El origen ibérico de los cartagineses, los enemigos de Roma

El hombre de Birsa, recontruido por expertos a partir de un esqueleto - Wikimedia Commons

En 1994 unos jardineros estaban plantando árboles en el monte Birsa (Túnez), muy cerca del lugar donde se levantó Cartago y una imponente ciudadela del Imperio Cartaginés. Sin quererlo, dieron con un sarcófago dejado allí por los antiguos pobladores, siglos antes de que en el año 146 a. C., el romano Escipión el Africano arrasara la ciudad y acabara con la Tercera Guerra Púnica.

Este pequeño accidente llevó a un importante descubrimiento. En el interior del sarcófago encontraron un esqueleto (izquierda) de más de 2.500 años de antigüedad que perteneció a un joven cartaginés. Se le llamó «El joven de Birsa» o «Ariche» (que significa «el hombre deseado», por la voluntad de las autoridades tunecinas de tenerlo en su territorio) y se comenzó a estudiar sus restos. Gracias a esto, los expertos reconstruyeron sus facciones y le dieron un rostro. Años después de que ocurriera todo esto, un estudio publicado en PLOS ONE este miércoles ha concluído que aquel cartaginés tenía raíces europeas, y que probablemente sus antepasados vivieron en la Península Ibérica.

El hallazgo se ha producido después de secuenciar (leer) el ADN mitocondrial, un material genético que está presente en las mitocondrias, las fábricas de energía de las células, y que se hereda exclusivamente de las madres. Este análisis ha permitido revelar que «Ariche» perteneció a una «rara familia» europea. Se trata del haplogrupo U5b2cl, un conjunto de individuos que comparten una serie de rasgos genéticos y un ancestro común a todos ellos.

«Se cree que U5b2cl es uno de los haplogrupos más antiguos de Europa y que está asociado a poblaciones de cazadores-recolectores. Es bastante raro en las poblaciones actuales, y apenas aparece en Europa en el uno por ciento de la población», ha explicado Lisa Matisoo-Smith (derecha), investigadora en el Departamento de Anatomía de la Universidad de Otago y primera autora del estudio. Esto indica, en su opinión, «que las ciudades cartaginesas eran bastante cosmopolitas».

La odisea de los genes «primitivos»

La historia de U5b2cl es compleja y convulsa. En anteriores investigaciones se comprobó que estos genes «primitivos» quedaron relegados a algunos refugios. Por ejemplo, Matisoo-Smith ha recordado en el artículo que en anteriores investigaciones se ha informado de la presencia de U5b2c1 en poblaciones de cazadores recolectores hallados en el yacimiento de La Braña, en León, y en otras zonas del noreste de Europa.

Pero en realidad, U5b2cl estuvo a punto de desaparecer: «Una oleada de granjeros del Próximo Oriente reemplazó a los cazadores-recolectores, aunque algunos de sus linajes pudieron persistir más tiempo», ha explicado Matisoo-Smith. En opinión de esta investigadora, fueron las rutas comerciales las que permitieron que «estos genes fueran trasladados desde la Península Ibérica y algunas islas, hasta el crisol de Cartago, en el Norte de África».

¿Fue esta la historia del joven fenicio? Podría ser. Se sabe que los fenicios proceden de la zona del actual Líbano y que su influencia se expandió como la pólvora gracias al comercio en el Mediterráneo. Así es como comenzaron a fundar asentamientos y puestos comerciales que luego se convertirían en ciudades como Cádiz, Cartagena, Barcelona o la propia Cartago, en el actual Túnez, conectadas con las importantes ciudades de Tiro o Sidón.

Gracias a esto, la cultura fenicia y el comercio tuvieron un fuerte impacto en la civilización occidental. Por ejemplo, tal como ha recorado la autora del estudio, fueron ellos los que introdujeron el primer alfabeto.

Parte del alfabeto fenicio- LUCA/WIKIPEDIA

«Sin embargo, aún sabemos muy poco sobre los fenicios, excepto por las referencias de romanos y griegos. Esperamos que nuestros resultados y otras investigaciones aclaren los orígenes y el impacto de los fenicios y de su cultura», ha concluido la investigadora. Por ello, los científicos tratarán de buscar este material genético mitocondrial en otros asentamientos fenicios, y al final «recrar la mobilidad humana en el pasado para entender las variaciones que vemos hoy en día», ha dicho la científica. Y además, hacer estos análisis con el ADN nuclear, que puede proporcionar mucha más información.

