la Xunta de Galicia, Román Rodríguez (c); la directora de Patrimonio de la Xunta, Maria del Carmen Martínez (2d); el decano del Facultad de Geografía e Historia de la USC, Francisco R. Durán (d) y los arqueólogos Román Fábregas (2i) y Arturo de Lombera (i), han presentado en Santiago los resultados de trabajo de investigación de la cueva de Eirós en (Triacastela-Lugo) - FOTO: EFE/Xoán Rey

    El equipo de investigadores responsable de las intervenciones en el yacimiento paeolítico de Cova Eirós, en el Ayuntamiento de Triacastela (Lugo), ha hecho balance este pasado viernes de los trabajos del bienio 2015-2016 para informar de que, según las dataciones más recientes, "muy posiblemente en este espacio habitaron los últimos neandertales en la parte Norte de la Península Ibérica".

    Así lo ha expuesto el catedrático y director científico del proyecto --que encabeza el Grupo de Estudos para Prehistoria do Noroeste de la USC--, Ramón Fábregas Valcarce (izquierda), quien ha destacado las "características singulares que presenta esta cueva, ya que es uno de los 20 yacimientos peninsulares en donde coexistieron los neandertales con los 'Homo sapiens', que entraron en la Península por los Pirineos y fueron avanzando hacia el Sur".

    Entre otras singularidades que muestran el gran interés de este yacimiento en el que hubo osos de las cavernas se encuentran aspectos geológicos, paleontológicos y paleoambientales. A modo de ejemplo, se han encontrado restos de "una de las pocas hogueras que se conocen en el Paleolítico medio".
    Las últimas excavaciones datan entre 39.000 y 41.000 años --en un principio se creía que podían alcanzar casi los 100.000 años, que ahora se rebajan-- las primeras presencias de comunidades prehistóricas. Comienzan con los últimos grupos de neandertales, a los que siguen los grupos de cazadores del Paleolítico superior, los primeros agricultores del Neolítico e incluso hay registros de actividad hasta la Edad Media, con cerámica del siglo XI, en donde hubo "una ocupación intensa".
    Actualmente, la excavación se encuentran en el nivel 3, fechado en el Paleolítico medio, con la recuperación de más de 10.000 registros y piezas en la cavidad, mientras analizan herramientas, modos de vida y condiciones climáticas.

    EL ADORNO MÁS ANTIGUO DE GALICIA

    Un aspecto muy interesante de Cova Eirós es que cuenta con manifestaciones de arte rupestre marcada por el "simbolismo". En concreto, se ha encontrado "el objeto de adorno más antiguo de Galicia" (derecha), se trata de un colgante hecho con el diente de un zorro de 26.000 años de antigüedad.
    A esto se une, el arte parietal encontrado, de los últimos momentos del Paleolítico superior, con murales de hace más de 10.000 años de antigüedad.

    En esta presentación también han participado el codirector del proyecto, Arturo de Lombera (izquierda); el decano de la Facultade de Xeografía e Historia, Francisco Durán, y la directora xeral de Patrimonio Cultural, María del Carmen Martínez Ínsua.

    TRABAJO FUTURO

    Aunque no fue hasta los años ochenta del pasado siglo cuando se halló el yacimiento, el año 2008 figura como clave al iniciarse las excavaciones, y, desde entonces, se ha avanzado en unos trabajos que continuará en próximos años --en colaboración con el Institut Català de Paleoecologia Humana i Evolució Social (IPHES).
    De tal forma, Ramón Fábregas ha subrayado que los trabajos futuros pasan, por una parte, por una documentación exhaustiva del arte parietal, de difícil conservación, para lo cual se trabaja con especialistas --con nuevas técnicas como la fotogrametría--, de cara a medidas de mantenimiento de unos murales de más de 10.000 años.

    Por otro lado, "se seguirá trabajando en la secuencia del yacimiento, pues está extraordinariamente bien documentado el momento clave de transición entre los neandertales y el hombre moderno". Este extremo permitirá conocer las "causas" de su desaparición, si se debió a un recrudecimiento del clima o a la competencia de los Homo sapiens llegados a la región.

    De hecho, según ha explicado Fábregas todavía hay pendiente más de metro y medio de relleno pendiente de excavar. A esto se une el análisis de una de las mejores colecciones de cerámicas medievales contextualizadas. Todo ello, en un yacimiento del área oriental de Galicia, una zona mucho menos estudiada que el resto de la Comunidad.

    LA XUNTA GARANTIZA LA PROTECCIÓN

    Una de las cuestiones que ha marcado a este yacimiento son las denuncias del impacto que puede suponer para Cova Eirós la proximidad de los trabajos de Cementos Cosmos.
    Durante esta rueda de prensa en Santiago, el conselleiro de Cultura, Román Rodríguez, ha apuntado que "en ocasiones se ha dicho que la Cova Eirós ha estado desprotegida, una visión que considera no errónea, pero no cierta del todo".

    Al respecto, señala que como "todo yacimiento es BIC (Bien de Interés Cultural) por definición", por lo que "Galicia siempre tuvo este bien protegido", al tiempo que ha garantizado su protección y ha señalado que se avanza en su delimitación.

    Los arqueólogos, durante la campaña desarrollada en 2016. AEP

    "Estamos trabajando en la delimitación de su ámbito territorial para acotar el espacio que merece ser conservado y que posibilita que haya una cohabitación con otros usos en este entorno", ha explicado el conselleiro.

    "Debemos ser capaces de compatibilizar, partiendo del respeto y todo lo que tiene que ver con la conservación del bien, con los diferentes usos que se puedan dar aquí", ha agregado.
    En su toma de la palabra, el conselleiro ha definido a Cova Eirós como un "libro abierto de los primeros vestigios de vida humana en Galicia", de gran riqueza ya que ha estado tremendamente ocupado a lo largo del tiempo.

    Finalmente, ha recordado que para las dos últimas campañas arqueológicas la Xunta ha aportado un total de 50.000 euros, mientras ha avanzado que próximamente se firmará un nuevo convenio para futuros trabajos con una aportación similar.

    Fuente: elcorreogallego.es | 13 de enero de 2017
    • Comentarios de la Web
    • Comentarios de Facebook

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

    Item Reviewed: En la Cova Eirós (Lugo) 'vivió' la transición de los neandertales al hombre moderno Rating: 5 Reviewed By: Historia y Arqueología
    TOP