La historia de los navegantes

De momento, al menos sí se sabe algo acerca del «Joven de Birsa». Gracias al trabajo de expertos en reconstrucción dermoplástica, se puede intuir qué aspecto tenía. Gracias a un estudio antropológico, se concluyó que aquel hombre medía 1,70 metros, que era bastante robusto y que frisaba los 19 o 24 años. Estaba enterrado junto a dos ánforas, una lámpara y una caja de marfil cargada de ricos amuletos y ofrendas de comida, por lo que se cree que formaba parte de las élites de Cartago.
Los fenicios suelen ser reconocidos como una de las más grandes civilizaciones del mediterráneo. Descendían de los cananeos, habitantes de las costas del Mediteráneo, y fueron los creadores del primer alfabeto. Documentaban su historia en papiros, pero el tiempo los desintegró y las guerras y conquistas en sus ciudades principales, como Tiro, Sidón o Biblos, hoy en Siria y Líbano, dificultaron que fueran exploradas en profundidad por los científicos.

Conocidos por sus capacidad para viajar, comerciar y construir barcos, se ganaron su nombre de los griegos por ser los únicos capaces de acceder al tinte púrpura en el Mediterráneo. Sea como sea, sus viajes les llevaron desde Líbano hasta España y Marruecos, y algunos han sugerido que incluso circunnavegaron Africa o que llegaron al sur de Gran Bretaña. Por todo eso, su herencia parece estar profundamente sumergida en las raíces de Europa.

Fuente: ABC.es | 25 de mayo de 2016

El topónimo romano de Jerez se aclara a partir del hallazgo de unas monedas

Francisco Jordi Páez, mostrando dos de las monedas 'Cerit' del siglo I y II a.C. mejor conservadas.

Francisco Jordi Páez es un jerezano de 23 años estudiante de Derecho y amante de la historiografía local desde que era un niño. Lleva varios meses sumergido en la investigación de la procedencia de unas monedas 'Cerit' datadas del siglo I y II a.C que halló en las colecciones privadas de varios aficionados a la numismática. El buen estado de conservación de varios de los ejemplares le ha permitido estudiar con detenimiento cada uno de los detalles vinculados a estas monedas, lo que le ha llevado a detectar pistas que clarifican la ubicación de la casa que acuñaba estos ejemplares durante el Imperio Romano, así como a descubrir uno de los pasos de la evolución del topónimo de nuestra ciudad. Todos los entresijos de su labor investigadora saldrán publicados próximamente en un estudio monográfico titulado 'Tras las pistas de Cerit a través de sus monedas' y editado por Peripecias Libros.

"Hay constancia de muy pocas monedas 'Cerit'. Se conserva una en el Museo Arqueológico de Jerez, otra en el Museo de Villamartín y una en la Real Academia de la Historia de Madrid. Los historiadores Eugenio José Vega y Francisco Antonio Romero García documentaron el hallazgo de una moneda en un cortijo de Nueva Jarilla, y según Sáez Bolaños y Blanco Viñero hay otras tres en los cuerpos numismáticos. Yo por ahora he podido localizar 15 de las 22 existentes. Sobre los ejemplares que pueda haber en las colecciones privadas no puede saberse con exactitud", aclara Francisco.
Moneda de Cerit. Anverso y reverso. Museo Arqueológico Jerez.

Durante la entrevista muestra tres de las monedas mejor conservadas de todas las emisiones que ha localizado. Piensa que dos fueron acuñadas durante los siglos II y I a. C., y la otra, al tratarse de una variante, corresponde a una versión posterior datada del siglo I d. C. Todas pertenecen a emisiones de Hispania Ulterior, de la provincia Bética. En el reverso se encuentra inscrito el topónimo 'Cerit' acompañado de dos espigas horizontales, una arriba y otra abajo. En el anverso se aprecia el rostro de la diosa Ceres. "Hay cierta disconformidad sobre si la diosa porta en el pelo espigas o una corona radiada, siendo esto último algo anómalo al no corresponder con el modelo estándar en una deidad femenina. Yo creo que es una trenza de espigas o simplemente espigas, pues es la diosa del trigo y tiene sentido que estos elementos la representen", afirma.

Encontrar estas monedas en varias colecciones privadas le han permitido elaborar un mapa de localización que lo acerca a la ceca que pudo emitir este tipo de ejemplares. "Según mis indagaciones todo indica que se encontraba en la Sierra de Gibalbín", asegura. Francisco basa su hipótesis en la cercanía a este lugar de los diferentes puntos de localización en los que se han hallado las monedas, lo que evidencia que si la moneda circuló por esta zona, debió existir un núcleo urbano administrativo. "Entre todas las monedas Cerit encontradas, tan sólo de 6 de ellas se conoce su procedencia. Una se halló en Mesas de Santiago, otra en Esperillas, otra en Mesas de Asta, dos en la cima de la Sierra de Gibalbín, cerca del cortijo de Mazmorra, y una última en Utrera, la más alejada de Gibalbín", aclara.

Foto: Sierra de Gibalbín desde las marismas de Morabita. A. García Lázaro

El perfecto estado de conservación y el color verde oliváceo de algunas de las monedas le ha llevado a pensar que en realidad no fueron objeto de circulación, sino que se utilizaron para colocarlas sobre difuntos, de ahí el deterioro en el color provocado por la putrefacción del cadáver. Además, la buena preservación ha llevado a Francisco a descartar que las razones filológicas del topónimo urbano latino 'Ceret' o 'Ceri' sean ciertas, postulando que 'Cerit' es realmente el nombre con el que se debió conocer a Jerez en aquel periodo de tiempo.

"La leyenda urbana no sería 'Ceri' ni 'Ceret', sino 'Cerit', puesto que los errores en los trazados de las leyendas eran muy habituales en los talleres del bajo Guadalquivir debido a la falta de pericia de los abridores de cuños. No es por tanto extraño que nos encontremos con monedas cuyos rasgos paliográficos sean anómalos. En la ceca de Carissa, muy cercana, ocurre lo mismo. Además, muchas veces se retocan los cuños debido a su desgaste y esto crea este tipo de alteraciones en el resultado final de la moneda. Es cierto que no existe unanimidad sobre la ceca de Cerit, pero de ahí que los hallazgos sean claves para decantarse por la ubicación. Estas monedas procedentes de las inmediaciones de Gibalbín y sus alrededores se sumarían a otros hallazgos ya conocidos que apoyarían esta propuesta de ubicación. Esto lo han corroborado especialistas en epigrafía latina y numismática", explica Francisco.

Según este amante de la historia, tanto 'Ceret' como 'Ceri' bien podrían ser maneras de representar topónimos mediante abreviaturas, acortando y eliminando consonantes, y provocando que el término sufriera modificaciones con el paso del tiempo. "El étimo está muy claro. De 'Cerit' podría haber derivado a 'Sharish', después a 'Xerez' y por último terminar en 'Jerez', como se nombra hoy", puntualiza.

Jordi asegura que en ningún caso las monedas de estos coleccionistas son falsificaciones - siendo esto un delito contra el patrimonio español- aunque afirma que durante su investigación se topó con varias monedas Cerit que se subastaban por internet y que resultaron no ser auténticas.

"Es una pena que Gibalbín todavía no se haya excavado, no se sabe lo que hay allí, pero el descubrimiento de estas monedas indica que puede haber muchos restos debajo de tierra de gran valor histórico", señala Francisco quien dice sentirse muy agradecido por que estos coleccionistas le hayan permitido estudiar estas monedas, pues "tener cosas las tiene cualquiera, pero pocos son los que dan un paso hacia delante y las promulgan para la comprensión y deleite del público".

Fuente: diariodejerez.es | 1 de mayo de 2016

Viajamos hasta Ciudad Rodrigo (Salamanca)

Vídeo y fotos realizados por Aníbal Clemente e Inma Estévez de Ciudad Rodrigo, mostrando los rincones más interesantes de esta interesante ciudad salmantina.

Ciudad Rodrigo es un municipio y localidad española de la provincia de Salamanca, en la comunidad autónoma de Castilla y León. Se distingue como el núcleo de población más importante del suroeste salmantino y se considera la capital o centro de servicios de la comarca de Ciudad Rodrigo, el partido judicial de Ciudad Rodrigo y la diócesis de Ciudad Rodrigo, tres entidades íntimamente ligadas aunque con una demarcación ligeramente distinta, dentro de la inmensa llanura del Campo Charro. Tiene los títulos de Ciudad Antigua, Noble y Leal.

Su término municipal está formado por las localidades de Águeda del Caudillo, Arrabal de San Sebastián, Bocacara, Ciudad Rodrigo, Ivanrey, Sanjuanejo, Pedro Toro, Valdecarpinteros y el polígono industrial La Viña, ocupa una superficie total de 240,11 km² y según los datos demográficos recogidos en el padrón municipal elaborado por el INE en el año 2014, cuenta con una población de 13209 habitantes.


Colección de Fotos:
































Imágenes en exclusiva de una máquina Enigma en España

Historia y Arqueología obtenido en exclusiva, impresionantes imágenes de una de las máquinas de códigos más famosas de la Segunda Guerra Mundial en España, la máquina ENIGMA. Se han podido tomar imágenes del exterior y del interior del aparato con gran detalle.


La "Enigma", una sofisticada máquina para codificar mensajes que utilizaron los alemanes durante la II Guerra Mundial.

Se trata de una de las once piezas de la II Guerra Mundial, cinco de los nazis y seis de los aliados, una de éstas últimas es la que se encuentra en el museo militar del Regimiento de Transmisiones Nº1 de Zarco del Valle, en El Pardo (Madrid).

La "Enigma" era una máquina de rodillos, ésta concretamente de cuatro, diseñada hacia 1930 para encriptar, desencriptar mensajes y evitar el espionaje comercial.
Quizás sea uno de los aparatos más famosos de la Segunda Guerra Mundial. Una encriptadora que tuvo una gran transcendencia en el devenir de la Guerra, y los frutos conseguidos por los aliados para llegar a descifrarla, ya que fue el origen de los actuales ordenadores.

Según reveló el diario El País en octubre de 2008, el bando sublevado dispuso de al menos veinte máquinas Enigma que le permitieron al general Franco mantener una comunicación secreta y permanente con sus generales. Las diez primeras fueron vendidas por los nazis a los nacionales en noviembre de 1936 cuando el avance franquista se detuvo a las puertas de Madrid. Sin embargo, no se trataba del modelo más avanzado (era el D de la gama comercial) ya que a los alemanes les preocupaba que alguna de ellas pudiera caer en manos de los soviéticos, que apoyaban a los republicanos, o de los servicios secretos británicos desplegados en España. El encargado del adiestramiento de los militares que iban a utilizarla fue el comandante Antonio Sarmiento —miembro del Estado Mayor y jefe de la Oficina de Escuchas y Descifrado del Cuartel General del Generalísimo— quien en un informe redactado en Salamanca en noviembre de 1936 afirmaba: «Para dar una idea del grado de seguridad que se consigue con estas máquinas basta decir que el número de combinaciones posibles de acordar se eleva a la fabulosa cifra de 1.252.962.387.456». A principios de 1937 se compraron diez máquinas más del mismo modelo.

Reportaje fotográfico:








Recuerda seguirnos en nuestras Redes Sociales para que podamos seguir aportando datos a la cultura:

Facebook: www.facebook.com/historiayarqueologia
Twitter: http://twitter.com/redhistoria
Google+: https://plus.google.com/u/0/+historiayarqueologia
Nuestro segundo Canal de Televisión: www.dailymotion.com/historiayarqueologia

Viajamos hasta Monsanto (Portugal)


Un reportaje fotográfico realizado por Aníbal Clemente e Inma Estévez de la bella localidad portuguesa de Monsanto, un lugar lleno de encanto, pero sobre todo de historia y de buena gente.
Monsanto (o Monsanto da Beira) es una freguesía portuguesa de Idanha-a-Nova, con 131,76 km² de área y 829 habitantes en 2011 (eran 1160 en 2001). Densidad: 6,3 hab/km². Fue sede, entre 1174 y mediados del siglo XIX, de un concelho que incluía las freguesías de Monsanto, Aldeia de João Pires, Aldeia do Salvador y Toulões. Tenía, en 1801, 2 139 habitantes.

Es popularmente conocida como "aldea más portuguesa de Portugal".
Aldea histórica de Portugal, Monsanto está construida en piedra granítica.


Monsanto se encuentra en la cuesta de una gran elevación escarpada, llamada Cabeço de Monsanto (Mons Sanctus). Se sitúa al Noreste de Idanha-a-Nova e irrumpe repentinamente del valle. En el punto más alto su pico alcanza los 758 metros. La presencia humana en este lugar data del paleolítico. La arqueología dice que el lugar fue habitado por los romanos, en el piedemonte del monte. También existen vestigios de presencia visigótica y árabe. Los moros serían derrotados por D. Afonso Henriques y, en 1165, el lugar de Monsanto fue donado a la Orden de los Templarios que sobre orientaciones de Gualdim Pais, que mandó construir el Castillo de Monsanto. La Carta de foral fue concedida por primera vez en 1174 por el rey de Portugal y rectificada, sucesivamente, por D. Sancho I (en 1190) y D. Afonso II (en 1217).

Fue D. Sancho I quien repobló y reedificó la fortaleza que, entre tanto, fue destruida en las luchas contra el Reino de León. Serían nuevamente reparadas un siglo más tarde, por los Templarios.


En 1308, el Rey D. Dinis dio Carta de Feira y, en 1510, sería el Rey D. Manuel I quien otorgaría de nuevo la Carta de foral y concedería a la aldea la categoría de villa.

A mediados del siglo XVII, Luis de Haro (ministro de Felipe IV de España), intenta cercar Monsanto, mas sin éxito. Durante la Guerra de Sucesión Española (1700-1715), el Duque Berwik también cerca Monsanto, mas el ejército portugués comandado por el Marqués de Mina derrota al invasor en los difíciles escarpes que se yerguen hasta el Castillo. Monsanto fue sede de concelho en el periodo 1758-1853. Un grave accidente en el siglo XIX destruyó su Castillo medieval, por la explosión del almacén de municiones.

En las últimas décadas, Monsanto se volvió popularmente conocida como "a aldeia mais portuguesa de Portugal" (la aldea más portuguesa de Portugal), exhibiendo el Gallo de Plata, trofeo de autoráa de Abel Pereira da Silva, cuya réplica permanece hasta hoy en la cima de la Torre del Reloj o de San Lucas.

IruñaVeleia no es EL MAYOR ESCÁNDALO ARQUEOLÓGICO DE LA HISTORIA DE ESPAÑA (5)


Posiblemente, a algunos lectores de mis últimos  “post” les parecerá exagerado el título de los mismos.

Por tanto, creo procede explicar porque esto no es así, y a que se debe el continuado bloqueo y el, hasta la fecha, persistente ninguneo de mis demandas ante los tribunales de justicia españoles, siempre tan serviles ante el Poder.

Lo voy a explicar y DOCUMENTAR en pocas líneas:

Con fecha 22 de abril de 2010, el que suscribe recibió el siguiente Buro-Fax, procedente de la Universidad de Burgos:

2010 04 22 Buro-Fax UBU.pdf

Al que se contestó oportunamente con estos otros, pocos días después:

2010 05 13 Buro-Fax Area.pdf

2010 05 13 Buro-Fax Departamento.pdf

2010 05 13 Buro-Fax Rector.pdf

Sí se fijan, en el amenazante Buro-Fax remitido por la Universidad (todavía estoy esperando la denuncia con la que pretendían chantajearme en su mafioso escrito), se incluye la siguiente frase:

“Como medida precautoria, hemos decidido inscribir en el Registro de la Propiedad Intelectual (nº reg, Z-199-10), todos los resultados habidos hasta la fecha con motivo de la investigación llevada a cabo por el equipo de trabajo. Para ello, se ha incluido todo el material generado en forma de textos, fotografías, gráficos, fichas, líneas de trazado, etc.
Cualquier uso o apropiación indebida de indebida de estos datos registrados, será objeto de la oportuna demanda en defensa de nuestros derechos”.

Pues bien, no he conseguido todavía que dicho REGISTRO PÚBLICO me remita los presuntos magníficos descubrimientos realizados por el Sr. Moreno Gallo en el marco del proyecto en que colaboré con dicho lumbreras que se me pretendía prohibir divulgar. El último intento, realizado a través de un abogado de oficio con fecha 4 de noviembre de 2014, aquí:

 2014 11 04 Solicitud al Registro Propiedad Intelectual Zaragoza SIN CONTESTAR.pdf

Por las mismas fechas, Jesús María del Val Recio, Jefe de Sección de Investigación y Fomento del Patrimonio Histórico de la Dirección General de Patrimonio y Bienes Culturales de la Junta de Castilla y León desde 2004, me remitió un extemporáneo e insidioso correo electrónico en el que pretendía firmara el siguiente e ilegal Contrato de Confidencialidad, cosa a la que, por supuesto, me negué:

 2010 04 22 hora Contrato Confidencialidad.pdf

Mis escritos registrados en 2011 ante la Junta de Castilla y León, a la atención de D. Ignacio Barroso González, Jefe de Servicio de Planificación y Estudios de la Dirección General de Patrimonio y Promoción Cultural de la Junta de Castilla y León, y en la web de la Junta de Castilla y León, con conocimiento de la por entonces Consejera de Cultura y Turismo, Alicia García Rodríguez, como los lectores podrán contrastar, siguen sin contestación a día de hoy.

 2010 02 16 Comunicacion SPE VA JCyL.pdf

2010 05 07 Escrito DGPC JCyL.pdf

2013 03 16 h 15 39 COMUNICACION JVR_JCyL.pdf

2013 03 16 h 22 10 COMUNICACION CONSEJERA JCyL.pdf

2013 05 20 h 15 08 COMUNICACION HALLAZGOS JCyL.pdf

Resumiendo: en el caso Iruña-Veleia, los presuntos delincuentes eran todos profesionales ajenos a la Administración.

EN MI CASO LOS PRESUNTOS DELINCUENTES SON TODOS FUNCIONARIOS DE DIVERSAS ADMINISTRACIONES, ENTRE ELLAS, LA QUE TIENE LA OBLIGACIÓN DE VELAR POR LA CONSERVACIÓN DEL PATRIMONIO CULTURAL CASTELLANO-LEONÉS, OBLIGACIÓN QUE ESTÁ INCUMPLIENDO EN LO RELATIVO A TODOS LOS RESTOS DE CALZADAS Y OTRAS INFRAESTRUCTURAS DE ÉPOCA ROMANA QUE HE IDO DESCUBRIENDO Y COMUNICÁNDOLES DURANTE LOS ÚLTIMOS AÑOS...
...TODO ELLO PARA TAPAR LA PIRATERÍA O, CUANDO MENOS, ABSOLUTA INCOMPETENCIA DE ALGUNOS DE LOS MÁS DESTACADOS FUNCIONARIOS QUE INTEGRAN SU PLANTILLA.

Para más información:
(1) IruñaVeleia no es EL MAYOR ESCÁNDALO ARQUEOLÓGICO DE LA HISTORIA DE ESPAÑA

(2) IruñaVeleia no es EL MAYOR ESCÁNDALO ARQUEOLÓGICO DE LA HISTORIA DE ESPAÑA


(3) IruñaVeleia no es EL MAYOR ESCÁNDALO ARQUEOLÓGICO DE LA HISTORIA DE ESPAÑA

(4) IruñaVeleia no es EL MAYOR ESCÁNDALO ARQUEOLÓGICO DE LA HISTORIA DE ESPAÑA

Manifiesto 15 de marzo de 2012

ENTREVISTA A JOSÉ LUIS VINCENTE EN CADENA SER RADIO BENAVENTE:

Continuará...

José Luis Vicente González
05.385.006-Q
30 de enero de 2016